Home Comprendiendo la Economía Comprendiendo la Economía. Capítulo 13. EL BENEFICIO DEL CAPITALISTA. (I)

Comprendiendo la Economía. Capítulo 13. EL BENEFICIO DEL CAPITALISTA. (I)

escrito por Arturo Taibo 17 junio, 2011

¿QUIÉN ES UN CAPITALISTA?

Hay dos definiciones, una más restrictiva, que define un capitalista como alguien que obtiene la mayoría de sus ingresos de los rendimientos de su capital y otra más amplia que define al capitalista como a cualquier persona que obtiene parte de sus ingresos del capital.
.

¿QUÉ ES EL CAPITAL?

Capital es cualquier forma de riqueza acumulada: dinero, oro, inmuebles, maquinaria de todo tipo, depósitos bancarios, bonos del Estado o de empresas, acciones de empresas.

Las ganancias del capital se denominan beneficios si proceden de una actividad empresarial o intereses si proceden de una actividad financiera, aunque de manera general se puede llamar beneficios.

.

CAPITAL “FÍSICO” Y CAPITAL INTELECTUAL

Todo el mundo dispone de un capital intelectual en forma conocimientos, habilidades y experiencias acumuladas. En cierto modo todo el mundo es capitalista puesto que todo el mundo obtiene sus ingresos, ya sea de su capital físico, entendido este como la definición que dí antes de capital, o de su capital intelectual.

Sin embargo a los efectos de este estudio vamos a considerar capitalista a las personas que obtienen la mayor parte de sus ingresos del capital “físico”” (aunque también se incluyen patentes o derechos de autor dentro de este capital “físico”).

.

¿DE QUÉ DEPENDE EL BENEFICIO DEL CAPITALISTA?

La respuesta sencilla y corta es que depende de la demanda de los bienes que produce o proporciona su capital.

En un mercado libre la única manera que tiene un capitalista de ganar dinero es ofrecer productos que satisfagan las necesidades de la gente de la mejor y más barata manera posible. Un capitalista en un mercado libre no puede obligar a nadie a comprar los bienes que produce, la única manera de conseguir vender lo que produce es satisfacer las necesidades de la gente.

Nuevamente hay que decir que el sistema de libre mercado no es, ni puede ser, perfecto. Eso quiere decir que los capitalistas siempre van a tener posibilidades de imponer sus productos a la gente y por supuesto no van a desaprovecharlas. Al fin y al cabo los capitalistas van a intentar satisfacer al máximo sus intereses particulares, en este caso ganar dinero, y no van a desaprovechar ninguna oportunidad de imponer la compra de los bienes que producen y obtener así mayores beneficios que los que se obtendrían en un mercado libre.

El que el interés particular del capitalista sea ganar el máximo dinero posible es evidente: el capitalista renuncia a gastar su patrimonio en satisfacer sus necesidades inmediatas, en cambio lo invierte en medios de producción que sólo le reportarán beneficios en un plazo más o menos largo. ¿Qué movería al capitalista a renunciar a la satisfacción de sus intereses inmediatos si no fuera que en un futuro pensase obtener un aumento de su patrimonio?

Además el capitalista arriesga su patrimonio al invertirlo en cualquier medio de producción Por muy bien que se haya informado a la hora de emprender un negocio y por muchas que sean las apariencias de poder obtener beneficios siempre existe la posibilidad de fracaso y de perder su capital. ¿Por qué iba a arriesgarlo si no pensase obtener un beneficio?

Para no ganar dinero un capitalista se quedaría con su dinero guardado. Piénselo usted mismo: ¿invertiría sus ahorros en algo si no pensase recuperar más de lo invertido?

Incluso si el capitalista decide ahorrar su dinero y no satisfacer sus necesidades presentes debe además de existir una mayor o menor certeza de obtener beneficios para que lo invierta, si no siempre puede guardarlo y dedicar ese dinero para satisfacer unas previsibles futuras necesidades.

Pero además los capitalistas intentan ganar lo máximo posible. Todo el mundo intenta satisfacer al máximo sus necesidades y los capitalistas van a intentar sacar el máximo rendimiento de sus capitales.
.

LA RESPONSABILIDAD Y LA FUNCION SOCIAL DE LA EMPRESA.

Existen mucha literatura económica acerca de unas supuestas responsabilidades y de unas no menos imaginarias funciones sociales la empresa y los capitalistas. Sin embargo en realidad la única responsabilidad de la empresa es no quebrar y su única función social es obtener el máximo de beneficios posibles para los capitalistas.

Entonces ¿No debe el capitalista preocuparse por crear empleo, producir bienes saludables para sus clientes, no contaminar el medio ambiente, dar buenas condiciones de trabajo a sus empleados? Pues no, no debería preocuparse por esos asuntos, a no ser que eso le produzca más beneficios que no hacerlo.

