Home Economía ¿Dónde nos llevará esta locura?

¿Dónde nos llevará esta locura?

escrito por Arturo Taibo 7 febrero, 2013

MASSIVE SPILL

 

 

Hace año y medio (verano de 2011) publiqué esta serie de artículos:

El segundo rescate griego.

Los planes de estímulo en USA.

Japón al borde del abismo.

Como han podido comprobar desde entonces las cosas han ido a peor, o mejor dicho han seguido su propia inercia.

Los keynesianos/inflacionistas han seguido con sus políticas de gasto público y déficit y la crisis sigue sin solucionarse.

Alguien dirá que en la zona euro se sigue una política de austeridad pero la realidad es que el gasto público no disminuye y los déficits públicos apenas se moderan un poco. Y por otro lado el BCE tuvo que inyectar liquidez (un billón de euros) para que el sistema financiero no se derrumbase y pudiese seguir comprando deuda pública.

Estamos atrapados en una situación donde los keynesianos (Krugman, Stiglitz, toda la socialdemocracia europea y el partído Demócrata USA y el Partido Liberal de Japón) siguen empeñados en que si no se sale de la crisis es porque todavía no se ha inyectado suficiente dinero mientras que los economistas que creemos que la solución pasa por el equilibrio de las cuentas públicas y la liberalización de mercados, aunque reconozco que eso traerá a corto plazo  una recesión (los mercados no se equilibran automáticamente) y por supuesto una (necesaria) deflación, seguimos predicando en el desierto.

De sobra está decir que la gente, después de cinco años de crisis, no quiere oír hablar más de recesiones ni de bajadas salariales, en cambio las propuestas de “aumentar el gasto público para aumentar la demanda y crear empleo”, de “flexibilizar los objetivos de déficit” o de “políticas de crecimiento” cada vez tienen más éxito.

 

Falseando la realidad.

Después de cinco años de políticas fiscales expansivas la cosa sólo se sostiene porque se intenta engañar a la gente… y porque los keynesianos jamás reconocerán que se equivocan.

Krugman, Stiglitz y compañía siguen con la misma cantinela de que “como no hay inflación no pasa nada”, como no cuentan la inflación de activos, así cualquiera. Luego ya se sabe esas burbujillas inmobiliarias, de materias primas o de acciones son culpa de los especuladores.

Y cuidadito con rebajar calificaciones a USA, que ya sabemos lo que opina Obama.

Y cómo se las gasta cuando alguien le lleva la contraria.

 

Pero no puede sostenerse indefinidamente.

USA y Japón están quebrados. Y para seguir adelante tienen que imprimir dinero a lo bestia.

Japón: a partir del año que viene el BoJ (Banco de Japón) comprara 13 billones de yenes (109.800 M€) AL MES!! en activos (supongo que dudosos).

USA: La Reserva Federal compra 85.000 M$ AL MES!!! en bonos del Tesoro y títulos hipotecarios (más basura).

Cuando el deficit por cuenta corriente de España rondaba los 100.000 M€ y cualquier mil eurista con un contrato de tres meses se compraba un piso de 250.000 € estaba claro que que aquello no podía durar.

Pues con esto pasa lo mismo. Es más, cuando más dure esta loca carrera de pagarse las deudas imprimiendo dinero peor será el desastre.

 

M1 USA 2012

 

¿Crecerá la oferta monetaria de USA hasta el infinito y más allá?  Parece que Obama cree que sí.

 

 

DEUDA PUBLICA JAPON

En los últimos 18 años la deuda pública de Japón ha pasado del 80 % del PIB al 220 %,

¡Y sin ninguna intención de parar el déficit!!

 

 
Si esto no da miedo no se el qué.

A final de este año la deuda pública de estos ocho países superará los 27 billones de euros.

PREVISIONES DEFICIT OCDE FMI  2013

 

 

 

 

POBLACION JAPON
 

 

 

¿Cómo diablos va a pagar una población en caída libre una deuda que crece sin control?

 

DESEMPLEO USA 2007 2012 PREVISTO Y REAL
 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recordemos por último que los planes de estímulo, esos que tanto reclama la izquierda en Europa, no han dado los resultados que se esperaban.

 

 

¿En qué acabará esta locura?

No soy futurólogo. Las opciones que se abren son muy variadas pero a corto y medio plazo todas muy malas. Lo que está claro es que el aterrizaje, suave o de emergencia, es ya imposible. Volamos muy alto y el poco combustible que queda el sr. Obama y el sr. Abe se lo están gastando en subir. En Europa tampoco se está haciendo ningún progreso por  controlar el gasto público.

Los mercados tardarán mucho tiempo en ajustarse al cataclismo que supondrá dejar de imprimir dinero. Y alguna vez se tendrá que dejar de imprimir dinero, a no ser que se quiera provocar una hiperinflación, el peor escenario posible.

Además tanto en USA como en Japón se ha puesto una condición suicida: ligar el fin de la impresión de dinero y los tipos de interés cero a una tasa de desempleo. Como cualquiera puede comprender, menos los asesores de Obama, en el momento que el desempleo se aproxime a la tasa fijada y por tanto estén apunto de acabarse los estímulos y por tanto de empezar una recesión brutal, ¿qué creen que harán las empresas y los inversores?

En el mejor de los casos, hay que ser optimista, cuando se deje de imprimir dinero y se produzca el ajuste fiscal correspondiente se producirá una recesión brutal. Pero si la opinión pública acepta políticas pro mercado la salida puede ser relativamente rápida, tres años más o menos, y puede que no se vuelvan a repetir los errores… durante un par de décadas al menos.

Del peor de los casos no quiero ni hablar, que luego se dan ideas.

Nota final:
La verdad es que este artículo es un poco flojo: me limito a repetir lo evidente una y otra vez pero mejor dejarlo publicado para que luego, cuando la cosa explote,  nadie diga lo de:

“Ningún economista supo prever esta crisis…”