Home Política Arde Barcelona. Y no lo entiendo

Arde Barcelona. Y no lo entiendo

escrito por Luis I. Gómez 1 marzo, 2012

No, no entiendo este “Indignados estamos”, tan vacío de contenido y errado en su expresión que el indignado soy yo.

No, no puedo ni quiero entender por qué la indignación frente a los abusos y mal gobierno del estado (que no sólo de este Gobierno) se ceba con la propiedad y la libertad de movimiento de otros probablemente igualmente indignados. O solo se quemaron coches de gobernantes? Solo se cortó el paso por carretera o ferrocarril a los políticos?

No, no entiendo ni quiero entender, por qué para mostrar indignación sobre las medidas de ahorro o laborales del propio gobierno  hemos de poner en peligro lo poco que tal vez les quede a las víctimas de los “incendios indignados”, hoy coches y colectores de basura, mañana ya veremos. Indignante.

No, no puedo y no quiero entender por qué el “capitalismo” o “la derecha” o “la izquierda” (siempre los otros!) es culpable de que mis gobiernos se limiten desde hace 20 años (o más) a pinchar mierdas en un  palo , me roben, me condenen a la pobreza y me impidan ser productivo. No entiendo por qué son necesarios los fantasmas cuando CONOCEMOS a los culpables.

Quienes así actúan se convierten en marionetas al servicio de los negocios de los verdaderos opresores, que no son otros que los responsables de aquello por lo que gritan que están indignados.

No lo entiendo.

  • Dhavar

    Efectivamente, las luchas, venganzas y castigos vicarios son la marca del cobarde:

    Ej; Un cacique y sus pistoleros se adueñan del pueblo y sus riqeuzas, y emprobecen y esclavizan a la mayoría.
    Entonces, en vez de cortarle el gaznate y pasearlo embreado por el pueblo al cacique, se queman las tiendas de la calle principal.
    Ej: Como un tigre no me de ja salir de casa, cabreado le prendo fuego a mi perro. 

  • !Qué difíciles son las cosas cuando no se quieren hacer bien! Una derecha que solo conserva tal nombre en boca de sus adversarios, pues ha hecho dejación de cualquier compromiso liberal, incluso conservador, practicando la misma política que, de haber ganado Zapatero, habría tenido que aplicar (por imperativo europeo) más o menos uno de estos meses, es zarandeada por alumnos de la ESO treintaañeros y universitarios animalizados. Y no pasa nada. Rubalcaba promete apoyar todas las “protestas”, como en su día apoyó el PP  “a los obispos”, y todos tan contentos. Enhorabuena, Luis I. Comparto completamente tu indignación. Un abrazo

  • No se Luis, no me termino de creer que hayamos superado esa dicotomía, o mejor dicho, que muchas unidades del rebaño lo hayan hecho. Lo que si ocurre es que muchos hemos cambiado esa dicotomía del siglo XIX, utópica entonces y maniquea hoy, por una distinción más pragmática como la de liberales vs. colectivistas, y en esa perspectiva y sin la existencia de un partido liberal como tal en el arco parlamentario, esa diferenciación izquierda-derecha queda totalmente diluida: ambos son colectivistas, y ambos son precursores de la mamandurria.

    Pero esto sería a un nivel, digamos, de teoría política… en la realidad, la izquierda sociológica existe, es ovejil, manipulable, y se considera en posesión de la razón absoluta. Ah… y también es excluyente, todo lo que no sea izquierda es derecha, ultraderecha, la caverna, los fascistas, neocon, ultra-liberales y toda esa retahíla de calificativos que tienen siempre en el disparadero.

    Por contra, la derecha sociológica es mucho más heterogénea, menos dirigible, en cierto modo más preparada, y desde luego menos violenta… tengo que escavar en mi memoria y retroceder hasta los primeros ochenta para recordar movidas violentas en la calle organizadas por “la derecha” . En la izquierda tenemos el GRAPO, y sobre todo ETA, todavía muy frescos en la memoria.

     

  • Luis I. Gómez

    Como le decía a Eclectikus más arriba, qué esperas EOF de una prensa servil al subvencionismo encubierto vía publicidad institucional y suscripciones “para todos”?
    Pues eso: ambigüedades. 

  • Luis I. Gómez

    Creo, estimado Eclectikus, que hemos superado la dicotomía derecha-izquierda por la vía de desinformación y la malformación. El problema de esta España de hoy es la facilidad con que se organizan los ignorantes (no son culpables de ello, ni mucho menos, es el fruto de decenios en un sistema educativo nefando) y la indolencia con que reaccionan (mejor dicho, con que no lo hacen) los que se dicen “gentes formadas”. Al final, los que ganan son los amantes del poder y el status quo. Los de siempre, sean de derechas o de izquierdas, créeme. y todo esto con el apoyo de los medios, que tienen de cuarto poder en este país lo que yo de tendero. Serviles y dependientes!

  • EOF

    Titular de La Verdad de Murcia: “En libertad once de los doce detenidos en los disturbios“. En el texto de la noticia:

    (…) de los doce detenidos tan sólo uno permanece en comisaría, ya que todavía se está instruyendo su atestado. Los otros once detenidos han podido abandonar la comisaría al quedar sin efecto su arresto, con una citación para presentarse ante el juez para declarar en sede judicial por los hechos de los que se les acusa. Los detenidos están acusados de desórdenes públicos, daños al mobiliario urbano, quema de contenedores y agresiones a los agentes policiales.

    Puestos a pensar bien, tal vez el periodista está indignado porque once gamberros hayan sido puestos en libertad. Pero, en frío, uno lee el titular y piensa que han sido puestos en libertad sin cargos. En fin, así va el país.
     

  • Pues yo entenderlo no lo entiendo, no se puede entender. Pero quién no se esperaba esto, lo hemos visto otras veces, y mucho me temo que va a ser la tónica general en esta legislatura. Es consecuencia de la “democrática” izquierda de este país cuando está fuera del poder, y el contrapunto de la derecha, acomplejada tanto cuando está en la oposición, como y principalmente cuando gobierna. Y a Estado revuelto ganancia de perroflautas. Ya nos podemos preparar.

     

  • Luis I. Gómez

    Amén Drizzt, certero comentario.

  • Drizzt

    Lo que yo no entiendo, es porqué la gente no saca su puñetero culo de la silla y se pone a hacer tareas productivas, y no pensar que el gobierno , Papa Estado, le tenga que sacar las castañas del fuego.  

    El problema es que es fácil manipular y culpar a otro, para que detrás de la masa, hayan unos individuos que vivan del cuento de puta madre.