Home Derecho Desahucio espectáculo.

Desahucio espectáculo.

escrito por Arturo Taibo 21 noviembre, 2012

El mundo del periodismo hace tiempo que no se rige ni por la objetividad, ni por la veracidad. Luego encima se consideran “periodismo serio y de calidad”.

No dejan pasar ni una sola ocasión para manipular la información. La última ha sido la de los desahucios.

Desahucios los ha habido toda la vida. Y desde que empezó la crisis,  ¡¡hace cinco años!! ,  ha habido muchísimos. Los hay por impago de hipotecas y también por impago de rentas. Los hay de vivienda principal o única y los hay de segundas viviendas, de locales comerciales, de naves industriales y de oficinas.

No todos los desahucios son igual de graves para el desahuciado, no es lo mismo perder una segunda vivienda que la primera o que te desahucien del negocio con el que te intentas ganarte la vida.

Ya en el 2008, cuando las consecuencias de la crisis apenas se empezaban a sentir, se suicidaban en España, por término medio, más de 9 personas diariamente, 285 personas mensualmente. Desde luego no sería muy difícil encontrar entre todas esas personas aunque fuese un 1 % que  estuvieran en un proceso de ejecución hipotecaria o de desahucio por impago de renta. Puede ser todo lo triste que se quiera pero lo más lógico es que haya varias decenas de personas que se suiciden en esas circunstancias al cabo de un año. En definitiva que el “descubrimiento periodístico” de personas que se suicidan cuando están a punto de perder su vivienda no es tal.

Es más, lo “raro” es que, después de cinco años de crisis, los “periodistas”  se enteren ahora de que hay personas que se quitan la vida por problemas económicos.

De hecho la bola de los “desahucios espectáculo”, que ya había empezado con diversas plataformas, no empezó a crecer  hasta que se suicidó una destacada  militante del PSOE. Caso en el que además la suicida no iba a ser desahuciada por una hipoteca propia sino por un aval que que había concedido. La suicida y su marido tampoco eran unos indigentes sino dos personas con unos buenos empleos. Pero el PSOE que venía de sendos fracasos en las elecciones gallegas y vascas y con las encuestas en contra decidió que había que utilizar el asunto de los desahucios como arma política.

Y una vez conseguida la atención de los medios se creó la “alarma social”, difuso término con el que se califica un asunto sobre el que los medios de comunicación y los políticos han decidido que le importa  o le debe importar a la gente. Luego a este asunto ya se apuntan toda clase de indocumentados y demagogos para dar su opinión  y sacar su tajada en forma de dinero, de audiencia o de minuto de gloria.

Pero información, lo que se dice información se ha dado muy poca  y en los “prime time” lo que se ha hecho es más bien desinformación.

 

HECHOS.

El crédito hipotecario minorista son unos 650.000 M€.
El crédito a promotores inmobiliarios son unos 300.000 M€
Entre los dos suponen el 45 % del total de la deuda privada en España (2,1 billones de euros).

El índice de morosidad en créditos hipotecarios a personas físicas estaba antes de la crisis (2006) en un 0,47 %. A finales del 2007 subió al 0,77 %. A finales del 2008 ya llegaba al 2 %.

En 2011 estaba en el 2,7 %.
Actualmente la morosidad del crédito hipotecario a personas físicas está en el 3,1 %. (página 24)

Dicho de otro modo casi el 97 % de las personas que tienen hipotecas las están pagando puntualmente. Por tanto decir que el problema de los desahucios es un problema generalizado es falso. Sin embargo sí se puede decir que el problema de los desahucios es un problema grave… desde hace cuatro años.

Es falso decir que la deuda hipotecaria de los españoles sea de 20.000 M€, la deuda hipotecaria de particulares es de 650.000 M€.

Si estimamos la deuda media por hipoteca en 120.000 €, hay en España 5.416.000 personas con una hipoteca, de ellas sólo 168.000 tienen problemas para pagarla.

Hay también 2,5 millones de familias que no tiene vivienda propia y que viven en régimen de alquiler. No hay datos fiables de la cantidad de desahucios por impago de alquileres.

Si estimamos que las familias con problemas de pago de alquileres son similares a los de las familias con hipotecas, el número de familias con problemas para pagar los gastos de su vivienda estaría en 250.000 afectando a unas 750.000 personas en toda España.

 

REFLEXIÓN.

Si se anulase la deuda de las familias morosas, ¿por qué iban a seguir pagando las otras 7.666.000 familias?

 

HECHOS.

Los bancos han emitido cédulas hipotecarias que tenían un saldo en septiembre del 2012 de 426.000 M€.

Una cédula hipotecaria es un producto financiero con el cual se financian los bancos.
Los bancos obtienen préstamos para los que ofrecen como garantía las hipotecas que ellos mismos financian.Es decir, en caso de que los bancos no devolviesen el dinero de las cédulas hipotecarias, los ahorradores que prestaron su dinero al banco se harían con las hipotecas de los bancos

Es por tanto vital que la hipotecas sean solventes, o que en su caso puedan ejecutarse, para que los bancos puedan seguir refinanciandose y  puedan conceder nuevos créditos.

 

REFLEXIÓN.

¿Qué ocurrirá si la gente que no paga sus hipotecas se queda en los pisos? Pues que nadie compraría cédulas hipotecarias, porque las garantías habrían desaparecido, y  no habría crédito para nadie.
¿Han oído ustedes hablar de estas cédulas hipotecarias en el debate de los desahucios?

AQUÍ tienen una opinión bien fundada.

.
HECHOS.

