Home Economía Trolas y chorradas sobre el sistema financiero internacional. (y III)

Trolas y chorradas sobre el sistema financiero internacional. (y III)

escrito por Arturo Taibo 3 agosto, 2011

Podríamos pensar que ya habíamos acabado con la lista de los países con mayor deuda pública. Y sin embargo nos queda un autentico desastre andante, un país que en cualquier momento puede provocar un cataclismo mundial: Japón.

La deuda pública de Japón supera todos los límites imaginables.

Pero ¿Por qué el Estado japonés no se ha visto obligado a pagar su deuda a un nivel astronómico? Al fin y al cabo con menor nivel de deuda otros países han tenido que ser rescatados. La razón es muy sencilla: el Estado japonés se financia con los ahorros de los propios japoneses que, de momento, parecen estar dispuestos a aceptar una baja remuneración por sus ahorros.

Pero la sociedad japonesa es una sociedad tremendamente envejecida su pirámide de población es aterradora.


¿Qué harán los japoneses a medida que vayan envejeciendo?

Hay dos opciones, una es que vendan sus activos en deuda pública de su país para mejorar su situación en los últimos años de su vida. Pero ¿A quién venderán sus bonos? ¿A otros japoneses? El problema es que cada vez habrá menos japoneses, jóvenes o de mediana edad, y por mucha capacidad de ahorro que tengan se verán incapaces de absorber toda la deuda que vendan los japoneses jubilados.

Si lo que hacen los jubilados japoneses es no renovar las compras de deuda ¿Quién refinanciará al Estado japonés? Nuevamente estaremos ante el problema de que una cantidad menguante de japoneses tengan que comprar cada vez mayor cantidad de deuda.

La otra opción es que los japoneses ancianos simplemente no vendan sus bonos o que los renueven a su vencimiento y dejen estos activos como herencia a sus hijos. Nuevamente estamos con el problema de que los japoneses que hereden esos bonos no podrán hacerlos efectivos a no ser que al mismo tiempo compren, con el resultado de esta liquidación, más deuda, un absurdo.

El resultado siempre es el mismo: lo ahorrado en deuda japonesa no podrá nunca hacerse efectivo. Es posible que los disciplinados japoneses acepten una quita o una posposición sine die del cobro del principal de sus bonos o puede que no.

Pero aún con todo el 5 % de la deuda japonesa (más de 0,4 billones de euros) está en manos de extranjeros, suficiente para provocar una nueva crisis, más provisiones de los bancos y un corralito en Japón.

El socialismo en sus diversas formas ha sobrevivido en los países donde existe una economía privada y medianamente libre a la que canibalizar. Pero como el socialismo, llámese Estado del Bienestar o medicare-medicaid-escuela pública o como lo llamen en Japón, sólo puede ser popular si ofrece mucho más de lo que aparentemente cuesta.

Si el socialismo sólo ofreciese lo que realmente cuesta entonces la gente podría preguntarse ¿Por qué pago al Estado una sanidad pública si con ese mismo dinero podría pagarme una privada? Pero el socialismo siempre recalca lo que ofrece y minimiza lo que cuesta, envolviendolo en complejos sistemas fiscales y utilizando demagogias como que son “los ricos los que pagan” o que sin el Estado la gente se moriría en las calles.

La realidad es que el socialismo mantiene esta ficción de que ofrece mucho a cambio de poco de tres maneras: con déficit público, con propaganda y con sistemas que retrasan el pago de las obligaciones que contrae el Estado a un plazo que sea lo suficientemente largo como para que no preocupen a (casi) nadie.

Pero la deuda aumenta, el largo plazo se convierte en corto plazo y la propaganda ya no puede esconder la realidad.

El mundo actualmente es un gran castillo de naipes donde en cualquier momento todo el sistema financiero mundial se puede desplomar. Porque la duda ya sólo es esa: el cuándo.

  • lendermain

    Eso les pasa, a los que producen demasiado y consumen poco… si no hubiera tanto jubileta que va a ser el más rico del cementerio, con sus millones y millones en el banco, que por cierto, no se gasta “por si acaso”, no habría quien tomaría “prestado” ese dinero
     
    El primero que está deseando prestarlo, es el banco. Y el primero que quiere un rendimiento para su dinero, es el depositario. Con lo que el lío ya está hecho.
     
    Y, a pesar de todo, se siguen fiando de países como USA (para los inversores, mejor USA o Japón que grecia, españa o portugal).
     
    Si no hubiera dinero en los bancos, nadie prestaría nada… el sistema está pensado para que no se desaproveche nada

  • MILL

    Ya, lo que pasa es que la deuda pública de Japón es de  12 billones de dólares y Japón tiene en sus manos 882.300 M$ de deuda USA en su poder.
    http://www.invertia.com/noticias/articulo-final.asp?idNoticia=2546937

  • lendermain

    … que USA devuelve puntualmente, con un tipo de interés.
     
    Y si no, qué harías tú con todo el dinero que les sobra a los japos o a los alemanes todos los años? Lo metemos bajo el colchón??? O se lo prestamos a alguien con ciertas garantías de devolverlo???
     

  • MILL

    Quería decir que
    “… dado que Japón tiene superávit en la balanza por cuenta corriente y compra deuda USA lo que está sucediendo es que Japón está PAGANDO EL DÉFICIT USA.”

  • MILL

    Sr lendermain:
    Los socios comerciales de Japón no pagan la deuda pública japonesa. Los socios comerciales de Japón, como todos los de todos los países del mundo,  pagan por los bienes que compran a las empresas y ciudadanos japoneses.
     
