Home Política Infamia sobre infamia

Infamia sobre infamia

escrito por Arturo Taibo 26 julio, 2011

Vaya por delante mi más absoluta condena a los criminales atentados sucedidos la capital Noruega. Como liberal aborrezco el uso de la violencia, excepto, obviamente, cuando esta se utiliza en defensa propia.

El criminal noruego que perpetró la matanza y sus posibles cómplices no actuaron en defensa propia ni en defensa del cristianismo, por mucho que algunos le hayan colgado el cartel de “cristiano”. Tampoco lo ha hecho en defensa de la Civilización Occidental. Ni el cristianismo ni la Civilización Occidental defienden el asesinato indiscriminado de inocentes ni como medio ni como fin.

¿Estamos ante un loco aislado o ante un movimiento organizado? Desde luego este individuo no es un loco en cuanto al sentido de eximente legal. Planificó y ejecutó con total frialdad sus asesinatos y su “locura” no es diferente de la locura de cualquier criminal. Su problema es de una inmoralidad absoluta, la de todos los asesinos que intentan justificar sus crimenes. En cuanto a si tiene una organización detrás es pronto para decirlo aunque me parece dificil que no tenga cómplices.

Pero si infame es la matanza perpetrada en Noruega igual de infame es el uso que los socialistas están haciendo de ella en España.

Por supuesto lo primero que han hecho es colgarle el cartel de genocida al terrorista. ¿Genocida? Dicho eso en boca de socialistas la palabra sorprende. ¿Es Fidel Castro un genocida? ¿Es un genocidio el socialismo a todo lo largo del siglo XX y en lo que llevamos del XXI? ¿Es un genocida Carrillo? ¿Son los de Bildu genocidas? Demasiados muertos tienen en el armario los socialistas para usar esa palabra a la ligera.

Pero cuando la cosa llega a la infamia sobre infamia es cuando utilizan la infamia de la mantanza en Noruega para pedir poco menos que la censura o el simple cierre de medios de comunicación que no les son afines.

Los socialistas saben muy bien lo que se juegan en ese campo. Pueden perder unas elecciones pero ya se celebrarán otras dentro de cuatro años. Además saben que el PP no va a cambiar las leyes que han aprobado, ya tenemos experiencia sobre eso. Pero lo que nunca pueden perder es el control sobre los medios de comunicación y sobre la cultura en general.

Mientras controlen los medios y la cultura los socialistas saben que tienen ganada la batalla de las ideas. Si se gana la batalla de las ideas las elecciones no son más que pequeños tiras y aflojas pero que a la larga no van a impedir su objetivo liberticida.

Los socialistas nunca han pedido que se cierren emisoras de televisión por emitir televisión basura. Tampoco les ha importado mucho que los “indignados” se hayan pasado por el forro leyes y resoluciones judiciales. Pero lo que es intolerable, para ellos claro, es que alguna televisión o periódico, aunque sea con una pequeña audiencia, ponga en tela de juicio sus principios básicos. Se puede criticar pero “dentro de un orden”.

Algunos estarán pensando y con razón en Intereconomía y en La Gaceta. Vaya por delante que la ideología de esos medios de comunicación es conservadora mientras que yo soy liberal, pero eso no impide que comparta sus críticas o simplemente la información que divulgan. Existen periódicos para los que el caso Faisán, los EREs de la Junta de Andalucía (y los del Gobierno del Principado de Asturias), el súbito enriquecimiento de Bono o los generosos favores de Chaves a sus hijos a costa del dinero público simplemente no existen.

Pero eso sólo son detalles, la falsificación sistemática de la Historia y de la información es la mayor tarea de los socialistas desde siempre.
Quieren hacer una Historia a su medida, donde sus crímenes y fracasos desaparezcan, donde todos los éxitos se atribuyan a sus ideas. Una Historia donde se desprestigia y se manipula la revolución liberal del siglo XIX, donde se reinventa la Gran Depresión para hacerla parecer un fracaso del Capitalismo, donde se falsifica la primera crisis del Estado del Bienestar en los 70 llamándola “Crisis del petróleo”, donde se justifica esta segunda crisis con inventos como lo de “los ataques de los mercados”.

