Home Economía ESTADO DE EMERGENCIA.

ESTADO DE EMERGENCIA.

escrito por Arturo Taibo 28 febrero, 2012

El déficit del 8,5 % del PIB (90.000 M€) del año pasado hace inviable el objetivo de déficit del 4,4 % para este año.

Incluso el objetivo del 6,0 % es casi imposible. Con los aumentos de impuestos y disminuciones de gasto anunciadas el mes pasado (16.500 M€) se podría llegar al 7,0 % de déficit… si no fuera porque con la recesión que tenemos encima los ingresos se van a reducir entre 5.000 M€ y 7.000 M€ y eso nos lleva al 7,5 % de déficit.

Voy a dar por descontado que Bruselas nos va a permitir un déficit del 5,0 %.

Nos faltan 16.000 M€ para llegar al 6,0 % del PIB, desde 7,5 % que cito más arriba (y 27.000 M€ para llegar al 5,0 %).

Es decir que si sumamos los 16.500 M€ ya recortados nos hacen falta recortar 32.500 M€ para llegar al 6,0 %, 43.000 M€ para llegar al 5,0 % y casi 55.000 M€ para llegar al, inalcanzable, 4,4 %!!! Tal y como había previsto AQUÍ:

“Como conclusión va a ser necesario un recorte de entre 40.000 y 50.000 M€ para poder alcanzar el objetivo del 4,4 %.

Es imposible conseguir un ajuste de ese tamaño, aumentando un 1,0 % las pensiones y manteniendo el sueldo de los funcionarios. A no ser que se quiera dejar de pagar las prestaciones por desempleo, cerrar todas las televisiones públicas y acabar con todo tipo de subvenciones, todo a la vez. En definitiva es imposible alcanzar ese objetivo…”

.
(Como “recortes” considero tanto los aumentos de impuestos como las reducciones de gasto)
.

Mi previsión es que la estrategia de Rajoy/Montoro/De Guindos va a ser:

recurrir a una subida del IVA y de los impuestos especiales (hidrocarburos, tabaco…) a partir del segundo trimestre de este año y a algunos recortes adicionales con el objetivo de llegar al 6,0 %, venderán a Bruselas que se llegará al 5,0 % y el año que viene le echarán la culpa a la coyuntura de la desviación del 1,0 %.

El problema es que con la subida del IVA y el petróleo a 123 $ la recesión va a ser mayor de la prevista.

La reforma laboral, que es mejorable pero que está bien, va a provocar un fuerte ajuste de plantillas y una disminución de los sueldos, algo absolutamente imprescindible para salir de la crisis, pero sus efectos para mejorar el empleo y el PIB tardarán un par de años en verse.

En conclusión tenemos que España va a atravesar durante los próximos dos años una fuerte recesión, seis millones de parados, conflictividad social y unos déficts todavía muy elevados (a finales del 2013 la deuda pública va a superar el límite del 80,0 % del PIB).

El PSOE secundado de la izquierda más radical no va a desaprovechar la oportunidad, lo vivido en Valencia sólo es un anticipo, un calentamiento de cara al gran conflicto que se nos avecina. El PSOE se juega mucho más que unas futuras elecciones, está en juego su modelo económico, el que se ha mantenido en España durante los últimos 32 años.
Me atrevería a decir que está en juego la propia supervivencia del PSOE.

¿Aguantará el PP el tirón o se acabará arrugando y nos convertirá en una nueva Grecia? ¿Se decidirá (el PP) por recortar de verdad el gasto público o seguirá subiendo impuestos? ¿Nos libraremos del nefasto sistema socialista de los últimos 32 años o simplemente se parcheará para ver si salimos de ésta?

No podemos aceptar por más tiempo la falacia de que el problema es de falta de demanda, de falta de consumo y que cualquier medida de recorte del gasto público llevará a una recesión. El saldo de nuestra balanza por cuenta corriente es claro: el año 2010 fue negativa en 48.404 M€ y el 2011 estará cerca de los -40.000 M€.

Qué es la Balanza por Cuenta Corriente.

Nuestro problema es que no producimos lo que necesitamos ni tampoco exportamos algo que nos compense de importar lo que no podemos producir aquí.

España tiene que elegir su lugar en el mundo: o producimos productos competitivos o nos resignamos a competir con los países emergentes, es decir nos salimos del primer mundo, del mundo desarrollado. El desafío no es sencillo, y va a llevar muchos años, décadas incluso, resituarnos en el mundo. Pero la otra opción es Grecia (o Portugal).