Home Economía La oportunidad de Europa: Eurobonos

La oportunidad de Europa: Eurobonos

escrito por Antonio Vegas 18 septiembre, 2011

A pesar de los inconvenientes que los eurobonos puedan acarrear, la verdad es que los eurobonos representan la oportunidad de que Europa se vea fortalecida de la crisis del euro (toda crisis viene con una oportunidad). Los bonos respaldados por parte de 17 países otorga mucha más confianza a los inversores que la emisión de bonos nacionales. Sería mucho más raro que Europa suspendiera pagos, que si lo hiciera un país. Asimismo, los chinos se han mostrado muy interesados en los eurobonos, con lo que tendríamos una demanda potencial ahí (que reduciría el tipo de interés). Por tanto, esto me lleva a pensar que el interés que se pagaría por un eurobono sería mucho menor que la media actual de un bono nacional europeo (hoy en el 6,48%).

Por otra parte, los eurobonos ayudarían a estabilizar las economías europeas en crisis, como Grecia, Portugal, Irlanda, Italia y España. Bien es cierto que los países más prósperos, como Alemania, pagarían más por financiarse, pero seguro que el coste no es tanto. Máxime cuando Alemania (y también otros países) tienen que estar aprobando rescates cada cuatro o cinco meses.

Además, y ésta es la mayor oportunidad, los eurobonos representan la unificación fiscal de Europa y el inicio de la armonización política. Y es que, como dicen los británicos, no se puede tener una política monetaria sin la fiscal. Porque ambas políticas tienen los mismos objetivos: reducir inflación, estabilizar la producción, el empleo, etc. Que estén separadas implica que la política monetaria vaya encaminada a logar un objetivo, y la fiscal intente lograr el contrario, produciéndose un efecto nulo en ambas políticas.

Obviamente, los países más prósperos no van a regalar nada. Si Alemania acepta los eurobonos y paga 2.000 millones más de financiación será a cambio de algo. Porque entonces se produciría una especie de “tragedia de los bienes comunales” con los eurobonos: al ser los eurobonos de todos, no son de nadie. Ni Alemania ni Francia, con los eurobonos, estarán dispuestos a financiar demagogias ni ineficiencias. Así, los países con más problemas tendrán que ceder soberanía y ceñirse a la ortodoxia monetaria y fiscal. Y, actualmente, ya lo estamos viendo en España con la aprobación del techo de deuda.

Sobre todo, los eurobonos representan la solución de la zona euro, porque el resto de alternativas no son muy halagüeñas. Se podrían aprobar indefinidamente rescates a Grecia, con lo que en algún momento los rescatadores perderían capacidad rescatadora, ya que dar dinero a Grecia para que nos pague las deudas no tiene sentido. O, por el contrario, se puede dejar quebrar a Grecia, que obligaría a inyectar liquidez en la banca, para que no se produzca un efecto dominó. Ello depreciaría el euro y generaría inflación, perjudicando al europeo.

Con los eurobonos, los PIGS venden su soberanía a cambio de prosperidad económica. Lo cual es bueno, pues la economía cuanto más disciplinada y menos al servicio de la demagogia esté mucho mejor para todos. Además, se avanzaría hacia la efectiva unión económica y se allanaría el terreno para la política. Lo que también es beneficioso, pues en un mundo globalizado, se da la siguiente ley: ceteris paribus, a más multilateralismo, más feedback positivo.

Desde mi perspectiva, si Europa implementa finalmente los eurobonos y consigue solventar la crisis del euro, habrá un traspaso del liderazgo económico mundial. Estados Unidos tiene una deuda desbocada, con un Obama que no para de anunciar planes de estímulo, que lo que hacen es crear nuevas burbujas. Para 2025, se ha calculado que el 57% del presupuesto estadounidense iría destinado a pagar la deuda. En eso, Europa ya ha empezado a poner pié en pared. Y, por otra parte, China, el otro gigante, cuyos datos apuntan a una burbuja de sobreproducción. El 70% del PIB Chino es inversión y la inflación se dispara (la inflación alimenticia actual supera el 14%).