Los socialistas siempre han intentado crear un mundo de buenos y malos donde ellos, precisamente ellos, la ideología más perversa y criminal de la Historia, aparecen como los buenos y los defensores de la libertad como los malos. La creación de ese mundo artificial donde la Historia se reescribe y la realidad se falsifica o se manipula es la base de su propaganda, terreno en el que prácticamente nunca han sido derrotados. Y ahí sí que no pueden ceder un milímetro. Pase perder unas elecciones, pero lo que no pueden perder es el control de la realidad.

¿Qué más da que se pierdan unas elecciones si se tienen media docena de televisiones, cadenas de radio, periódicos, editoriales, el control de la educación y unas cuantas cosas más?

Por eso es que no les importa utilizar el terrorismo para pedir la eliminación de cualquiera que les pueda hacer frente en el campo de la información y de las ideas. Infamia sobre infamia, pedir la eliminación de la libertad de expresión justificándola manipulando un atentado terrorista.

Y mientras Bildu llena las instituciones vascas de batasunos yo me pregunto:
¿Son unos genocidas los jueces del Tribunal Constitucional que votaron por la legalización de Bildu?
¿Por qué están en la calle genocidas como Josu Ternera, Troitiño, Iñaki de Rentería o De Juana Chaos?
¿Es un delito negociar en nombre del Estado con genocidas?

  • Jose Angel

    A este artículo no le quitaría ni una coma.

  • Ijon Tichy

    Amen.

  • pvl

    La diferencia entre los asesinatos de Noruega y los asesinatos que cometen los radicales islámicos (siendo ambos actos igualmente salvajadas propias de fanáticos)  es tan obvia que solo un miope ideológico o un caradura profesional tipo Tomás Gomez y demás progres puede obviarla: la salvajada de Noruega es la obra de un fanático aislado que son rechazadas por toda la sociedad occidental a la que  el fanático noruego en su delirio cree defender. Por el contrario las salvajadas de los radicales islámicos son aplaudidas, justificadas y jaleadas por una parte no desdeñable de los  musulmanes (exactamente igual que ocurre con los asesinatos de los fanáticos de ETA que cuentan con el apoyo, la compresión y la complicidad de una parte considerable de la sociedad vasca). Por esa razón siendo igual de abominables y horrendos ambos   actos criminales, el atentado de Noruega no deja  de ser un hecho aislado y puntual cometido por un iluminado, mientras que el terrorismo islámico forma parte de un movimiento y de una estrategia mundial a la que quiera o no, Occidente tal y como lo conocemos está obligado a hacer frente y derrotar  si quiere sobrevivir a medio y largo plazo.

