Home Liberalismo Armas de fuego: defensa propia legítima

Armas de fuego: defensa propia legítima

escrito por Firmas Invitadas 16 mayo, 2012

En este post trataré de llevar a cabo una argumentación a favor del derecho a la tenencia de armas de fuego. Lo haré mediante varios ejemplos, en los que demostraré que prohibir a un ciudadano tener armas en su casa, es un acto inmoral comparable al asesinato.

Para comenzar, partimos del axioma de la existencia de los Derechos Naturales. Hablamos de derechos que son anteriores a la existencia de cualquier Estado, de cualquier legislación. Los vemos por intuición, están ahí y no necesitamos que nadie nos lo explique, lo vemos nosotros solos. Como por ejemplo:  no está bien matar.

Pasemos al primer ejemplo, relacionado con el derecho individual.

Ejemplo 1.

Eres un juez y estás ante un caso importante. La persona acusada lo está por un crimen que ha causado un gran escándalo. A lo largo del juicio descubres que el acusado es inocente. Pero sabes que todo el mundo en la calle lo cree culpable. A raíz de eso, crees que si lo declaras inocente, provocarás revueltas en las cuales morirá gente injustamente. La culpabilidad llevaría al acusado a la cadena perpetua, sin revisión ¿Deberías declararlo culpable?

Si respondes “no”, entonces llegamos a la conclusión de que no es correcto pisotear el derecho a la libertad de una persona, aunque esto pudiera prevenir violaciones de derechos comparables. El deber del juez es en cada momento hacer lo que pueda porque se defiendan los derechos de cada individuo, centrado en el individuo y no en las posibles consecuencias en su entorno.

Ejemplo 2.

Ahora nos enfrentamos a otra situación:

a) Estás solo en casa y entran dos hombres fuertes por la ventana. A uno lo llamaremos asesino, y al otro cómplice. Sin darte cuenta, el cómplice te ha sujetado de los brazos y te impide cualquier movimiento. Cumple la función necesaria para que el asesino te dé el golpe de gracia sin casi inmutarse y te mande al otro barrio.

Desde un punto de vista moral, el peor situado es el asesino. Pero el cómplice está muy cerca, tan cerca que es difícil ver la barrera que los separa, y en la mayoría de los casos tendemos a ponerlos a la misma altura.

b) Imagínate la misma situación pero con dos diferencias: La primera, tú tienes una pistola en el cajón de la mesilla, cerquita de la almohada. La segunda, el cómplice esta vez no te sujeta de los brazos, sino que te roba la pistola en un descuido. A continuación, el asesino entra a por ti. El asesino es mucho más fuerte que tú y va armado, así que no tienes ninguna posibilidad y te mata.

De nuevo, el cómplice vuelve a cometer un acto completamente inmoral a la altura del asesino, y le permite hacer su trabajo. Probablemente te podrías haber salvado con la pistola, pero el cómplice lo impidió.

c)Ahora imagínate la misma situación que la anterior, pero ahora el cómplice no entra al mismo tiempo que el asesino, sino que entra el día anterior a tu casa, y te quita la pistola. No solo eso, además de robarte la pistola, avisó al asesino de que lo había hecho. Tú te das cuenta, pero no te compras otra pistola porque no tienes dinero en ese momento. Al día siguiente, cuando estás en la cama, y el asesino viene a por ti, de nuevo estás indefenso y te mata.

De nuevo, el cómplice está a la misma altura que el asesino porque te ha impedido defenderte. En otras palabras, lo que ha hecho el cómplice en los tres casos, es coartar tu derecho a la legítima defensa, que no es más que el derecho natural que todos tenemos a defendernos de una agresión de la forma más efectiva posible.

Llegamos a la conclusión. Si en el primer ejemplo consideraste que no se puede juzgar culpable a un inocente, aunque con eso se salvaran vidas, y crees que existe el derecho a la legítima defensa, nunca puedes estar de acuerdo en que el Estado, con la supuesta intención de salvar vidas (ej1), te quite las armas de fuego y actúe como el cómplice del caso c). Porque el Estado, al igual que el cómplice, participa activamente en los hechos que conducen a la muerte de la gente que se podrían haber salvado si hubieran tenido un arma. El Estado en estos casos actúa como el cómplice, porque SABE, tiene la completa certeza, de que se van a producir asaltos y de que siempre va a haber gente dispuesta a agredir o matar a otras. Además, actúa como el cómplice chivato del caso c), pues al ser pública la legislación, todos los ladrones saben que la gente de bien no está armada.

Autor: Juanma Barrio

  • Juanma Barrio

    Me gustaría mover el comentario grande que puse en contestación a PVL aquí abajo, que se vea ancho porque así no se puede. ¿Algún señor moderador me ayuda? Me refiero al comentario que empiezo con: “PVL, primero decirte…” Gracias…

