Ya empiezan…batucada flowerpower

Ante la posibilidad de que el nuevo gobierno del Partido Popular haga caso, finalmente, a los informes técnicos favorables del Consejo de Seguridad Nuclear y amplíe el permiso de explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña, comienza a organizarse la “resistencia” flowerpower antinuclear, desinformada y manipuladora. Uno acepta de buen grado las críticas a la energía nuclear, pero únicamente las fundamentadas y sólidas, cosa que sucede muy esporádicamente.

Así, tenemos las declaraciones de Chesús Yuste, portavoz del Grupo Parlamentario “La Izquierda Plural” y miembro de la Chunta Aragonesista . El buen hombre se desmarca con el manido “instamos al cierre inmediato de la central nuclear de Garoña por razones de seguridad pues se trata de una instalación obsoleta que ya ha superado su vita útil“. Dejando de la lado lo original, novedoso y elaborado de su discurso yo me pregunto: ¿por qué tenemos unos políticos que cada vez que hablan mienten? Aprovechando que este hombre es Diputado y además, miembro de la Comisión de Industria, podría leer alguna de las normas del Consejo de Seguridad Nuclear y, sobre todo, alguna de las leyes que regula las instalaciones nucleares en España. Sabría de este modo que la vida útil de una central nuclear la define el CSN merced a la Ley 15/1980 y no el Congreso de los Diputados. Sabría que los políticos pueden hacer leyes y luego deshacerlas a su antojo, pero que no tienen el derecho legal de pronunciarse sobre la seguridad de una instalación nuclear. Ese derecho únicamente lo tiene el Consejo de Seguridad Nuclear y éste ya se pronunció en su momento, determinando que la operación de la central de Garoña es segura hasta 2019 y extendiendo, por tanto, la vida útil de la misma hasta ese año.

Dice, además en su blog, que “La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) fue inaugurada en 1971, habiendo expirado en julio de 2009 su permiso de explotación y habiendo cumplido sus cuarenta años de vida útil precisamente en 2011“.  Hala, y tan ancho se queda el ilustrísimo Diputado. Además de reiterarse en el error de la vida útil,  da a entender que la central está operando desde 2009 sin permiso de explotación. Es decir, que se trata de una instalación nuclear ilegal. Esto es, obviamente falso, pues la central nuclear de Garoña tiene permiso de explotación hasta el año 2013. Es decir, el señor Yuste miente. Nada nuevo bajo el Sol.

Para Yuste no es de recibo que ahora se dé marcha atrás y desde el PP traten de que Garoña, la central nuclear más antigua de España, prolongue su actividad, al menos, hasta 2019“. Parece ser que para las personas que representa Yuste lo único que es de recibo es cuando se hacen las cosas que ellos quieren, negando a los demás el derecho de hacer lo contrario si tienen potestad para ello. Lo único que no fue de recibo es que el gobierno socialista hiciera caso omiso de los informes técnicos del CSN y decretara el cierre de una central nuclear estable, fiable, segura, competitiva y respetuosa con el medioambiente. Una central que genera riqueza y empleo y que fue utilizada de peón, de cara a la galería y para justificar los votos del green-buenismo. Ahora hay otro gobierno distinto, con los mismos derechos que el anterior y la misma potestad para hacer lo contrario si así lo desea. Pero esto no es de recibo, claro.  No observo demasiada salud democrática en las declaraciones del señor Yuste. ¿Y ustedes?

Para dotar su diatriba de una cierta aureola de “seridad”, el señor Yuste espeta un: “diversos estudios contrastados advirtieron de los graves problemas de seguridad en sus sistemas de suministro eléctrico, refrigeración y contención. Si es que no sé si reir o echarme a llorar por la desvergüenza de algunos políticos que campan por el Congreso de los Diputados. Nuevamente, el señor Yuste busca la generación efectista de alarma infundada, un clásico antinuclear. Si esos estudios existen, desde luego no están contrastados. Yo, desde aquí, reto al señor Yuste a que nos diga públicamente cuáles son esos diversos estudios contrastados. Ya les digo que los únicos estudios oficiales al respecto fueron los del Consejo de Seguridad Nuclear y los recientes test de stress realizados por todas las centrales nucleares europeas a raíz del accidente de Fukushima. El primero de ellos es favorable a la continuidad de la central mientras que el segundo de ellos (en su fase preliminar) concluye que “La evaluación del CSN no ha identificado ningún aspecto que suponga una debilidad relevante de seguridad de estas instalaciones y que pudiera requerir la adopción urgente de actuaciones. Esto se certifica para TODAS las centrales nucleares de España, incluyendo obviamente la central nuclear de Santa María de Garoña.

Todos conocemos otra clase de estudios, de alguna asociación ecologista que determinan exactamente lo que dice el señor Yuste. Ahora bien, darle a un panfleto la categoría de “estudio contrastado” atenta contra todos los principios de la técnica. Y más cuando la elaboración de esos estudios fue desarrollada por ciencia infusa o alguna verdad revelada sin haber entrado a la central ni haber tenido acceso a ninguno de los componentes tecnológicos que dicen son la causa de la supuesta falta de seguridad. Los grupos ecologistas a los que me refiero tienen otras formas de entrar en una central nuclear, de forma violenta con nocturnidad y cortando la alambrada.

La clase política no parece tener vestigios de regeneración y los mensajes del 15-M, seguramente apoyados por el señor Yuste, no parecen haber calado ni siquiera en él mismo. Si ya lo decía Ayala: “La incompetencia es tanto más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente“. ¡Cómo echo de menos al señor Labordeta!