  • Seguimos empleando los pies para pensar, ¿verdad, Juan?. ¿El hecho de que no me gusten las barbaridades que se cometen en el nombre del Islam significa que me tienen que gustar las dictaduras comunistas? ¿Eso significa que me gusta que estemos apoyando a los “rebeldes” libios, que como tú dices, no son más que aliados de Al-Qaeda?
    Creo que fui de las primeras personas que blogueé en contra de las “revoluciones” supuestamente liberales en el mundo árabe, precisamente porque tienen de democracia lo que yo de sueca. O sea, nada.
    En cuanto a lo de que el “rubio” era pro-judío, simplemente decirte que las teorías conspiracionistas no me gustan, ni las de un lado ni las de otro. A este señor nadie le había dicho que tuviera que matar a nadie. La única consecuencia de su barbarie ha sido que cualquiera que critique las barbaridades del Islamismo, enseguida es acusado de “blandir la biblia en plan choque de civilizaciones” (el Corán, aunque salga en todas y cada una de las reivindicaciones hechas por grupos terroristas islámicos, no se blande, sólo se blande “la biblia”), cuando ayer mismo 20 personas fueron heridas en Kirkuk por una bomba colocada en una Iglesia católica, y otras dos bombas fueron desactivadas por la policía. Pero, claro, matan a unos noruegos y esos importan más que el sufrimiento de todos los cristianos (de cualquier denominación) en los países árabes y el asesinato y encarcelamiento de muchos de ellos, porque de su sufrimiento no se puede culpar a Israel o a los judíos. Y por supuesto, no son “blanquitos“, están muy lejos y, total, son unos malandrines anticuados que quieren seguir siendo cristianos. Habráse visto, con lo progres y maravillosos que son los noruegos.
    Por cierto, Noruega es un país bastante corrupto. Para muestra un botón: inmigrante africano (parece ser que somalí) viola a una noruega bebida a las puertas del parlamento y la gente pasa lo graba en vídeo y se ríe. El inmigrante debe ser también un agente del Mossad infiltrado, ¿no?
    Por último, Noruega permite matar animales por el método halal (le rajan al animal el cuello y le dejan que se desangre, algo totalmente cruel y doloroso para el animal) y se salió de la Unión Europea por sus atrocidades contra ballenas y delfines, pero sin embargo prohíbe el método kosher de matar animales por crueldad. Asimismo, su embajador en Israel ha dicho hace poco que matar noruegos está muy mal, pero que matar israelíes está justificado por la ocupación. No me extraña, por tanto, que los israelíes no apoyen a Noruega, pero de ahí a financiar a un pirado para que mate adolescentes, va un largo trecho.
    Por supuesto, siempre habrá gente que esté obsesionada con echarle la culpa de todo a los judíos (o a los neocons, o a Obama, al que este asesino “admiraba” por su oratoria y ser un gran comunicador, o a la serie Dexter, porque la encontraba “desternillante”, etc.), pero en este caso tenemos a un señor muy bien situado social y económicamente, pero que estaba todo el día colgado de internet y se creía un “caballero templario”. A mí me parece que era un pirado, como los asesinos de los “juegos de rol“, que encontró esta excusa para matar y tranquilizar su conciencia, no un agente israelí. Entre otras cosas, porque el Mossad cuando ha asesinado lo ha hecho a personas concretas, no a un montón de adolescentes en un campo de verano.
    Ahora bien, la diferencia entre tú y yo es que yo no llamo pirado a alguien por pensar distinto. Llamé pirado (y lo sigo llamando) a Anders Breivik, o sea, el asesino sueco, y a aquellos (bien pocos, esto hay que decirlo, y de partidos delirantes como la Lega Norte, que Berlusconi tenía que estar cayéndosele la cara de vergüenza por haber gobernado con su apoyo) que le han apoyado, si no en la matanza, sí en sus ideas. Claro que también puedo llamarle psicópata, te guste o no.

  • juan

    Claudia si vas a Arabia Saudí,  porque no vas a cuba y a Corea del norte también?(a las dictaduras van los descerebrados que colaboran con el régimen y los que comercian con él).  Y a Bengasi que están los de Al Qaeda codo con codo con yanquis y  británicos y españolitos apoyando. No estan los noruegos:
    “El sábado, 30 de julio de 2011, se retiran los cuatro que quedaban de los seis cazas de combate F-16 que Noruega desplegó en Libia como parte de los bombardeos de la OTAN sobre este país”.

    Confirmado el abandono de la guerra de Libia que Noruega tenía previsto y dio a conocer poco antes de los atentados de Oslo y Uteya.

    Confirmado: El rubio era pro-judío. Léete las criticas de la derecha israelí y su gobierno a los documentales noruegos pro-Gaza y a que vayan a reconocer el estado palestino en la proxima cumbre de la ONU en septiembre. Lee la declaración realizada en la isla noruega la víspera. Pirada tú que no te enteras porque el rubio no es más que que un “mandao”. Infórmate y asimila antes de mentar la biblia  en plan choque de civilizaciones. Es cuestión de petróleo, Noruega tiene mucho y reservas en divisa y oro, no esta quebrada y no está en la unión europea. Por eso.

