Reflexiones sobre la Diada independentista

Un montón de catalanes han salido del armario. Desde que los primeros gays empezaron a reconocerlo abiertamente, no se ha visto una salida de armario mayor en España. Y eso está bien. Se acabaron esas aburridas respuestas del tipo “tengo muchos parientes que son españoles” o “lo importante es que podamos encajar con España”. No. Se acabaron las chorradas diplomáticas que sólo buscaban que no te miren mal. A partir de hoy, cualquiera que quiera independizarse podrá decirlo sin esa insufrible retórica que lo único que lograba (exitosamente, dicho sea de paso) era tratarnos como imbéciles. Y esa posición intermedia tan calculada como retorcida. Sólo por eso, el (todavía) resto de los españoles deberíamos agradecer esta Diada. Siempre tuvieron la libertad para expresarse como hubiesen querido, aunque creo que esta es una de las primeras veces que mucha gente lo ha hecho. Sólo queda Xavi Hernández (y algún que otro jugador del Barça y deportista), pero le quedan pocos años hasta que se retire de la Selección (otra cosa positiva: al fin podremos decir “de España” en lugar de “la Selección” por esas cosas de la corrección política).

Negociar, pactar y ceder no ha servido absolutamente para nada. ¿Se acuerdan de aquellas parrafadas de que lo que había que hacer era ceder y pactar, porque sólo así se podría conseguir una mayor estabilidad entre Cataluña y España? ¿Recuerdan a Josep Antoni Durán i Lleida en el Parlamento español sintiéndose catalán y español, pero que había que buscar un encaje mejor? ¿Recuerdan aquello de que Aznar hablaba catalán en la intimidad, que no era sino otra forma (bastante ridícula, por cierto) de decir que a él Cataluña le importaba? Todo esto no eran más que formas de negociar y ceder competencias. Se decía que era por una cuestión de gestión, pero no. Era para articular a Cataluña como Estado. Esto no ha sido accidental nunca. Como tampoco lo son las embajadas en el extranjero. El caso es que no hace ni diez años (seis, tal vez) se aprobó en Cataluña un nuevo Estatut, que buscaba un encaje mejor de Cataluña en España, y resulta que no, que ni una década más tarde hemos tenido la mayor manifestación independentista de la historia. Espero que esto tenga una lección positiva: con ETA y la basura que la apoya no debe seguirse, ni de lejos, la misma estrategia. Si quieren independizarse, que lo hagan, pero los asesinos que se pudran en la cárcel lo máximo que se pueda legalmente.

Nos seguirán bombardeando con excusas estúpidas. La última que he leído es la de la normalización lingüística. Resulta que en Cataluña, si rotulas en el idioma que te da la gana te multan. Y que no tienes el derecho de educar a tu hijo en un idioma oficial de la forma que te gustaría. En cualquier lugar mínimamente sensato cada cual educaría a su hijo como le saliera de las narices. Pero allí no. Y hubo una sentencia que decía que si querías que tu hijo recibiera una educación en castellano. Bueno, pues esto, que no deja de ser un problema creado por las instituciones catalanas que se soluciona dejando a la gente en paz, es una excusa para reclamar la independencia. Y chorradas como ésta, me temo que tendremos que aguantar unas cuantas.

A algunos soberanistas catalanes les importa un rábano el Estado de Derecho. Volvamos al Estatut de 2006. Todavía están en mi mente aquellas manifestaciones en Barcelona en las que se presionaba al Tribunal Constitucional para que diese una Sentencia favorable a sus intereses. El Tribunal Constitucional redactó una Sentencia (vamos a ser aquí muy generosos) al límite de la retórica para aprobarla, y aún así, no por unanimidad (algo más que deseable, visto ahora lo ocurrido). Se modificaron algunos detalles, pero el fondo (salvo la “cuestión nacional”) estaba aprobado. A la vista de la manifestación de ayer, aquel Estatuto fue una pérdida de tiempo (y algo mucho peor, que veremos después), y el tiempo que empleó el Tribunal Constitucional, también. Y aquella Sentencia lleva sólo dos años en vigor. Pero para muchos catalanes, dicha Sentencia nunca fue aceptada. Lo que querían era que el Constitucional dejara de hacer su trabajo y aprobara un Estatuto que generaba muchísimos problemas en caso de no ser corregido. Precisamente a eso es a lo que apela Gaspar Llamazares con sus Twitts.

Catalán antes que socialista. Es fascinante la postura que han decidido adoptar muchos socialistas catalanes. Los socialistas catalanes están a favor del reparto de la riqueza de unas clases a otras… pero sólo en Cataluña. A muchos nos suena esto a nacionalismo del más rancio y a defensa del cortijo. Es una pena que no apliquen el mismo criterio a los individuos (también a los catalanes) que generan riqueza y que tienen todo el derecho a disfrutar, ellos solos, de toda ella, y cuyos derechos son sistemáticamente pisoteados por el Estado. Se puede argüir que los políticos de otras Comunidades Autónomas han hecho una gestión muy mala, pero es que los políticos catalanes no han demostrado ser mejores que sus colegas de profesión.