Sígueme en
Sígueme en

Latest posts by Manuel Fernández Ordoñez (see all)

36 Comentarios

  • Yo no tengo la menor duda de que el CSN habría dado el visto bueno y la bendicio apostolica de su santida a las centrales de Fukushima en los días anteriores al terremoto.

    Y es que no hay mas que ver el caso que hicieron sus homólgos japoenes a los antecedete
    Yo estoy seguro de que el CSN también habria dado el visto bueno al funcionamiento de Fukushima un mes antes del accidente.

    Me baso en la actitud de su homologo japonés en materia de seguridad, que como suele ser habitual desoyó cuantos indicios reflejaban que la situación de falta de seguridad de esas centrales era intolerable.
    Por no repetirme, reproduzco alguna de las cosas que he publicado en este mismo blog sobre lo que se sabía sobre los tsunamis en Fukushima y que las autoridades japoneses prefirieron ignorar.

    1.-
    1.- TEPCO sabía al menos desde septiembre de 2009 que era probable que hubiera un tsunami superior a los 10 metros  (la planta estaba diseñada para 6 metros), el informe fue “filtrado” oportunamente y “no llegó” a las autoridades. Un informe con similar  contenido fue enviado a las autoridades el 7 de marzo de 2011, pocos días antes del accidente, pero las autoridades tampoco tomaron decisiones. (fuente Enerzine 26 de agosto 2011)
     
    2.- Era conocido que en la zona se habían producido terremotos de gran magnitud que generaban tsunamis superiores a los 6 metros para el que se había diseñado la planta. En concreto: solo en los últimos cuatro siglos ha habido 10 grandes tsumanis perfectamente documentados en los años  1.605 ; 1611 ; 1703 ; 1707 ; 1766 ; 1792 ; 1854 ; 1896 ; 1923 ; 1933.
     
    3.- Un ejemplo más concreto: El 24 de mayo del 2011, el Sr. Pere Santanach,  catedrático de geodinámico de la Facultad de Geología de la universidad de Barcelona, explicaba que en el año 2001 un investigador japonés llamado Koji Minoura había publicado un artículo científico analizando el gran tsunami ocurrido en la zona de Fukushima en el año 869 y que había entrado hasta los 3 Km tierra adentro. Sus predicciones fueron cada 1.100 años se produciría un tsunami similar, lo que efectivamente ocurrió  en el año 2011.

    Lo bueno de todo esto, como de otros razonamiento similares, es que NADIE HIZO NADA. Un cúmulo de “expertos”, “catedráticos” y gente de buen saber, se especializan en minimizar los datos negativos para las centrales nucleares (todavía me estoy riendo de aquel catedrático español que salía en la televisión diciendo que el escape radioactivo de Fukushima no era nada, porque eso se arreglaba con una ducha).
    Y es que la historia del hombre es una historia regida por la estupidez. (estupidez viene de estupor y está relacionado con la falsa visión de la realidad que tienen los consumidores de estupefacientes). El último ejemplo: el trasatlántico que pasa al lado de ela isla para que unos aburridos turistas hagan como que se divierten saludando a los vecinos de la isla. El resultado es conocido: ¿quien lo iba a decir?. Dirán los ingenieros navales y las autoridades que han permitido ese comportamiento durante todos estos años?.
     

    • enero 16, 2012 a las 12:29

      Burrhus el elefante neocon

      Vale, Aranguren… ¿y cuál era la probabilidad de que ello ocurriera en… Garoña? 

    • Sr. Aranguren.
      Le respondo por segunda vez lo que dice su fuente (Enerzine, 26 de agosto de 2011) en relación a la comunicación de septiembre de 2009: “l’information (…) n’avait pas remonté le circuit hiérarchique classique”, esto es, hubo un funcionario que recibió la información (de TEPCO o de otro funcionario) pero no la transmitió a su superior.

      • enero 17, 2012 a las 9:48

        Burrhus el elefante neocon

        EOF: Disculpa. ¿Me puedes poner en contexto respecto de ese incidente, por favor? Porque no estoy enterándome de nada. Y mira que le echo entusiasmo.

      • Tampoco te puedo decir mucho. De acuerdo con la información publicada por Enerzine (que cita periódicos japoneses sin especificar), TEPCO decidió estudiar el efecto de un tsunami de 10 m en Fukushima. Los resultados se entregaron a la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial japonesa en septiembre de 2009, pero el informe se quedó en el cajón de algún funcionario, y TEPCO volvió a insistir “verbalmente” días antes del tsunami de marzo de 2011.
        Enerzine no explica las razones de TEPCO. En otros sitios, he leído que el informe se hizo en 2008, que se había tomado una altura de 15 m y que la propia TEPCO no consideraba razonable un tsunami de esa magnitud. Pero no he leído nada sobre ningún incidente en Fukushima antes del tsunami de marzo de 2011 que justificase el estudio de 2009. Tal vez estuviese motivado por el tsunami de finales de 2004 en Indonesia, el que provocó 200.000 muertos.

  • enero 16, 2012 a las 12:28

    Burrhus el elefante neocon

    Me centraré en el señor Yuste. ¿Para qué se le paga a este señor si ni siquiera conoce las leyes sobre las que trabaja? ¿Cómo se le puede dar a un señor así un poder como es el de intervenir en la creación de leyes? Yo entiendo que el derecho es un coñazo, pero al menos los arquitectos deben demostrar que tienen conocimientos suficientes para levantar un edificio. Con las leyes debería pasar lo mismo. 

  • Segun mis cálculos, la probabilida de que se produzca en Garoña una inundación catastrófica es diez veces menor que la que había en Fukushima de que se produjera un tsunami de mas de 6 metros.

