Home Economía Preferimos que no digan más tonterías (sobre preferentes y bancos) y II

Preferimos que no digan más tonterías (sobre preferentes y bancos) y II

escrito por Sefuela 12 julio, 2012

Hace pocos días escuché, en un telediario de una gran cadena nacional, hablar de que las participaciones preferentes de la CAM se amortizarían a valor cero, y que sus poseedores no recuperarían un céntimo del dinero invertido. Confundían estos periodistas las participaciones preferentes (que no tenían nada que ver con la noticia) con las cuotas participativas, a las cuales se refería la información. Confundían lo que es un título que certifica que su poseedor es dueño de una parte de la Caja, equivalente a una acción de una sociedad anónima, con un título que equivale a un bono perpetuo (sin amortización), y cuyo poseedor es acreedor de la Caja, pero no dueño de una parte de la misma.

Las cuotas participativas de las cajas equivalen a las acciones de los bancos, con la particularidad de que no tienen derechos políticos. Es decir, no tienen derecho de voto en la asamblea general. En caso de liquidación de la caja, sólo tienen derecho a cobrar algo si el resto de acreedores han cobrado. Están reguladas por el Real Decreto 302/2004, de 20 de febrero, sobre cuotas participativas de las cajas de ahorros.

Las participaciones preferentes son títulos de renta fija. Sus poseedores son acreedores de la entidad financiera, pero los penúltimos en cobrar. Sólo cobran recuperando su inversión antes que los accionistas y después de todo el resto de acreedores. Este es un buen ejemplo de una información correcta que debía haber sido facilitada a todos los aspirantes a comprar estos activos http://tinyurl.com/cs2szkl  . Se especifican los riesgos, cuándo pierden derecho a cobrar rendimientos de su inversión, e incluso su tratamiento fiscal.

Ambos tipos de activo tienen en común que el cobro de rendimiento de la inversión está sujeto a la obtención de beneficios por parte de la entidad, y que son inversiones perpetuas. Es decir, no hay un plazo especificado en el cual se recupere la inversión. Para hacerlo, debemos vender nuestro activo en el mercado secundario correspondiente, siempre y cuando exista alguien que quiera comprarlas a algún precio. Además, ambos tipos de activo cuentan como capital a efectos de los requerimientos internacionales de Basilea, dado que no se prevé que se amorticen nunca, y el dinero captado por estos productos queda, para siempre, a disposición de la entidad financiera. Aquí http://tinyurl.com/bufu4zl están los detalles.

Lo que puede inducir a error, es que, en ocasiones, el emisor se reserva el derecho de amortizar anticipadamente las participaciones preferentes. Puede hacerlo a partir del quinto año, en fechas prefijadas y con la necesaria autorización del Banco de España. Esas son las fechas que, aparentemente, aparecen como fechas de vencimiento en algunos certificados. Sin embargo, esto no es un derecho del poseedor del título, sino del emisor del mismo. De la caja, no del particular.

Asimismo, la denominación en inglés de las participaciones preferentes es preferred shares (acciones preferentes) lo que induce aún más a confundirlas con las cuotas participativas.

Volviendo a la notica de hace unos días, es lógico que los poseedores de cuotas participativas de la CAM (la primera que las emitió en España) no recuperen un céntimo. Son los dueños de algo cuyo valor es cero o negativo y, por tanto, han perdido todo su dinero. Es lo que pasaría si un banco o cualquier otra empresa quebrase y tuviera un patrimonio negativo. Los dueños no verían un céntimo.

Cuestión diferente son los dueños de participaciones preferentes, que son acreedores de algo que ha cambiado de forma jurídica hasta perderse, pero que sigue existiendo, aunque ya no sea lo mismo. Estos señores pueden recuperar algo de lo invertido.

La primera alternativa sería venderlas en el mercado secundario. Para ello, tendría que haber alguien interesado en comprarlas, que normalmente será la propia entidad financiera, o la que haya absorbido su negocio a efectos jurídicos. Esto ocurre porque al recomprar las participaciones a , digamos, el 60% de su valor de emisión, se producen dos efectos para la caja (llamémosla CAM) o su sucesor.

Por un lado consigue dar como beneficios extraordinarios el equivalente a la diferencia entre el precio de emisión y el precio de recompra. De esta forma, si recompra participaciones por 100 millones de euros, puede declarar como beneficios 40 millones. Como punto negativo, al amortizar las preferentes, la caja o banco se descapitaliza, puesto que pierde unos recursos con los que contaba para siempre, y disminuye su nivel de cumplimiento de los ratios de capital de Basilea y su fortaleza de cara a los famosos test de estress.