  • Juanma Barrio

     
    PVL, primero decirte que has pedido datos de que las armas no llevan a la violencia, y te he dado datos concretos, estudios estadísticos. Y no he sido yo el primero en dártelos,  así que te pido que des una opinión. Si pides datos y te los dan y aceptas los datos deberías cambiar de opinión, y si no aceptas los datos deberías decir porqué. Y si no, al menos aporta alguno que apoye tu posición. Esa que dice que si la tenencia de armas es libre se disparan los homicidios.
    ¿Por qué dices que no diferencio entre lanzallamas y pistola, si estoy dispuesto a aceptar que pueda ser discutible prohibir llevar un lanzallamas por la calle, pero nunca un arma corta? Está claro que diferencio entre ambas, y hago esa diferenciación para que intentemos llegar a un punto común. Sin embargo, desde que hablé del lanzallamas me lo lanzas todo el rato. De verdad que si lo sé no pongo lo del lanzallamas.
    Dices que mi posición es extrema, lo mismo puedo decir de la tuya. Tu posición es extrema en la prohibición, y la mía en la libertad. Tu posición implica actuar violentamente contra gente por llevar un arma, la mía implica no actuar. Tu postura implica actuar contra un individuo no porque haya matado, ni robado, ni violado. Solo por llevar un arma. Así que tu postura exige usar violencia y la mía no ¿Has visto Minority Report? Tus palabras acusan a la población armada de ser unos potenciales delincuentes, cuando los datos en el mundo te demuestran que no es así. Que hay países en los que la gente no sale a la calle sin un arma, y no son ese mundo de homicidios y sangre que tú dices que deberían ser. Es más, se comprueba la utilidad de las armas para evitar crímenes. Claro, tu siguiente argumento pasa por decir “pero es que el resto de países no son España, yo en España estoy muy acostumbrado a ver violencia, se lían unas de la leche  cuando mi hijo juega al futbol… Y claro, si la gente tuviera armas todo sería mucho peor.”  Tienes que aceptar que una piedra es un arma. Una mano es un arma. Un hombre entrenado es un arma. ¿Prohibimos las piedras, manos o gimnasios? ¿Prohibirías mañana los coches si un hombre entrara en un campo de futbol de niños y atropellara a 7 niños?
    ¿Prohibimos los coches por esto que pasó la semana pasada en España? -> http://www.elmundo.es/accesible/elmundo/2012/05/12/andalucia/1336837552.html
    Pero no es la primera vez que pasa. Hay más, toma otra prueba de que los coches son estupendas armas que se pueden usar para el mal:  http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/01/20/andalucia/1327068068_143470.html (el hombre también embistió contra una hermana y su cuñado, que resultaron heridos)
    ¿Otro caso más? http://www.lasprovincias.es/v/20120210/sucesos/camionero-atropella-mata-vigilante-20120210.html
    Aquí tienes 3 casos en España, si eres coherente te parecerá suficiente para prohibir mañana los coches. Estoy seguro de que no querrás prohibirlos. Pero por favor, vamos al grano de este asunto, que también lo han dicho ya aquí: Las armas no son personas, las armas no matan, las armas no te saltan a los huevecillos ni nada de eso. Las armas son objetos inanimados que usa la gente. Como cualquier objeto, puede ser un fin en sí mismo, o un medio para conseguir otra cosa. Si nos centramos en el arma como medio para conseguir otros fines, se nos aparecen muchos fines, como por ejemplo: Homicidio, defensa propia o ajena, caza, tiro deportivo. Si hacemos el mismo ejercicio con el objeto “coche”, es decir, identificamos cuales son los fines para los que un coche es útil como medio nos salen: Homicidio, defensa propia, conducción deportiva, transporte de las niñas al cole. Depende de la persona escoger el fin para el cual va a utilizar el medio. Criminalizar a toda España y decir que el uso principal que se le daría a las armas sería el del homicidio o el de la agresión injusta, me parece excesivo.
    También dices que las armas son peligrosas en sí mismas con tu ejemplo militar, y nos dices que la gente se puede equivocar, y matar por accidente. Obvio que te puedes equivocar, pero también con los coches. Tenemos muchas muertes al año debido a errores humanos, eso que llaman accidentes. ¿Prohibimos los coches porque la gente se equivoca?

  • Juano

    Si vives en un sitio como en el que estoy, te aguantas con el volumen de tu vecino por la noche y procuras un acercamiento amistoso.

    Si vives en un sitio donde hay un mínimo de ley y orden, entonces llamas a la policía y denuncias.  

    Luego contrapones una situación de uso de armas con otro de tenencia.  No es comparable.  Entre otras cosas, porque si uno es tan torpe como para apuntar un arma cargada a otros que también las portan, que se lleve él un tiro es sólo cuestión de poco tiempo.  Y además con toda la razón del mundo. 

  • Juano

    Los tiroteos en España son más habituales de lo que nos creemos, sólo que en la medida de lo posible se intenta que no lleguen a los medios de comunicación.  Ya si hablamos de armas blancas, en muchas zonas del país es fácil verlas.  
    Salvo en entornos muy hostiles lo razonable es llevar las armas ocultas, facilita mucho la interacción.  Que no las veas no quiere decir que no estén…

    Que los bobbys ya no vayan desarmados no es por culpa del terrorismo.  ¿Por qué ellos sí pueden protegerse y los ciudadanos decentes no?

  • pvl

    De mis tiempos de mili recuerdo algunas cosas relacionadas con las armas, que por tratarse de casos concretos, pueden ayudar a centrar algo un debate tan teórico:
    1º Cuando hacíamos guardias, las hacíamos con los cargadores vacíos. Y eso en unos tiempos en los que el terrorismo etarra existía como una amenaza real a todo lo que fuera “militar”. La razón es que nuestros mandos tenían más miedo de que tuviéramos un accidente fortuito a que el cuartel sufriera un ataque terrorista. Dando por sentado que ellos eran los profesionales en el manejo de armas y que en consecuencia calibraban mejor que los simples soldados el peligro que entraña el manejo de armas, me parece que era una medida bastante sensata aunque no dejara de resultar chocante.
    2º Si tengo que elegir un momento de tensión , en el que los oficiales tuvieran los nervios a flor de piel, sin duda ese era el día de practicas de tiro real. Por más que repetían y recalcaban que bajo ningún concepto, nos dierámos la vuelta con el arma apuntando hacia los demás, siempre había algún patoso que lo 1º que hacía cuando se le encasquillaba el CETME era precisamente darse la vuelta apuntando con el fusil a los mandos.
    Si eso ocurre en un contexto en el que se supone que el manejo de armas es cotidiano y habitual, ¿seguro que os sentiríais más seguros sentados en una cafetería o paseando por la calle, rodeados de gente armada, que en la actualidad? o ¿te sentirías más seguro si tienes que bajar a pedirle a tu vecino por enésima vez que baje el volumen de la televisión a las 3 de la mañana, si consideras muy problabe que el tipo esté armado? o ¿te sentirías mas seguro en esa misma situación bajando a tu vez armado?.

  • pvl

    Juanma, respondiendo a tu pregunta: si fuera el juez absolvería al acusado si creo que es inocente. De todas maneras, cuidado con los dilemas morales en abstracto porque siempre se pueden plantear de forma que las “fronteras”  entre lo que es “adecuado” e “inadecuado” (o “moral” e “inmoral”) sean los suficientemente difusas como para llegar a una conclusión y la contraria.
    Así que descendiendo a lo práctico, si tu lo que defiendes abiertamente es que tienes derecho hasta a tener un lanzallamas en tu casa, (con lo que de paso, das a entender que lo de pasearte por ahí con el “cacharro”, hasta a tí mismo te parece excesivo),  para dejar, definitivamente clara mi postura: yo defiendo que ni de coña permitiría que lo tuvieras ni en tu casa ni en la calle ni en ningún contexto que no fuera una guerra.
    Por lo tanto si tú posición en el asunto es tan extrema, tan teórica o tan quimérica, que ni siquiera diferencias entre lanzallamas y pistolas, y todo se resume a un “debate sobre el genérico derecho  a la libertad de poseer cualquier tipo de arma”, sin entrar ni siquiera a valorar el contexto de violencia en el que reinvindicar ese “supuesto” derecho,  me parece que si tuviera que calificar tu aptitud sicológica para llevar armas sin representar un peligro para los demás, no te concedería siquiera ni el beneficio de la duda.