    • enero 16, 2012 a las 18:40

      Burrhus el elefante neocon

      A ver, Aranguren… Fukushima estaba pegada al mar, si no tengo mal entenedido. Garoña está en Burgos… y que yo sepa, Burgos no tiene mar. Más allá de que por ahí pase el Ebro y que pueda desbordarse… Y a eso tienes que añadir la probabilidad de que allí se produzca un terremoto como el de Fukushima, y una ola con la fuerza  de la de Fukusihma. Y bueno, a lo mejor, si Garoña fuese a estar activa durante 1000 años, lo entendería… pero es que estamos hablando de 10 años. Y todo esto, remato, en un período en el que los modelos climáticos han predicho una espantosa sequía para España. ¿En qué te basas para mantener tu postura en contra de su mantenimiento? No te pregunto cómo lo has calculado porque soy una persona demasiado simple. 

    • “Segun mis cálculos”

       Ahí vamos…. ¿y cómo lo ha calculado ud, señor Aranguren? ¿Nos adjunta el método de cálculo, por favor? Muchas gracias.

  • Ciertamente Garoña esta sobre el Ebro. ¿Las posibilidades de que una riada deje sin refrigeracion a la central?. Ya ha pasado en una central nuclear sobre el Ródanode  y se salvaron por los pelos de que la falta de refrigeracion durara tanto como la duracion temporal del sistema de refrigeacion de emergencia. Por cierto, ahora van a obligar, en francia, a que cada reactor tenga un grupo dieses y un sistema de abastecimiento de agua de emergencia individual, como lecion de Fukushima.

    Garoña es una pieza de museo, concebida en una idea de “optimismo tecnológico nuclear” y que no se puede adaptar de verdad a las nuevas exigencias, mas que con el teodo habitual de “NO HACER NADA”. . En Fukusima no lo hicieron, eran del mismo modelo que Garoña.  Total: ¡solo les quedaba 10 años de vida.!

    • enero 17, 2012 a las 9:37

      Burrhus el elefante neocon

      Te ruego que me disculpes, Aranguren. Me ha dado por mirarme la lista de accidentes nucleares civiles y no he encontrado nada relacionado con un accidente en el Ródano o en ninguno de los dos países que atraviesa dicho río: Suiza y Francia. De modo que si puedes darme más datos sobre ese incidente, te lo agradecería. 

      No obstante, mi pregunta era: 

      ¿En qué te basas para mantener tu postura en contra de su mantenimiento? 

      Y tu respuesta es que en el Ródano ya ha pasado, además de un bla bla bla carente del menor interés para alguien con un mínimo de cerebro y amor propio. 

      Vale. En ese caso, tendríamos que comparar  las condiciones de seguridad de dicha central nuclear frente a riadas en comparación con Garoña. Es decir, si hay una riada, tienes que comparar la seguridad de Garoña en comparación con la de Rodano. ¿En qué se diferencian? ¿Y en qué se diferencia esa central de las otras centrales que están junto al Ródano? 

      Finalmente, está el mantra de “no hacen nada”.  

  • ¿Una riada puede llegar a causar fallo de suministro eléctrico en la central? Tal vez, pero hablamos de que fallen simultáneamente las fuentes de emergencia. La posibilidad de inundación está contemplada en el diseño de una central, especialmente si está junto a un río.

    De todas formas un río como el Ebro no se desborda de manera catastrófica en una o dos horas (como lo hizo el tsunami de Fukushima, que tardó 50 minutos en llegar tras el terremoto), sino que puede tardar días y hay margen de reacción.

  • Para Buhrrus:
    Pruebe con la central de Blayais, que ciertamente no esta en el Rodano sino el el Garona(cosas de la edad y de que mi trabajo no me da tiempo a buscar los datos con la precision deseada), y lo que le ocurrio en la inundacion del 1999. Segun reconocieron las propias autoridades se estuvo a un pelo de la catástrofe, porque la inundacion fue inundando la planta y dejando inutilizados los equipos de seguridad, incluidos los que aseguran el sistema de agua de emergencia. Se salvaron por una hora de margen.

    Para el Sr. Fernandez Ordoñez: El sistema de calculo de probailidades que he utilizado es el mismo que utiliza el CSN español o el ASN japones para calculos de riesgos mayores,

    Un amigo mío, especialista en estos temas, me dijo que valen lo mismo que los métodos de la pitonisa esa que sale en la tele  y habla con los difuntos. Pero estoy seguro de que mi amigo es un “exagerao” y que los métodos son infalibles y que la culpable es la naturaleza por no seguir métodos tan sesudos.
    Claro que siempre hay una solución a la francesa, muy elegante. Diferenciar el concepto de “sûreté” del concepto de  “securité” y decir que la ASN, como su nombre indica (Agence de Sûreté Nucleaire) solo analiza la “sûreté” de las centrales nucelares, pero no su securité.

    • Aranguren,

      Me refiero a que nos describa paso a paso el proceso que ha realizado en sus cálculos y todas sus hipótesis de partida. No pensará que nos vamos a creer que ha realizado usted un APS en una servilleta en un momentín. 

    • enero 17, 2012 a las 12:05

      Burrhus el elefante neocon

      Aranguren, eres  de lo que no hay: 

      Garona (La Gironda) no es un río, sino un estuario. Es al final de ese estuario donde se encuentra la central nuclear a la que te refieres. 

      ¿Y a qué se debió ese incidente? Pues a lo siguiente

      On December 27, 1999, a combination of the incoming tide and exceptionally high winds produced by Storm Martin caused a sudden rise of water in the estuary, flooding parts of the plant. 