No habrá vuelta atrás. Cataluña ha propuesto al (todavía) resto de España el federalismo, ignorando las espantosas consecuencias que se produjeron la primera vez que se trató de implantar. Si al menos resolviera el “problema” del independentismo catalán, tendría sentido planteárselo. Pero como lo considerarán únicamente otro paso intermedio en el camino de la independencia, la gente no querrá perder el tiempo. Al menos, yo no. Tres cuartos de lo mismo ocurrirá con el “Pacto fiscal”.

El modelo de las autonomías “café para todos” catalán ha quebrado al (todavía) resto de España. El modelo catalán tendría sentido si fuese viable económicamente. Pero es que no lo ha sido. A día de hoy podemos contar con los dedos de una mano las autonomías que no están quebradas. Y seguramente que a todas ellas les falte financiación. El problema no es ese. El problema es que cualquier Estado tiene que ingresar para sobrevivir, y en España han explotado las burbujas inmobiliaria y financiera (y las que quedan). Es decir, el problema de Cataluña no es de financiación con respecto al resto de Comunidades, sino económico. Es que no se crea riqueza en Cataluña, que tiene una tasa de paro altísima, que tiene que afrontar una serie de competencias que cuestan dinero, que no le llega y que la Generalidad está quebrada. Y esto mismo ha pasado en el resto de Comunidades Autónomas.

Cataluña puede acabar perfectamente como Argentina. Hace unos días leí en El País un artículo más que interesante sobre nuestra clase política como problema en la búsqueda de soluciones a la crisis. En dicho artículo se afirmaba que…

“La teoría de las élites extractivas predice que el interés particular tenderá a prevalecer sobre el interés general. Yo veo probable que en los dos partidos mayoritarios españoles crezca muy deprisa el sentimiento “pro peseta”. De hecho, ya hay en ambos partidos cabezas de fila visibles de esta corriente. La confusión inducida entre recortes y reformas tiene la consecuencia perversa de que la población no percibe las ventajas a largo plazo de las reformas y sí experimenta el dolor a corto plazo de los recortes que, invariablemente, se presentan como una imposición extranjera. De este modo se crea el caldo de cultivo necesario para, cuando las circunstancias sean propicias, presentar una salida del euro como una defensa de la soberanía nacional ante la agresión exterior que impone recortes insufribles al Estado de bienestar.” 

Muy parecido a lo que está ocurriendo a Cataluña. Y los políticos catalanes que han creado esta situación seguirán en política.

Y mientras tanto… Mientras tanto las instituciones están quebradas, tenemos la tasa de paro más elevada del mundo, una generación puede pasar perfectamente al cubo de la basura de la historia, la gente está endeudada muy por encima de sus posibilidades, el Gobierno de Mariano Rajoy es siquiera incapaz de hacer un análisis realista de la situación, seguimos padeciendo una casta política parasitaria… y seguimos discutiendo acerca del tamaño de los cuartos de la casa.

Cataluña se independizará. Y cuanto antes, mejor. Cuando en una relación se llega a una situación de que las cosas irán inexorablemente a peor, lo mejor es cortar por lo sano. Me dolerá, porque no soy anticatalán, no tengo ningún problema con la identidad catalana ni soy un acomplejado que necesite de nadie para sentirme yo mismo. Lo insufrible es estar intentando hacerlo todo para evitar mantener una relación cuando la otra persona sí lo tiene claro. Sobre todo echaré de menos a los Gasol.

Más allá de la política. Si esta manifestación independentista tiene un respaldo en las urnas (y tiene toda la pinta), desde luego que tendrá consecuencias. No ya políticas, económicas, jurídicas o de relaciones internacionales. También de desapego. Sinceramente, me siento timado. Y creo que también mucha gente puede sentirse así. Me atrevo a decir que muchos españoles no volverán a ver a Cataluña como antes. Por supuesto que pagarán justos por pecadores. Precisamente uno de los valores más difíciles de mantener es la confianza. Por algo será. Lo que no creo es que la cosa pase a mayores de una enorme decepción y de tratar a Cataluña como si fuera Portugal.

Escuchar a Carles Francino es insufrible. El esfuerzo que hemos hecho los españoles para integrar las diferentes sensibilidades ha sido ingente. Un esfuerzo que difícilmente igualarían los nacionalistas. Y buena parte de Cataluña ha manifestado querer ser independiente. ¿Cuál ha sido el mensaje de Francino de hoy en su programa? Que no es para tanto, y que la cosa no debe pasar a mayores, para que no se den manifestaciones de catalanofobia, supongo. Seguramente lo diría para que no se produjeran actos de violencia de cualquier tipo, lo cual está muy bien. Pero una cosa es eso y otra es asumir como “natural” o “normal” algo así. No, se trata de un hecho extraordinario. Y la gente, sin llegar a cometer ningún delito ni faltarle el respeto a nadie, tiene todo el derecho a sentirse mal, estafada y humillada, y cuanto menos a pensar en consecuencia.