  • De la misma forma, siendo realistas, es difícil ver a gente armada con fusiles incluso en sitios donde su tenencia es legal (estoy hablando de estados civilizados, como EE.UU. o Israel, no de Somalia). Comprendo que es una exageración que queda bien en abstracto, y como argumentación.
     
    E independientemente de los ambientes donde te muevas, con sólo caminar por la calle vas a pasar junto a personas armadas. Y si sales de las grandies ciudades, en ambientes rurales son bastante comunes las armas de caza, y no precisamente en zonas marginales.
     
    Quizás yo peque de deformación profesional, pero en muchas ocasiones me asusta ver lo que llevan personas en apariencia normales, y que sin duda lo son en circunstancias usuales. Y por supuesto, el resto estamos absolutamente indefensos, lo que no es justo. Porque nadie nos va a proteger, por mucho que el Estado lo prometa.

  • pvl

    Tu afirmación de que estoy rodeado de gente armada con navajas, nunchakus, etc, sencillamente no es cierta: al menos en España y al menos en los ambientes en los que yo y la mayoría de los ciudadanos “normales” nos movemos. Y te digo lo mismo que respecto a las armas de fuego: personalmente no me encontraría ni seguro ni cómodo sentado en una terraza tomándome una cerveza rodeado de gente que exhibiera, incluso legalmente, ese tipo de armas. Insisto en que tiene que existir algo más concreto y real que la posibilidad genérica de un posible peligro a ser atacado, atracado, asesinado, para que  aceptara como “mal menor” que iba a correr menos peligro estando rodeado de kalasnikov por todas partes: por ejemplo la situación que se vive en Israel o en ciertas zonas del mundo en las que la violencia es el pan nuestro de cada día. Afortunadamente, creo que en España, distamos mucho de estar en esa situación.

  • Pero es que ya estás rodeado de gente que lleva nunchakus y navajas.  Y porras extensibles, pinchos, esprays de pimienta… Y escopetas de caza.
     
    Y la difernecia es que en España los que van armados son los escoltas (y los delincuentes), pero en Israel puede ir todo el mundo. La típica foto del tipo rezando junto a sus hijos, en el muro de las lamentaciones, y con la Uzi colgada del hombro, habla por si misma.
     
    Por supuesto, el hecho de que los gobiernos de cada país hayan prohibido o no el uso de armas, depende de las circusntancias de cada uno. EE.UU. ha sido hasta hace poco un país de frontera, Israel está en peligro permanente de invasión, en la mayoría de paises europeos había una larga tradición de control estatal (o de concienciación de que ee control era normal) sobre la vida de los ciudadanos… Pero estas circunstancias, a mi entender, no explican la razón de que la gente quiera o no llevar armas, o su legitimidad, sino el porqué sus gobiernos las han podido o no limitar.

  • pvl

    Si no me equivoco, la situación que justifica que en Israel la gente lleve armas es precisamente la amenaza del terrorismo palestino. Sería al equivalente a que los escoltas en el País Vasco vayan (o fueran) armados, lo cual es de puro sentido común. Y supongo que estaremos de acuerdo en que ni es esa la situación general de la sociedad española ni lo que se debate aquí se circunscribe a entornos de violencia extrema y generalizada como ocurre en Israel, sino que es un debate sobre el derecho a llevar armas en un contexto “normal”.
    Y en un contexto normal, por muy liberal que me considere, jamás me voy a sentir seguro y cómodo, tomándome una cerveza rodeado de kalasnikov, como no lo estaría rodeado de navajas, nunchakus o bates de beisbol.

  • Juanma Barrio

    Pipe me dice: “Sí nadie posee un arma tus ejemplos dejan de ser validos.” Pipi cree que vive en los mundos de Yuppi en el país de la gominola en la calle de la piruleta. Pero aun si viviéramos en ese mundo ficticio que imaginas,  habría gente mucho más fuerte que otra. Y este es el motivo por el que habría que inventar las armas hasta en el mundo de Yuppi: Para que la gente pudiera defenderse de los más fuertes. Porque, aunque según tú, el Estado está para hacernos iguales a todos (se me ponen los pelos de punta), estarás de acuerdo conmigo en que no van a ser capaces de hacernos iguales en fuerza, destreza, y agresividad… (oigo una voz en mi interior que dice… DAAALEEEES TIEEEEEMPOOO).

  • Juanma Barrio

     
    Pvl: Entiendo tu egoísmo, pero sobre ese sentimiento tienes que imponer el razonamiento. Te hago una pregunta: ¿Qué harías si fueras el juez del Ejemplo1?
    Respecto al límite en el tipo de arma, me convencen los que propone Miguel A. Velarde, pero también me convence su falta de convicción… En cualquier caso, y aunque es importante hablar de los límites, al menos estarás de acuerdo en que el límite no puede ser “cero armas de cualquier tipo” para las personas corrientes. Lo que es seguro es que al críminal no importará el límite, y si quiere ponerse en tu casa con un bazooka lo hace.
    Dices “Si el Estado no consigue asegurar a los ciudadanos a un nivel aceptable…”. ¿Qué es un nivel aceptable? Para dar un nivel aceptable de seguridad, la policía tiene que encontrar la forma de llegar a defenderte en el momento y lugar justo de tu agresión. Yo creo que para conseguir esto, la policía tendría que estar dotada con el don de la ubicuidad. Vamos, que la policía al completo tendría que ser Chuck Norris, y Chuck solo hay uno. Además, Chuck sólo es capaz de estar en 3 sitios distintos al mismo tiempo. En serio, la policía siempre llega tarde.
    Pides datos que demuestren que las armas no llevan a la violencia. Deberías ser tú el que aportara algún dato que demostrara lo contrario, dado que tú eres el que quiere prohibir, el que me quiere impedir a mí tener un arma, ¿no crees?  Toma este dato, sacado de gunfacts. Ahí hay muchos datos. http://www.justfacts.com/guncontrol.asp
    Te pego un dato recogido en la web:
     