      Es decir, que llegó una pedazo de tormenta de 200 km por hora que causa un súbito aumento de la marea en el estuario (no en un río, sino en un estuario) que provoca la inundación de partes de la central.

      Puedo estar de acuerdo en que se puede producir una tormenta de más de 200 km/h. Y puedo aceptar que se produzca un desbordamiento del Ebro. Pero hay dos cosas que no puedo aceptar: Que un río sea un estuario (su desembocadura) y que  sus caudales sean iguales y puedan estar igualmente influidos por el mar. La desembocadura del Ebro está en Cataluña, a unos… ¿600 km de la central en línea recta? También podríamos imaginarnos un megatsunami que llegara desde el Cantábrico, que tendría que atravesar a través de una recta sin estorbos de más de 80 km de montes hasta llegar a una central que está a, pongamos, 300 metros al nivel del mar, y aún así seguir teniendo fuerza para saltar sus muros. ¿Más o menos estamos hablando de esa probabilidad? Tú me has hablado de la probabilidad de que que ocurra lo del Estuario de Gironda en el Ebro, y yo te digo que ni de broma. 

      Lo reconozco: Soy muy malo con las matemáticas. Y salvo a Fernández Ordóñez, no tengo a ningún “amigo especialista”. Hasta donde sí llego es a no montarme la película de garantizarme la seguridad al 100%, por muy bueno que sea el sistema, ni a caer en el pánico por no poder garantizarlo.

  • Edy.
    Por no hablar de que el Ebro cruza las ciudades de Logroño y Zaragoza: ¿están protegidas contra las inundaciones? El Nuevo Cauce del Río Turia en Valencia se hizo tras la catastrófica inundación de 1956. Y el encauzamiento del Río Segura a su paso por Murcia se diseñó para una avenida, aquel entonces, de sólo 50 años. Desde el punto de vista técnico, se admite que no es posible la protección absoluta contra las catástrofes naturales por razones económicas, razón por la que se fijan periodos máximos de retorno, que en el caso de avenidas oscilan entre los 100 y los 500 años.

  • Sr. Burrhus:
    Cuando nos vendieron las centrales nucleares, allá por los 60-70, nos dijeron que eran superseguras y que no había ningún peligro para la población.  La chulería llegaba a tal punto que Iberduero, entonces se llamaba así, llegó a poner un anuncio en la prensa donde retaba a que alguien demostrara que se había producido algún muerto por accidente nuclear (No me pida el día en que se publicó, no soy una hemeroteca pero tenga cabeza para recordarlo).

    Ahora se nos dice que “nada es seguro al 100%”. Pero por supuesto, las centrales nucleares siguen exigiendo el privilegio de no pagar los daños a terceros que se produzcan por accidente nuclear,  sea la causa inicial un error humano de operación, un error de diseño, una causa natural o una mezcla de todas ellas.  ¡Estupendo!
    Para mas inri, ahora los organismos nucleares dicen que ellos solo se encargan de la “sûreté”, no de la “securité”, aprovechando una sutileza del lenguaje que no existe en castellano. La finalidad es sencilla: lo que tenga que ver con la “securité” no es ni siquiera  responsabilidad de los operadores de la central y debemos sufrirlo con paciencia benedictina. Por ejemplo, la “securité” contra posibles atentados.

    En definitiva. Un poderoso lobby que pretende hacer negocio con el riesgo del público y sin asumir las consecuencias que se exige a cualquier industrial que con su actividad puede hacer daño a terceras personas.

    Sr Fernandez: ¿Ha podidio usted ver los cálculos que “justificaban” que el tsunami máximo en Fukushima era de 6 metros?. Cuando se los enseñen y me los enseñe, le enviaré los míos sobre Garoña.

    Los que sí estaban publicados en revistas científicas eran los del Sr. Koji Minoura, que anunciaba que a primeros de este siglo XXI “tocaba” un tsunami de mucha mayor magnitud que los 6 metros para los que se había diseñado Fukushima, porque se había culminado el ciclo de 1.100 años desde el anterior tsunami gigantesco.

    Claro que, como me recuerda el Sr EOF; el informe de TEPCO que hablaba de estas cosas “no fue transmitido” a la jerarquía oportuna. ¡Qué casualidad!. Y es que ¡cómo está el servicio! que diría Alfredo Landa.
    Claro, que con tanto organismo de seguridad como existe, que nunca ven nada alarmante, ya podían haber leido en la revista los estudios del Sr. Minoura. Pero se ve que no tocaba leer cosas desagradables ese día.

    • Sr. Aranguren.
      Yo diría que no se ha leído la respuesta que le he dejado en el otro hilo. Por ejemplo:

      Particularmente relevante es el tsunami de 1933, por ser similar en origen y zona afectada y de mayor magnitud que el de 2011, por lo que el tsunami de 1100 años no ‘tocaba’ o sigue ‘tocando’.

      Y lo de exigir responsabilidad a TEPCO por los daños provocados por una catástrofe natural ya es de traca: 20000 personas mueren por el tsunami y no pasa nada, pero hay que crucificar a la industria nuclear porque el mismo tsunami ha provocado una fuga de materiales radiactivos. Vamos, que usted es uno de esos que no van en avión porque es peligroso.

    • Aranguren,

      Es usted el que presume de haber realizado unos cálculos. No soy yo el que presume de haber visto los cálculos de Japón. Le insisto, muestre sus cálculos o deje de decir que ha calculado algo. Si lo ha calculado, póngalo aquí.

      Los argumentos del tipo: “lo he calculado pero no os lo enseño” dejan de tener validez después de cuarto de primaria. 