Por cierto. ¿Sería catalanofobia realizar la misma manifestación con banderas de España? ¿Qué dirían de ella en Cataluña?

Burrhus el elefante neocon

Licenciado en Psicología.
Máster en Dirección de Recursos Humanos.
Residente en Leipzig, Alemania.

45 Comentarios

  • No os rindáis, ahora es cuando los catalanes necesitamos más que nunca no daros igual al resto de españoles, ahora es cuando ante todo antepongáis la idea de España, una idea que ni nace con los Reyes Católicos ni con la Reconquista, al resto…

    Ahora necesitamos que entendáis que queremos seguir siendo parte del barco, aunque se esté hundiendo, nos queremos hundir con vosotros, y volver a salir a la superfície con vosotros, como hemos hecho siempre.

    Ahora necesitamos que déis un paso al frente y entendáis que la democracia debe estar al servicio de España, y no España al servicio de la democracia, a ésto muchos responderán con gritos de golpista, no señores, yo respeto estrictamente la legalidad Constitucional, la que garantiza la indisoluble Unidad de la Nación Española, son ellos los que se han salido de la legalidad, legitimando que nosotros hagamos lo mismo, es simple legítima defensa personal.

    Es hora, de que demos un paso al frente por la Nación, como hicieron nuestros antepasados; y no por Franco, ni por la Patria inmortal, ni historias raras, sino por Justícia.
    España es irrevocable, los catalanes lo tenemos claro, pero necesitamos que el resto de vosotros lo tengáis claro también.

    España es nuestra nación, es la que nos ha visto crecer, caernos y levantarnos, es nuestros amigos, barrios y los buenos ratos que hemos pasado en ellos, es hora de que le devolvamos algo de todo lo que nos ha dado.

    • septiembre 12, 2012 a las 21:06

      Burrhus el elefante neocon

      Muy estimado Isma,

      la democracia es la dictadura de las mayorías. Es decir, de la misma forma que muchos catalanes se sienten oprimidos por España, mucha gente que se siente española se sentirá oprimida por Cataluña, pero quien manda es la mayoría. La verdad es que muchos catalanes lo pusieron ayer muy difícil.

      Lo triste es que España está rematdamente mal. La mayor preocupación de la gente no es Cataluña, es llegar a fin de mes. Pero muchísimos catalanes han preferido plantear una cuestión soberanista antes de hacer un análisis verdaderamente racional de sus problemas.

      En mi opinión, todo irá a una deriva cada vez más independentista. Nada va a cambiar. Yo, si estuviese allí, me plantearía seriamente hacer la maleta.

    • septiembre 12, 2012 a las 21:07

      Burrhus el elefante neocon

      Dicho lo cual, esto se arregla arreglando la economía. Pero, claro, tenemos en el poder lo que tenemos.

    • Hola Isma

      El gran problema , desde mi punto de vista, es que cada vez hay más personas en (lo que queda) de España que no quiere seguir este viaje con regiones donde se vio la manifestación de ayer. Al igual que Burrhus, yo si viviese en Cataluña, estaría preparando la maleta. A fin de cuentas, el nacionalismo – de cualquier tipo – jamás da más libertad a los individuos.

    • Isma: Se ha llegado al punto en el que el resto de españoles no tenemos nada más que decir. Y aunque lo tuviéramos, sería usado como un argumento más por los independentistas: “injerencias”… lo típico. Tal y como están las cosas, la decisión sobre la secesión de Cataluña depende sólo de una declaración del gobierno autonómico. Quizás los catalanes tendríais que haber hecho algo más que manteneros callados ante cada pasito de vuestros nacionalistas.

      La sensación que se tiene fuera es que si se hiciera un referéndum fuera de Cataluña sobre la independencia de ésta, una gran masa de Españoles, cansados y hastiados de ser continuamente insultados por tanto pedigüeño y lloroso nacionalista, votaría afirmativamente.

      Con una sociedad civil española inexistente y una cláse política incapaz de nada que no sea seguir con la inercia de siempre, la situación de Cataluña sólo depende de los catalanes.

  • Esto apesta a fin de régimen. Cuando hoy oí decir a De Guindos que si en los próximos trimestres la cosa no mejoraba que sería imposible mantener las prestaciones sociales (léase pensiones y prestaciones por desempleo) se me pusieron los pelos de punta…. pero vamos a ver ¿Alguien duda de que no saldremos de la recesión ni para el 2015? Y no me vengan con que un crecimiento del 0,1% un trimestre es salir de la recesión.

    Si es que está todo el pescado vendido, si el PP no ha hecho lo que había que hacer ya no lo va a hacer.

    Vamos camino de una mezcla de Yugoslavia y Grecia.

    • septiembre 12, 2012 a las 21:38

      Burrhus el elefante neocon

      MILL: Cataluña y País Vasco, sí, seguramente acabarán independientes. No es tan grave si no acabamos tirándonos los trastos a la cabeza. Lo grave es la generación perdida. Y si a un país en quiebra le añades un país roto… vamos, que los países de la Unión Europea van a estar encantados con tanta emigración.