  • MILL

    Sr. Totalitarios autodenominandose liberales…
    Como liberal me repugna toda violencia innecesaria, es decir toda violencia que no responda al motivo de la defensa propia, como los jovenes, casi niños, que ha matado ese individuo no suponían ninguna amenaza para nadie esos crímenes me repugnan y por tanto no tengo ninguna simpatía sino exactamente lo contrario con el asesino.
    Yo no soy islamófobo sino que soy contrario a los islamosocialistas. Es muy diferente.
    Saludos.
     

  • Totalitarios autodenominándose liberales…

    ¿Todavía te haces llamar liberal? Jaja, y no te pones ni colorado. Por cierto, reconoce que el asesino te causa algo de simpatía, al fin y al cabo es islamófobo como tú. Saludos de uno que defiende la libertad de verdad.

  • El problema viene de antiguo y tiene difícil solución. Desde el momento en que se acepta de forma acrítica toda cultura o civilización denostando a la  vez la propia, o sea, la occidenatal judeo-cristiana, solo es cuestión de tiempo que surgan zumbados de cualquier color cometiendo todo tipo de barbaridades. Si a esto sumamos los golfos tipo Tomás Gómez y los inútiles que deberían oponerse a él, ya tenemos montado el tinglado.

  • Esporádico

    Por supuesto.
     
    Y más que nadie, Ayaan Hirsi Ali, deberían encarcelarla de por vida, brásevisto.
    sanguinaria histeria anti-musulmana”
    Joerl, cada vez más tarado suelto. Lo que verdaderamente me extraña es que no haya guerras civiles varias. Cerraré bien la puerta.
     
    Saludos. E.

  • Marod_35

    Hay dos cuestiones ideológicas en debate,  surgidas a raiz de la matanza.
    Por un lado ¿Son responsables las ideas (y la difusión pública de las mismas) de actos criminales de este u otro tipo?, y si entendemos que sí, ¿deberíamos prohibir – o al menos regular (eufemismo) su difusión?:
    Desde un punto de vista antropológico el comportamiento humano (y lamentablemente tenemos que considerar humano al tipejo este) se configura por distintas variables. Obviamente, hay que considerar cierto determinismo cultural en nustra forma de comportarnos, pero no deberíamos obviar los condicionantes genéticos de todo comportamiento humano. Si las ideas fuesen las únicas responsables, tan siquiera las principales, cabría deducir necesariamente que muchos otros individuos habrían seguido el mismo comportamiento. Como no es el caso, parece claro establecer que si bien pueden ser un factor, hacen falta otros factores para que se produzca la conducta brutal dada en este caso.
    Desde un punto de vista jurídico, nuestra Carta Magna (y todas las de las democracias occidentales) recoge la libertad de ideas y su libre difusión, como límite siempre que no suponga una apología de comportamientos delictivos (llamadas directas a a la comisión de crímenes, o incluso explicación de técnicas y planes de organización. cabría decir que esto no serían ideas en sentido estricto, sino más bien manuales técnicos para delinquir)
    Si las ideas no son las principales responsables de los comportamientos humanos individuales (no cabría decir lo mismo de comportamientos colectivos, veáse revoluciones) y además la Ley protege su libre pensamiento y difusión, mientras no se haga apología, no veo cómo se puede reclamar una prohibición o regulación de la difusión de ciertas ideas.
    En segundo lugar, ¿es el Islam (como religión y sistema de organización social, no como creencia) una amenaza para la cultura occidental cristiana?
    Obviamente no es un tema sencillo de responder, y desde luego a largo plazo es muy difícil predecir si habrá un conflicto a gran escala. A corto plazo no me parece que el hecho de la radicalidad Islamista y su negativa a aceptar los DDHH suponga una amenaza directa a los países occidentales (otra cosa es a su propia población). En todo caso, tampoco considero que el hecho de que nuestras democracias sean más permisivas y permeables a otras culturas suponga mayor peligro para éstas. Sería una forma de renunciar a los principios que rigen nuestro actual sistema (libertad de creencias y libertad para ejercerlas y difundirlas) y radicalizarnos en posturas similares, que por otra parte son propensas a degenerar en conflictos a mayor escala.

