Home Liberalismo Esto es un atraco. Robo a los ahorradores chipriotas

Esto es un atraco. Robo a los ahorradores chipriotas

escrito por Luis I. Gómez 25 marzo, 2013

El grito de “expropiación” recorre Europa. Leo diferentes opiniones y formas de calificar las medidas que debe tomar el Gobierno de Nicosia para acceder a los créditos salvadores de la unión europea. Las condiciones son durísimas, todas, pero una de ellas -la gravación extraordinaria de las cuentas de ahorro con saldo superior a 100.000 € – ocupa el centro de interés de todos por ser una primicia y sentar un precedente: lo podemos denominar cuota de estabilidad, impuestos, expropiación o simplemente robo. Los chipriotas creo que lo llaman robo.

En cualquier caso, es un hecho que los ahorradores en gran parte de Europa y en EEUU llevamos dos años siendo desposeídos en frío del fruto de nuestro esfuerzo por asegurar económicamente nuestro futuro. La pesadilla se manifiesta en forma de tasas de interés negativas y la represión financiera.

atraco.noticiaEn este último episodio de rescate es increíble la zafiedad y falta de tacto con que se comportan los burócratas de Bruselas y los políticos en muchas capitales europeas, más viendo que el problema es relativamente pequeño. Las necesidades de capital de Chipre por un monto de 15,8 mil millones de euros – que se financiará inicialmente con 10 mil millones de euros en préstamos y 5,8 mil millones de euros procedentes del “nuevo impuesto” sobre los depósitos en los bancos chipriotas – son ciertamente modestas. Solo en la nacionalización de Hypo Real Estate, Alemania se hizo cargo de avales por importe de hasta 124 mil millones de euros. En aquel caso,  la violación del tabú se justificó con un “se trata de un caso individual”. Pero casi nadie se lo creyó – lo de “caso individual” -, porque la incertidumbre legal y la ruptura de tabús en la relación gobierno-gobernados en la zona del euro lleva ya mucho tiempo siendo socialmente aceptable y aceptada (Tratado de Maastricht, el mandato del BCE, etc.)

Por supuesto, los ahorradores deben ser conscientes de que necesitan elegir con cuidado el banco de su confianza. Sin embargo, los depósitos, en particular de los pequeños inversores, eran hasta ahora considerados sagrados. Situar la “frontera” de lo que se puede ahorrar sin temor a ser expropiado en 100.000€ destroza la confianza de los europeos no ya en sus bancos, sino en sus gobernantes y en los sistemas habituales de ahorro también. Además, es una advertencia para todos los inversores que, en el futuro, deberán pensar mejor si quieren mantener su dinero en la zona euro. Aunque no se han producido colas a las puertas de los bancos en España, Italia o cualquier otro país de crisis, lo cierto es que el miedo se extiende como la pólvora.

Y el miedo está justificado: ya hace tiempo que nos roban abiertamente el fruto de muchos años de trabajo. En Alemania, el interés de los bonos del Estado a cinco años fue de 0,8 por ciento en Febrero. Las tasas de interés de los depósitos de un día o de los fijos a medio plazo son igualmente bajas. Al mismo tiempo, la inflación se situó en el 1,9 por ciento. El resultado son tasas de interés reales de -1,1 por ciento. Todos los años, el poder adquisitivo real de los ahorradores alemanes se reduce así en un 1,1 por ciento. Sabe usted cómo sonesas cifras en España?

En vista de ello, qué nos impide sacar nuestros ahorros de las cuentas bancarias para protegerlos del robo con el que nos amenazan? Los ahorradores europeos tienen argumentos más que poderosos para terminar pensando que su dinero está mucho mejor bajo el colchón que en un banco de la eurozona. Después de todo nos acaban de mostrar lo fácil que es sacar de la manga un nuevo contrato que deroga de forma unilateral todos los anteriores, dejando al ahorrador absolutamente desprotegido ante la voluntad arbitraria del político de turno.

La confianza se resquebraja: no podemos fiarnos de que la Unión europea cumpla sus propias reglas. No podemos fiarnos de que el BCE asegure la estabilidad del poder de compra del Euro. No podemos fiarnos de las proclamadas voluntades de los diferentes gobiernos sobre su intención de devolver los créditos recibidos. No podemos ir a la cama confiados en que mañana por la mañana nuestro dinero siga íntegro en el haber de nuestra cuenta bancaria.