    • enero 17, 2012 a las 14:54

      Burrhus el elefante neocon

      Sr. Aranguren:
      Lo de los datos que les pides a Fernández Ordóñez, ahora te los pido yo. A ver qué me echas en cara a mí. ¿Por qué? Porque los argumentos que me has dado son una chapuza sin paliativos, como demuestra tu ausencia de respuesta a lo que te había planteado.

      Luego está el tema de que si nos han timado diciendo que todo era seguro y que ahora nada es seguro al 100%. Hay gente que piensa que la socialdemocracia sigue funcionando a pesar de estar la gran mayoría en quiebra. Los ecologistas decían que la población mundial se iba a ver brutalmente reducida por la falta de comida, que íbamos a morir por las enfermedades causadas por los agentes químicos, y una retahíla más de patrañas de tres al cuarto por la que nadie dentro del ecologismo ha sabido dar una explicación que no estuviera basada en la estupidez del ser humano.

      Desconozco la normativa sobre catástrofes y centrales nucleares, pero te garantizo una cosa: Si hay una central nuclear en la que un trabajador da  1 mSv por encima de la establecida (independientemente de que ello cause cualquier daño para la salud) por la normativa y a la empresa la crucifican a multas e inspecciones. 

      Lo de los errores en el diseño, perdona que te diga, pero es de traca. Las empresas tienen una serie de requisitos de diseño a cumplir. Esos diseños recogen los problemas previsibles y así se han adoptado las posibles soluciones, ya incorporadas. Pero no los imprevisibles. Pero eso no es sólo así con las centrales nucleares: Lo es con todos los productos y todas las máquinas según las directivas y reglamentos europeos. Ocurre igual con la industria química, por poner un ejemplo. Y no pasa nada. Sigues lavándote las manos con jabón, lejía para fregar el suelo y desodorante para no echar sudor, ¿verdad? Pues un escape de sus componentes es muy peligroso. Y puedes creerme cuando te digo que la normativa de centrales nucleares (y de agentes químicos) es muy exigente.

      Y finalmente, la securité contra los posibles atentados. Es el Estado quien tiene el monopolio de la violencia. ¿O es que quieres que las fuerzas de seguridad de las centrales nucleares peguen tiros a los ecologistas de GreenPeace por pretender poner una pancarta en una de sus chimeneas? ¿Para qué, si no, se paga a la policía? De todas formas, mantener un grupo de seguridad en una central nuclear les resultaría barato si el Estado no les controla el precio de su energía. 

      Pero tranquilo, que lo único que tenemos que hacer es dejar de hacer caso al lobby nuclear y dar nuestro dinero a las empresas renovables… que son las mismas que las que componen el lobby nuclear.

  • Mire Sr. Burrhus: Nadie pone una fabrica de explosivos en medio de una ciudad. Nadie debería poner una central nuclear en el entorno de una población.

    Quizás le convendría repasar las confesiones atribuladas del primer ministro japoné cuando le dijeron que, si cambiaba el viento, tendría que evacuar Tokio. No es de extrañar que ahora sea partidario de eliminar las centrales nucleares del Japon.

    Y desde luego, nadie se atreve a pensar qué pasaría si finalmente un grupo terrorista consigue atacar ordenadamente una central nuclear. Ah. Pero eso sería culpa del estado, no del operador. Espero que no esté usted en los alrededores de la central en esas fechas, porque de poco le iba a servir de consuelo.
    decir que si es objetivo de un atentado terrorista eso ya es cosa del estado…. 

    Y recuerde. Si la industria química hace daño a terceros con sus productos: paga. Si lo hace la nuclear: solo paga una (pequeña) parte. La diferencia es de concepto, como la que hay entre un elefante y una tortuga.

     Lo de los datos: ¡ Qué quiere que le diga!. Si digo que utilizo los mismos que el CSN y demás organismos de seguridad nucleares, ya le he dicho suficiente.

     

    • Aranguren,

      ¿Qué quiere decir, entonces? ¿Que si yo le paso el programa con el que calculábamos las dosis para el tratamiento de tumores por radioterapia en un hospital usted concluiría lo mismo que un radiofísico con 30 años de experiencia?

      ¿Se cree usted que por utilizar el mismo método o el mismo software está haciendo las cosas correctamente?

      Vargas Llosa y yo utilizamos el Word, los dos. Él es premio Nobel…no le digo más. 

    • enero 17, 2012 a las 18:20

      Burrhus el elefante neocon

      Afirmas, Aranguren, que nadie debería poner una central en el entorno de una población. Pues bien: el entorno de la población de Santa María de Garoña son 18 personas contadas por la EPA en 2010, a quienes puedes comprárseles otra vivienda sin mucho problema y quienes, incomprensiblemente, aún no han muerto de cáncer. 

      Deja de tratarme como si fuera imbécil y cobarde, por favor. La radiación es lo que es: una onda de energía capaz de ionizar la materia. Las consecuencias de la radiación en el cuerpo humano van desde la pérdida del cabello y quemaduras a corto plazo hasta diversos tipos de cáncer a medio y largo plazo por la formación de radicales libres, pasando, por supuesto, por la muerte.  

      ¿Y el cloro? Pues que un escape de gas de cloro (sólo de claro) también puede provocar asfixia, quemaduras espantosas por la formación de ácido clorhídrico en la garganta y, por supuesto, la muerte. La intoxicación con productos derivados con el cloro también puede dar a diversos tipos de cáncer. Y una exposición a gran escala puede darse, por poner un ejemplo, en un incendio. ¿Prohibimos un elemento de la tabla periódica?

