Home Economía Mentiras, y gordas, sobre la crisis.

Mentiras, y gordas, sobre la crisis.

escrito por Arturo Taibo 25 octubre, 2012

A continuación voy a relacionar las mentiras más gordas que se han dicho sobre esta crisis por parte de periodistas, políticos, economistas, 15 emeros, actores, cantantes y demás y que han calado en la gente y en la blogosfera hasta convertirse en dogmas.

.

 

1.- La causa de la crisis es por el dinero que se ha dado para el rescate de los bancos.

 FALSO.

El dinero aportado por el Estado para salvar bancos ha sido hasta la fecha de hoy de 41.000 M€  33.500 M€  (incluido el rescate de Bankia). De esos 41.000 M€  33.500 M€, sólo 3.000 M€ han sido para salvar a un banco semi-privado ( el Banco de Valencia) el resto ha sido para rescatar a bancos formados por alguna de las antiguas cajas de ahorro de gestión pública (partidos políticos y sindicatos).

Esos 41.000 M€   33.500 M€ suponen el 5 %  4,2 % de la deuda pública y el 10 %  8,3 % de lo que se ha endeudado el Estado desde que empezó la crisis (1 de enero de 2008). Así mismo esos 41.000 M€  33.500 M€ suponen escasamente el 1 %   0,8 %del PIB de España entre 2009 y 2012 y el  4 %  3,3 % del PIB anual.

Es obvio que una cantidad tan pequeña, en proporción a la deuda , al déficit público y al PIB, no ha causado la crisis.


.


.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

2.- La culpa es del excesivo endeudamiento promovido por los bancos.

FALSO.

Los bancos no obligaron a endeudarse a nadie. Los bancos tampoco vieron frenada su carrera de conceder préstamos por el Banco de España. El Banco de España y el Gobierno pudieron frenar el endeudamiento privado y no lo hicieron.

Pero ¿Qué habría ocurrido si la gente no se hubiera endeudado tanto?

Pues hubiera sucedido que no se hubieran construido tantas viviendas, ni se hubieran comprado tantos coches, ni las empresas podrían haber invertido tanto; en consecuencia no se hubieran creado millones de puestos de trabajo. Sin esos millones de puestos de trabajo el Estado no habría podido recaudar tantos impuestos y se hubiera producido un déficit crónico. Con un déficit crónico por encima del 5 % del PIB el Estado hubiera tenido que acabar recortando sus gastos… es decir estaríamos en la misma situación que ahora.

.

 

La economía española vive desde principios de siglo de un endeudamiento desenfrenado, se podría haber parado antes pero el resultado hubiera sido siempre el mismo: sin endeudarnos no podemos mantener el Estado del bienestar.
.

.

 

3.- Con más impuestos o acabando con el fraude fiscal se podría acabar con el déficit público y no habría que hacer recortes.

FALSO.

La economía sumergida en España se cifra en un 23 % del PIB es decir unos 230.000 M€. Si se aflorase toda esa economía sumergida y se pagasen los correspondientes impuestos el Estado recaudaría entre 80.000 M€ y 90.000 M€,más que suficiente para cubrir el déficit público.

Sin embargo en ningún país del mundo se ha logrado eliminar la economía sumergida, no creo razonable que se pueda conseguir en España. Lo que sí se podría lograr es reducir la economía sumergida a niveles de Francia, Alemania o Inglaterra es decir a un 10 % del PIB. Entonces se recaudarían entre 45.000 M€ y 52.000 M€, con lo que los recortes tendrían que ser mucho menores.

El problema es que muchas empresas y negocios son viables precisamente porque no pagan todos sus impuestos. Si los pagasen tendrían que optar entre cerrar o subir sus precios. El primer caso produciría más desempleo y recesión y el segundo precios más altos y más gasto público.

No hay que desdeñar la persecución del fraude fiscal como forma de reducir el déficit público pero en el mejor caso ese aumento de la recaudación estaría entre los 20.000 M€ y los 25.000 M€, lejos de los necesarios 50.000 M€ o 60.000 M€ necesarios para reconducir el gasto público.

En cuanto al aumento de impuestos, después de las subidas del IRPF, el IBI, el IVA y de los nuevos impuestos sobre la energía somos uno de los países del mundo con impuestos más altos del mundo.