      • Con el debido respeto, resultáis graciosos diciendo que “os da igual”. Típico “capitalino”. No os habéis parado a analizar las consecuencias para vosotros. No os habéis parado a pensar que las condiciones cuentan.

        Da igual que lo del expolio fiscal sea una mentira. Da igual que Cataluña se argentinice (lo más probable en caso de independencia) o se hunda económicamente en caso de independencia. Ahora analizad la situación del “resto de España”. Para el análisis voy a utilizar la tesis más probable con la casta política que tenemos: que la independencia sale gratis a los que se van (esta tesis queda reforzada por vuestro “da igual”)

        En primer lugar, ese nuevo Estado “resto de España” se queda sin conexiones con Europa (ah, la famosa travesía central de los Pirineos, bombardeada desde Cataluña y que en Madrid, total, “les da igual”) Eso es un buen problema. Un problema bien gordo. Y más si Cataluña y Pais Vasco quedan fuera de la UE (que sería “lo normal”, en el caso de CiU y atendiendo a la teoria de la casta extractiva, lo que preferirian)

        Segundo, el “resto de España” se queda con su parte proporcional de deuda. Un 20%-30% de deuda per cápita más de la noche a la mañana.

        Tercero, hay dos zonas que están financiando a las demás, en especial al sur: Madrid y Cataluña. De la noche a la mañana, desaparece algo más de ese 40%, y no creo que la totalidad se recupere vía IVA que ahora se recauda en Barcelona.

        Por no hablar que, dada la deriva interna, es posible que las políticas nacionalistas en Cataluña y País Vasco provoquen una migración hacia el resto de España no despreciable.

        Así que, de la noche a la mañana, baja el PIB per cápita, aumenta la deuda per cápita, desaparecen las infraestructuras principales, lo que provoca una dependencia funcional, y posiblemente haya una “inmigración” a añadir, aumentando las cargas sociales relativas, que se añade a la necesidad de encontrar en algún sitio un 40-50% del capital que ahora se invierte en “redistribución de la riqueza”.

        Las condiciones de la independencia cuentan. Y mucho. Y no me refiero a si Cataluña queda en la UE o no.

    • Hola Mill

      A mi no se me ha puesto los pelos de punta con lo De Guindos. Llámame pesimista, pero creo que España va de cabeza a ser uno de esos países que se llema en vías de desarrollo. Hay cierta parte de la población española que piensa que este país tiene el derecho a pertenecer al primer mundo por ciencia infusa y eso no es cierto.

      En cuanto a tirarnos los trastos a la cabeza, lo que hará es que la gente más valiosa de este país salga por patas, y el dinero no digamos – no hay nada más asustadizo que 1 millón de dólares – y ya entonces, no será “vías de desarrollo”, será el Tercer Mundo.

      Hay todavía un amplio sector de la población española que no se ha enterado que el sistema estatal montado a lomos de inflación e impresión de moneda se ha acabado.

  • Lo mejor para España es que estos impulsos independentistas se definan rápidamente en las urnas. Después, impulsar el corredor central.

    • Totalmente de acuerdo. Y si lo queda de “Espanya” decide eliminar todo lo superfluo del aparato estatal, igual hasta nos convertimos en motor de Europa (no lo digo de broma: un estado realmente liberal, con nuestras condiciones climáticas y la mano de obra barata y cualificada, sería una seria competencia para centroeuropa a la hora de captar empresas)

      • septiembre 12, 2012 a las 22:03

        Burrhus el elefante neocon

        Eso, mi querido Luis, me temo que no pasará. Yo soy pesimista al respecto. Al menos en Andalucía.

      • En Andalucía estamos a un paso de ser Venezuela, pero sin petróleo. Por desgracia, los males que la aquejan, si bien se dan aquí con especial virulencia, son los mismos que en el resto de España. Así que no veo nada que nos salve, orgullosamente y de pleno derecho, de engrosar las filas del tercer mundo, cuando no de los estados fallidos.

      • un estado realmente liberal“.

        Buen apunte ese. Nos libraríamos de ver todo en clave etnicista y pasaríamos a organizarnos políticamente con criterios racionales, más modernos y eficaces.

        La losa del etnicismo nos ha convertido en un país bananero de cuarta, hasta extremos surrealistas. Por ejemplo, ¿cómo se justifica que Cataluña tenga que tener una agencia metereológica propia? ¿En qué cabeza cabe que los fenómenos atmósféricos están relacionados con el “hecho diferencial”? Esto es demencial. Me parece que dentro de un par de años en la Facultad de Medicina de Barcelona van a estar enseñando a tratar “fracturas de tibia catalanas”. De verdad que yo creo que esos tíos están convencidos que si un chaval de Vilanova i la Geltrú se rompe una pierna jugando al jockey sobre hierba y dejan que le vea un traumatólogo nacido en Fregenal de la Sierra (Provincia de Badajoz), a las dos semanas el crío deja de conjugar bien el presente de subjuntivo de los verbos catalanes. En serio. Están de psiquiatra. Como una jodida cabra del Pirineo. Cuanto antes les perdamos de vista, mejor para nosotros y para nuestra salud mental.

