Home Energía Fukushima Dai-ichi: un año después

Fukushima Dai-ichi: un año después

escrito por Manuel Fernández Ordoñez 11 marzo, 2012

Hoy hace un año del fatídico terremoto de 9.0 grados que causó un tsunami de consecuencias desoladoras. He querido que mi irrelevante muestra de admiración y homenaje al pueblo japonés viniera en forma de este documento que describe la realidad de los eventos acontecidos en la central nuclear de Fukushima Dai-ichi.

Para no llamar a equívocos, transcribo aquí una parte de la declaración de intenciones del documento:

“Este documento no pretende nada ambicioso. No se trata de un documento técnico sino de una explicación fenomenológica y cualitativa de los eventos que tuvieron lugar durante las primeras horas del accidente de Fukushima Dai-ichi.  Pretende desarrollar, en un lenguaje coloquial y sin formalismos, la evolución de los acontecimientos que desencadenaron las tres explosiones de hidrógeno que tuvieron lugar durante aquellos días.

No explicaremos conceptos de física nuclear, no nos detendremos en disquisiciones teóricas. Presentaremos únicamente los conceptos necesarios para entender lo que allí sucedió desde un punto de vista estrictamente descriptivo. Tampoco analizaremos las consecuencias del accidente, puesto que únicamente nos centraremos en los 5 primeros días del mismo. Al final del documento, sin embargo, se enumeran una serie de documentos técnicos oficiales donde, el lector que tenga interés, pueda continuar ahondando en los detalles del accidente, posterior evolución y consecuencias del mismo.”

Pueden descargarse aquí el documento en formato PDF (2.4 Mb)

  • pgas

     
    Y, ¿qué pasó en Fukushima? Básicamente un accidente industrial, provocado por un cataclismo natural, no hay más que leer el informe:
     
    Primero la introducción: “Las condiciones naturales sobrepasaron, con creces, los límites para los cuales la central había sido diseñada .. en algunos de los reactores se superaron los límites sísmicos de diseño … (p.3)”.
    Pues más o menos, algunos reactores resistieron aceleraciones sísmicas horizontales superiores (de media un 10% , max. 26%) a las establecidas en las bases de diseño, lo que no impidió el correcto funcionamiento de la central hasta la llegada del tsunami.
    Aquí viene la ley de Murphy de las centrales nucleares: el mismo tsunami de 13 m. de altura provoca que Daiichi, situada a 10 m sobre nivel del mar, se inunde totalmente, mientras que Daini y Onagawa, situadas a 13 m. y 13.8 m. respectivamente sobre el nivel de mar, rozan el desastre pero se salvan sin excesivos problemas. Si el tsunami sobrepasó los límites de Daiichi es porque estos límites eran comparativamente bajos, sorprendentemente bajos si se considera que en Japón la frecuencia media histórica de tsunamis catastróficos es uno cada 30 o 40 años.
     
    Y después de producirse el Station Blackout: “Las condiciones naturales provocaron una situación que superó, completamente, las bases de diseño de la central nuclear. .. No estaba diseñada para esto, los trabajadores no estaban entrenados para esto. (p.26)”.
    ¿Qué situación, el SBO?, lo que importa es que el operador no pudo afrontar el SBO, algo para lo que un operador está entrenado (sic), lo que favoreció la evolución posterior del accidente. En resumen, hay que concluir que el diseño de la central se pone en evidencia porque es defectuoso.
     
    Gracias por el informe, seguramente el mejor homenaje que se puede hacer a los afectados por la catástrofe de Japón, es intentar contar la verdad.
     
    http://www.vgb.org/vgbmultimedia/News/FukISARJuli2011engMohrbach.pdf
    http://woody.com/wp-content/uploads/2011/11/Tsunami-Hazard-and-Risk-Assessment.pdf
    http://woody.com/wp-content/uploads/2012/02/1_Kondo_ICONE19_OSAKA-111024.pdf
     
     

  • Esporádico

    Espléndido.

    Sospecho que ningún periodista de kalidá se lo va a leer, no sea que tenga que cabiar de opinión, y eso ya sí que no. 

  • Muchas gracias a todos, me alegra que os haya gustado.

  • ¡¡¡Vaya peazo informe que te has marcado!!! Claro, claro, claro, porque hasta un ignorante como yo ha sido capaz de entenderlo…
    Lástima que los periodistas de ‘Kalidá’ no lean documentos tan tan claritos que permitan que informen de forma objetiva
    Un regalazo, compañero, un auténtico regalazo

  • Muchas gracias Manuel. Descargado y difundido.

  • Excelente, Manuel; gracias. Un lujo. Merecería la pena ponerlo en un formato “ebook”, para Kindle y similares.

  • MILL

    ¡Soberbia explicación! Gracias.