El “calentamiento global sin precedentes” producido por la ciencia y la prensa basura. Marcott et al, los nuevos héroes.

En España no ha tenido tanta repercusión como en USA.  Estamos distraídos con Corinna, Urdanga, y el Papa. Pero tampoco hemos desaprovechado del todo los espectaculares titulares que proporciona este nuevo hito de ciencia basura de Marcott et al, en la revista Science.

El Mundo:

Diario de Mallorca:

ABC:

En el mundo anglosajón han hecho más hincapié en el lema “calentamiento sin precedentes”:

Washington Times:

De lo que cualquier lector no excesivamente crítico, o sin muchas ganas de perder el tiempo, deduce que tenemos un serio problema con el clima. Todo lo más que se puede esperar es que abra la ventana, y decida que no se trata de un problema especialmente visible. Pero siempre se quedará con el runrún -y tal vez el miedo- de que si lo dice la ciencia, algo habrá.

Y sin embargo no hay nada. Nada más que humo de ciencia basura. Y de prensa basura. Ya son varios los que han examinado los datos de Marcott et al, y todos dicen que el “subidón” de temperaturas modernas no puede salir de esos datos, y que en el trabajo no se explica de donde sale.

Por ejemplo Steve McIntyre, de cuya seriedad y parsimonia es difícil dudar:

Marcott et al 2013 ha recibido mucha publicidad, principalmente porque es una supuesta reivindicación del “Palo de Hockey”. Un número de comentaristas han observado que son incapaces de averiguar de dónde saca Marcott la parte de calentamiento de su gráfico, a partir de esos datos. Añadidme a ese grupo.

marcott-b

La subida ocurre en el punto final de este gráfico (1940), y es un dato aislado. Le he escrito a Marcott preguntándole por los detalles sobre cómo ha conseguido ese calentamiento, señalando que la enorme subida 1920 – 1940 no es característica de los datos en los que se basa. La respuesta de Marcott no ha sido muy explicativa. Dice que han “claramente” explicado que la parte de su gráfico a partir de 1890 no es “robusta”. Yo estoy de acuerdo en que la parte del siglo XX de ese gráfico no es robusta, pero no creo que describirla meramente como “no robusta” le haga justicia a los problemas que supone. Y tampoco es una explicación (de cómo ha salido).

Así que tenemos un estudio cuya afirmación principal sale de una reconstrucción “no robusta” que -que se sepa de momento- ha salido por arte de magia, y está basada en la mezcla improcedente de datos de muy baja y muy alta resolución.

Respecto al problema de la resolución, lo resume así la dra. Judith Curry:

Yo personalmente no veo cómo puede decir este análisis nada convincente sobre la variabilidad climática en la escala de un siglo. [-->]

Willis Eschanbach ha hecho algo mucho mejor. Presentarnos los datos propiamente dichos. Aquello de lo que se supone que salen las afirmaciones de la prensa. No hay mejor contexto. Los gráficos son clicables.

Y en tres imágenes, los 73 proxys por separado:

¿Ni uno solo de los proxys tiene esa forma de “palo de hockey”, pero su media (o su empalme-como-sea) sí?

Lo mejor es leer el análisis de Willis, donde explica que los proxys ni siquiera cumplen los criterios previos de selección. Pero cualquiera puede ver, de un vistazo, que esto simplemente no es serio. ¿De verdad alguien piensa que de la media entre unos datos que muestran, por ejemplo, un calentamiento  notable y constante en 10.000 años, y otros datos que muestran un enfriamiento igualmente notable y constante en el mismo período, puede salir algo de fuste? Pues esto es a lo que la revista Science -nada menos-, y sus revisores, llaman hoy en día “ciencia”. Y es lo que la prensa cree que “demuestra” que nos vamos a achicharrar.

Los interesados en profundizar pueden ir a estos análisis, y a los innumerables comentarios que cuelgan de ellos. Pero puede resumir diciendo que los habituales defensores de la calentología de esos blogs han sido completamente incapaces de presentar la menor defensa de esta aberrante “ciencia”.

Steve Mcintyre anuncia que seguirá profundizando. La primera entrega:

En WUWT, Easterbrook, Middleton y Eschenbach:

En Judith Curry, Rud Istvan:

Nota añadida. Una muestra de la poca finura de la prensa. En España han destacado sobre todo lo de “más caliente que en el 80% de los últimos 11.000 años”. ¿Y bien? ¿Qué quiere decir eso? Nada. Voy a poner un ejemplo. A tomar como algo puramente hipotético, que muestra que la temperatura ahora puede ser estar en el 80% más caliente de 11.000 años, sin que eso quiera decir que nos achicharramos.

marcott-un-ejemplo

No se trata de discutir esta “reconstrucción”. Solo es una herramienta mía, con los mejores datos, para situarme en la discusión. Puede ser mala, aunque no lo creo. Pero indica con claridad que lo del 80% no quiere decir nada. una fase caliente, entre muchas otras, pero menor que las demás. Si fuera así, sería enfriamiento, en lugar de calentamiento.

Valore este artículo

plazaeme

Negacionista. Que no se sabe muy bien si quiere decir que niego que exista el clima; que niego que el clima cambie; que niego que el clima esté cambiando actualmente de forma que no se haya visto antes; o que niego que hayan mostrado que se trata de un problema real, y no imaginario. Nunca me lo explican, y sigo esperando.

Comments are closed.