  • EOF

    ¿Pilar Rahola también es corresponsable de lo que ha hecho este tío?

  • MILL

    Stiwie esta vez te has pasado. Ni soy neoconservador, sea eso lo que sea, ni siquiera soy conservador, ni Bush en su momento condenó  el Islam, más bien todo lo contrario.
     
    Suscribo 100 % lo dicho por Claudia.
    El islamismo yihadista es una amenaza real. Muchos musulmanes, la mayoría, no sienten ningún respeto por los derechos humanos.
     
    Si, siendo cristiano (no católico ni de ninguna otra rama, cristiano a secas) estoy en contra de que la iglesia se inmiscuya en las leyes y en el Estado, ¿Por qué razón iba a estar a favor de que el Islam se inmiscuya, no siendo ni musulmán ni estando de acuerdo con sus ideas?
     
    El los colegios públicos, por lo menos en el que van mis hijos y no creo que sea diferente en otros colegios públicos, se da una imagen distorsionada cuando no abiertamente falsa del Islam.
    Se presenta al Islam como un sistema de gobierno benevolente y tolerante, se dice además que prácticamente todo el desarrollo tecnológico hasta el siglo XVI fue gracias al Islam, el resto fue gracias a los chinos.
    A los cristianos se les presenta como violentos, atrasados, dogmáticos, intolerantes y sucios.
    El islamofascismo existe y es, desde hace mucho,  compañero de la izquierda europea y es necesario hacerle frente en el terreno de las ideas.
     
    ¿O no, Stewie?
    Saludos.

  • Rogebcn

    Hay un factor que no he visto reflejado todavia. No ha habido manifestaciones masivas, ni de ningún otro tipo, a favor de este atentado. Es un hecho aislado ejecutado por una persona. No sé si se define como de derechas y cristiano, pero nadie resuena con el acto que ha cometido. Por cierto, es rubio, pero no creo que eso tenga nada que ver. Cuando se trata de atentados islamistas existen manifestaciones multitudinarias es paises arabes apoyando la acción. Creo que es una diferencia importante.

  • Me parto con los anarcocapitalistas. O sea, que si tú, como anarcocapitalista, criticas al Estado, porque lo consideras fundado, y mañana alguien va y mata al Primer Ministro al grito de “esclavista”, entonces, te podremos echar la culpa por las consecuencias de tus ideas.
    De modo que criticar los asesinatos por honor, las no-go zones, las lapidaciones, las amputaciones, los degüellos incluso de menores, la discriminación de los que no son musulmanes y de las mujeres, los castigos a los homosexuales, las llamadas al Califato Global y a la Jihad (asesinatos incluidos) en las suficientes mezquitas como para considerarlo un peligro real, los matrimonios de menores, la ablación del clítoris, etc. etc. es lo mismo que matar indiscriminadamente con un rifle.
    Aquí nadie ha pedido que se mate a los musulmanes (salvo algunos pirados al estilo de este señor), aunque a algunos eso les dé sueños húmedos, como bien se ve. Aquí lo que se pide es que los países musulmanes que firmaron la Declaración del Cairo para no aplicar la Declaración Universal de los Derechos Humanos y poder pasarse por el forro los más elementales derechos del ser humano en nombre de la Sharia (ley islámica- religiosa, por tanto, calla, calla, la única religión mala es la católica…-), o los firmen, o se piren de la ONU, por ejemplo. Se pide que haya reciprocidad y que si voy a Arabia Saudí no tenga que dejar MI biblia en el aeropuerto porque de lo contrario, estaría “incitando” a la gente a convertirse. Se pide que, si vienen aquí, cumplan con la Ley como hacemos los demás.
    Pero ohh, qué miedo, auxilio, socorro, que vienen los “neocons”. Cuando como prueba Google cache, este pirado noruego ni siquiera tenía puesto que era conservador, hasta que se añadió mientras que estaba incomunicado y detenido a su perfil del Facebook. Perfil que Wikipedia borró de sus archivos porque consideró “falso”, pero que todos han citado como prueba de lo “de derechas” que era.
    De verdad, ni Tomás Gómez lo hubiera hecho mejor…