  • Vicente Barrero Sarabia

    Oiga,no me diga que bono se cotiza en europa. Solo el nombre ya me huele mal.Una forma mas de robarnos al estilo de los politicos actuales españoles que nos malgobiernan.

  • Hola amigos,
    en el caso español, vistas las cifras, no es más preocupante la deuda pública sino la privada, y es lo que realmente va a lastrar el crecimiento en los próximos años: el endeudamiento familiar + corporativo.
    Tema eurobonos: en esto hay que andarse con cuidado, porque si bien ahora francia y alemania disfrutan de la máxima calificación crediticia (AAA), si aparecieran los eurobonos tendrían que hacerse corresponsables de toda la deuda, y perderían esa calificación; de hecho ya es dudoso que “frAAAncia” pueda continuar con la suya.
     

  • pvl

    En mi opinión (y tampoco soy economista) este es un asunto muy “espinoso”. En resumidas cuentas yo lo veo así: si los eurobonos implican que en último término los Estados más manirrotos de la UE (los PIGS), por las vía que sea (pérdida de soberanía, o bien por convencimiento y acatamiento voluntario, etc) desarrollen políticas públicas más austeras y eficientes, los eurobonos serán positivos. Si por el contrario, a pesar de los Eurobonos los Estados PIGS “nos” seguimos comportando como hasta ahora, lo único que van a conseguir los Eurobonos es que el estallido de la UE sea aún más dramático y traumático para TODOS (alemanes y resto de países “ahorritos” incluidos).  La cuestión por tanto es: ¿implican y garantizan los eurobonos por sí mismos un cambio radical en el comportamiento de los PIGS o son simplemente un maquillaje que los PIGS “aceptan de boquilla”  para seguir comportándose como manirrotos incorregibles?

  • Dhavar

    Muy buenas observaciones, EOF. Por cierto, en la actual situación, que subrayes varias veces que no eres economista, significa que no padeces ni el desconcierto total, ni los axiomas falsos ni los métodos evidentemente fracasados de dicha otrora noble casta. Je, Je… haces bien en notarlo para que no dejemos de leerte en cuanto sospechemos que eres economista.

  • EOF

    o primero, gracias por responder. Lo segundo, dejar varios apuntes dispersos para quien le pueda interesar, de un señor (yo) que no es economista.
     
    1) Tengo la impresión de que la reciente crisis se ha imputado con demasiada ligereza al euro. A mi entender (no economista) la crisis tiene dos causas principales: la crisis económica, y el descontrol del gasto público. Los eurobonos no atacan ninguna de ambas causas, sino que sólo dan tiempo, en la confianza de que la economía se recuperará, aumentando los ingresos fiscales, etcétera. Esto es, lo mismo que los últimos cuatro años.
     
    2) La armonización o disciplina fiscal que supuestamente acompañará a los eurobonos tampoco soluciona nada: el IVA ya ha subido dos puntos, sin resultados positivos. Para mí, no economista, la solución pasa por recortar gastos, no por subir impuestos.
     
    3) La crisis económica española ha tenido su origen en la crisis inmobiliaria, consecuencia de una burbuja creada por una política duradera de bajos tipos de interés. Supuestamente, esa política se achaca ahora al interés de Alemania y Francia. Pero: a) si se centralizan las políticas económica y fiscal, ¿van a dejar de mandar Alemania y Francia, realmente nos interesa que, además de en los tipos de interés, manden también en los tipos fiscales y en el sursum corda?; b) en mi opinión, no economista, el BCE actuó a remolque de la Reserva Federal; y c) una sola política económica y fiscal no impidió que también existiese una burbuja inmobiliaria en los EE. UU.
     
    Un saludo.