Cuando la gente dice que “la vivienda es un derecho” olvida que existen dos clases de derechos. Por un lado los “derechos que no cuestan nada”, por ejemplo la libertad de expresión:  yo puedo ejercer mi libertad de expresión sin que le cueste nada a nadie y sin que menoscabe la libertad de expresión de nadie.

Por otro lado están los “derechos que cuestan dinero”, el derecho a la vivienda de unos es al mismo tiempo la obligación de otros de trabajar gratis  para construir la vivienda.

Los derechos “que cuestan dinero” son al mismo tiempo obligaciones para otros.

Si la persona con los “derechos que cuestan dinero” es la misma que la que tiene las obligaciones no pasa nada (cada cual se paga su vivienda) pero si el derecho de unos es la obligación de otros la cosa cambia. Cuando se habla de “derechos que cuestan dinero” hay que hablar también de las obligaciones que causan esos derechos porque sino el debate no tiene sentido.

 

Es falso que en España no existan medios por parte del Estado para impedir que las familias desahuciadas tengan que vivir en la calle. Lo que pasa es que muchas no cumplen los requisitos que se piden, es decir que sí tienen medios para pagarse una vivienda. Se está intentando vender a la opinión pública un problema que en realidad no existe. Se utilizan además tragedias personales para hacer más creíble la mentira.

Es falso que el Estado le haya dado a Bankia 30.000 M€, la cifra es inferior a los 22.000 M€.

Bankia no es el único banco formado por antiguas Cajas de Ahorro que ha recibido dinero.

Los mismos políticos y jueces que ahora se llevan las manos a la cabeza por los desahucios fueron los que en su momento impidieron la liberalización del suelo, los que fomentaron la extensión de las hipotecas desde las Cajas de Ahorro (con un 60 % del crédito hipotecario minorista), los que se financiaron con los pelotazos inmobiliarios producto de las recalificaciones de suelo y los que no calcularon que sería imposible financiar un Estado que gastaba 460.000 M€ al año cuando la gente y las empresas dejaran de endeudarse.

De todos modos el auténtico problema en España no es la morosidad en el crédito hipotecario minorista si no en la morosidad de los promotores inmobiliarios.

¡¡¡La morosidad en el crédito a promotores inmobiliarios es del 27 %!!!!

Los créditos morosos al sector de promotores inmobiliaros suponen casi 80.000 M€, cuatro veces más que los del sector particular. Y lo peor es que  muchos de estos créditos sólo tienen como garantía solares cuyo valor actual es de 0,00 €.

El banco malo, alias Sareb, se tendrá que “comer” todos estos créditos, aunque eso sí, lo hará con unos descuentos que estarán entre el 40 %  y el 80 %.

Resumiendo entre unos y otros tendrán que hacer frente a las pérdidas que generen todos esos créditos, más los créditos personales impagados (actualmente con una morosidad del 7,5 %) y los impagados de empresas (excluyendo las de promotores inmobiliarios) que tienen una morosidad del 7,8 %.

Unas pérdidas se sufragarán (ya se están provisionando) con cargo a los beneficios de las entidades y otras con cargo al Estado. ¿Cuál será el coste para los ciudadanos? Es imposible saberlo ahora. Lo seguro es que la banca privada no costará un céntimo al Estado.

 

MIS OPINIONES.

Los causantes de todas estas pérdidas millonarias son los españoles, que con su derecho al voto eligieron a los representantes del Estado y a los consejeros y presidentes de las Cajas de ahorro.

No veo por tanto injusto que quienes causaron la crisis la tengan que pagar ahora, máxime cuando siguen votando a los que causaron el desastre.
En mi opinión el coste final para el Estado será de unos 50.000 M€, unos 1.100 euros por españolito.


Aunque existen toda una serie de pérdidas ocultas, en forma de todas las ineficiencias y desequilibrios introducidos en la economía española por la expansión de crédito al sector inmobiliario, que son muy superiores a las pérdidas por impagos de hipotecas y que están pagando todos los españoles.  

Es cierto que como eximente se puede alegar que el 99 % de los españoles son analfabetos en temas financieros y económicos. Pero también es cierto que casi nadie hace algo para remediarlo y que la mayoría de la gente está encantada con su particular teoría económica aunque haya dado muestras sobradas de no funcionar.

Y hablando de analfabetos económicos, mi querida querida Cristina Fallarás me sorprendes. Una persona culta y preparada como tú no debería ser una analfabeta económica pero veo que lo uno no quita de lo otro.

A ver Cristina, cuando te concedieron el crédito ¿Nadie te dijo lo pasaría si dejabas de pagar las cuotas de tu hipoteca? ¿No se te ocurrió preguntar al notario? ¿Acaso pensabas que el banco te daba una hipoteca con un interés más bajo que la inflación sólo por tu cara bonita?

Cuando te quedaste en el paro ¿No echaste cuentas de que ya probablemente no podrías hacer frente a la hipoteca? ¿En los dos años que llevas sin pagar nunca pensaste que más tarde o más temprano llegaría el momento del desahucio?

¿Nadie te paga nada por tus artículos y tus libros? ¿No tienes ni ingresos ni propiedades? Entonces te recomiendo que vayas a que ver a tu asistente social.

Ya se que tu no votaste a los bancos, pero nadie te obligó a acudir a una oficina del BBVA (banco que no ha recibido un solo céntimo del Estado) para pedir un crédito hipotecario de unos 250.000 euros para comprarte el pisito de tus sueños. Ir a la tele a proclamar que el resto de los españolitos tenemos que pagarte tu derecho a vivir en un pisazo es bastante patético por mucho que la bancada de la Noria te aplauda.

Parece que piensas que el Estado y el Gobierno existen para pagarte una buena choza. Siento decírtelo: el Estado no son los Reyes Magos… somos todos nosotros.