Home Economía Plan de incentivos para altos directivos y politicos: compartir el dolor

Plan de incentivos para altos directivos y politicos: compartir el dolor

escrito por Germanico 21 mayo, 2012

En la acerera Nucor los llamados “altos funcionarios”, que no son otra cosa que los miembros del Consejo de Administración, no tienen contratos laborales ni participan en el reparto de utilidades, pensiones o planes de retiro –nos dicen Robert N. Anthony y Vijay Govindarajan en su obra Sistemas de Control de Gestión– Su salario base es menor que el que reciben los ejecutivos de compañías equiparables. Los altos funcionarios tienen un sistema de compensación basado en que el rendimiento sobre el capital de los accionistas supere ciertas ganancias mínimas. Una parte de las ganancias antes de impuestos se pone en un fondo que se divide entre los funcionarios. Si Nucor tiene un buen desempeño, los bonos de los funcionarios en forma de acciones (alrededor del 60%) y efectivo (alrededor del 40%) llegan a sumar varias veces su salario base. Si el desempeño de Nucor no es muy bueno, el pago de un funcionario es únicamente su salario base y, por tanto, es bastante menor que el pago promedio para su nivel de responsabilidad.

Durante una temporada baja en la década de 1980 -nos siguen contando Anthony y Govindarajan-, Iverson, el Director Ejecutivo, fue nombrado el CEO de los 500 de Fortune con el pago más bajo. Ken Iverson lo consideró un honor. “Cuando caminaba por la planta en esa época en que tuvimos que reducirnos las semanas laborales a cuatro días y hasta a tres y medio, nunca oí que un empleado se quejara -dice-. Quizás su pago se redujo un 25%, pero sabía que el jefe de su departamento tenía una rebaja mayor y que la aplicada a los funcionarios era todavía más grande, en términos porcentuales. Lo llamo el programa para compartir el dolor…Me parece que en 1980 gané 430.000 dólares. En 1982 gané 108.000. La gerencia tiene que cargar con la mayor rebaja del pago porque tiene la mayor responsabilidad”.