Ante este tipo de situaciones (hay precedentes como algunas inversiones realizadas en activos de Lehman), se suele buscar una solución que permita recuperar el total de la inversión al cabo de un periodo de tiempo que ronde los 7 años, pero sin ninguna rentabilidad, e impida la fuga masiva de capitales.

En el supuesto caso que nos ocupa, en que el valor de las p.p. es del 60% del nominal, se puede ofrecer recuperar la inversión al cabo de 6,5 años. Esto equivale a pagarlas a su valor real, y dejar el dinero en depósito obteniendo una rentabilidad del 8,2% durante esos seis años y medio.

Este tipo de solución es el que ha intentado Bankia hace poco http://tinyurl.com/bpr4d89 , pero no le ha sido permitido por la Unión Europea, que exige que los poseedores de preferentes no pierdan menos del 50% de su inversión si se han recibido ayudas públicas en la entidad financiera.

La segunda, en el caso concreto de las p.p. de la CAM es acogerse a la oferta realizada por el Banco de Sabadell, que consiste en canjearlas al 100% de su valor nominal, por acciones de dicho banco que pagarían a 2,3 € (si canjean preferentes) o a 4,18 € / acción (si canjean obligaciones subordinadas) http://tinyurl.com/cb7rugq y http://tinyurl.com/cnoweyn . De esta forma, podrían recuperar su dinero si venden las acciones en el mercado, en el que sí existen compradores para esas acciones.

¿Recuperar su dinero?. Me temo que no me he expresado bien. Porque existe un pequeño detalle que debemos tener en cuenta. Las acciones de este banco se negocian en el entorno de 1,4 € por acción. Es decir, quien se acoja a la oferta y opte por vender inmediatamente las acciones recuperará alrededor de un 33% de lo invertido si tenía obligaciones subordinadas o un 60% si tenía p.p..

Esto es algo similar al primer canje ofrecido por Bankia-Caja Madrid, en el que las acciones ofrecidas lo eran a 3,31 €, con lo que quien se acogió al mismo ha recuperado alrededor de un 30% de su inversión.

Para terminar, y dado el número de veces que se me revuelve últimamente el estómago al oir hablar de las ayudas a los bancos y a los banqueros, creo que debo intentar clarificar esto. Los problemas en entidades financieras aparecieron en las cajas (con insignificantes excepciones). Cajas gestionadas por políticos, y que eran lo más parecido a un banco público que quedaba en España. Casi ningún banco privado ha tenido problemas de solvencia y casi ninguno ha necesitado ayudas públicas.

Las ayudas han ido a lo que destrozaron sus gestores políticos, que también han dejado España como está. Por favor, dejen de hablar de ayudas a la banca.

  • Sefuela

    Según parece, el FT ha publicado que se iba a optar por una solución golbal para las preferentes, en la línea de lo que yo comentaba que sería razonable. Bruselas ha desmentido la información, pero cuando el FTrío suena…
    http://tinyurl.com/cmg79zl

  • Sefuela

    Gracias, atroma. Interesante pregunta que creo se me ha pasado explicar.

    El dinero captado por una entidad financiera mediante la emisión de participaciones preferentes y obligaciones subordinadas se considera (con algún matiz y cumpliendo ciertas condiciones) capital propio de la entidad, a la hora de pasar los famosos test de estress y para los acuerdos de Basilea. Ambos buscan que los activos (inversiones y préstamos) de la entidad no superen X veces el capital propio, para considerarla solvente.

    Si tienes un capital propio de 6 frente a unos activos de 60., no cumples. Pero si consigues que 4 del dinero que tenían depositado tus clientes (que era financiación ajena) lo inviertan en p.p. , Entonces se considera que tu capital propio es de 10, cumples lo que te piden y pasas por ser una caja solvente.

    Tú (caja) tienes el mismo dinero, pero ya no se considera que lo tengas que devolver, sino que es tuyo.

    Si además  estás viendo que tienes problemas para cobrar los préstamos hipotecarios que has concedido, que mucho los vas a tener que considerar morosos, que, por tanto, vas a tener que provisionarlos, y dar pérdidas, que detraerás de tu capital propio, creo que queda claro lo de las carreras por transformar dinero depositado por dinero invertido en preferentes.

