Home Economía Prima Eólica y “Ahorro” de Gas (o los Engaños de Deloitte)
Renovables

Prima Eólica y “Ahorro” de Gas (o los Engaños de Deloitte)

escrito por Ijon Tichy 13 diciembre, 2011

De vez en cuando vemos asombrados como ciertos mantras ecolojetas se difunden ampliamente sin que sepamos muy bien de donde ha salido la idea que los origina.

Así, últimamente, uno de los pseudoargumentos recurrentes que nos venimos encontrando justifica las primas que recibe la generación eólica intentando convencernos de algo así:

 “Ahorramos más en gas natural que deja de consumirse en los ciclos combinados de lo que pagamos en primas a los molinos”

Nos parecía evidente que esto es una tontería, pues las primas las pagamos todos, contribuyentes y/o consumidores, mientras que quienes dejan de comprar gas natural son las compañías eléctricas propietarias de las centrales (en su gran mayoría a su vez receptoras de las primas pues también son propietarias de los molinillos).

Tanta insistencia con un argumento tan absurdo resultaba extraña incluso considerando el nivel de conocimiento del ecolojeta medio. Al menos hasta que gracias a uno de los comentaristas habituales de esta página, EOF, hemos conocido el origen de la falacia. Dicho origen es un informe de la “prestigiosa” consultora Deloitte, encargado por el lobby eólico.

En uno de los capítulos de dicho informe se aborda la comparación entre las primas que recibe la generación eólica y “el ahorro” en importaciones de gas originado por tal generación eólica. En realidad, si uno lee en detalle el informe y conoce de que va el tema, aprecia que en ningún momento se dice claramente que una cosa “compense” a la otra, pero la forma de presentar el asunto (bonitos diagramas de barras con colorines, gráficos con evoluciones anuales desglosados y acumulativos, en fin, esas cositas tan monas que hacen los consultores) lleva a engaño a los ecolojetas poco advertidos que hacen el ridículo más espantoso justificando las primas con tan peregrino argumento.

Repitámoslo una vez más: La generación eólica disminuye el consumo de gas en los ciclos combinados, por supuesto. Pero en ningún caso la prima a la eólica se “compensa” con ese ahorro. De tal ahorro se benefician exclusivamente las eléctricas, que siguen vendiendo los mismos kWh (gracias a sus parques eólicos), solo que cobrando más por ellos (el precio de mercado más las primas). Para los que pagamos no hay ningún ahorro, más bien todo lo contrario como veremos y cuantificaremos a continuación. 

Una vez aclarado (esperamos) el concepto y como aquí ya saben que nos gusta dar las cifras de lo que hablamos, pongámonos a ello.

En el año 2.010 el sector eólico generó en España 42.642 GWhe cobrando por ellos una prima equivalente de 1.937 MM€ (datos de la CNE que ya hemos citado en alguna entrada anterior).

Producir esos GWh en las centrales de gas de ciclo combinado habría necesitado que las eléctricas hubieran gastado en gas aproximadamente 1.420 MM€ (suponiendo un precio medio del gas en el 2.010 de unos 20€/MWht). La venta de esos GWh a precios de mercado (pongamos redondeando 40€/MWhe) habría supuesto para las propietarias de los ciclos unos ingresos de unos 1.700 MM€.

Es decir, descontando la compra de gas, les quedaría un margen de 280 MM€ para pagar operadores, mantenimiento, consumibles, obtener un cierto beneficio y ayudar a la amortización de la inversión. No parece precisamente un chollo, aunque hay que precisar que hay costes fijos que ya se estaban soportando con el número de horas de operación normales. Estos 280 MM deberían cubrir la parte correspondiente a estas horas adicionales.

En cambio, lo que sucedió realmente es que esos 42.642 GWh se generaron con molinillos y las empresas propietarias recibieron por ellos unos ingresos equivalentes al precio del pool, 1.700 MM€, más las primas, 1.937 MM€, lo que supone un total de 3.637 MM€, con los que pagar operación, mantenimiento, amortizar inversión y obtener un beneficio.

Desde el punto de vista del españolito de a pie, esos GWh nos han costado 3.637 MM€, mientras que podían haber salido solo por 1.700 MM€. Eso sí, en este último caso, la mayor parte de esos millones (en concreto 1.420 MM€), habrían salido de España con destino distintos países exportadores de gas, sobre todo Argelia. Y eso, en un argumento no exento de xenofobia, parece ofender a cierto sector de la progresía que prefiere pagar más por el GWh a cambio de que “los del turbante” (sic) nos vendan menos gas.