Ahora sabemos que lo único de lo que nos podemos fiar es de la voluntad de unos cuentos tecnócratas para salvar, sea como sea, el proyecto de unión monetaria. Que las medidas que para ello se adopten no serán siempre ajustadas a ley, pues las leyes se cambian a gusto. Que las reglas del juego serán cambiadas y a nosotros nadie nos preguntará si estamos de acuerdo: ellos tienen el legislativo, la voluntad y las armas que les permiten imponernos sus reglas, siempre!

  • Bastiat

    Alberto… no. No estas en lo cierto. El problema no es la Reserva Fraccionaria, sino el descalce de plazos. Y ese descalce de plazos quien lo provoca, aunque no directamente, pero si indirectamente, es la deuda de los estados que los bancos compran a mansalva. De hecho, si no fuera porque los bancos la compran y luego la renegocian o simplemente la tienen en sus balances, muchos estados no tendrían ni pa pipas. Cosa por otro lado muy buena y muy sana.

    Pero claro, sí es cierto que si los bancos centrales establecen coeficientes de caja del 2% o del 1% están poniendo “aWebo” el que los bancos usen todos sus depósitos en prestar ese dinero o en adquirir deuda. Y se puede prestar pero a menos plazo, no para hipotecas a 40 años, o en comprar deuda a 5, 10 o 30 años…. que eso es el descalce de plazos.

    Y luego el problema viene porque los ciudadanos piden al Estado que sea el garante de sus depósitos, del su dinero, es decir, son los ciudadanos los que instan al gobierno a socializar las pérdidas. Con ello lo que están diciendo los banqueros… no importa que seamos muy irresponsables que luego viene papá estado… y nos salva. Además…. como somos la parte mas importante del sistema para garantizar el derroche de los políticos… ¿cómo se van a negar?

  • Alberto

    El problema es que por cada 100.000€ que hay en un banco chipriota o español, hay 50 personas que piensan que son suyos. Vamos, que se permite a los bancos tener coeficiente de caja menor que 1.

    La solución correcta sería pues quitas -puesto que el dinero no está en el banco, nunca lo estuvo- y a continuación carcel de por vida a los responsables del banco por estafa piramidal y a los políticos desde el ministro de economía hasta el gerifalte del bce por establecer reglamentos que convierten en legal una estafa piramidal. Estilo Madoff en resumen. Pero legal -es decir, permitido por los que mandan, que es lo que significa legal-.

    Como obviamente los que detentan el poder son los mismos que deberían entrar en la carcel, pues nos quedamos con las quitas nada mas. No es mas que eso, una enorme estafa.

    ¿Qué hacer en una situación de inseguridad en los bancos y inflación camuflada (i.e. pérdida de poder adquisitivo constante)? pues no tener dinero. Comprad bolsa, comprad cosas que os hagan falta o amortizad deuda si la tenéis.

  • Bastiat

    Claro y conciso Aranguren… a lo que hay que añadir, si el salvar a los ahorradores chipriotas, aunque sean rusos, o a los Irlandeses, portugueses o los mismos españoles, que han prestado su dinero a cambio de un interés, mucho o poco, baste con que no te cobren por gestionarte un par de miles al mes al ingresar la nómina, ya estas recibiendo un interés en especie, y si encima acudes a un banco a ingresar tus ahorros, unos 10.000, o unos 90.000 o unos 200.000, a cambio de un mayor interés que en otros, la avaricia, ya se sabe, eso tan malo que adorna al capitalismo, lo que no se puede aceptar es que para “salvar” a quien no ha vigilado dónde ponía su dinero…. se lo tengan que salvar aquellos que sí son mas prudentes, o países que no eligen a manirrotos o demagogos de gasto fácil, a cambio de no sé qué derecho a tener seguridad en los depósitos…

    Si uno quiere seguridad, lo que tiene que minimizar es el riesgo. Hay un producto bancario que por poco dinero da mucha seguridad… Se llama Caja Fuerte.

  • Aranguren

    Si se aplicara la legislación ordinaria, esos bancos chipriotas estarían quebrados, entrarían en concurso y todos los acreedores recibirían una parte de sus créditos, pero solo una parte.
    Los accionistas perderían todo, los acreedores con deuda subordinada o similares normalmente también lo perderían todo, y todos los demás depositantes o perderían algo. Pero ademas se generaría un caos en la economía real y un pánico financiero, con una afección brutal a la economia chipriota.

    Para evitar ese caos es por lo que se utilizan reglas “especiales”, que hacen intervenir al estado chipriota y a la UE, de manera que el coste sea menor para los chipriotas y se reparta de forma diferente y en parte sobre el resto de los europeos. De ahí que los inversores “rusos” paguen una parte mayor, porque se les supone responsables de las especulaciones que han llevado a la quiebra a esos bancos. mientras se protege al inversor menor de 100.000 euros.