    Saludos      

  • atroma

    Mill y drizzt; no veo nada de malo en que cualquier inversor intente sacar más rendimiento a su capital. Lo hacemos continuamente todos, y todos los días. Incluso los socialistas pretenden sacar más rendimiento a sus pocas ganas de trabajar pidiendo subvenciones.
     
    Otra cosa es que muchos tuviesen conocimiento pleno de lo que firmaban. Hay contratos firmados con la huella dactilar, y otros poseedores de títulos que sufren enfermedad de Alzheimer, hay personas de 80 años y gente que su firma no coge en  todo un folio de A4. Y todo eso no significa más de lo que cualquiera sospecha, hay analfabetos que no firmaron. Sin embargo, todos, o la inmensa mayoría, firmo por confianza de quien le ofrecía el producto. El 90% de los afectados por las preferentes provienen de personas que cambiaron sus plazos fijos por ese producto, que fueron ofrecidos la misma persona que les atendía siempre. Por lo tanto la avaricia no es en este caso un argumento, sino la escasez de sospecha. La confianza expresa en quien se lo ofrecía. 

  • atroma

    Buen resumen e inapelable final. Sin  embargo, varios puntos; reitero que en situaciones de la operativa propia del mercado, la quiebra de una entidad es parte del riesgo, Y su apuesta es parte de confianza y conocimiento. Los dos ejemplos están bien traídos, no puede ser que MAFO dos meses antes diga que bankia es una entidad solvente, y en el transcurso de poco más de 60 días se necesite 20 mil millones para equilibrar compromisos. 20 mil millones me da a mí que es un poco arbitrario, pero en fin, se acepta pulpo. O la cam que presenta unos resultados en positivo de 400 y pico millones, sin necesidad del FROB, y cierra un viernes con 2700 millones de agujero que nadie sospechaba. Algo falla.
     
    Y lo que falla es que quienes llevaban esas entidades no tenían ni pajolera idea de lo que llevaban entre manos. Uno tonto con poder. Y esos tontos tenían capacidad para hacer competencia a bancos, que suelen tener gente mejor preparada y peor pagada. Así, y con esas, crearon un producto del cual todos y cada uno de los consejeros tenían parte, pero que tuvieron la perspicacia de vender sus bonos o acciones una semana antes de la intervención por parte del banco central. Con unos sueldos que visto lo acontecido no respondían ante ninguna responsabilidad, simplemente el sueldo va con el cargo, y el cargo va con las amistades molestas que puedas acaparar. Como suelen funcionar la mayoría de empresas públicas. Sin más.
     
    Y entre declaraciones, modesto crespo nos cuenta que no se atrevió a bajar el sueldo a la ex directora por no parecer sexista ¿y esta señora estaba como directora por paridad sexista? ¿Cuántos inversores de las preferentes sabían que el sueldo de la directora correspondía a una formalidad de una persona con perjuicios? ¿Cuál es el criterio para cada uno de las inversiones habidas por la entidad si nos atenemos a las declaraciones ante la audiencia nacional del señor crespo? Y no es baladí, el sueldo de una profesora de baile metida a directora de una entidad pública financiera lo marca su posición al hacer pi pi. Perdón por la ordinariez.
     
    Sefuela, gracias por hacer un resumen equilibrado en las formas. Sin embargo tengo alguna duda, si las preferentes, las cuotas o los bonos subordinados, se crearon para incrementar el capital de las entidades ¿Por qué cambiaron plazos fijos por ese tipo de productos? Habiendo cuentas, no va destinado a traer nuevos clientes, capital o inversores, no, sino a cambiar plazos fijos por acciones. Además de poco ética en muchos casos, y menos profesional. Esa sencilla pregunta es la que menos me encaja.
     
    Y por último la noticia del domingo pasado sobre los bonos de la CAM, fueron más bien una formalidad sin más sentido. Todos los activos de la caja de ahorros pasaron al banco cam, y este fue vendido al Sabadell. Por tanto la noticia en si fue más bien sensacionalista, llevada a cabo por TVE y como objetivo hacer daño a la imagen de un gobierno.
    Saludos.