    Dicho de otra manera los socios comerciales de Japón no pagan por obtener títulos de deuda japonesa sino por coches, relojes o computadoras japonesas.
    Las empresas japonesas y los ciudadanos japoneses, que venden esos bienes a otros países, pagan, con lo que obtienen, a sus trabajadores y proveedores, quedándoles luego un beneficio y un dinero para amortizaciones.
    Son luego las empresas y trabajadores japoneses con sus ahorros los que financian el déficit público japonés.
    Sólo desde una perspectiva que sostenga que las empresas y trabajadores japoneses que trabajan para exportar lo hacen GRATIS se podría decir que el déficit público japonés lo pagan los socios comerciales de Japón (o por lo menos la parte de la exportación que es superávit).
    Pero dado que eso NO es así y que, además, muchos japoneses llevan años o décadas ahorrando para pagar el déficit de su país, solo cabe decir que el déficit público japonés lo pagan en un 95 % los japoneses.
    Afirmar lo que usted dice sería tanto como decirle a los japoneses que todos sus ahorros no existen puesto que, como se obtenían del comercio exterior, y los trabajadores y empresas que trabajaban para exportar lo hacían gratis, en realidad ese dinero es del Estado japonés.
    Al final, de todos modos, lo que sucederá será eso: el Estado japonés tendrá que decirles a las empresas y ciudadanos japoneses que tengan deuda soberana que en realidad no tienen mucho más que papelitos de colores, vamos que han trabajado gratis.
    Pero en cualquier caso y dado que Japón tiene superávit en la balanza por cuenta corriente y compra deuda USA lo que está sucediendo es que Japón está pagando la deuda pública USA.
    Me temo que no ha entendido muy bien los conceptos de balanza por cuenta corriente y balanza de capital y su relación con la balanza de pagos y  el déficit del Estado.
    Saludos.

  • lendermain

    Buenas, Mill, acabas de mostrar un desconocimiento bastante profundo sobre el tema.

    Hay muchas formas de ver el tema de la deuda pública; por ejemplo, a España se la castiga mucho en los mercados financieros porque tiene mucha exposición a la deuda extranjera (y subiendo).

    Al fin y al cabo, la deuda japonesa no lo es tanto, ya que hay que tener en cuenta que Japón es un país con un gran superávit por cuenta corriente, que los bancos japoneses utilizan para financiar su deuda pública (ya quisiéramos en España…)))

    Sus necesidades de financiación exterior son mínimas; los que realmente PAGAN la deuda pública japonesa SON LOS SOCIOS COMERCIALES DE JAPÓN, NO LOS JUBILADOS.

    Los chinos, por ejemplo, invierten en bonos del tesoro americanos (pobres ingenuos: pasan de sus conciudadanos, que no tienen derechos sociales) y los alemanes por ejemplo, en ladrillos españoles y deuda griega (de ahí su cabreo jajjajjjaaaa

    Échale un ojo a esta tabla y comprobarás qué países tienen futuro y qué países no (como no espabilen o dejen de derrochar)):

    http://www.indexmundi.com/g/r.aspx?v=145&l=es

  • EOF

    Domingo Soriano acaba de publicar un artículo en Libertad Digital que creo responde a tus preguntas.

  • Ceratonia

    Y digo yo, desde la más absoluta inocencia, referente a esto de la deuda: ¿Pueden los Estados vivir sin emitir deuda pública? ¿Por qué todos están pidiendo dinero constantemente, incluso cuando el crecimiento de su PIB es razonable? ¿Es por inversión?¿Es para despilfarrar, y, así de paso, trincar algo o mucho?

    ¿Puede, por ejemplo España, dejar de pedir dinero todos los días?¿En qué se está gastando ese dinero que estamos pidiendo?¿en pagar los vencimientos?¿en pagar las prestaciones de desempleo?¿en pagar a los funcionarios?

    Muchas gracias por el blog.

  • Pablo el herrero

    El problema Mill, como tú bien sabes, es que las inyecciones que se está poniendo hoy el abuelito, se las tendrá que pagar su nieto a mediados del presente siglo XXI (porque es la deuda contraida a largo plazo decidida por el keynesianismo actual, que tendrá que pagar el nieto dentro de cuarenta años). Y no porque el abuelito no tuviera dinero para pagarse su inyecciones, sino porque el estado mensualmente le quito a los hoy abuelitos durante toda su vida activa (cuarenta años) una cantidad con la excusa de que gestionaría mejor dichos recursos a través de una planificación central de las políticas sanitarias.
    El modelo de latrocinio del Estado de Bienestar hace tiempo que tocó techo y más aún en un occidente que gracias al fasciofeminismo imperante en todos los partidos del mundo desarrollado, ha ido conformando una demografía envejecida que difícilmente podrá sostenerse por sí misma. ¡Viva el aborto liberador! ha gritado el feminismo durante los últimos cuarenta años.
    Ya llevamos diez años que el socialismo viendo que el problema demográfico que ha creado no tiene solución, a través de su ecofascismo (ya sabes, la especie humana es un peligro para el planeta) nos va mentalizando con sus “muertes dignas” y respectivas aprobaciones de eutanasias en sus distintas versiones. El fasciosocialismo mundial sabe que con su modelo de gestión económica del Estado de Bienestar no podrá hacer frente a los problemas demográficos que él mismo ha creado. Es decir, acabarán i imponiéndonos fecha de muerte.
    Ya veremos como el fascisocialismo en general y fasciofeminismo en concreto (ya que en sus pirámides demográficas las mujeres son la mayoría envejecida), explica y convence a las féminas lo importante que es para ellas que el estado les garantice el derecho femenino a la muerte digna… cuando le convenga al estado.
    ¡Qué gozada para las “pajines” y “aidos” de todos los partidos y defensoras a ultranza del Estado de Bienestar… ¿feminista?!
    Un saludo Mill
    Pablo el herrero