Home Energía Ingeniería financiera para despistados

Ingeniería financiera para despistados

escrito por Manuel Fernández Ordoñez 13 enero, 2012

España es un país socialdemócrata, con una política económica socialdemócrata y un sistema eléctrico que no iba a ser menos. Entre los ideales socialdemócratas sobresale la redistribución de la riqueza, signifique esto lo que signifique. Y ya sabemos que los políticos se llenan la boca con eufemismos del tipo “cohesión social” o “solidaridad territorial”, siempre adaptados a sus intereses particulares en cada momento y lugar. Un ejemplo de este tipo de comportamiento lo constituyen los extracostes de generación eléctrica insulares y extrapeninsulares.

En Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla la generación de electricidad es más cara que en el resto de la Península. Su carácter de insularidad y desconexión física con el resto de España hace que no puedan disfrutar de las tecnologías de generación eléctrica más competitivas, a saber las grandes presas hidroeléctricas y las centrales nucleares. Este hecho, unido a que generan la mayor parte de su electricidad a partir de carbón, gas y fuel-oil origina que su electricidad sea menos competitiva que la nuestra. A modo de ejemplo, Baleares y Canarias produjeron casi el 95% de su electricidad en 2011 a partir de combustibles fósiles mientras que en la Península ese porcentaje se situó en torno al 40%.

Siga leyendo el resto del artículo en Libertad Digital