        Y con la cantidad de dinero que dejemos de despilfarrar en esas babosadas, nos podemos ahorrar un pastón importante. Y podríamos adelgazar la administración y remodelarla como hacen en el mundo civilizado: cada ámbito en su sitio, sin mear fuera del tiesto. Buscando simplemente la eficacia y la utilidad social. Con lógica de buen gestor y sentido común. En teoría esto no debería ser nada del otro jueves, pero es que cuando uno se libra de las moscas cojoneras etno-frikis, es gloria bendita.

      • Seguimos en la tribu … :( razón tienes.

    • septiembre 12, 2012 a las 22:02

      Burrhus el elefante neocon

      También es cierto, Heber, que nuestra Constitución no lo pone nada fácil. Es un fregado de narices. No se trata simplemente de poner un límite al déficit del gasto público, como ocurrió la última vez. Es reformarlo… todo. Es decir, pasar la reforma constitucional por referéndum. Otro fregado jurídico de narices, y con la que está cayendo.

      • Un buen edificio se construye desde los cimientos, y nadie que esté en su sano juicio considerará una pérdida de tiempo el hacerlos bien, o en apuntalarlos si hay fallas estructurales.

        La constitución española no es una buena constitución; contiene errores y falencias verdaderamente notables, y habrá que rehacerla si realmente se desea avanzar.

  • Lo de Llamazares criticando el dogmatismo de otros es de traca. Es como ver a Gloria Fuertes declamando poemas sobre el sobrepeso.

    Pero a mi lo que más me sorprende son los actos de quema de banderas, y su parecido razonable a los realizados por los simpatizantes de otras “prestigiosas” organizaciones como ETA, Hamás, Hezbolá o el Ku Klux Klan. Se que el cerebro nacionalista viene con lo justito de serie, pero son unas similitudes que deberían hacerles rascarse el mentón y, cuando menos, replantearse los aspectos estéticos de su folclore ideológico.

    • septiembre 12, 2012 a las 22:36

      Burrhus el elefante neocon

      También hay mucha gente nacionalista con la cabeza muy bien amueblada, Eclectikus. Y sus razonamientos pueden ser o no acertados, pero sí pueden ser sensatos. En todo caso, creo que los que citas son los menos. Lo que sí creo es que el debate ya se escapa a los términos de la razón y que ha pasado a ser algo de tipo emocional, sentimental. Podemos esperarnos cualquier cosa.

      • Probablemente hablemos ambos de minorías del mundo nacionalista, los que tienen la cabeza muy bien amueblada, y los que la tienen diáfana. El término medio creo que está en muebles del Ikea, más que nada porque para tragarse el nacionalismo hacen falta unas series de presupuestos que son incompatibles con una amplia cultura y un uso habitual de la inteligencia: manipulación de la Historia, exaltación del folclore, totalitarismos varios… No se, no se… No parece que Cataluña, ni el País Vasco por cierto, hayan producido grandes pensadores en los últimos 30 años…

      • Hasta los discapacitados, como los autistas, poseen habilidades cognitivas en muchos casos mucho más desarrolladas que la gente normal.

        Que un nacionalista tenga la cabeza bien amueblada es un oxímoron en toda regla. Tendrán ciertas habilidades muy desarrolladas, por ejemplo las de disfrazar la realidad para tirar balones fuera, pero desde luego no están en sus cabales.

        Mi análisis al respecto de lo que ocurre en sus mentes es éste: http://santiagofbarrero.wordpress.com/2012/09/21/neurociencia-del-nacionalismo-y-el-independentismo-cataln-y-los-dems/

    • Los que queman banderas són los 4 de siempre o unos quantos mas, són de EI y la CUP, comunistas y perroflautas emuladors de HB al menos en lo economico, incluso hicieron una manifestación aparte para no mezclarse con los capitalistas o la ‘derecha’ que ellos entienden empieza con iniciativa-els verds. Compara unos 15mil contra 1millón largo como se miden las manis dividiendo lo que dicen los que estan a favor y los que estan en contra, mucha genta pacifica y la mayoria familiar y de todas la edades.

  • Yo estaría de acuerdo en dejarles ir cuanto antes mejor. Pero como tengo unos cuantos amigos vascos y catalanes no independentistas, entiendo perfectamente lo que comenta Isma. Y creo que sólo si tienela gente como el derecho a seguir siendo parte de España si quiere , se les debe dejar marchar.

    Cada provincia , ciudad y pueblo catalán debe tener derecho a no independizarse. y seguir formando parte del territorio español.. Pero eso no lo harán, porque no serán capaces de reconocer a otros los derechos que pretenden que les reconozcan.

    Por tanto, ley y Estado de Derecho. Si hay que meter a 10000 en la cárcel, sea. Mejor que abandonar a un par de millones de españoles que quieren seguir siéndolo, a su suerte, a la emigración .

