Valoración de las Elecciones Catalanas desde el P-Lib

El Partido de la Libertad Individual (P-LIB) valora con escepticismo el resultado de las elecciones al Parlamento de Cataluña, que una vez más se salda con un 100 % de escaños colectivistas que responden en diversos grados a los dos nacionalismos contrapuestos. El P-LIB catalán se sitúa radicalmente alejado de todos esos partidos colectivistas, e indiferente respecto a sus respectivas identidades nacionales. Los liberales catalanes luchamos por la libertad de cada persona, que es previa y superior a cualquier mito nacional, a cualquier identidad etnocultural o lingüística y a cualquier imposición de las masas. La autodeterminación que defendemos con pasión y convicción es la individual.

Lamentando el estéril y manipulador “juego de patriotas” en el que unos y otros han convertido la política catalana, nos reafirmamos en el Documento sobre el nacionalismo, el modelo territorial y las propuestas de secesión aprobado el pasado mes de septiembre por el Comité Ejecutivo Federal.

El P-LIB recuerda que el Veto Electoral impuesto por la Junta Electoral Central en el caso de Cataluña, en unagravio comparativo frente a las demás comunidades autónomas (y sobre el cual no se ha posicionado ninguno de los partidos electos ayer) ha hecho inviable la presentación de candidaturas liberales a estos comicios. El P-LIB catalán seguirá trabajando por crecer, fortalecerse y llevar a todas las comarcas su mensaje de menos Estado (a todos los niveles territoriales) y de más Libertad.

La composición del nuevo parlamento deja clara la existencia de una mayoría soberanista que anhela la realización del referéndum y que es en gran parte favorable a la independencia de Cataluña, pero deja clara también la presencia de una gran parte de la población catalana que no la desea. Esta ruptura de la sociedad, polarizada en dos campos, es producto de la irresponsabilidad de los diversos partidos colectivistas. Los liberales abogaremos siempre por tender puentes entre las dos Cataluñas y promover que cualquier disputa se dirima con pacífica sensatez. De la misma manera, trabajaremos por una relación civilizada con el gobierno central y con las demás comunidades autónomas que hoy componen el Estado, sea cual sea el proceso político que en adelante se desarrolle. La convivencia pacífica en un marco de libertad de todos los ciudadanos, con independencia de sus ideas, creencias y apegos nacionales, es la prioridad que los liberales nos marcamos ante la locura colectiva que se ha apoderado de unos y de otros. Trabajaremos por la coexistencia pacífica de ideas y visiones en una Cataluña plural.

Por último, el P-LIB considera que la fuerte bajada electoral de CiU pone de manifiesto que una parte sustancial de la sociedad catalana no ha caído en la trampa de Artur Mas, consistente en exaltar justamente ahora los sentimientos nacionales para ocultar su desastrosa gestión de gobierno: introducción de nuevas tasas, subida de impuestos y recorte de servicios a los ciudadanos en vez de recortar los privilegios y las subvenciones a partidos políticos, sindicatos, asociaciones y empresas. Además, los liberales catalanes vemos con preocupación el avance de partidos que tienen un carácter altamente intervencionista en economía y que dificultarán con sus políticas la salida de la crisis y alargarán el inevitable proceso de ajuste post-burbuja económica. Los problemas más acuciantes de Cataluña, que ni se paliarán ni se acentuarán con un proceso de secesión, sólo podrán combatirse reduciendo el poder asfixiante y el coste insostenible de las diversas administraciones públicas, incluida la Generalitat y los innumerables organismos dependientes de éstas.

El Coordinador General del P-LIB catalán, Rubén Sandamil, ha afirmado que “lo que Cataluña necesita es menos impuestos, menos deuda, menos injerencias políticas en la vida de cada uno de nosotros y en el devenir espontáneo de la sociedad”, añadiendo que “todo eso es justamente lo que Mas y CiU no han sabido o no han querido darnos, y eso no puede ocultarse tras una estelada”. “Lo que Cataluña necesita para recuperar la senda de la prosperidad es mucha más libertad en todos los ámbitos de la vida y sobre todo en el económico, no pelear por mitos y entelequias patrióticas, sean de un lado o del otro, mientras el mundo se encamina, afortunadamente, hacia la plena globalización en todos los órdenes”, ha añadido, concluyendo que “el principal problema no es si el Estado está más o menos descentralizado (lo que debería vincularse a la maximización de la eficiencia) o si coincide o no con un sentimiento nacional, sino si su tamaño es desproporcionado e insostenible y si está impidiendo el ejercicio de la libertad individual de los ciudadanos, ya sea en lo económico o en lo personal”.