    A 1993 nationwide survey of 4,977 households found that over the previous five years, at least 0.5% of households had members who had used a gun for defense during a situation in which they thought someone “almost certainly would have been killed” if they “had not used a gun for protection.” Applied to the U.S. population, this amounts to 162,000 such incidents per year. This figure excludes all “military service, police work, or work as a security guard.”[12]
     
    Pipe me dice: “Sí nadie posee un arma tus ejemplos dejan de ser validos.” Pipi cree que vive en los mundos de Yuppi en el país de la gominola en la calle de la piruleta. Pero aun si viviéramos en ese mundo ficticio que imaginas,  habría gente mucho más fuerte que otra. Y este es el motivo por el que habría que inventar las armas hasta en el mundo de Yuppi: Para que la gente pudiera defenderse de los más fuertes. Porque, aunque según tú, el Estado está para hacernos iguales a todos (se me ponen los pelos de punta), estarás de acuerdo conmigo en que no van a ser capaces de hacernos iguales en fuerza, destreza, y agresividad… (oigo una voz en mi interior que dice… DAAALEEEES TIEEEEEMPOOO).

  • El mismo test que te asegura que no te compras un cuchillo o una motosierra para matar a alguien, o que no vas a conducir tras haberte puesto ciego de tripis.

  • Juano

    Pipe, el que la quiera para atracar YA la puede obtener.  Aquí se trata de que los que la quieren o necesitan para defenderse NO pueden legalmente.  Tu pregunta no tiene fundamento…

  • Pipe

    Que test te asegura que estas comprando tu arma para defensa personal o para atracar a alguien.

  • PIpe

    Es responsabilidad del estado hacer o intentar que todos seamos iguales, con lo cual es responsabilidad del estado que no haya gente superior por tener armas.
     

  • ¿Por qué no? En Israel ocurre, y si exceptuamos los actos de terrorismo, su nivel de crímenes violentos no es diferente del de España. ¿Hay mucha diferencia entre que el que se toma un café a tu lado lleve una Heckler & Koch colgada del hombro o una navaja escondida en un bolsillo? Si sólo él está armado puede dar cierta aprensión, pero no si cualquiera pudiese llevar un arma para protegerse.
    Aunque a nivel práctico, llevar un fusil es incómodo y pesado. Lo más normal es que ocurriera como en EE.UU. y la gente llevase pistola. Las armas largas se suelen dejar para casa o, como mucho, los coches. Como ya he dicho, eso ocurre también en España, pero con las armas de caza.

  • pvl

    Entiendo que con esos límites que defiendes, y una vez cumplidos esos requisitos, uno podría tranquilamente pasear legalmente por la Gran Vía o sentarse a tomar una cervecita en una terraza, armado con un Kalasnikov.
    ¿Es así?

  • Personalmente, los límites que yo pondría son un certificado psicotécnico (para asegurarse que no se es un ezquizofrénico paranoico o no distingue un hipopótamo a 5 metros, aunque actualmente, esta gente puede tener sus armas comprándolas, por ejemplo, en las 3.000 Viviendas), y acreditar un mínimo de conocimientos en cuanto a su uso, mantenimiento y precauciones.  Algo parecido a la licencia de armas para caza o al carnet de conducir.
    En cuanto a la limitación del tipo de armas, es difícil poner la línea. Personalmente prohibiría las que tuvieran capacidad explosiva, porque superan las necesidades de la defensa, pero no deja de ser un criterio subjetivo y totalmente discutible

  • pvl

    Los límites que yo defiendo en base a los argumentos que no voy a repetir son los siguientes:
    1º Armas de fuego: con carácter general prohibidas.
    2º Resto de armas (armas blancas, etc): limitadas al interior de la propia vivienda.
    Me gustaría conocer los límites concretos (si es que os planteáis límites) que proponéis los que defendéis su uso.

  • Juano

    ¿Por qué donde se permite la tenencia de armas no ocurre nada de lo que supones que ocurriría?

  • Yo en mi casa tengo varias armas, aunque ninguna de fuego. ¿Eso las hace menos peligrosas? Bueno, es muy posible salvarse tras recibir un disparo de una 9mm usada por una persona poco experimentada; pero te aseguro que no sobrevivirás al golpe de un montante o una katana medianamente bien manejados. Entonces ¿prohibimos también la tenencia de este tipo de armas? Yo he visto casos de homicidios con un lápiz. ¿Los prohibimos también?
    No es cuestión de generar miedo ni de dar la impresión de que vivimos en un infierno, pero reitero que es imposible que el Estado defienda a los ciudadanos más que de forma genérica, amenazando con un castigo al agresor. Por lo que no es de recibo que se prohíba que esos mismos ciudadanos puedan defenderse.

  • oliver

    Me alegra ver esto, ya es hora que nos pongamos a la altura de otros países y dejemos de ser tan tercermundistas, en este post se hace referencia al derecho a tener armas para defender el propio domicilio, que como dice la ley es inviolable…, no a portarlas por la calle como si esto seria el viejo oeste, lo cual apruebo también, por que siempre estamos viendo las armas de fuego como un peligro potencial, pues les recuerdo señores que mas peligro tiene un coche, camión con el cual se puede meter un loco en una calle peatonal y matar a cientos de personas, por no hablar de un cuchillo, se compran en las tiendas de los chinos saben? Y cualquier loco hasta que lo paren puede apuñalar a todo toda persona que se le cruce por en medio, así que por favor vamos a ser adultos y realistas, y por supuesto responsables lo mismo que lo somos algunos con los coches, camiones, cuchillos etc etc, o que tenemos que hacer? Esperar a que entren varios desalmados en nuestras casas, violen a nuestras mujeres, maten a nuestra famila y luego se vayan de rositas? Pues no señores, yo quiero el mismo derecho a defenderme que todos los demás, y hablo en mi domicilio, no por la calle, y el que no lo necesite simplemente que no se acoja a el y listo. Gracias a Anarma por hacer tanto por una ley y un reglamento de armas justo.

  • Heber Rizzo

    Pipe, tu opinión es hipócrita. Tú sabes que es imposible que el ser humano no tenga armas, si así lo quiere.
    Es lamentable que en una discusión seria se interponga este tipo de tonterías… aunque  es cosa común. Los que no tienen nada inteligente que opinar no renuncian a mantener silencio.
    Quiero dejar bien claro que  no creo ni apoyo la censura. Creo que es necesario saber lo que piensan (o lo que no piensan) los demás, para hacerse una composición más clara del asunto, así que incluso pavadas como esa resultan finalmente ser útiles. Aunque más no sea para desahogarse un poco ante tal mezquindad mental.