    • No seas ingenuo Sefuela, aquí nadie va a meter a nadie el la cárcel ni a pegar un tiro por defender la unidad de la Nación.

      El único pegamento que mantiene unida a España es el miedo del empresariado vasco y catalán a perder el mercado español. Eso sí, de esta Diada y de las próximas elecciones vascas los nacionalistas van a sacar todavía más tajada… de entrada Bolinaga ya está en la calle.

      • Hola Mill

        ¿Y estamos seguros que ese pegamento del mercado español va a durar siempre?. No tengo claro, porque cada vez, veo más gente que no es que el Paìs Vasco y Cataluña quieran ser independientes, es que no quieren formar parte de una nación con ellos, cada vez hay más sentimiento de repulsa, no de unión.

        Entiendo que no todo el mundo es nacionalista, pero podría darse el caso, de que al resto de la (antigua)España se ponga a ver la procedencia de los productos que compra. Ocurrió con el cava hace unos años, con una caída apreciable de ventas.
        Al final, muchas personas pueden acabar cansándose de tanto victimosmo por ciertos sectores (que no todos) de la sociedad vasca.

      • septiembre 13, 2012 a las 5:41

        Burrhus el elefante neocon

        No creo que lo de Bolinaga tenga algo que ver con la Diada. Creo que tiene que ver con la cobardía y la idea de ceder para conseguir calmar a la gente que se ha instaurado en España.

  • Hola Burrhus

    Que nuestro camino es el argentino, es algo que al menos tengo claro desde hace una década, dado las leyes aprobadas el comportamiento del pueblo español y por tanto de los políticos que salen de él.

    Lo que quería compartir con vosotros es que no estoy de acuerdo con el artículo de César Molinas que citas. Los políticos son los dignos representantes del pueblo español, y una de las razones porque elección tras elección siguen saliendo elegidos es porque ciertos sectores de españolitos saben que no les va a tocar los chollos de los que disfrutan, mientras otros sectores son los paganos de todo. Para mi el problema es justo al revés: Un porcentaje elevado de la población española se cree con derecho de esquilmar a la otra parte, y votan a aquellos que no van a tocar esos privilegios.

    Por otra parte, una vez que se declare la independencia de Cataluña – que espero que sea cuanto antes – , alguno se va a despertar al día siguiente y descubrirá que ni tendrá más poder la sociedad civil ni tendrá más libertad, sino un Estado asfixiante que necesitará como sea chupar todos los recursos del sector privado para sobrevivir. No van a ser un paraiso liberal ni los individuos van a tener más derecho, todo lo contrario. La libertad es incompatible con el nacionalismo.

  • Para mí es bastante incompatible lo de tener la cabeza bien amueblada y ser nacionalista. El nacionalismo es la expresión más avanzada de los paletos que se aferran al terruño y a la boina (que casualmente visten con orgullo nuestros nacionalismos patrios), y necesitan un enemigo al que culpar de sus miserias, y del que aprovecharse cuando puedan. Y sólo contemplo dos opciones: o son de los que lo saben, y viven de ello con un cinismo estupendo, o son de los mentecatos que salen a la calle a quemar banderas, o a mirar, que es parecido, a pedir libertad mientras hacen lo que les da la gana, y a hacerse las víctimas cuando son los privilegiados que putean a otros por ser de otra aldea, o por no seguirles el cuento. La violencia es el mejor argumento de muchos de ellos, y uno de los motivos por los que poca gente se enfrenta al nacionalismo, con ETA ya lo hemos visto, y con los educadísimos catalanes, lo estamos viendo.

    Lo triste es que su discurso cala, incluso en el resto de España, lo de autonombrarse catalán fetén y expulsar al que no comulgue, lo del sucedáneo de democracia pidiendo referendum… Al final resulta que hay gente en el resto del país, que tampoco serán muy avispados, que acceden a eso de si lo dicen las urnas. ¿Qué urnas? En Cataluña no habría una puta urna, un parlament, ni mil cargos públicos con pretensiones de ser una nación, si no fuera porque su enemiga España se lo ha montado así, de mal. Las únicas urnas que podrían decir irseatomarporculoya serían del conjunto de los españoles, que somos iguales y blablabla. Los apaños esos de referendum pueblerino no se pueden tomar en serio.

  • Totalmente de acuerdo con Drizzt. Cuando veo idiotas gritar “no nos representan” y entonces los veo pedir vivienda gratis, o encarcelar a los ricos, y votar sandeces a mano alzada en una plaza, cuando los veo decir que son mayoría y caben en un taxi, lo de que los políticos son todos iguales, lo de la violencia policial, lo de que tienen derecho a cualquier ocurrencia, etc… entiendo que los políticos más ineptos, corruptos, sectarios, vagos, estúpidos y mangantes, nos representan de maravilla. Y lo que nos queda por ver.