  • Stewie Griffin

    Durante años, los neoconservadores han estado exagerando el problema del islamofascismo, del mismo modo que los ecofascistas han estado exagerando los problemas medioambientales, ambos para justificar su particular nirvana estatista. El termino que acuñe para tal fenomeno es islamoalarmismo, la creencia infundada de que la civilización occidental se enfrenta a su fin a manos de una yihad internacional pasado mañana, lo cual permite justificar cualquier cosa, dado que es eso o la muerte. Bueno, las ideas tienen consecuencias. Queriendo evitar atentados terroristas en casa, algunas ideas los han alentado en la mente de algunos dementes. Todo apunta a que ahora tenemos a otro grupo terrorista para la colección.

  • Stewie Griffin

    No es un conservador cristiano, no es un neonazi, es…. un neoconservador.

    “Durante años, los neoconservadores han estado diciendo que el decadente Occidente no es rival para los “guerreros santos del Islam”, y lo que se necesitaba era un renacimiento del espíritu cruzado para poder derrotar a nuestro eterno enemigo de una vez por todas” “Es un recordatorio de que las ideas tienen consecuencias. No es de extrañar que alguien se tomara tan en serio la propaganda neoconservadora como para ir a la ruta del terrorismo” Justin Raimondo http://original.antiwar.com/justin/2011/07/24/the-crusader/
     
    “A Bruce Bawer, le molesta que el asesinato en masa de Oslo pueda hacer que las personas que defienden la sanguinaria histeria anti-musulmana parezcan personas que defienden la sanguinaria histeria anti-musulmana. Bawer en vano se esfuerza por salvar la cara por la causa de los neo-conservadores (…) Los apologistas del estatismo como Bawer son esenciales para crear la percepción de una amenaza” Brad Spangler http://c4ss.org/content/7871
     

  • En España y en el resto del mundo. Os copio un extracto de un artículo de Bruce Bawer sobre el tratamiento de los medios en Noruega (aunque algo parecido ha pasado también en EEUU, donde directamente hay algunos diciendo más o menos expresamente que los protestantes evangélicos son iguales a los islamistas) y las consecuencias que puede tener para el anti-jihadismo este sesgo en la información:

    It is deeply depressing to see this evil, twisted creature become the face of Islam criticism in Norway. Norwegian television journalists who in the first hours of the crisis were palpably uncomfortable about the prospect of having to talk about Islamic terrorism are now eagerly discussing the dangers of “Islamophobia” and “conservative ideology” and are drawing connections between the madness and fanaticism of Breivik and the platform of the Progress Party. Yesterday’s events, then, represent a double tragedy for Norway. Not only has it lost almost one hundred people, including dozens of young people, in a senseless rampage of violence. But I fear that legitimate criticism of Islam, which remains a very real threat to freedom in Norway and the West, has been profoundly discredited, in the eyes of many Norwegians, by association with this murderous lunatic.

    Añado que hay muchas cosas que no están claras (¿por qué tardó la policía en llegar más de 40 minutos cuando un helicóptero de un medio de comunicación llegó a los 2 minutos? ¿quién cambió la página de Facebook de este asesino mientras él ya estaba detenido e incomunicado para añadir “cristiano” y “conservador” a sus características? etc.). Además, están las propias características psicológicas de este sujeto que distan mucho de ser normales (una persona con ingresos más altos que la media que, según parece, se dedicaba en su tiempo libre, sólo a comentar en los foros de internet). Pero llama la atención que sobre estas cosas, los medios no hablan, sólo se refieren machaconamente a que es cristiano. O en el caso de Italia, directamente han dicho que es… católico.