      El cáncer, por espantoso que sea, que lo es, es sólo una espantosa forma  más de morir. ¿Sabes cuál es otra forma espantosa de morir? No tener trabajo porque la energía es demasiado cara y a ninguna empresa le sale a cuenta contratarte:  Ahórrate la demagogia barata para gente débil mentalmente, ya he tenido de ella hasta el resto de mis días. 

      Ataques terroristas: Existen mil formas más, y mucho más sencillas, de matar a cientos o a miles de personas con agentes químicos, bacteriológicos o físicos, sin necesidad de asaltar una central nuclear.  Una central puede resistir el impacto de un avión. ¿Y una presa? ¿Y una fábrica de productos químicos? Pero hay algo incuestionable: la ola de estupidez que se desataría contra la energía nuclear sería mucho mayor que si fuera cualquier otra industria la afectada, y la que más daños causaría a la economía. 

      Sobre las confesiones atribuidas: Déjate de atribuir y céntrate en lo que es.  De los políticos, sinceramente, me espero cualquier cosa. Empezando por nuestro presidente del gobierno. 

      Y luego, lo de la aseguradora. Ya te lo han explicado antes. Y te añado yo: para producir la energía hay que cumplir con una serie de procedimientos. Si se respetan los procedimientos, el riesgo queda reducido a casi cero, que es a lo que se aspira. Si se cumplen esos protocolos de funcionamiento, no se producen fugas. Si la empresa no cumple esos protocolos, le cae un puro de cuidado. Es así, ¿sí o no? Las sanciones se meten por riesgos razonablemente previsibles, no por fenómenos no razonablemente imprevisibles. Y no sólo la energía nuclear. Cualquier clase de industria o producto. Y esto, según normativa comunitaria. ¿Entendido? De modo que, por favor, ahórrate la demagogia. 

    • Cuando sea presidente del gobierno, prohibiré que los aviones sobre vuelen el espacio aéreo español. Ya vimos lo que pasa si unos terroristas los estrellan contra un rascacielos….
      También prohibiría los edificios de más de 7 plantas.

      No existe la certeza al 100% de que una torre no vaya a desmoronarse un día de viento, y su derrumbe causaría muchas víctimas tanto en la propia torre como en transeúntes e incluso en edificios colindantes.

      Por cierto, ¿Los propietarios de las Torres gemelas tuvieron que hacerse cargo de las indemnizaciones a los familiares de los fallecidos en el atentado?

  • Si tus opiniones sobre la seguridad de la energía nuclear son tan poco acertadas como las que tienes sobre las responsabilidades legales de un industrial por daños a terceros, que dios nos coja confesados. Eso de que las sanciones se meten por riesgos razonablemente previsibles, es de traca. Yo creía que la responsabilidad ambiental, para todos salvo para los nucleares, es de naturaleza objetiva e ilimitada, pero sin duda soy un demagogo.

    Por cierto, no se cuantas veces has estado en Garoña. Yo pasé por allí el fin de semana de Reyes y te juro que había mucho más que 18 personas. Por lo menos tenían ojos y narices como las personas. Haz un prueba de ver lo que hay en un radio de 20 km en torno a Garoña y verás lo que te sale. 

     

    • enero 18, 2012 a las 7:38

      Burrhus el elefante neocon

      Es que yo no estoy arguyendo una opinión, Aranguren. Te digo lo que dice el art. 140 del RDL 1/2007, de 16 de noviembre, por la que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, y que paso a explicarte: 


      Causas de exoneración de la responsabilidad (art. 140).

      1. El productor no será responsable si prueba:

      -          Que, dadas las circunstancias del caso, es posible presumir que el defecto no existía en el momento en que se puso en circulación el producto.

      -          Que el producto no había sido fabricado para la venta.

      -          Que el defecto se debió a que el producto fue elaborado conforme a normas imperativas existentes.

      -          Que el estado de los conocimientos científicos y técnicos existentes en el momento de la puesta en circulación no permitía apreciar la existencia del defecto.

      2. El productor de una parte integrante de un producto terminado no será responsable si prueba que el defecto es imputable a la concepción del producto al que ha sido incorporado o a las instrucciones dadas por el fabricante de ese producto.

      Fin del tocho. Este RLD, es decir, una norma con rango de ley, debe respetar el contenido de la Directiva 85/374/CEE, del Consejo, de 25 de julio. Aquí tienes un resumen. Todo lo anterior se refiere a la seguridad de los productos. ¿A que te suena de algo? Es el criterio que se sigue para prácticamente todo. Bienvenido al aburridísimo pero fundamental mundo del Derecho.

      También podemos analizarlo desde el punto de vista de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Voy a ponerte sólo el art. 14.1:

      Los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

      El citado derecho supone la existencia de un correlativo deber del empresario de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales.

      Este deber de protección constituye, igualmente, un deber de las Administraciones públicas respecto del personal a su servicio.

      Los derechos de información, consulta y participación, formación en materia preventiva, paralización de la actividad en caso de riesgo grave e inminente y vigilancia de su estado de salud, en los términos previstos en la presente Ley, forman parte del derecho de los trabajadores a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

      Los trabajadores de centrales nucleares son los primeros afectados por cualquier fallo en la instalación. Eso también atañe a las catástrofes que tu imaginación sitúa para Garoña. Y créeme, el resto de obligaciones del empresario que comprende el Capítulo III  de la LPRL es suficientemente genérico. Si quieres algo más específico, también tienes el Real Decreto 783/2001, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento sobre Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes. Y si aún no estás seguro, puedes irte a las Instrucciones del Consejo de Seguridad Nuclear o a las chopocientas normas internacionales de obligado cumplimiento para España por una razón u otra. Todas estas normas tienen carácter obligatorio. Te basta sólo con aplicar la LPRL y la TRLISOS (RDL 5/2000, de 4 de agosto) para multar a lo bestia, de acuerdo con las conductas tipificadas. Lo que no puedes hacer es sancionar por conductas no tipificadas. Y lo que tampoco puedes hacer es fumarte un puro con la seguridad jurídica para sancionar de forma arbitraria, porque te lo tiran desde el art. 9.3 de la Constitución. 