  • Burrhus el elefante neocon

    “Si nadie posee un arma…” Y si la gente fuera buena… Y si a Mou le diera por tener un poquito más cuando el Madrid juega al fútbol… Por pedir, que no quede.

  • Burrhus el elefante neocon

    Hemos tenido un problema de spam y tu comentario se clasificó ahí. Ha sido rescatado. Perdón por las molestias.

  • pvl

    Hola Juanma: gracias por el post y por tus comentarios. En 1º lugar decirte que me parece estupendo que se planteen abiertamente estos temas, que son la antítesis de lo políticamente correcto: sin duda, este es el sitio. Lo 2º es que encuentro razonables y defendibles tu punto de vista, pero sigo pensando que en la práctica, me provocarían más problemas de los que me solucionarían. Quiero insistir en esto último, porque me parece fundamental para hacer comprender mi posisición: yo soy egoísta y miro por mis propios intereses. Los derechos teóricos me pueden interesar más o menos, pero recalco que este tema lo analizo desde la perspectiva de como creo que afectaría la libre posesión de armas a mi propia seguridad y la de los míos.
    Dicho esto, las principales pegas que le encuentro a tu razonamiento son:
    1º ¿Existe algún límite al tipo de armamento que podemos tener? Según tu razonamiento, no debería. Y así podemos pasar de poseer pistolas, a ametralladoras pasando granadas de mano, lanzallamas etc etc. Esa situación  en sí misma es absurda y más si a ella le añadimos que “la carga de la prueba” para prohibirme que  pueda pasear por la calle armado con un lanzallamas o un kalasnikov, recae en el Estado. ¿O es que alguien en su sano juicio llevaría a sus hijos a jugar a un parque en el que hubiera individuos armados con lanzallamas?
    Luego es evidente que debe existir un límite al tipo de armas que tendríamos derecho a tener. Pero por la propia lógica que encontramos en la naturaleza en la carrera de armamentos biológica, en cuanto establezcamos un límite (pongamos pistolas), los que de verdad sean “malos” lo violarán y se procurarán armamento más potentes (lo podemos constatar en los documentales de los narcos sudamericanos que están más armados que la propia policía). La conclusión es que contra los “malos” de verdad, los ciudadanos normales  siempre estaremos indefensos, so pena de entrar en una espiral armamentística descontrolada.
    La forma más eficaz de impedir eso es que la sociedad exija al Estado que cumpla con la “casi única” función que genuinamente constituye su razón de ser (al menos desde mi punto de vista): la protección del grupo que pasa por la represión eficaz de las conductas delictivas. Por supuesto, si por las razones que sean, el Estado se muestra incapaz o ineficaz para asegurar a los ciudadanos un nivel de seguridad aceptable, la única salida posible para el individuo es la autodefensa que pasa por la tenencia de armas.
    2º Como ya he comentado, la otra razón de peso es que, desgraciada e inexorablemente, las personas “normales” en países como España ( y apuesto que en la totalidad de sociedades humanas) tenemos muchas posibilidades de llegar a situaciones de confrontación con otras personas “normales”: familiares, vecinos etc. Y el argumento de que si todos llevamos armas, la sangre no va a llegar al río, no me convence si no se me aportan datos contrastados que lo demuestren.
    En definitiva: yo prefiero renunciar a mi “derecho” a llevar armas a cambio de que la sociedad sea extremadamente dura con los “malos” de verdad, porque mis verdaderos enemigos no son el vecino con el que en un momento dado puedo tener un altercado e incluso llegar a las manos, sino los “malos profesionales”. Y eso es justo lo que echo de menos en nuestra sociedad: que seamos mucho más duros con los “malos de verdad”. 
     
     

  • Perdón: no es “pricotécnico”; quise decir “psicotécnico”.

  • La libertad de tenencia de armas no estría reñida con su regulación. Hoy en día nadie te impide conducir siempre que pases un mínimo pricotécnico y tengas unos conocimientos mínimos teóricos y prácticos.
     
    De todas formas, insisto en que hay muchas armas incontroladas por ahí en manos de gente que no pasaría un mínimo test psicológico. Y cuando uno está en la tesitura de sufrir una agresión estando indefenso, no es ningún consuelo pensar que vas a morir para que las discusiones de vecinos no acaben a tiros.

  • Pipe

    Es tan fácil como que el estado tan solo es culpable de que la otra persona posea un arma, no de que tú no poseas una arma. Sí nadie posee una arma tus ejemplos dejan de ser validos.

  • Juano

    En el caso de las armas nucleares, ya puestos, el tema está en las externalidades del manejo de sustancias de tal naturaleza.  Ello creo que justifica una regulación que sacaría ese tipo de armas de la discusión.  No sólo por los problemas de su construcción, sino por lo indiscriminado del resultado en su uso…

  • etrusk

    Sin duda si las armas son culpables de las muertes los coches y los edificios también:
    http://etrusk.blogspot.de/2010/02/las-armas-son-las-culpables-de-los.html

