Home Liberalismo La voracidad fiscal expulsa de España a las empresas

La voracidad fiscal expulsa de España a las empresas

escrito por Redaccion DEE 6 febrero, 2013

El Partido de la Libertad Individual (P-LIB) ve con preocupación la continuada caza de brujas contra los generadores de valor y riqueza. El precedente creado por la reciente sentencia del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) contra la empresa tecnológica DELL, obligándola a una mayor tributación en el mercado español (aunque parte de la facturación se haya emitido desde otras jurisdicciones) demuestra el afán saqueador del Estado para con las empresas que generan puestos de trabajo y riqueza real que revierte en la sociedad. Ayer fue DELL, hoy podría ser Google, y mañana quién sabe qué otras empresas, pequeñas o grandes. Esas empresas, finalmente, deberán decidir si la extorsión a la que les somete el Estado les merece la pena o por el contrario deberían instalarse en otros países, como ya lo han hecho muchas otras en lo que llevamos de crisis.

IMPUESTOSEl P-LIB llama la atención a los ciudadanos sobre los constantes ataques del hiperestado. Sin iniciativa privada, el dinero pronto se acabará y no habrá máquina de imprimir billetes que cubra esa pérdida de valor. Éste sólo puede generarlo una riqueza real basada en el ahorro y en la productividad. Y cuantos más impuestos se le aplique a la actividad empresarial, menos prosperidad nos espera a los ciudadanos. El ejemplo de la sentencia sobre Dell es claro y nadie debería llamarse a engaño: esa mayor tributación saldrá de los bolsillos de los ciudadanos. Mientras los políticos dan caza al empresario que revierte parte de sus ganancias en el país, sojuzgándole porque no quiere entregarles toda la riqueza generada, esos mismos políticos no pierden ocasión de esconderse en jurisdicciones menos lesivas que la nuestra para la propiedad privada, como podemos comprobar siempre que surgen nuevos casos de corrupción. Pero, si los ciudadanos productivos y sus empresas emplean los centros offshore para refugiarse del expolio, los políticos los utilizan en cambio para esconder ilegítimamente el producto de su saqueo a los primeros.

El P-LIB invita a la ciudadanía a reflexionar sobre la grave crisis ética que sufre nuestra sociedad como consecuencia del modelo socialdemócrata que menosprecia la propiedad privada convirtiéndola en mera posesión, saqueable por vía fiscal y burocrática según los intereses de quienes ostentan el poder político de turno. Roxana Nicula, Secretaria de Acción Ciudadana del P-LIB, ha declarado que “mientras sigamos penalizando al generador de riqueza, mientras pretendamos que los beneficios de quienes la producen se los quede el Estado para financiar los privilegios de la casta gobernante, España seguirá por el camino de servidumbre que esa misma casta nos obliga a transitar”.

Escrito por Roxana Nicula para el Partido de la Libertad individual.