En fin, al menos ese argumento, el de la independencia energética, será más o menos discutible pero sí es un argumento. Supongo que más de uno estaríamos dispuestos a pagar algo más a cambio de favorecer dicha independencia (yo me incluyo). El problema surge al cuantificar ese “algo más”.

Y es que otro asunto sistemáticamente olvidado por los ecolojetas en sus soflamas proclamando como las “grandes compañías eléctricas” (el coco, buuuu) se oponen a las energías “verdes” para “enriquecerse quemando gas” es el de la propiedad de los parques eólicos ¿Sabían que casi la mitad de la generación eólica en España es propiedad de Iberdrola o de Acciona (que se quedó gran parte de los activos de Endesa gracias a las “gestiones” de nuestros grandes estadistas)? ¿Sabían que si sumamos además los molinillos propiedad de las eléctricas (Endesa-Enel; Fenosa-Gas Natural; EDP,…) y las grandes constructoras, directamente o a través de empresas participadas, nos ponemos en el 75-80%? Pues si no lo sabían, no tienen más que consultar el anuario del lobby eólico que ahí se lo pone bien clarito.

Así pues, las grandes corporaciones son igualmente propietarias de los ciclos combinados y de los molinillos. La amortización de los molinillos es más costosa que la de un ciclo combinado (más coste por MW instalado), pero a cambio no consumen combustible. Es decir, para la misma cantidad de electricidad generada, en un caso (molinillos) los propietarios tienen 3.637 MM€ para operación, mantenimiento, amortización y beneficio. En el otro caso (ciclos combinados), los propietarios (que son los mismos) tienen, una vez pagado el gas, 280 MM€ para operación, mantenimiento, amortización y beneficio. En estas condiciones, si fueran ustedes propietarios de una gran corporación eléctrica, ¿se opondrían a la energía “verde” o intentarían convencer a los ecolojetas/tontos útiles de lo maravillosa que es? No hace falta que respondan. Lo podemos suponer.

¿Hacemos un resumen para pepiños de todo lo expuesto y donde van los supuestos “ahorros” a partir de los datos reales del 2.010?

– Desde el punto de vista del consumidor:

  • Pagar 1.700 MM de euros por 42.642 GWh generados en ciclos combinados de gas, o
  • Pagar 3.637 MM de euros por 42.642 GWh generados en molinos eólicos.

– Desde el punto de vista de la compañía propietaria de las centrales/parques:

  • Cobrar 1.700 MM de euros por 42.642 GWh generados en ciclos combinados, de los cuales sueltan 1.420 MM para pagar el gas y se arreglan con 280 MM para otros gastos y beneficio, o
  • Cobrar 3.637 MM por 42.642 GWh eólicos, íntegramente para gastos de operación, mantenimiento, amortización y beneficio, dado que se están ahorrando la compra de gas.

Si con esto no queda claro quien es el que “ahorra” con los molinos, me rindo. El que trinca la prima y el que ahorra en gas son los mismos, las compañías, y lo hacen a costa de los ciudadanos, que no ahorran nada sino que pagan mucho más.

¿Les asombran estas cifras? Pues tengan en cuenta que están hechas con los datos de la eólica, que al decir de los ecolojetas ya es competitiva, blablabla, en breve no necesitará subvención, blablabla,… Si hacemos algo equivalente para la solar, las proporciones del escándalo resultarían astronómicas.

Pero nada, nada, sigamos siendo los más verdes del mundo…y quedémonos calladitos, o culpando a las malvadas petroleras, cuando en enero nos crujan (nuevamente) con el recibo de la luz.

Nota: Unos párrafos más arriba he utilizado los sufijos “e” y “t” para distinguir entre unidades de energía eléctrica y térmica respectivamente. Ambas son energías pero con diferente energía útil (exergía). La exergía es una magnitud importante en termoeconomía pues está relacionada con el precio de forma mucho más directa que la energía. Esto lo contamos como aclaración para ciertos catetodráticos que se ponen a hablar de centrales termoeléctricas desconociendo estas cosillas, se lían y hacen el ridículo más espantoso. De nada.