      Pongamos un ejemplo: Tú dices que existe la expectativa racional de que se produzca una inundación en Garoña que destroce la central nuclear y ponga en peligro simplemente a sus trabajadores. El empresario, siguiendo lo que dice la ley, tiene que aplicar las medidas oportunas. El problema es que el empresario no tiene porqué tener la imaginación de Ronald Emmerich para destruir Nueva York con su central nuclear, de forma que se basa en criterios de experiencia, en la legislación vigente y en los requisitos de los gobiernos. Y no, ideas irracionales como comparar Garoña con La Gironda, ignorando la geografía, no valen. 

      Sobre Garoña, la verdad, no me creo que con todos los casos de cáncer que se han dado la gente siga yendo allí.

      Los datos que te he dado de población, por cierto, son del INE. Luego la realidad puede ser otra. 

  • Es inútil discutir.  En el fondo da igual el nivel de seguridad, la antigüedad, la ubicación…si lleva la palabra “NUCLEAR” hay que combatirlo como sea. Por mucho razonamiento que le echemos, es una cuestión de fe, como lo del Cambio Climático.  Como lo “Nuclear” es potencialmente peligroso para la humanidad, hay que eliminarlo. ¡Joder, pues no sé cómo hemos permitido el nacimiento y desarrollo de la industria automovilística en el mundo!

  • Ley Ley 23/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad ambiental:

    3.4.- Esta ley no se aplicará a los daños medioambientales ni a las amenazas inminentes de que tales daños se produzcan cuando hayan sido ocasionados por alguna de las siguientes causas:
    b) Un fenómeno natural de carácter excepcional, inevitable e irresistible.

  • El derrumbamiento de las torres gemelas causó la muerte a más de mil personas que estaban todavía vivas tras el impacto de los aviones.
    Entonces, ¿podemos decir que los dos rascacielos fueron los causantes de la muerte de más de mil personas (no el ataque terrorista), y que la empresa propietaria de dichos rascacielos debe hacerse responsable al 100% de los efectos del derrumbe?
    Si en dicho caso, los propietarios de los rascacielos son responsables de las víctimas del derrumbe (cosa que desconozco), una central nuclear sería también responsable de los daños causados tras un hipotético atentado. 
     

  • Si el capitan de un trasatlantico se equivoca y encalla el barco en una pequeña isla del Mediterreno, ¿paga los daños la compañia?. SI.
    Pero si es el capitan de una central nuclear el que provoca el accidente (como ocurrió en Three Mile Island o en Chernobyl) entonces la propietaria no paga los daños, o más exatamente, paga solo una cantidad limitada, corriendo el resto a costa del estado.
    Entiendo que los que vivien de la energía nuclear aplaudan con las orejas tal privilegio. Pero me resulta incompresible que entre el resto de los mortales, que sufrimos los daños y además los tenemos que pagar, haya gente que le parezca bien ese privilegio, o que se nieguen incluso a reconocer que existe como tal privilegio.
    Ya lo dijo el sabio: No te pongas gafas colaradas, que verá todo colorado.

    • ¿Es el capitán responsable del hundimiento del barco cuando éste es hundido por un tsunami?

    • Si un panadero la “lía parda” con su horno, se incendia la panadería y, el incendio se complica y no sólo una vivienda se ve afectada sino que se alinean los astros y se queman las 30 viviendas del edificio (el seguro no cubre tanto). ¿Pagará el panadero los dos millones de euros que cueste reparar los desperfectos causados más las indemnizaciones correspondientes?
      Si alguien quiere montarse una panadería, ¿debemos exigirle que tenga capacidad para hacer frente a la indemnización correspondiente a quemar todo el edificio o incluso una manzana entera aunque algo así ocurra cada 40 años?

    • Sí, paga la compañía naviera. Sin perjuicio de las reclamaciones posteriores que pueda hacer la compañía al capitán por todos los daños y perjuicios en base a la violación del contrato establecido. Pequeño y fundamental detalle que has pasado por alto.

      El sistema está montado así. Mira sus leyes y deja de llorar con el dogma: Te hemos explicado, mediante la normativa, que no es sólo la energía nuclear, sino todas las demás. Que esa normativa se basa en la concepción misma del Estado de derecho, bajo la que todos vivimos independientemente de lo que hagamos. Búscate otra excusa, que empiezas a aburrir con el slogan.

      Y luego… ¿pero es que tú no vives de la energía nuclear? ¿En qué se ha visto afectada tu vida de forma negativa por las incidencias en las centrales nucleares? Te lo digo yo: en nada. Pero sí te has beneficiado de lo positivo: ya sea directamente encendiendo la luz o aprovechándote de productos obtenidos mediante la aplicación de esa energía. 

  • Ya veo que a uste le gusta actuar como defensa de parte y como juez a la vez. Así que ha dictaminado que usted “Ha demostrado” que las leyes que exoneran a los operadores nucleares de las indemnizaciones por accidentes en sus planteas son las mismas que las que rigen para el comun de los mortales.