    No se donde está el problema, salvo en el ridículo de los políticos europeos que permitieron que el presidente de Chipre propusiera hacer pagar a los inversores menores de 100.000 euros, para así salvar a sus amigos “rusos”, poniendo en crisis la normativa europea de protección total a los pequeños inversores. Algún día sabremos las relaciones entre ese político chipriota ,que propuso después llevarse por delante las pensiones de sus conciudadanos antes que subir la tasa a los “rusos”, y los mafiosos rusos que tienen sus depósitos en Chipre para evadir impuestos.

    Por cierto Sr Gomez: no hay ahorros “depositados” en la banca, sino ahorros “prestados” a la banca. Y si el que recibe el préstamo se convierte en insolvente no hay forma de recuperar lo prestado. Así ha sido siempre y así lo será, salvo las excepciones que puedan conseguirse por las normas reguladoras de caracter excepcional y en beneficio de los pequeños ahorradores que promulgan los estados.

  • Secun

    Eso del mal mayor está muy trillado. Para mi no hay mayor mal que el que me roben un dinero ganado legalmente y por el que ya he pagado el IRPF correspondiente. Desde el punto de vista de un “liberal” todavía es más difícil de justificar.
    Frente a la elección entre joderme solo o que se joda el mundo prefiero la segunda. Es una cuestión de matemáticas: en el segundo caso mi riqueza relativa se mantendrá igual.
    La banca presta un gran servicio al estado pero practicamente nulo para el ahorrador. Mi ferretero es más importante para mí que mi banquero; pero nadie lo va a rescatar si tiene problemas.

  • Eso lo dices porque no lees. Como de costumbre 😀

  • lendermain

    Tampoco pasa nada, aquí nos han mangado 100.000 millones a los españoles para rescatar sus pufos y no te he visto denunciarlo tan indignado.

  • Bueno, no veo que los comentarios de Mill resten un ápice de crudeza a lo que denuncio: es un robo y destroza la confianza en el sistema bancario de depósitos.

    Es un robo porque los ahorradores no son, repito, no son los responsables del desastre chipriota, cuyos únicos culpables son el gobierno y los bancos. Ellos no son culpables de que se realizasen operaciones (privadas y, sobre todo, públicas) con dinero que no existía! El hecho de que una bancarrota “normal” hubiese significado una pérdida de capital a todos los depositarios no hace menos delictivo el camino adoptado: solucionemos los errores de gobierno, los errores legales y los errores financieros fruto de la connivente acción privilegiadora gobierno-bancos a costa de los depósitos de la gente.

    Sobre la confianza… creo que no es necesario decir más de lo dicho 🙂

  • Sefuela

    Saludos. Estoy muy de acuerdo con los comentarios de Mill, y muy poco con el artículo de Luis.

    El acuerdo lo tenéis aquí y los detalles (pocos) en la página 3.

    Dado que los depósitos de menos de 100.000 euros no sufren quitas, me referiré solo a los superiores a 100.000, con la puntualización que ha hecho Mill más arriba.
    En realidad las quitas en los depósitos van a financiar la recapitalización del Bank of Cyprus. Se realiza una especie de extraño concurso de acreedores y se inyecta capital en el banco. Sus depositantes sufrirán quitas entre el 30 y 50% según estimaciones.
    El segundo banco del país se “deja quebrar”. son sus depositantes los que sufrirán las quitas más duras, que se calculan entre 70 y 100%. Los menores de 100.000 euros se traspasarán al Bank of Cyprus. El banco acabará por desaparecer.

    Según he leído, el resto de bancos no se ven afectados. Quita cero.

    Así pues, lo que ocurre es que tendremos que vigilar bien donde ponemos nuestros ahorros. No es lo mismo un banco solvente que uno insolvente. Mi conclusión es que se han acabado los rescates gubernamentales, y que han decidido que cada `palo aguante su vela.

    Abrazos para todos.

  • MILL

    El problema es que el dinero no existía en los bancos.
    Si se hubieran liquidado los bancos entonces las quitas serían para todos y del 90 % o más.
    Si Chipre se sale de euro los ahorradores como mucho cobrarían en la nueva moneda que no valdría nada o casi nada y otra vez a perder el 90 % o más.
    Lo que ha ocurrido como muchas otras veces es que el regulador ha fallado más que una escopeta de feria y ahora con el daño hecho pues tienes que aceptar lo que te den.

