Un libro que no pueden dejar de leer

Juan Ramón Rallo coordina este libro de la editorial LID en el que él mismo y una veintena de autores más plantean un conjunto de medidas “para lograr una España más libre y próspera”, según reza la portada. El libro, con un interesante prólogo del Dr. Rodríguez Braun, se divide en cuatro partes, a saber: “Estado de Derecho”, “Estado del Bienestar”, “Sistema Económico” y “Libertades Civiles”.

Más allá del trasfondo ideológico, aclarado desde el propio título y que ya por ello será objeto de crítica por parte de la corriente de pensamiento dominante, el libro plantea con claridad un conjunto de cuestiones muy variadas desde una perspectiva liberal-libertaria. Su objetivo es aclarar que el liberalismo no es simplemente, como suele achacársele, una forma de entender la vida en la que el egoísmo es el motor, y que de su persecución se derivan todos los bienes que los individuos pueden alcanzar, idea esa muy randiana y que ha provocado tanto la incomprensión como el rechazo. Hemos de tener en cuenta que, mientras que la socialdemocracia ha conseguido plantear un modelo de sociedad muy homogéneo, con mayores o menores grados de intervención del Estado en la vida del individuo, el libertarismo abarca desde posiciones que defienden que el tamaño del Estado sea mínimo hasta las que abogan por el rechazo casi absoluto de cualquier forma de organización política del mismo, como plantean los anarcocapitalistas. No es en absoluto esta última la posición adoptada por los autores, cada uno centrado en la ilustración de cómo sería su parcela de narración en un Estado si se aplicase el pensamiento liberal-libertario.

La reseña en Libertad Digital está escrita por Juan Manuel López-Zafra. Amplia, descriptiva, capaz de abrir el apetito de la lectura al más televisivo.

No busque el lector un libro academicista. Lo que para algunos será su principal defecto (una estructura globalmente correcta pero anárquica en cuanto a la disposición interna de los capítulos, donde un mayor trabajo de homogeneización hubiera sido sin duda deseable), para el lector ajeno al mundo académico resultará su principal virtud. La documentación que los autores efectúan de cada uno de los capítulos es magnífica, y la disposición de toda la bibliografía al final del volumen, dividida por capítulos, garantiza tanto la agilidad de la lectura como la posibilidad de enriquecer cada tema con algunas de las fuentes de las que los autores son deudos.

Tampoco pretenda el lector un acuerdo unánime con cada una de las posiciones expresadas, algo que, como recuerda el coordinador en el prólogo, no es pretendido ni, menos mal, conseguido. Lo que sí encontrará, aunque no lo busque, es un conjunto de propuestas que le abrirán la mente, le mostrarán alternativas, le sumergirán en el mar de los Sargazos del pensamiento libertario. Esa es, y no otra, la principal virtud de este libro, y la gran victoria de los autores: permite dudar. Algo que, hoy en día, es tan gratificante como difícil.

Lea la reseña completa, merece la pena. Y luego no dude en comprar el libro!

Juan Ramón Rallo (coord.): Un modelo realmente liberal. LID (Madrid), 2012, 358 páginas.

También pueden adquirirlo en EL Corte Inglés o en La Casa de Libro !

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. Ser uno mismo capaz de identificar y reconocer los propios errores. Darse cuenta que mantenerse en estado contínuo de aprendizaje es un paso esencial para garantizar la propia libertad. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

Latest posts by Luis I. Gómez (see all)

Comments are closed.