Home Energía Ingeniería financiera para despistados

Ingeniería financiera para despistados

escrito por Manuel Fernández Ordoñez 13 enero, 2012
Shares

España es un país socialdemócrata, con una política económica socialdemócrata y un sistema eléctrico que no iba a ser menos. Entre los ideales socialdemócratas sobresale la redistribución de la riqueza, signifique esto lo que signifique. Y ya sabemos que los políticos se llenan la boca con eufemismos del tipo “cohesión social” o “solidaridad territorial”, siempre adaptados a sus intereses particulares en cada momento y lugar. Un ejemplo de este tipo de comportamiento lo constituyen los extracostes de generación eléctrica insulares y extrapeninsulares.

En Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla la generación de electricidad es más cara que en el resto de la Península. Su carácter de insularidad y desconexión física con el resto de España hace que no puedan disfrutar de las tecnologías de generación eléctrica más competitivas, a saber las grandes presas hidroeléctricas y las centrales nucleares. Este hecho, unido a que generan la mayor parte de su electricidad a partir de carbón, gas y fuel-oil origina que su electricidad sea menos competitiva que la nuestra. A modo de ejemplo, Baleares y Canarias produjeron casi el 95% de su electricidad en 2011 a partir de combustibles fósiles mientras que en la Península ese porcentaje se situó en torno al 40%.

Siga leyendo el resto del artículo en Libertad Digital

Shares
1 comentario
  • Juano

    El caso de Canarias va a peor por un incremento ridículo y mal planteado de las renovables.

    El caso de Baleares debería mejorar al establecerse la conexión con la Península  y entrar en las economías de escala nacionales.

    Por lo demás, como es típico las estadísticas y la información contable pública se utilizan para manipular, no para dar información objetiva y transparente.  El agujero del déficit es inmensamente mayor de lo que se dice.  Entre artificios como el que comentas y lo que tapan las empresas públicas ya es para dar por sentada la necesidad de un rescate a España que nadie quiere.  Pero si sumamos las trampas que se están haciendo, incluso saltándose la ley, para financiar las emisiones de deuda, lo que tenemos es una ola de pánico esperando a saltar a escena.

    Lo que aún me extraña que no se comente abiertamente es que todos los planteamientos que vienen de Bruselas, independientemente de lo que digan formalmente, fomentan el endeudamiento.  Dado que al final de una u otra manera la carga de la morosidad pública se distribuye, hay un incentivo enorme para ser el que más se endeude, pues al final se paga menos al repartirse el saldo.
    Así vemos que Grecia no hace grandes esfuerzos, o que Irlanda monetariza su agujero sin despeinarse un pelo…  
    Por lo tanto es hasta lógico que el PPSOE intente que la foto salga bonita mientras detrás del decorado nada cambia…