    Los intervencionistas se lo tienen montado muy bien:
    a) El sistema funciona, eso es que la regulación funciona.
    b) El sistema la pifia, eso es que no se ha regulado lo suficiente… y hay que regular más.
    Pase lo que pase el regulador lo hace bien o muy bien, pero nunca se equivoca, of course.

  • MILL

    La quita funciona así: hasta 100.000 € no te quitan nada. A partir de 100.000 € te quitan el 30 % o el 40 % o lo que les de la gana.
    De tal modo que alguien que tenga 120.000 € y con una quita del 40 % se quedaría con 112.000 €.
    En España por ejemplo comprando bonos a 10 años ganas un 5 % anual, menos impuestos pongamos que te queda limpio un 3 %. Con una inflación del 3 % pues nada, quedas como estabas.
    Lo malo de todo esto es que los millones de euros que se lleva el Estado para financiarse no están a disposición de la iniciativa privada y sin capital no se puede invertir ni crear puestos de trabajo, sin puestos de trabajo seguiremos con 5-6 millones de parados y con ese paro el Estado del bienestar es inviable.
    ¡¡Y patada hacia adelante!!

  • Carlos

    Si o sí, la juerga la va a pagar el contribuyente. Subir el IVA puede ser ya contraproducente, por sus efectos negativos en el consumo, además de su impopularidad contrastada. Con el mantra a cuestas de que tanta austeridad puede no ser buena, toca tirar de cartera. Y aquí el mensaje es claro: como ahorres te crujo, a si es que venga, a gastar. Y a gastar se ha dicho: productos del Pacífico. Con un par.

  • Seecun

    Tu comentario lo firmaría José María “El Tempranillo”. “Si les robo sólo las joyas se quejan, si les robo sólo la bolsa se quejan y también se quejan si les robo ambas cosas”.
    Es decir, que ¿tenemos que asumir que nos van a robar?. ¡Pues que lo digan en su programa electoral!.
    Brindaré con algo caro el día que algún país de un portazo a la mierda de la UE.

  • Eso parece. Lo que yo quiero escuchar de los críticos con esta medida es, una solución que, además de no tocar el dinero de los depositantes, no socialice las pérdidas. Sé que tocar el dinero de los ahorradores es jodido, una decisión que no creo que sea fácil de tomar. Pero todavía no he escuchado una solución mejor para evitar un daño todavía peor. Entiendo la desconfianza y la bajada actual de los mercados. Habrá que leer con más detalle. Sólo conozco el acuerdo por encima, y es sin duda mejor que el rechazado por el parlamento chipriota hace unos días, pero supongo que a un ahorrador con 300.000 euros en el banco, se le darán acciones fruto de la recapitalización.

  • Jes Freewheelin

    Si se rescata a los bancos socializando las pérdidas, se critica el rescate y se propone una quita. Si se articula una quita mediante un impuesto a todos los depósitos, se critica que la quita sea indiscriminada y no se concentre en los de más de 100.000 euros. Si el impuesto se concentra en los depósitos de más de 100.000 euros, se critica que no se proceda a liquidar los bancos. Y si se procede a liquidar los bancos garantizando los depósitos por debajo de 100.000 euros, se critica que no se hayan socializado las pérdidas.

  • No creo que quieran mantener al euro, sino solamente sus salarios.

    Aunque también es posible que sean increíblemente estúpidos, lo cual es factible ya que son designados por políticos electos por la ciudadanía… que no es precisamente muy lista, que digamos…

  • Edy

    He leído en algún lado que habrán “quitas” de un 40% a depósitos de más de 100.000€. No se si habrá algún matiz, pero desde la ignorancia, pienso en dos ahorradores que hace dos semanas tenían 101.000€ en un depósito en un banco de Chipre. Uno de ellos, la semana pasada decidió permitirse un capricho y se compra una Harley Davidson de 20.000€, para lo que recurre a retirar esa cantidad de dinero de su depósito.
    Tras el rescate, según lo que yo (insisto que desde la ignorancia) interpreto, uno de los ahorradores se encontraría con que tiene sólo 60.000€, mientras que el otro conseva sus 81.000€ y la flamante Harley Davidson valorada en 20.000€.

    O, visto desde otro modo más simple, ¿Una persona que tenía 95.000€ ahorrados continua teniendo 95.000€ mientras que el que tenía 100.001€ pasa a tener sólo 60.000€? ¿Se puede dar la paradoja de que los que más habían ahorrado pasen a tener menos que los que habían ahorrado menos?