Home Política Un Apocalipsis cotidiano

Un Apocalipsis cotidiano

escrito por Germanico 3 agosto, 2012

Se supone que el Apocalipsis debería ser un gran acontecimiento de catastróficas e inmediatas consecuencias. Sin embargo algunos empiezan a habituarse a vivir en él. Podríamos hablar de su Apocalipsis cotidiano. Yo no estoy entre quienes lo sufren más directamente, si bien he estado muy cerca de arrojarme a sus llamas con el pecho por delante gritando a la muerte. Ahora millones de almas deambulan por aceras del plan E sin rumbo. ¿Quo Vadis Unión Europea? ¿Quo Vadis Occidente? Los espectros que ahora muestran sus demacrados rostros otrora fueron gorditos felices que cenaban todos los fines de semana fuera y tomaban cervecitas casi a diario. La humanidad quejumbrosa no es que esté harta – para eso haría falta que antes hubieran estado incómodos con la situación pero callados por un exceso de prudencia que ahora consideraran estúpida y culpable -…la humanidad quejumbrosa lo que está es por muy por debajo de sus expectativas cuando antes vivían muy por encima de sus posibilidades.

Me propongo escribir un relato. Es sobre el fin de la humanidad. No sé si lo haré aquí por partes o para un editor que busca un autor en mi que hasta ahora no ha encontrado. El caso es que últimamente me obsesionan los libros y los filmes que abordan ese asunto tan unido al devenir de las locuras de nuestra historia como la muerte lo está al de la locura de nuestras vidas. He empezado por Soy Leyenda, pero cualquier farsa sobre la gran verdad del final me entretiene y me produce una oscura y perversa delectación que sólo puede explicarse por mis ansias de aniquilamiento. En fin, que podría ser el fin. Uno más de los posibles dentro de un horizonte de posibilidades que, en ocasiones, mengua hasta hacer atisbables, e incluso amigables, los grandes ocasos.

Ya les tendré informados sobre mi novela.