  • Juano

    En cierta medida estas conductas despreocupadas al firmar lo que se les pone delante por parte de no pocos consumidores en no pocos ámbitos, tiene mucho que ver en la idea de que papá estado vigila todo y se ocupa de que nadie haga nada malo.  De estar la economía en general -y el sector en particular- liberalizada la cultura a la hora de firmar e invertir sería muy distinta:  O bien se mirarían todo el texto de lo que firman, o bien pagarían a alguna firma que avalara responsablemente el producto.  Firma que se financiaría con el dinero voluntario de los que quisiesen sus servicios y que tendría que apoquinar de meter la pata.  Pero tenemos un sistema que en teoría da ese aval mediante organismos que se financian coercitivamente y que no rinden cuentas de sus resultados.

    Increíblemente la gente sale a la calle para mantener lo que tenemos.

    En cuanto a los clientes que cayeron, es una pena, pero si creían vivir en el país de las maravillas nosotros no tenemos que pagar su mal despertar. 

  • politica SA

    Muy buen artículo.
    No confundamos churras con merinas.Las cajas las quebraron los políticos y sus amigos para financiar la burbuja inmobiliaria que benefició a los mismos.

    Con el cuentecito de la obra social se quiere  tapar el saqueo que políticos y sindicatos de toda ideología hicieron en este pais.

    Esperaban que Alemania pusiera otros 130.000 millones de euros de fondos de cohesión como con Aznar.Pero ,no.Alemania se cansó .Ya no va a poner más .Exactamente igual que en Argentina.Los políticos no dan la talla.

    Los políticos ,ya que no nos podemos librar de ellos ,pocos y lejos del dinero por favor……Que ya esta bien.

    Despues de sanear las cajitas se privatizan y ya las cuidaran los accionistas por la cuenta que les trae…que a esos nadie les regala el dinero.

    Privatizacion de las cajas ya!!

    Un ERE que nos libre de la mitad de políticos ya!!………Los comunistas,tambien.Los falangistas,tambien……..Los ecologistas ,tambien.

     

  • Drizzt

    Hola Mill

    Por decir lo que usted comenta de los intereses de las preferente, me he llevado en algunos foros, palos hasta en el cielo de la boca. 

  • Sefuela

    Tienes razón en que hay gente entrampada que me recuerda a lo de Afinsa: mucho presumir al principio, y luego pedir que le devuelvan el dinero. Sin embargo, en este caso hay un poco de todo, incluídos ancianos que se fiaron de su banco de toda la vida. La declaración de ayer de NovaCaixaGalicia pidiendo perdón por cómo se había hecho la venta de ciertos productos es una prueba de ello.

    Ahora, perdón ni uno. Si reconoces tu culpa, paga por lo que hiciste.

    Lo de Terra yo también lo recuerdo. llegó el momento en que se convirtió en pura ludopatía. Muchos de los que no se quisieron acoger al último canje por Telefónica compraron Avanzit, y al final cobraron el equivalente a 0,4 por acción de Terra.    

  • MILL

    Yo también me indigno cuando hablan de “ayudas a la banca” cuando en realidad la banca privada ha puesto dinero en este asunto a través del Fondo de Garantía de Depósitos.

    Y encima algunos piden la “nacionalización de la banca”, ¿Más todavía?
    En cuanto al asunto de las participaciones preferentes es curioso como los inversores dicen que no sabían que eran perpetuas… si hubieran seguido cobrando el 7 % o el 8 % de intereses (que fue lo que les llevó a comprar el producto) no habría ninguna protesta.

    Es lo de siempre, me acuerdo cuando la gente compraba acciones de Terra a 100 € (cuando empezaron valiendo 4 €) pensando que subirían a 200 € y que luego acabaron demandando a Telefónica porque las acciones acabaron valiendo… 4 €.

    Saludos. 

  • pvl

    Sefuela, ya era hora de que alguien con conocimientos diga en voz alta, que el problema financiero en España no es de la BANCA en general, sino de las muy públicas Cajas de Ahorro. Personalmente, a mí Botín no me ha robado nada, pero sí lo han hecho los gestores (políticos DE TODOS LOS COLORES y sindicalistas de todo pelaje) de las Cajas de Ahorro, a las que por cojones y por obligación tengo que contribuir a salvar, entre otras cosas, con la rebaja de mi salario.

  • Sefuela

    Gracias, Ijon. Por el comentario y por tener el valor de leerlo.

    Soy consciente de que un artículo así de largo y aparentemente complicado, asusta un poco.

    Saludos  

  • Se agradece. Sencillo y fácilmente entendible.

    Personalmente, tenía la idea general pero patinaba en algunos matices. Salvo lo de los dos párrafos finales, que lo tenía clarísimo.