Y finalmente una eliminación del trato favorable que reciben las SICAV sólo serviría para que estas se domiciliasen en Holanda o Luxemburgo.
.

 

4.- La culpa de la crisis es de la política de recortes. Los recortes del gasto público producen un descenso de la demanda y más desempleo que genera más déficit y necesidad de nuevos recortes. Son necesarias políticas de crecimiento.

 

FALSO.

Durante los años de endeudamiento privado 2.000 – 2007 el Estado se llevaba entre el 35 % y el 40 % de ese endeudamiento vía impuestos. Esos ingresos extras fruto del endeudamiento privado (entre 350.000 M€ y 400.000 M€) fueron los que permitieron al Estado mantener el nivel de gastos. Cuando la gente ya no se pudo endeudar más, porque ya se habían endeudado todo lo que podían y más, el Estado tuvo que empezar a endeudarse él mismo para mantener el nivel de gasto.

Pero los cada vez mayores déficit públicos generaron una enorme deuda por la que había que pagar más y más intereses y llegó un momento en que los inversores internacionales empezaron a pensar que llegaría un momento en que no podríamos atender a los intereses de la deuda (sin nos seguíamos endeudando).

El resultado final es que ya nadie nos quiere prestar a unos intereses razonables y el Estado no puede mantener sus gastos y tiene que hacer recortes.

Evidentemente todo recorte de gasto público va a disminuir el consumo y el empleo y adicionalmente la recaudación de impuestos. Es necesario recortar 1,6 euros de gasto público para reducir 1 euro de déficit. Para llegar a un déficit del 3 % se tendrían que hacer recortes por valor de 90.000 M€. Incluso acabando con el fraude fiscal (como vimos en el punto 3) sería necesario un recorte de entre 40.000 M€ y 50.000 M€.

Obviamente si no hay dinero para pagar los gastos actuales del Estado es imposible emprender más gastos con el objetivo de aumentar el empleo.

.

 

5.- Si el Estado se apropiase de los beneficios de los bancos (ya sea nacionalizándolos o aumentando los impuestos) y los dedicase a crear empleo la crisis se paliaría enormemente.

                FALSO.

Los beneficios de los bancos el año pasado fueron de menos de 10.000 M€ (y eso contando los beneficios que obtienen con sus negocios fuera de España) y la mitad de ellos se repartieron entre sus millones de accionistas, que a su vez pagaron impuestos. Quedarse con los 10.000 M€ supondría renunciar a unos 3.000 M€ en impuestos así que todo lo que sacaría el Estado serían 7.000 M€.

Dejando a parte el hecho de no se puede nacionalizar los bancos sin pagar indemnizaciones, que serían de decenas de miles de millones de euros, y de que tampoco se pueden incautar los beneficios de una empresa porque lo prohíbe la Constitución, esos 7.000 M€ apenas daría para pagar una pequeña parte del déficit público.

¿Y si se dedican esos 7.000 M€ a hacer obras públicas para crear empleo? Se crearían unos 20.000 empleos. Pero claro habría que tener en cuenta los puestos de trabajo que se perderían al no recibir dividendos los accionistas y no poder consumir y al no poder invertir los bancos porque no tienen dinero ni tampoco poder invertir las empresas puesto que los bancos, si les quitan los beneficios, no podrán prestar más dinero.
.

 

6.- La culpa de la crisis en España es de la crisis internacional  provocada por los bancos de USA y de los alemanes que nos quieren exprimir.

FALSO

La crisis internacional no ha afectado a todos los países de igual manera.  En Grecia ha sido un desastre y en Suecia ya se han recuperado.

Si las cosas se hubieran hecho bien en España no habría una crisis de la magnitud de la actual actual.
.
.
.
.

Hay que recordar que la crisis en España no es un accidente sino el resultado de más de 30 años de malas políticas y de corrupción. De hecho España ya estaba en la quiebra técnica  a mediados de los 90 del siglo pasado. Si hemos aguantado hasta ahora ha sido porque primero se vendieron casi todas las empresas públicas para hacer caja y luego mediante un progresivo endeudamiento privado con el que se pudo financiar el Estado hasta que finalmente ni la gente, ni las empresas ni los mismísimos bancos pudieron endeudarse más. Y aún así el Estado siguió endeudándose hasta llegar a la situación actual.