    Brillante sentencia. Si fuera cierta le darían a usted el premio S. Carlos Borromeo al mayor descubirmiento del derecho civl en estos ultimos 60 años.
    Y dejo de la polemica. Yo trabajo y ya veo que a usted no le quita las gafas coloradas ni Urtain, así que siga viendolo todo de color colorado

    • Si mi argumento fuese falso, demostrarías en qué me equivoco.

      Lo que he dicho no supondría ningún premio: lo sabe cualquier estudiante de Derecho (y conste que no lo soy). No soy ningún genio. Otra cosa es que el ecologismo más sectario, radical e iletrado se coja el Derecho con papel de fumar y que sus seguidores sigan a sus líderes cual… en fin, me ahorraré el ejemplo. Después, lo que dice la Ley te gustará más o menos, pero en mi opinión, lo que se plantea es razonable desde el punto de vista de la seguridad jurídica, que, por si no lo sabes, no es ninguna tontería. ¿A ti no te lo parece? Estupendo. Demuéstralo. Porque mis tochos de contestación se merecen algo más que una respuesta de tres líneas que encima resulta ser el refrito de una frasecilla pegadiza y falaz. 

  • Me gustaría dejar algunas reflexiones como punto final a mis intervenciones en este hilo. En general, la referencia es el Informe preliminar de la IAEA de 01/06/2011.
    1) Un paso previo para valorar las responsabilidades del accidente de Fukushima, es el determinar la importancia del tsunami que lo originó. Desde mi punto de vista, resulta un tanto sorprendente que se pretenda tomar el accidente de Fukushima como argumento para abandonar la energía nuclear, al tiempo que se olvida que ese mismo tsunami ha provocado unos 14000 muertos y 10000 desaparecidos. En este punto, tengo que corregirme, porque afirmé que el tsunami de 1933 había sido de mayor magnitud que el de 2011: el tsunami de 1933 alcanzó alturas de ola de 30 m, que me parecían muchos comparados con los 14 ó 15 m alcanzados en Fukushima, pero resulta que no son suficientes dado que el tsunami de 2011 alcanzó alturas de 39 m.
    2) Ello no quiere decir que no se deba hacer nada. Traduzco libremente de la referencia: “El riesgo de un tsunami fue infraestimado en varios emplazamientos. Los proyectistas y operadores de centrales nucleares deberían evaluar correctamente y prever medidas de protección contra los riesgos derivados de todo tipo de catástrofes naturales, y deberían actualizar periódicamente dichas evaluaciones y sus metodologías de elaboración para incorporar nuevas informaciones y conocimientos”.
    3) En el caso de riesgos naturales, siempre hay un límite. Una vez fijado ese límite, no cabe deducir responsabilidades ante una catástrofe que ha superado el límite impuesto. Y si ese límite ha sido fijado por la Administración Pública o con su acuerdo, hay que hablar como mínimo de una responsabilidad compartida. Y quiero señalar aquí un aspecto importante: se ha afirmado repetidamente que la Central Nuclear de Fukushima estaba diseñada para resistir un tsunami de sólo 6 m (por ejemplo, ver la referencia), pero no estoy seguro de que sea así. Dejando aparte que la Central fue alcanzada por olas mucho mayores (más de 14 m), la Central estaba protegida por dos diques y situada en un emplazamiento elevado, el mismo esquema utilizado en la Central de Fukushima Dai-ini (aunque en este caso, desconozco la altura de los rompeolas). También me parece relevante señalar que no me parece necesario un tsunami para alcanzar alturas de ola de 6 m.
    4) No obstante, también se puede actuar de forma indirecta, independientemente de la magnitud del evento. Traduzo nuevamente de la referencia: “la defensa en profundidad, la separación física, la diversidad y la redundancia, deberían aplicarse para enfrentar catástrofes naturales extraordinarias, particularmente aquellas con efectos comunes como las avenidas extraordinarias”.
    5) La industria nuclear es una de las más seguras, merced a la labor de los organismos de supervisión. Por buscar un paralelo, las medidas de seguridad adoptadas en el transporte aéreo de pasajeros han hecho de éste el más seguro, a pesar de lo cual todos recordamos el accidente de Barajas y (los más viejos) el de los Rodeos. Por el contrario, ¿cuántos sabrían decir cuántas personas murieron el año pasado en accidentes de tráfico? Por incidir en el mismo punto, conocemos estimaciones de los daños provocados por el accidente, pero ¿cuál ha sido el daño provocado por el tsunami?
    6) Es posible que el accidente de Fukushima lleve a la quiebra a TEPCO. ¿Pero cuál es su importancia económica real? Tal vez habría que relacionar el accidente de Fukushima con la producción nuclear mundial, o a la japonesa, pero ciñámonos a la de TEPCO. TEPCO vende anualmente unos 300 TWh al año (http://www.tepco.co.jp/en/corpinfo/overview/pdf-4/05-e.pdf). Tomando una estimación de los daños de 1 billón de yenes, esto es, unos 10000 millones de euros, ello representa una repercusión sobre la producción anual de 33,33 € por MWh, o 0,0333 € por kWh. Una simple función de hoja de cálculo permite plantear otras hipótesis; por ejemplo, para 40000 millones, una tasa de descuento real del 4% y 25 años, resultan 2560 millones al año, u 8,53 €/MWh; al 6%, 3130 millones, 10,43 €/MWh, más o menos un céntimo por kWh.
    7) Creo que esta simple comparación muestra claramente que no es necesario ningún seguro para enfrentar los daños causados por un accidente como el de Fukushima. En el mismo sentido, recuérdese que la moratoria nuclear se ha sufragado con un recargo en la tarifa eléctrica.
    Un saludo.