  • Juanma Barrio

     
    Gracias a Luis por publicar, y a todos por comentar, especialmente a PVL por exponer los contraargumentos más habituales y dar pie a rebatirlos.
    Aquí la cuestión es que en España, el ciudadano debe demostrarle al estado que tiene un motivo para tener un arma.
    (Ciudadano): Hola Sr Guardia Civil, me han raptado, me han violado, y además soy amenazado terrorista , ¿me deja por favor tener una pistola?
    (Guardia Civil) Lléname estos papeles, déjame que lo estudie, y a lo mejor si tienes suerte te la damos. Pero porque me has caído bien eh! 
    En un país en el que se respeten los derechos básicos, es el estado el que tiene que demostrar que NO puedes tener un arma.
    (Ciudadano): Me da un arma?
    (Tendero): Claro que sí… Un momentito… aquí dice que usted es malvado, que hace trampas a las cartas y que es un violento con antecedentes. Lo siento pero no se la vendo señor, es más, le agradecería que se fuera.-
    La carga de la prueba está en el estado, que para eso es el que prohíbe algo, y no en el ciudadano.  Llevado al caso de la bomba atómica e Irán, Irán sería el tipo con antecedentes y violento. Sabemos de sus malas intenciones y sus actos las corroboran. Nadie le facilita armas. Israel, por el contrario, sería el violado y amenazado terrorista, al que nadie se negaría a venderle armas. (Tómese como ejemplo aun sin estar de acuerdo con que Israel sea el bueno e Irán el malo, esto no es el tema).
    Me parece PVL que tienes miedo a la libertad de armas. Pareces pensar que si la gente pudiera tener pistolas, sería mucho más fácil que la violencia que estás acostumbrado a ver terminara en masacre. Desde ese miedo te parece bien que el Estado prohíba tener armas. Te posicionas como el juez del Ejemplo1 de mi post, cuando decide culpar al inocente. Quieres salvar a la gente que tus miedos te hacen creer que morirán si se liberalizan las armas, a costa de la gente que se pudiera salvar usándolas en defensa propia. El argumento que yo utilizo para esto (no se puede pisotear el derecho de un individuo aunque con eso se pretenda salvar los derechos de una multitud), si se lleva al extremo, puede temblar bastante. Porque: ¿y si condenando a un ciudadano inocente, evitamos que caigan 10 bombas atómicas en España? La verdad es que llegados a este caso, podría discutirse si se condena al inocente. Pero no es lo que estamos discutiendo. Porque yendo al caso concreto de la liberalización de armas, el argumento de la bomba atómica no sirve. No sirve porque los hechos demuestran que no existe ninguna relación entre libertad de armas y criminalidad. Lo que consigue que haya menos crímenes con armas de fuego, es quitarle las armas a los criminales. Pero no consigue que haya menos crímenes quitarle las armas a la gente de bien, que es lo que consigue una ley. La ley, obviamente, no la respetan los criminales.
    A la pregunta de Fernando, sobre si se debería permitir cualquier tipo de arma sin límite, entiendo que no me gustaría vivir en mi barrio con alguien con una bomba nuclear. Pero no se le puede negar el aspecto lúdico a las armas además del defensivo, y no veo motivo para prohibirle a mi vecino tener un lanzallamas, si lo usa en su finca como un método de diversión, y llegado el caso como un medio para la legítima defensa. Sí, también se puede utilizar violentamente. Pero los coches también se pueden usar violentamente, y no por eso se somete a tan rigurosos controles a los conductores.

  • Heber Rizzo

    Estoy de acuerdo con tu posición “abstracta”, pero … ¿por qué ser anónimo, así, nada más? Aunque más no fuera un nick, pero sería más amable y respetuoso, en mi opinión.

  • Anonimo

    Para pvl, a tu pregunta de “¿Acaso, en abstracto, tiene Irán menos derecho a poseer armas nucleares (que ni siquiera admite tener intención de fabricar) que Israel (que las tiene aunque nunca lo haya reconocido) o que cualquiera del resto de potencias nucleares?”. Mi respuesta es categoricamente SI, tiene menos derecho porque abiertamente, y como pais, no reconoce el derecho a existir de otro estado (Israel) y reiteradamente sus dirigentes repiten que hay que exterminar a los israelies.
    Volviendo al tema de las armas, que Irán tenga armas nucleares, seria como darle una licencia para armas de fuego a un individuo con problemas psiquiatricos, amenazante y violento.

  • Cara de palo

    Eso no suele suceder, Juano. Cuando un perturbado perpetra una masacre con armas de fuego, elige objetivos fáciles, donde sabe que va a encontrar gente desarmada. Nadie va a una reunión de las milicias de Wisconsin, o de la NRA para hacer esas cosas. Mejor un colegio, una escuela de ingeniería o una acampada de jóvenes laboristas escandinavos, donde puede practicar tranquilamente el tiro al pato sin que le paguen con la misma moneda.
     
     

  • Juano

    La pregunta no tiene mucho sentido, puesto que la limitación se aplicaría sólo a los inocentes, jamás a los criminales…  Que es lo que ocurre en este preciso instante.

  • Juano

    En los medios de “comunicación” habituales cuando una persona armada hace una masacre contra desarmados se llenan páginas morbosas sobre la tragedia.  Cuando una persona armada intenta una masacre y es abatida por los inocentes armados, ni un párrafo…

     

  • Cara de palo

    PVL:
     
    Su punto de vista es muy común en nuestro país. Los españoles no nos fiamos de nuestros vecinos, no confiamos en que hagan buen uso de su libertad. Es decir, no nos fiamos de nosotros mismos. ¿Será que no somos de fiar?
     
     
     
     
     
     

  • Juano

    La legalización da pie a la duda, sólo con eso se transforma el patrón de conducta y no hace imprescindible el que lleves un arma.  Lo único no recomendable sería llevar una camiseta diciendo que estás desarmado… 😉

    Yo no llevo arma, pero me beneficio de la incertidumbre al respecto.  Lo malo es que los valores aquí son bastante sui géneris… 

  • Fernando

    Suponiendo que se permitiera la tenencia ¿habría que fijar un límite al tipo de arma que uno puede portar o tener en casa o todo vale?

  • pvl

    Voy a resumir mi punto de vista: mi experiencia personal es que he presenciado y me he visto envuelto en más situaciones violentas entre “gente normal” que con “malos de verdad”. Y tengo la impresión (que puede estar equivocada) de que si en esos altercados, la” gente normal” hubiera/mos estado armada, el peligro que habría corrido mi vida, la de los míos y la del resto de “gente normal” se habría incrementado.  

  • Cara de palo

    Habría que añadir que, a mayor grado de libertad, corresponde un mayor grado de responsabilidad.
     
    Dicho de otra manera: en una sociedad que reconoce el derecho de los ciudadanos  a estar armados, las penas por la comisión de crímenes han de ser muy duras. Nada de salir de la cárcel a los quince años después de haber asesinado a tiros a una pareja de recién casados. “Eutanasia procesal”, como dice Gustavo Bueno. En román paladino: pena de muerte.

  • A nivel teórico, se supone que:
     
    1º: El monopolio legítimo del uso de la fuerza lo tiene el Estado.
    2º: Como consecuencia, el Estado se compromete a protegerte.
     
    Ahora bien, cuando por la calle una noche alguien te saque una “pipa”, dile que se espera que vas a llamar a la policía. Y si por casualidad puedes lograrlo, espérate sentado a que llegue un coche Z a ayudarte.
     
    En la práctica, la defensa que te proporciona el Estado es prometerte que hará todo lo posible por procesar legalmente al agresor una vez te haya causado los daños. Que desde mi punto de vista, no es ningún consuelo.