En cuanto a la corrupción política jamás se ha tomado en serio su persecución más allá de algún caso puntual que no ha podido escapar al control de los partidos.

¿De verdad alguien cree que los alemanes o los inversores de cualquier otro país van a seguir financiándonos indefinidamente mientras nosotros despilfarramos y nuestros políticos se enriquecen?
.

7.- Si dejásemos de pagar a los alemanes no habría que hacer recortes.

FALSO.

Si hay alguna mentira absurda es esta. Si dejásemos de pagar aunque fuese un solo vencimiento de deuda ya nadie nos prestaría más dinero y entonces el ajuste sería de golpe. Habría que recortar más de 100.000 M€ de golpe.

Para que comparen el gasto en pensiones es de unos 120.000 M€, el de sanidad 70.000 M€ y el de educación de 60.000 M€.

.

 

8.- Los recortes van a acabar con la sanidad y la educación públicas.

FALSO.

Los recortes en sanidad y educación suponen apenas un 3 % del gasto un 3 % del gasto de 2007.

Sin embargo y sólo en educación los gastos aumentaron en el periodo 2000 – 2010 un 48,5 % (a precios constantes) mientras que el número de alumnos aumentó sólo el 12,5 %, y encima los resultados fueron desastrosos.

Dicho de otra manera los gastos en educación aumentaron un 32 % por estudiante mientras que en el informe PISA aparecemos de la mitad para abajo y tenemos casi un 30 % de fracaso escolar.

En sanidad ocurre lo mismo: mientras que el PIB per cápita aumentó sólo un 5 % entre 2002 y 2009, ¡¡¡El gasto sanitario per cápita aumentó un 40 % !!!

Incluso después de empezar la crisis los gastos sanitarios no se moderaron sino que aumentaron un 5 % per cápita anual en términos reales ( años 2008-2009).

¿Por qué no se auditan los costes de la sanidad y la educación pública y sus resultados?

¿Acaso en el año 2007 2004, cuando los gastos en sanidad y educación eran mucho menores que ahora, no existían sanidad y educación pública?


.
.

.
.
.
.
.
.
.

.

.
.
.

.
.
.
.

 

9.- Las agencias de rating y los bancos ingleses, alemanes, yankis conspiran contra nosotros y nos atacan rebajándonos la calificación crediticia y subiendo la prima de riesgo para enriquecerse.

FALSO.

Las agencias de rating utilizan un algoritmo (una fórmula matemática) con muchas variables para determinar la calificación de un país. Hay quien acusa a las agencias de rating de haber fallado estrepitósamente al calificar las hipotecas basura. Pero hay que recordar que esas hipotecas, y en consecuencia la parte de todos los productos financieros que las contenían, estaban asegurados por dos bancos semipúblicos el Fannie Mae y el Freddie Mac.

Pero el que se hayan equivocado en referencia a las hipotecas basura, inducidas por las garantías de Fannie y Freddie, no significa que se equivoquen ahora.

Si tenemos en cuenta que el año pasado España se endeudó en otros 100.000 M€  y que el año que viene sólo de intereses se van a gastar más de 38.000 M€ (aunque es casi seguro que acabarán superando los 40.000 M€), es bastante claro que nuestro Estado es inviable.

 

10.- Sería preferible que los recortes se realizasen con más lentitud porque si se recorta rápidamente se asfixia  la economía.

 

FALSO.

Si los recortes necesarios para reducir el déficit se realizan en un periodo de tiempo más largo se sufrirían menos las consecuencias y disminuiría menos el empleo. Sin embargo a medida que la disminución de gasto público es más lenta la deuda y los consiguientes intereses van a aumentar.

Suponiendo que la disminución del gasto público se realiza en cuatro años, por aquello de disminuir el impacto de los recortes, eso supondría aumentar la deuda en 250.000 M€ y aumentar los intereses anuales en 10.000 M€… siempre y cuando la prima de riesgo no suba. Pero la prima de riesgo, si nos seguimos endeudando, va a dispararse y entre una cosa y otra acabaríamos pagando 20.000 M€ de intereses anuales más y eso requeriría una nueva batería de recortes. Entraríamos en una situación a la griega.
.