  • Antonio Vegas

    Estoy de acuerdo también en vuestras opiniones, Hurssel y EOF. Los eurobonos también representan el peligro de que los que hacen los deberes tengan también que pagar por los destrozos de los vagos. Pero, siendo optimistas, si ceden soberanía económica a cambio de financiación la cosa en Europa puede mejorar muchísimo. ¿O no? De todas formas la disciplina u ortodoxia fiscal no es mala. Por ejemplo, el euro ha hecho que en España no arreglemos los problemas con tanta devaluación.

    Así que es verdad lo que decís. Existe ese riesgo, pero también es posible que los eurobonos arreglen la situación y la fiscalidad europea se armonice totalmente, y se haga muy disciplinada.

  • EOF

    Por no hablar de la revuelta social que hay en Grecia contra las medidas que implicarían esa disciplina fiscal asociada a los eurobonos. Y la que se prepara en España.

  • EOF

    Coincido plenamente con Husserl. La deuda griega, si no recuerdo mal, ronda el 150% del PIB, y el déficit el 10%. Luego, en sólo cinco años (o diez, me da igual) la deuda griega llegará al 200% del PIB, como Japón… pero sin ser Japón.
    Además, los eurobonos se van a implantar para ayudar a los PIIGS, con la fundada sospecha de una cesión de soberanía fiscal. Y yo me pregunto: ¿y por qué van a ceder soberanía fiscal los países que lo han hecho bien? ¿Porque la palabra Europa suena bien?
    Por último, mucho me temo que esa cesión, gestionada por las burocracias locales, dará lugar a todo tipo de corruptelas, como ya sucede en la Política Agraria Común.

  • Pues qué quieres que te diga, Antonio, que la jugada de los eurobonos me suena “igualica” a aquella que nos ha metido de lleno en este fregado (una de las causas de la actual crisis económica):  los paquetes de activos contaminados, que mezclaban en un explosivo cóctel activos saneados y solventes y otros absolutamente incobrables.
    Además, esto de la “resposabilidad compartida” es maravillosa. Grecia o España se van a financiar gracias a la solvencia de países como Alemania. ¿Y qué te hace pensar que si Grecia no es capaz de pagar sus deudas las va a pagar si van contra Eurobonos?
    La Unión Europea (todos y ninguno) se van a encontrar un pufo descomunal, con el que alguien tendrá que apencar…
    Pongo un ejemplo. Ahora todos los que escribimos en DEE nos vamos a un bar. Resulta que dentro del grupo de exiliados cada uno de nosotros pagamos lo que bebemos. A mí, que tengo cara de griego ya no me fían más. No porque tenga cara de griego, sino porque bebo y bebo y bebo y pido que me lo apunten a la cuenta y nunca pago esas deudas. En cambio Luis, como buen exiliado teutón, es de una solvencia absoluta: bebe y paga, bebe y paga…
    Conclusión, como no todos somos igual de fiables de cara al lobo sediento de sangre fresca que es el camarero (¡fíjate, el muy cabr´*n no me quiere dar de beber porque dice que no le pago…!) hacemos una cosa: en lugar de pagar Luis por su lado, tú por el tuyo, Lady o MAFO, Germánico o Ijon, los Mill, etc, etc, etc… pues hacemos una cuenta común de deudas: Cuenta DEE. En ella iremos cargando lo que debemos cada uno de nosotros.
    Si yo como buen griego no pagaba cuando tenía la cuenta a mi nombre… ¿qué te hace pensar que voy a pagar ahora que está al de todos?
    Yo estaría encantado, oiga, no lo dudes. Pero creo que Luis no estaría muy de acuerdo en esta decisión de “¡¡¡teutón el último!!!”

  • alfonso

    Me paredce perfecto que los gobiernos torticeros, como el de España y los gobiernos corruptos y nepotistas como el de las provincias catalanas, se queden sin poder fiscal. Estaremos mejor en manos de un ‘culo infollable’ (Berlusconi) que EN LAS DE ESTOS IMBECILES que nos ha tocado soportar.