  • pvl

    Es un buen argumento Juano: efectivamente ante la duda, muchos bravucones que aprovechan su fuerza física si creen que les otorga impunidad, se lo pensarían. Por eso hablaba desde mi propia circunstancia: si el nivel de violencia (física o con armamento) fuera mayor del que vivo en mi entorno, no me quedaría más remedio que recurrir a llevar armas.  Como no lo percibo así, mi opinión es que mis intereses están menos amenazados si tengo pocas probabilidades de tener un altercado con alguien armado.

  • Estoy de acuerdo, pero con rezar no vas a evitar nada, y piensa que en manos de un choricete medianamente avezado, una navajolla de esas que se ganan en cualquier están de feria, puede matarte con un pequeño golpe. La letalidad es inherente a todas las armas.
     
    Personalmente, yo tendría que estar con la prohibición de armas de fuego. He practicado artes marciales desde que era muy joven y me siento relativamente seguro. Ahora bien, llegado el caso puedo defenderme yo y causar bastante daño a un agresor que no lleve una pistola, pero no puedo estar seguro de que mi mujer, por ejemplo, o mi hijo no resulten heridos.
     
    El tema es muy complejo, pero cuando se ven las cosas que pasan, a uno le entran ganas de ir por ahí no con una pistola, sino con un fusil…

  • Cara de palo

    Jorge Valín ha publicado muchas entradas en su blog sobre este tema. Lo recomiendo para los interesados:
    http://jorgevalin.wordpress.com/category/libertad-de-armas/
     
    No es solo una cuestión teórica, de derechos, sino también una cuestión práctica, por el efecto disuasorio de las armas. Hay abundantes estudios estadísticos que lo demuestran (véase, por ejemplo: http://www.justfacts.com/guncontrol.asp). El caso de Washington D.C. es un ejemplo bastante claro de los efectos nocivos de la legislación prohibicionista.
     
    Los más interesados en una política restrictiva con respecto a la tenencia de armas de fuego son los criminales, ya que ellos las consiguen de todas formas, en el mercado negro, de manera ilegal.
     
    En los EE.UU. la población rural tiene más armas que la población urbana, y en ella se dan menos crímenes. La población blanca tiene más armas legalmente que la población negra, y comenten menos crímenes. La ecuación “más armas”=”más crímenes” no refleja la realidad.
     
     
     

  • Juano

    Las muertes violentas en el seno de una sociedad dependen de los valores predominantes, no de las herramientas empleadas en el acto violento.  Es falaz basarse en ejemplos como Venezuela e ignorar a Suiza, donde todo el mundo está armado.  Además, denota poca memoria, pues las muertes violentas en este país (sin armas de fuego) eran mucho más habituales hasta los tiempos de nuestros abuelos.

    Si esto fuera poco, la prohibición multiplica el abuso de fuerza a favor del agresor, lo cual incentiva más aún el uso del arma.  De igualar las capacidades en caso de enfrentamiento el cálculo de beneficio desincentiva el conflicto.

    Una cosa es que el estado tenga el monopolio de la violencia para hacer cumplir la ley.  Eso normaliza los conflictos y nos permite dirimirlos ante un árbitro neutral sin recurrir a la violencia en cualquier ocasión que se nos antoje.
    Otra cosa muy distinta es que el estado tenga el monopolio absoluto de la violencia.  Eso nos deja indefensos desde el momento en que el estado no puede ser omnipresente, lo cual es prácticamente siempre. 

  • pvl

    Es cierto y estoy de acuerdo en todo lo que has escrito. Como matización, desde mi punto de vista la diferencia entre las armas de fuego y las demás (armas blancas, artes marciales, etec) es el equivalente a la diferencia entre armas nucleares y las demás armas: su “letalidad/irreversabilidad” unida a su “facilidad de uso” marca la diferencia. Por ejemplo, llegado el caso podría darse un enfrentamiento militar convencional entre España y Marruecos y por graves que fueran los resultados, seguramente ambos contendientes vivirían para contarlo. El mismo escenario con armas nucleares, solo de pensarlo da “yu-yu”.
    Pero efectivamente llevas toda la razón en que los malos de verdad van armados
    y que aparte de las armas de fuego hay otras muchas armas letales que es imposible controlar. Por eso lo mismo que “rezo” para no tener que vérmelas con ningún malo de verdad, “rezo” para que ningún iracundo padre futbolero sea cazador y tenga la escopeta en el coche.

  • Las armas no matan, son las personas. Un asesino matará de cualquier forma, utilizando cualquier método a su alcance, mientras que una persona de bien las utilizará únicamente para la defensa de sí mismo y de sus seres queridos.
    Lo importante es la educación. Si enseñas a los niños los peligros que implica la utilización de un arma, con educación práctica, comprenderán la responsabilidad que implica y no tendrán “curiosidades” peligrosas.
    Claro que, lamentablemente, los gobiernos prefieren mantenernos en la inseguridad y en el terror, impidiendo que nos defendamos contra los criminales.

  • Alberto

    Bueno los daños colaterales existen, pero vamos como con fumar en lugares públicos, primeramente depende también de quien lleve el arma, si es una persona violenta y tiene antecedentes o problemas psiquiatricos no debería tener licencia de armas. Lo del vecino con armas ya lo vivo yo ahora diariamente con un loco que vive en mi pueblo que tiene rifles y escopetas. A mi no me gusta matar animales pero llegado el caso me gustaría poder defenderme de ese elemento, que aunque ya no tiene las armas legales puesto que encañono a un vecino del pueblo, si que tiene las ilegales. O sea que prohibiendolas los que no consiguen las armas son los padres de los niños con dos dedos de frente mientras que los que si las consiguen de forma ilegal son los locos y los criminales. Creo que es exagerar decir que flexibilizar su tenencia degeneraría en que todo el mundo tendría armas, que es lo mismo que decir que si se legaliza la marihuana todo el mundo va a fumar porros. Si la justicia fuera realmente buena, seria el primero que no me lo plantearía, pero seamos serios si tienes un problema con un vecino psicopata o te vas de tu casa, o vives con miedo.

  • Juano

    Creo que tu argumentación tiene un fallo grave:  das por sentado que las discusiones sin armas, de haber éstas, se incrementarían en violencia.  Lo cierto y lógico es que, de estar permitidas las armas, ante la duda, las discusiones disminuyeran “por si acaso”.