 

11.-  La degradación de las condiciones laborales ha causado una disminución de la demanda que genera más desempleo y empeora más el mercado laboral provocando un circulo vicioso de inseguridad laboral, bajos salarios y baja demanda que impide salir de la crisis.

 

  FALSO.

La degradación de las condiciones laborales, si por ello se entiende menores salarios es más que discutible. Lo que se ha producido estos últimos años es la destrucción de los empleos menos productivos.

El problema de España es la baja productividad, la mala organización de las empresas, y el presentismo y son problemas anteriores a la crisis. Si antes del 2008 esta baja productividad no producía la “degradación de las condiciones laborales” es porque el endeudamiento generaba una demanda artificial que la ocultaba.

Nuestra baja productividad tiene unas causas estructurales que vienen de hace más de un siglo,  que nadie se ha propuesto corregir en los últimos  30 años y que no se pueden solucionar en unos pocos años.

Mantener unos salarios artificialmente elevados sólo va a conseguir que el elevado nivel de  desempleo que tenemos se convierta en algo crónico. Y con más de 5 millones de desempleados será imposible evitar la quiebra.

Una disminución de los salarios va a disminuir la demanda, pero también los costes de las empresas con lo que se producirá una bajada de precios. Por tanto la caída de la demanda, en términos reales no será tan elevada. A cambio con salarios y precios más bajos mejoraremos nuestra balanza comercial (exportaciones – importaciones) y se creará empleo en los sectores dedicados a las exportaciones o al turismo.

En cualquier caso lo que se debería hacer es liberalizar completamente el mercado de trabajo para que se produzca una correcta asignación de recursos.

Del mismo modo hace falta más competencia entre las empresas. Es precisamente en los sectores con menos competencia empresarial donde los salarios son más elevados y no precisamente por una cuestión de productividad.

 

La recesión y la relativa moderación salarial han conseguido desde que empezó la crisis una mejora significativa de nuestra balanza comercial.

 

Conseguir aunque sea un tímido superávit  de 10.000 M€ en la balanza comercial supondría la creación de al menos 1,5 millones de empleos.

Desgraciadamente el gobierno en vez de promover una política de salarios y precios a la baja se dedica a subir el IVA.
.

 

12.-  Los culpables de la crisis son las políticas neoliberales y la globalización.

FALSO.

 

¿Políticas neoliberales en España? Con cada vez mayores impuestos y gasto público. Con un intervencionismo que impide la creación de empleo.

Políticas liberales con un mercado de trabajo completamente intervenido, con el sector de la energía, la banca, las comunicaciones, la televisión, el transporte… intervenidos y regulados. Y con la sanidad y la educación nacionalizadas.

En fin una broma.

En cuanto a la globalización, aquellos que la critican sólo ven la parte de las deslocalizaciones, de las empresas que se van a otros países. Pero también hay empresas que vienen a España (vendrían más si lo del neoliberalismo fuera verdad). Los productos más baratos que importamos permiten mejorar el poder adquisitivo de la gente, los productos con mayor tecnología que importamos permiten aumentar nuestra productividad. La globalización permite que nos abastezcamos de materias primas con unos precios más bajos que los que habría si no existiese libre comercio. La globalización nos permite vender nuestros productos en un mercado global abriéndose muchas oportunidades.

Ninguna de las anteriores cosas, y alguna más, es vista por los antiglobalización.
Los antiglobalización son incapaces de ver la ingente riqueza que genera el libre comercio, tanto en los países ricos como en los emergentes o los subdesarrollados, porque para ellos en cualquier relación comercial tiene que haber un ganador y un perdedor. No entienden que en un intercambio realizado líbremente las dos partes ganan porque si no la que perdiese se negaría a hacer el intercambio.

.

El denominador común de todas las ideas anteriores es un profundo odio a todo lo que suene a iniciativa privada y libre mercado. Y las propuestas que se derivan de estas creencias no son más que socialismo marxista de toda la vida. ¡Qué coñazo, por Dios!

___

Si le ha gustado el artículo y le gustan los contenidos de “Desde el exilio” no dude en votarnos (en estos momentos DEE es el sexto blog más votado, gracias!!):
Votar en los Premios Bitacoras.com