Home Política La corruptela e incompetencia administrativa en las universidades españolas

La corruptela e incompetencia administrativa en las universidades españolas

escrito por Germanico 1 marzo, 2012

Como muchos por aquí ya sabéis, soy un desempleado. Como tal no pretendía que se me otorgaran privilegios especiales, no los pedía. Mi hermana mayor me propuso que emprendiese una nueva carrera, que cambiase progresivamente de la contabilidad a la psicología, dado que esta última parecía que, de una forma instintiva, podría decirse, se me daba bien. Se ofrecía asimismo a arramblar con los costes que esto generase. Con renuencia, pero con una vana esperanza de que en algún momento pudiera devolverle el favor que me hacía, me prematriculé en la UNED en un Master de Investigación en Psicología. Amablemente recibido por el Catedrático de Psicología Social y por algunas de sus profesoras, comencé a cursas 3 asignaturas. Me sentía muy bien, debo admitirlo, por contar con un apoyo tan bueno según empezaba, y comenzaba a albergar verdaderas esperanzas de que llegado un futuro pudiera devolver a mi hermana la inversión, a ser posible con un paper que revolucionara el campo.

Luego llegó el momento de la matrícula. En el paso final del proceso informático de cumplimentación se me preguntaba por mi situación laboral: indique si es usted desempleado. Naturalmente lo indiqué, y, para mi sorpresa, al confirmar finalmente la matrícula, me apareció esto:

PAGO INICIAL (ÚNICO O PRIMER PLAZO) DE MATRÍCULA
CURSO ACADÉMICO: 2011/2012
MÁSTER UNIVERSITARIO DE PSICOLOGÍA
Clases de matrícula: 47-AYUDAS PARA TITULADOS UNIVERSITARIOS EN SITUACIÓN LEGAL DE DESEMPLEO
Nº de expediente: Pago Domiciliado: SI Pago Fraccionado: NO
IMPORTE ASIGNATURAS 0,0€

No cabía en mi de gozo. No debía nada a mi hermana y además podía hacer un Master en Investigación en Psicología. Papá Estado me pagaba mis estudios. Yo no lo pedía, pero si me lo daba….

Pero, ya avanzada la cosa, y habiendo superado dos pruebas con notas más que buenas, recibí un correo de Ángeles Hernández Escribano, Secretaria Administrativa de la UNED (pinchen aquí para ver su página, y si les apetece y les caigo bien envíenle un correo con enérgicas protestas), que me decía que tenía que pagar el curso 2011/2012. De nada sirvieron mis pruebas documentales ni mis persuasivos (más por estar basados en la razón) argumentos. Tenía que pagar el curso o abandonarlo. Ni que decir tiene que los argumentos que ella me presentó eran por completo peregrinos. Su objetivo era o quitarme de enmedio o que pagase.

Por supuesto mi hermana mayor, cual hada madrina, se ofreció a pagarlo, pero un servidor, que debe ser gilipollas o algo por el estilo, se ha plantado. ¿Y quieren saber por qué? PORQUE NO SOPORTO LA ARBITRARIEDAD ADMINISTRATIVA. Lo que ha hecho esta mujer cuyo enlace tienen arriba (pueden pincharlo también aquí, y más abajo,  ver su correo y enviarle una enérgica protesta) es decirme que el contrato que establecimos, en mitad del curso de su desarrollo, ha cambiado. Y sin aportar prueba o dato alguno que tenga la más mínima validez. Solo alusiones a que tenía que haber solicitado no se sabe ni dónde no se sabe el qué. Cuando el proceso informático de alta era  pristíno como una gota de rocío sobre la hoja de una planta. Han tardado casi medio año en informarme del cambio, pero en cuanto he dicho “entonces dénme de baja” apenas hora y pico después ya la tenía en mi correo firmada por un jerifalte y todo. ¡¡¡Qué eficacia!!!

Este, y lo sé por varias fuentes fidedignas, no es un ejemplo aislado. Pasa en casi todas las universidades públicas de nuestro país, en doctorados, masters y demás.

Como liberal hubiera aceptado el precio que me dijo DE PARTIDA, y el hecho de no contar con ayudas. Pero como liberal, NO PUEDO aceptar el precio puesto a posteriori, contraviniendo el acuerdo.