  • Cataluña no se va a independizar. Francamente, después de leer a mucho independentista ayer en la manifa, y también a la gente que se entrevistaba por la tele, se nota a la legua que es algo reactivo por la crisis y cuestión de la ‘pela’.

    Este es el cartucho que le quedaba a CIU. En el mismo momento que después de esa manifa, al día siguiente no se ha declarado ningún tipo de república catalana, queda claro que todo esto es un juego, y ya viendo a Mas hablando de “estructuras de estado” para Cataluña (el lenguaje de Mas está muy escogido para nunca hablar abiertamente de independencia), esto es sólo otra medida de presión para despistar a las masas, mientras los políticos conservan el poder y presionan al parlamento español.

    ¿De verdad alguien cree que las elites catalanas van a renunciar a la influencia que tienen sobre todo el estado español?. Ahí está la Caixa y unas cuantas empresas más que serían aniquiladas al día siguiente de una hipotética independencia.

    Entiendo el pesimismo por el estado de la crisis, pero claro, precisamente en crisis si yo tuviera los medios de toda una comunidad autónoma, también me traería a tropecientas personas en autobuses para apoyar algo que para mucha gente les hará caer dinero a espuertas del cielo después de años de hipnopedia intensiva.

    Era muy tierno ver a los entrevistados en la manifa, hablar constantemente de dinero y de la fiscalidad. ¿De verdad alguien cree que existen verdaderos sentimientos más allá del interés?

    La mayoría de los independentistas se encuentran en ese estado de anafalbetismo económico y jurídico en el que se hallaban los del 15-M, y ya sabemos como acabó ese tema.

  • Y digo yo…. si los independentistas están dispuestos a salir a la calle….¿porqué los que siendo catalanes, viviendo en Cataluña, no salen igualmente a la calle?

    La selección española ha ganado dos eurocopas y un mundial de seguido. Y se ha celebrado en Cataluña al igual que en otros muchos sitios, quizás con menos vehemencia pero muchos de los que allí viven lo han gozado.

    Hemos visto una manifa de independentistas. Pero no olvidemos que quienes van a esa manifa es porcentualmente muchos mas en cuanto a los que verdaderamente son de aquellos que se manifiestan por… otras cosas mas “banales”. No es que diga en Cataluña no haya mas que unos pocos mas de los que se manifestaron, sino que la importancia de las manifestaciones hay que demostrarlas en las urnas.

    Y para eso también hay que crear el caldo de cultivo necesario en la otra parte para mostrar el fuerte enfrentamiento que debe haber en una sociedad tan dual y, para colmo, tan dependiente del resto de España como la catalana.

    Pero para eso los que no son independentistas han de aparecer. En La PSOE, a nivel nacional hay que obligarles a que tomen posici8ón. A que se manifiestan si quieren solidaridad interregional, los andaluces, los extremeños, los castellano-manchegos, todas aquellas regiones que dependen en una parte de su ingresos de esa solidaridad interregional han de hacer saber a sus colegas de Cataluña que lo que proponen es precisamente algo que… curiosamente, apoyaríamos muchos liberales, que cada palo aguante su vela.

    ¿Renuncia el PSOE a la solidaridad interregional? Esa es una pregunta. Desde luego cuando acepta que el PSC sea una separata dentro de su estructura nacional la cosa no pinta bien. Pero…. Hay que hacérselo ver. Hay que enfrentarles con esa contradicción. Hay que decirle al Tomas Gómez, al Page, al de Extremadura, al Griñán que qué opinan al respecto. Esa debe ser la labor de los demás españoles. Preguntarles si están de acuerdo con la política del OPSC en Cataluña y hacia dónde nos lleva. Por cierto, una adenda a lo que digo. El hecho de que el PSOE en sus actos cante la internacional…. es una broma ¿No?

  • Hola! He escrito una entrada en mi blog al respecto
    http://tangencial-conversa.blogspot.com.es/2012/09/y-ahora-que.html

    En síntesis:
    1. La manifestación interpela tanto al independentismo como al estado: a partir de ahora deberá explicar lo que implica la secesión.

    2. No todo está perdido para los catalanes que queremos seguir siendo españoles

    3. Sin embargo, el estado deberá mover ficha (no nos rindamos tan fácilmente): si el café para todos nos ha producido esta hipertensión, volvamos al planteamiento previo (y que parecía más sensato): autonomías sólo para Cataluña y País Vasco, el resto descentralización administrativa.

    4. ¿eso evitaría la independencia? quizás no, pero lo que es seguro es que proporcionaría más fuerza a España en caso de que ese supuesto se diera.

    • El que sólo el País Vasco y Cataluña tuvieran autonomía (o una autonomía fuerte) lo único que crearía sería más animadversión del resto de ciudadanos españoles hacia estas regiones, en plan de “por qué ellos se creen tan especiales y nosotros lo tenemos que aguantar”.
      Por otra parte, he leído tu artículo y me parece interesante lo de si el gobierno central va a invertir en Cataluña si en 10 años podría independizarse. Ahí queda la cuestión.