Valore este artículo

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. Ser uno mismo capaz de identificar y reconocer los propios errores. Darse cuenta que mantenerse en estado contínuo de aprendizaje es un paso esencial para garantizar la propia libertad. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

Latest posts by Luis I. Gómez (see all)

14 Comentarios

  • Me siguen dejando indiferente los comunicados del P-Lib. Ese afán de pretender quedar equidistante de todo y no llamar a las cosas por su nombre para no dar miedo no es una fórmula apropiada: desencanta a los liberales y no da un mensaje nuevo a los legos en la materia. Parece un partido más del montón.

    Así, denunciar que los políticos estén realizando recortes en los servicios a los ciudadanos “en vez de” recortar privilegios y subvenciones a la casta política es un grave pecado liberal. Se supone que hay que recortar todo, no una cosa o la otra. ¿O es que acaso el P-Lib busca mantener el estado de bienestar y promete hacerlo recortando sólo el chocolate del loro?

    Mucho palabrerío, poco mensaje y además incongruente. Si tienen vergüenza de hablar clarito, que no hablen. Y si lo que dicen es lo que quieren decir, que borren lo de Lib y que se pongan otra etiqueta.

    Es cierto que probablemente al liberalismo le haga falta desarrollar una dialéctica más simple y cercana al pueblo que no tiene conocimientos de economía. Pero la solución no va por paños calientes ni actuando como adultos que endulzan las cosas para no asustar a los niños, eso es de socialistas. Si el liberal no cree en que sus iguales sean capaces de asimilar la verdad y actuar responsablemente, entonces su lucha no tiene sentido y probablemente -como ya ha sucedido- degenerará en socialismo.

    • Tienes razón, hay que dejar las cosas claras. Mira como le ha salido a Mas la estrategia de decir una cosa y hacer la otra.
      Yo creo que el cabreo del pueblo ya es tanto, que no quieren oír hablar de recortes, y aunque se use toda la dialéctica posible, seguirán cabreados.

    • Juano, si eres liberal o libertario, tu critica no puede dejar indiferente. Desde dentro hago otra lectura: Este Bienestar del Estado promete unos servicios esenciales, como educación, sanidad y pensiones y los complementa con otros gastos mucho mayores y muy variados y eclecticos. Cuando las cosas van mal no empiezan a “recortar” (eufemismo en si) lo “extra” sino aquello que segun ellos mismos es lo esencial. (Wert sube subvenciones al cine un 70%) El P-Lib pide cheque escolar y sanitario (con servicios privados) y capitalizar las pensiones, con la revolucionaria noción que si pagas algo, debes de poder disfrutarlo y elegir el proveedor. Por eso criticamos a los partidos colectivistas. No con el objetivo de mantener el hiperestado, ni mucho menos. Los demas no es equidistante, sino equi-indiferente. Hay liberales y libertarios muy, muy relevantes en España que estan en el P-Lib o la apoyan en público. Por lo menos merecemos un trato algo mas “friendly”//generosa y con toda franqueza te digo que entre liberales-libertarios tenemos que aportarnos ideas, no criticar una supuesta estetica no compartida.

      • Roald, si no ves el trato “friendly” y generoso en las críticas que hacemos a un partido que supuestamente es el nuestro, es que no estás entendiendo el motivo de lo escrito.

      • Creo que estos comunicados siguiendo las noticias de actualidad son un error estratégico. Primero porque es lo que hacen todos los partidos y, segundo, porque así el P-Lib renuncia a liderar una corriente de opinión que enuncie y defienda sus ideas.

        Por otro lado, en lugar de meterse en todos los charcos con cuidado, creo que sería más productivo centrar el mensaje en pocos puntos, no más de cinco, de manera que sean fáciles de explicar y consiguiendo que avancen se obligue al sistema a correcciones secundarias. Así, por ejemplo podríamos tener:

        -Déficit cero. Prohibir que el estado gaste más de lo recaudado. Eso automáticamente obliga a realizar recortes y a abandonar el clientelismo político como motor legislativo.

        -Tipo impositivo único y limitado. Así se simplifica la relación entre contribuyente y administración, se da certidumbre al marco institucional incentivando la actividad económica y se pone límite financiero al crecimiento de la burocracia.