No sé que pensarán sus Señorías. Tomen la palabra, y a ser posible escriban un email a esa Señorita (no lo hagan por mi, sino por la corruptela e incompetencia administrativa en las universidades públicas españolas).

El ocaso les va a llegar. Muchos papers, como me dice Memetic Warrior, citan a blogs. Se ven obligados a ello por que la ciencia está cada vez más en la red. y menos en sus aulas,  al menos si nos referimos a las Universidades españolas, últimas por la cola en calidad e investigación.  Igual que el monopolio de la Iglesia sobre el conocimiento se resquebrajó a golpe de imprenta, el de las Universidades va a ser descabezado por la informática. Espero que pronto esta administrativa reciba lo que merece.

  • Hola Nacho,
    He tenido una experiencia muy positiva. Ya, ya sé que resulta chocante que diga esto después de haber recibido una patada en el culo bien dada, pero es la verdad. He aprendido cosas -de psicología teórica y práctica- de burocracia cutre -y no sólo este último incidente, sino otros previos que hablan muy mal de la profesionalidad  de los administrativos e incluso de la de algunos profesores. He comprendido que este no es mi camino: a veces equivocarse nos abre perspectivas nuevas, al cerrarse una puerta ves otras, entras por una de ellas y quizás acabes en algún confortable dormitorio donde dormir el sueño de los justos.  He aprendido mucho de las sutilezas psicológicas de los que enseñan sobre las sutilezas psicológicas. Pura psicología evolucionista: serán absorbidos. La corriente de psicología social progresista está dando sus últimos coletazos. Yo podría haber contribuido a su redireccionamiento, pero no será posible. De todas formas en este país las cosas de las ideas van siempre con cómo mínimo veinticinco años de retraso -el tiempo que dice un amigo mío profesor de historia de instituto en que algo se convierte finalmente en acontecimiento histórico, aunque no sé, al ritmo que van las cosas en esta era digital.
    Otra cosa que tiene esta era digital es la facilidad de acceso al conocimiento: las universidades caerán, al menos en la forma en que están organizadas. También la revolución de internet tiene sus lados negativos, pero de eso hablaré muy muy pronto en un post.
    Un abrazo.

  • Si, Juano, pero primero me dijo que lo hacía por amor, y cuando estábamos en pleno traca-traca me suelta que le tengo que pagar por  ello. ¡¡Qué puta-da!!

  • !Cuánto tiempo, Germánico! Estoy completamente de acuerdo contigo: la Universidad se ha convertido en un auténtico estercolero. Te diré más: cuando acabé Historia, en 1990, me tomé la mili como un año sabático, pues me sublevé contra el mamoneo extendido por los departamentos de la facultad. Y no sabes lo que me alegro de la decisión. Al poco tiempo empecé a trabajar en un ámbito dominado por catedráticos “jubilados” (aunque con mando en plaza) que no hiciernon más que confirmar, con sus actos, la impresión inicial. Es cierto que se han cargado, entre unos y otros, la universidad, convertida ahora en una guardería donde es incompatible (o, como se dice ahora: no se puede conciliar) el estudio con la vida laboral. Mucha suerte y un abrazo

  • Juano

    Un viejo sabio que conocí decía que la filosofía tuvo dos hijas putas:  la sociología y la psicología…  

    Supongo que una vez la tocaste te pasaron la tarifa… 

  • Germanico

    Oye, y como me alegro de no seguir por esa carrera. Hubiera acabado metido en una charca infecta, rodeado de parásitos y bichos malos.

  • Germanico

    No gano para abogados, pero me complace enormemente denunciarlo en este blog, que sé que muuuucha gente lee. De verdad que con eso me conformo. Después de eso es que, sencillamente, no quiero seguir en ESA universidad.

  • pvl

    Si hay algún abogado, seguro que te puede ayudar mejor que yo: creo que hay un procedimiento judicial llamado juicio verbal en el que no necesitas abogado ni procurador ni nada. Aportas un escrito con las pruebas que tengas, (que me parecen evidentes) de la cacicada administrativa cometida contra tí  y el juez emite sentencia. Creo que es lop´ractico y lo adecuado, porque en este país los funcionarios solo tienen respeto/miedo a una cosa: a sentarse delante de un juez.
    En cualquier caso, opino lo mismo que tú: que eres víctima de una cacicada administrativa más de las miles y miles que diariamente se cometen impunemente en España.