  • A medida que iba leyendo cada uno de los comentarios se me hacía más palpable que el ‘debate’ nazionalista no se mueve en este ámbito. Es todo un sentimiento, una sensación interior, y contra esto nada se puede hacer.

    Por mí, y lo siento por los catalanes no nazionalistas, que los gobernantes de la Generalitat ponga la fecha de ruptura y listo. Así potenciaríamos el trabajo de las constructoras, porque si por mí fuera levantaba un muro en la frontera que se iban a reir del de Palestina…

  • Coño, mi mujer viajaría al extranjero un par de veces por semana. Guay.

    • Quicir, viajar al extranjero viste muco más que irse aquí al lao. Puedes usar un par de pasaportes al año y vacilar un huevo.

  • Yo lo que digo es que estupendo, que se vayan. Pero que en Cataluña hay zonas donde el independentismo no es la mayoría. Con esa sensibilidad tan exquisita que tienen los nacionalistas entiendo que no tendrán problemas en permitir que esas zonas permanezcan como parte de España.

  • Un viejo proverbio dice que “más vale solo que mal acompañado”… y en estos momentos, tal como están las cosas, tanto Cataluña como el País Vasco son malos compañeros de viaje para España.

    Por eso mismo, lo mejor sería darles la oportunidad de decidirse: independizarse o formar parte de una España mejor organizada (es decir, o decididamente federal o más centrista, sin tanto poder ni miramiento para las autonomías). En cualquier caso, todos ganaríamos.

  • Te asomas a cualquier sitio y la generación del 98 parece una chupipanda.

    Y en un referendum votaria si a la independencia de Cataluña, como la mayoría de “castellanos” y no solo porque este cansado de que me insulten y me acusen de carcelero y ladrón, también porque si realmente hay una mayoría catalana que se siete española NO SE NOTA; si, tanto hablar de emociones y sentimentalismos al final te da el ramalazo visceral.

  • Gran artículo, Burrhus. Lo comparto en su práctica totalidad.

    Y es que uno entiende los argumentos de Isma y Jordi, entre otros, pero todo tiene un límite.

    Se puede ser nacionalista, independentista o mediopensionista. Lo que no se puede es ser tan pesao.

    Piensan los nazionanistas que el resto de españoles estamos pendientes de ellos continuamente, para bien o para mal. Y no. Anda que no hay asuntos de que preocuparse.

    Referendum ya. Eso sí, luego hay que aceptar el resultado y, en su caso, dejar de dar el coñazo. Salga lo que salga, a dedicarse a lo importante y dejar de perder el tiempo.

    • El verdadero negocio de esta tropa de nazionalistas no está en irse, sino en irse yendo continuamente…

      Es un chantaje insaciable para mantener su chiringuito tresporcientero…

  • Hola, Vaivod. Para bien o para mal son (somos) especiales, sólo hay que ver el ruido que generamos. ¿Has leído el artículo que comenta Burrhus en El País? Si el resto de España tuviera consciencia de que el sistema autonómico sirve más a los intereses de los partidos y no a los de los ciudadanos quizás no tendría tanto problema en aceptar una simetría siempre que no implicara desigualdad en lo básico: educación, sanidad y pensiones.

    • Sois especiales porque tenéis dinero para crear campañas publicitarias de victimismo. Las únicas regiones que pueden quejarse de trato discriminatorio por parte de España son Extremadura, Castilla – La Mancha y el norte de Andalucía, pero como allí no hay dinero, su voz es mucho más débil.
      Ve a preguntarle a la gente de estas regiones a ver qué opinan cada vez que sale un catalán en la tele diciendo que lo están pasando mal…

  • Buenas!!!!!!!

    Me gustaria saber , la pregunta es para los “especiales” cual es la raiz epistemológica del nacionalismo o desde que paradigma defienden sus ideas; decia Vargas LLosa y en eso le doy la razón que solo existen dos tipos de nacionalistas, los ignorantes que van detrás del que proclama su pais defiendo su diferenciacion con el resto sin preguntarse nada más, estilo masa borreguil que sigue a Sanchez Gordillo, y los que sacan un provecho del nacionalismo, pues puede ser un económico, por privilegios, puestos o sillones, concesiones etc..
    Solo así pueden explicar el nivel de argumentos que esgrime alguna gente, “somos especiales”,especial con respecto a que??? ¿ tienes un RH catalan como decia Arzallus del vasco?? así tomaron buena nota en la pelilcula Airbag y apareció el Lehendakari negro como el carbón, si no es genético, el chimpace comparte un 99% de ADN con los humanos, entonces será ambiental??? no hay una sociedad en el mundo con caracteristicas similares a la catalana, está metida en una urna y en esa tierra influyen otras variables que no hay en otra sociedad y las que son comunes no confluyen de la misma manera que en el resto de los pueblos produciendo resultados diferentes, no hay cosa igual en el mundo, no se como la comunidad científca no se para estudiar dicho fenómeno.
    Lo que si parece es que si siendo nacionalista no se ganara un euro, habrá cuatro nacionalistas, los de la primera clase.