    Y esto no lo digo sólo basado en un planteamiento teórico.  Vivo en una ciudad donde no es raro ver armas por la calle y la duda está siempre presente.  El resultado es que hay menos discusiones de tráfico y, mientras hay dudas, raramente ves una pelea entre desconocidos…

    Ante un elemento tan homogeinizador de fuerzas  el resultado es una conducta más respetuosa y menos tendencia a los abusos basados en el físico.

  • A nivel ético coincido con el artículo, aunque con la legislación española y la interpretación que hace nuestro Tribunal Supremo de la legítima defensa propia (que exige poco menos que la santidad al agredido), es bastante complicado.
     
    Respecto que la tenencia de armas agravaría situaciones de riñas, hay que matizar. Actualmente hay muchos hogares con armas legales. Una escopeta de caza mata igual que una pistola, y su número es elevadísimo. Y no faltan los casos en que dos personas se pelean y una va a su casa a por la escopeta para zanjar el asunto. Quizás si ambas fueran armadas, serían conscientes que llevar la riña más allá de cierto punto podría tener consecuencias para los dos contendientes.
     
    Además, los “malos” por llamarlos de alguna manera, tienen sus armas. En las ciudades españolas se mueven de forma ilegal un gran número de ellas, y sorprende la de ocasiones en las que en los juzgados de guardia se trata de alguien que disparó o amenazó con un arma que nadie sabe dónde la había comprado…
     
    Y puestos a prohibir por si acaso ¿por qué quedarse sólo en las armas de fuego? ¿Por qué no todo tipo de armas? ¿Y dónde ponemos el límite. Cualquiera con unos conocimientos medios de artes marciales (de las de verdad, no de esas de moda de diseño, posturitas y pesas) te dirá que puede matar con un dedo, y puedo dar fe que es cierto.

  • pvl

    Lo sé. Comprendo perfectamente que alguien considere que estoy privándole de su derecho a llevar armas. Lo reitero: no dudo que en abstracto sea así, pero a mí lo que me interesa en estos (y en casi todos los temas en los que mi intereses están en juego) es la práctica.
    Veámoslo de otra forma: ¿Acaso, en abstracto, tiene Irán menos derecho a poseer armas nucleares (que ni siquiera admite tener intención de fabricar) que Israel (que las tiene aunque nunca lo haya reconocido) o que cualquiera del resto de potencias nucleares? En abstracto soy incapaz de encontrar ninguna razón para ello. Perooooo en la práctica, como no me fío ni un pelo del uso que vaya a dar Irán a su armamento nuclear, me opongo a que estén ni siquiera en disposición de adquirirlo, por lo que estoy de acuerdo, incluso con que Israel u otros países lo impidan, por lo medios que sean necesarios, fuerza incluida.
    En resumen: creo que mis intereses están mejor protegidos, (mejor dicho: menos amenazados) si la gente no va por ahí armada con pistolas, por mucho derecho teórico que tengan a ello.

  • Luis I. Gómez

    Estoy esperando a ver si el autor del post puede responderos… Es su hilo, no el mío.

    De todos modos, tu argumento cumple exactamente lo que se dice en el post: para salvarme (salvarnos) de los salvajes que usan la pistola para agredir, me quitas a mí el derecho de tener una para defenderme.

  • pvl

    Iba a decirte que si te contentas con tener el arma en casa no tendría inconveniente, pero me acabo de acordar que la fuente más común de enfrentamientos violentos se da, paradójicamente, con más frecuencia con las personas que tenemos más cerca: familiares y vecinos.  Así que lo siento Luis, aunque estoy convencido que eres un potencial vecino ejemplar, prefiero que llegado el caso si vamos a discutir porque mi hijo toca la trompeta o mi perro se mea en la rueda de tu coche y la cosa degenera (como que me ha pasado realmente), lo haga sin una pistola a nuestro alcance.

  • Coincido con pvl.
    Recuerdo el caso de un periodista que llevaba un arma en el coche.
    Por una estúpida discusión de tráfico y por portar un arma se segó la vida de una persona y acabó también con muchos años en la cárcel para su verdugo obcecado e incontrolado.
    http://elpais.com/diario/1989/12/20/sociedad/630111608_850215.html  

  • Luis I. Gómez

    Bueno, pues tú no necesitas el arma 🙂

    Pero deja que yo tenga la mía, que me siento mejor. Ya sabes que no es posible ejercer la libertad sin RESPONSABILIDAD

  • pvl

    A nivel teórico la argumentación me parece impecable. El problema es que tratándose de armas de fuego, la práctica me importa mucho más que la teoría. Así que vamos a la práctica:
    1º Mi hijo de 15 años juega al futbol. Muy a menudo (al menos 3 veces en lo que llevamos de temporada) he presenciado peleas “a cara de perro” entre padres de distintos equipos por un “quítame allá esas pajas” futbolero. ¿Qué hubiera pasado si esos honrados padres de familia hubieran tenido a su alcance un arma de fuego en mitad de la pelea? Pues con total seguridad que la cosa, en vez de con un ojo morado, habría acabado con algún muerto, con la particularidad de que, dado las balas no suelen distinguir entre implicados y espectadores, cualquiera, incluidos  yo mismo o mi propio hijo, habríamos podido recibir un tiro, sin comerlo ni beberlo.
    2º Otras situaciones de tensión en las que me he visto envuelto son las discusiones de tráfico. En una discusión de tráfico que prefieres: ¿discutir, pudiendo incluso llegar a las manos, con alguien que no es probable que tenga un arma de fuego en la guantera? o ¿lo mismo pero con alguien que puede llevar una pistola en el coche, (como ocurrió tristemente en el caso del periodista Amibilia)?.
    3º Por supuesto se pueden poner ejemplos de situaciones en las que un arma te puede salvar la vida, como en el caso de los joyeros a los que atracan cada dos por tres.
    4º La cuestión es: ¿en mi vida normal de ciudadano español (que no vive en Mexico ni en Río de Janeiro), cuales son las situaciones de violencia más probables a las que me enfrento? Y la respuesta es que en mi caso particular, sin duda a situaciones como las descritas en los puntos 1º y 2º, en las que por mi propio interés, prefiero no tener que enfrentarme a personas (en principio tan honradas como yo) que puedan llevar armas.
    Quizás, si viviera en México o en Río, o fuera joyero, opinaría de forma distinta.