        -Coeficientes de caja del 100%. Es fácil vender que los bancos tienen que ser como cualquier empresa, que no deben poder emitir dinero a partir de apuntes contables. Logramos así una asignación de recursos más eficiente.

        -Patrón oro / libertad de moneda. Limitamos más el estado y rompemos los ciclos económicos keynesianos.

        Los tiros deben ir por ahí. Algo simple, directo y con efectos secundarios liberalizadores. No como hasta ahora, que se dispara a todo siguiendo a los medios de manera bastante penosa…

        Saludos.

      • Pues estos puntos que mencionas los suscribimos y estan en nuestros comunicados y en nuestro programa marco. Estariamos encantados en que miltaras en el P-Lib y asumieras la responsabilidad de escribir las notas. Hemos escrito 500 y creo que son mejorables, como todas las cosas en la vida.

      • Por ahora estoy votando con los pies y ya voy por Angola, así que mucho tienen que cambiar las cosas para que pueda plantearme tu bienvenido ofrecimiento.

        Como ya he comentado anteriormente si participo en estos artículos es para intentar colaborar a un proyecto común en la medida de mis posibilidades.

        En cuanto a los puntos que indico, me alegro que estén integrados en el programa, pero a lo que me refería es a que deben ser el eje de la comunicación. Y ha de ser una comunicación planificada, no a la merced de la actualidad mediática.

        Por último, tu otro comentario indicando que el gasto público de sanidad y educación es sólo de un 1,9% me deja serias dudas de la rigurosidad y seriedad del proyecto del P-Lib…

  • Estoy contigo Juano. El comunicado da una de cal y otra de arena: ¿cómo se va a reducir un Estado de “tamaño desproporcionado” sin “recortes”? ¿Se habla en el comunicado de capitalizar pensiones, o del cheque sanitario?

    Roald, es mentira que los gastos de sanidad, educación y pensiones sean poca cosa en comparación “con otros gastos mucho mayores”. En general, al menos la mitad del presupuesto de las CC. AA. se destina a sanidad y educación, y las pensiones son unos 100.000 millones de euros al años. A esas cantidades, súmale los gastos de policía, justicia, ejército y subsidio de paro, y ya me contarás de qué “otros gastos mucho mayores” estás hablando.

    De un político se espera que sepa al menos hacer un análisis político. Equiparar nacionalismo español y catalán es un error, más aún si los calificas de violentos. Asumir que el PPC o C’s son partidos españolistas, otro. Y decir que ha aumentado la representación de los partidos colectivistas (cuál de los partidos con representación parlamentaria no lo es), otro más.

    A partir de ahí, si quieres aceptar la crítica, bien. Si no, también.

    • Oscar, los gastos de sanidad y educacion son el 1,9 % del gasto. Chocolate del loro. Es caro y ineficiente ademas de malo? Si lo es, pero no son estos dos gastos los que quiebran España:

      http://www.juandemariana.org/comentario/5613/fin/estado/bienestar/espana/

      Pensiones es otro cantar. No podemos repitir en todas nuestras notas, todos nuestras posiciones. El sistema de pensiones es una estafa piramidal y el gasto es muy insostenible.

      http://Www.pensionesdignas.es

      Y encuanto a nacionalismo centripeto frente a centrifugo, ambos muy colectivistas, incl Ciutatans, estoy 100% de acuerdo con linea del P-Lib que se que no gusta o no se entiende en Madrid, Castilla o Andalucia. Alli rompemos nuevamente los topicos.

      • Roald, son el 1,9% del gasto de la Administración central, una cantidad lógica teniendo en cuenta que las competencias están transferidas a las Comunidades Autónomas.

        Permíteme que no busque enlaces en Internet y te cite a Alberto Recarte, El desmoronamiento de España (más conocido como Informe Recarte 2), p. 197: “La sanidad y la educación suponen, en conjunto, el 53,4% del total, destinándose, ese año 2007, 51.715 millones de euros a sanidad y 34.175 millones a educación”. Las cifras se refieren a presupuestos iniciales consolidados.

        En la misma referencia se descompone el presupuesto consolidado de la Comunidad de Madrid (incluyendo empresas públicas) para el año 2010: 4779 millones en educación y 7078 millones en sanidad, sumando 11.857 millones sobre un presupuesto total consolidado de 20.306 millones, o sea, el 58%

        Realmente, y perdona que te lo diga, tu comentario no ha podido ser más inoportuno. Hoy se ha publicado que las Comunidades Autónomas no van a cumplir el objetivo del déficit, señalándose especialmente a las Comunidades Autónomas de Cataluña, Valencia y Murcia.

        En cuanto a las pensiones, señalar que me he limitado a criticar esta frase: “Este Bienestar del Estado promete unos servicios esenciales, como educación, sanidad y pensiones y los complementa con otros gastos mucho mayores”, dando a entender que hay “otros gastos mucho mayores” que “educación, sanidad y pensiones”. No sé qué gastos son ésos, y es lo que he querido rebatir, sin entrar a discutir modelos alternativos para la educación, la sanidad o las pensiones. Quizás te haya entendido mal, y querías decir otra cosa.

        Desde mi punto de vista, se hace muy difícil llamar ‘españolista’ a Alicia Sánchez Camacho, quien ha llegado a defender el pacto fiscal para Cataluña; a mí me parece una oportunista. Y C’s, por lo poco que sé, es tan catalán como español, o sea, ni catalanista ni españolista. Y, en mi opinión, el equiparar un nacionalismo que propugna y practica desde las instituciones la discriminación del castellano, lengua oficial del Estado, con otro que está hasta las narices hasta el punto de que muchos opinan que es mejor que se vayan (postura manifestada reiteradamente por Jiménez Losantos y César Vidal, que comparto), me parece produndamente equivocado.
        Un saludo
        Ernesto Furió Carballal

      • 1. Yo nunca he dicho que las pensiones no son un gaso importante. He dicho que educación y sanidad sobre gastos totales de estado y comunidades autonomas es secundario (aunque importantes). El P-Lib no aboga mantener el gasto, sino convertirlo en un sistema totalmente privado y liberalizado, con cheque escolar y sanitario pars aquellos sin recursos de pagarlo por su cuenta. Dado que una plaza privada es de mayor calidad y de menos coste que uno publico, se puede conseguir mas calidad a mucho menos precio.

        2. Las pensiones de reparto son un esquema Ponzi y es una bomba de relojeria para todos nosotros.

        3. El P-Lib cree que cads CCAA o cada ay-untamiento deberia financiarse con sus propios ingresos fiscales, no con sistemas de transferencias.

        4. Te cito la Juan de Mariana; “La causa son las siguientes partidas, que juntas suman el 55% del gasto: las pensiones, desempleo, fomento del empleo, otras prestaciones económicas, servicios sociales y promoción social, acceso a la vivienda y gestión y administración de la seguridad social. Es decir, el Estado del Bienestar en sí mismo es lo que nos lleva al abismo y a la quiebra más absoluta. El sistema actual está listo para sentencia. No se genera riqueza para pagar estos servicios.

      • Roald, sobre educación y sanidad tus palabras exactas fueron: “son el 1,9% del gasto” y “Chocolate del loro”.

        Todo en lo que podemos estar de acuerdo lo tiras por la borda al actuar como un político del montón negando en el mismo sitio lo que has dicho o reinterpretándolo. ¿Educación y sanidad es sólo el 1,9% del gasto? ¿De repente el “chocolate del loro” se utiliza para cosas importantes de las que hay que ocuparse -pero con el sutil matiz de que no son las más importantes-?

        Tiene lógica priorizar por volumen de gasto, pero por filosofía todo entra en el mismo saco. Tal y como expones tus ideas parece que si se lograra sostener el sistema recortando pensiones y demás partidas prioritarias, pero con una presión fiscal como la actual, te darías por satisfecho. No creo que sea el plan, pero si convences a algún neófito gracias a esta ambigüedad la estás liando parda y te estás metiendo en la clase política habitual de lleno.
        El planteamiento para alterar el esquema de la sanidad y de la educación es de ideas, de filosofía. Luego la prioridad de acción puede basarse en datos económicos, o en impacto social, o en viabilidades, o en lo que sea. Pero centrar todo en un parámetro desde el inicio, y además con datos erróneos, no parece una estrategia bien meditada.

        Coño, entre las maneras que muestras y la apariencia que das, entiende que muchos no saltemos de alegría con lo que nos presentas. Y mira que tenemos ganas de saltar de alegría…

      • Una aclaración: la sanidad y la educación supusieron el 53,4% de la suma de los presupuestos iniciales consolidados de las Comunidades Autónomas para el año 2007, en línea con lo que dije en mi primera intervención: “En general, al menos la mitad del presupuesto de las CC. AA. se destina a sanidad y educación”.

  • Teniendo en cuento lo que se suele oir de partidos politicos, este es un grato comunicado. Se deja cosas en el tintero pero lo que dice, lo dice bien.