El capitalista no realiza inversiones para crear puestos de trabajo, al contrario muchas veces realiza inversiones para reducir la necesidad de mano de obra. En un mercado libre si un capitalista invierte dinero en una empresa que necesita 100 empleados para producir el mismo producto y en la misma cantidad que otro capitalista puede realizar con 80 empleados, el capitalista que obtendrá menos beneficios o el que incluso puede quebrar va a ser el primero no el segundo. El capitalista siempre intentará obtener el máximo beneficio y para ello reducir al máximo la necesidad de factores de producción entre ellos el factor trabajo es una de las vías.

La demanda de mano de obra para la producción de un determinado bien dependerá de la productividad de la mano de obra y la de la maquinaria que pueda sustituirla. Si existe maquinaria que pueda sustituir al trabajador a un coste menor el capitalista va a optar por la maquinaria y prescindir del trabajador o si no se enfrentará a una disminución de sus beneficios o a la quiebra.

El mismo razonamiento puede usarse para el resto de supuestas responsabilidades sociales del capitalista o de la empresa. Si contaminar cuesta más caro que evitar la contaminación el capitalista no contaminará. Si producir bienes menos saludables disminuye sus ventas y sus beneficios se esforzará en producir productos saludables. Si ofreciendo mejores condiciones de trabajo consigue mano de obra más cualificada o productiva pues ofrecerá esas condiciones.

Pero lo contrario también sucede. Si contaminando un capitalista gana más dinero que no contaminando, contaminará, si producir bienes menos saludables le produce mayores beneficios los producirá y si consigue mano de obra que acepte peores condiciones laborales la contratará.

Aunque es posible que existan capitalistas que por cuestiones morales renuncien a realizar determinadas prácticas ello no quiere decir que otros, la mayoría probablemente, decidan hacerlo y por supuesto ganar más dinero que ellos. Y dado que ganan más dinero que ellos, estos empresarios “sin escrúpulos” están en condiciones de expulsar del mercado a los empresarios “más escrupulosos”.

Sin embargo como veremos en otros capítulos esto no quiere decir que al consumidor sólo vayan a llegar productos de baja calidad y/o producidos por métodos altamente contaminantes y/o producidos por trabajadores con malas condiciones laborales ni tampoco que el paro sea una consecuencia irremediable del sistema de libre mercado. Las cosas son un poco más complejas.
.

A LOS CAPITALISTAS NO LES GUSTA EL SISTEMA DE LIBRE MERCADO.

El sistema de libre mercado es llamado comunmente capitalismo. La gente cree que se llama capitalismo porque beneficia a los capitalistas. Nada más lejos de la realidad. El sistema de libre mercado impone a los capitalistas dos claras restricciones a la hora de obtener beneficios.

-No puede obligar a los consumidores a comprar sus productos.
-No puede imponer a los consumidores un precio.

Los capitalistas intentarán por todos los medios posibles que el sistema de libre mercado no funcione porque en el fondo sólo les interesan sus beneficios y siempre se van a obtener más beneficios obligando a consumir lo que ellos quieran y al precio que ellos quieran que dejando a la gente elegir libremente.

Lo irónico es que los socialistas han convencido a los consumidores de que el sistema de libre mercado es malo para ellos, cuando en realidad los grandes beneficiarios de un sistema de libre mercado son los consumidores.

En el capítulo 8 al tratar de la soberanía del consumidor ya abordé las maneras en que los empresarios tratan de burlar al libre mercado y de las maneras de impedirlo, al menos en parte.

Pero una vez limitados los efectos de las maniobras que puedan emprender los capitalistas para sortear las exigencias del libre mercado ¿Qué es lo que pueden hacer para ganar el máximo de dinero posible? Vamos a verlo:
.

PRODUCTIVIDAD.

La respuesta más evidente es producir más con menos, es decir aumentar la productividad. Hay muchas maneras de aumentar la productividad.

Introduciendo mejoras en la maquinaria o nuevas máquinas más eficientes.
Mejorando los procesos de producción.
Aumentando la producción de tal manera que se aprovechen mejor los factores de producción. Es lo que se llama economías a escala.
Integrando la producción de tal manera que abarque más procesos productivos entre la materia prima y el producto final obteniendose ventajas con ese proceso.
Integrando la producción de tal manera que abarque un mayor variedad de productos finales aprovechando mejor los factores de producción.

El común denominador de todos estos métodos es aprovechar mejor los factores de producción para producir más productos. De esta manera el capitalista que sea capaz de producir más con menos podrá ofrecer precios más bajos o productos de mayor calidad y expulsar a sus competidores del mercado.
.

INNOVACIÓN.

Producir nuevos bienes o mejorar los bienes existentes de tal manera que satisfagan mejor las necesidades de la gente o que satisfagan nuevas necesidades. A diferencia del anterior forma de generar mayores beneficios no se trata de producir más con menos sino de producir bienes nuevos o mejores que los producidos anteriormente independientemente de la eficacia en la producción.

El capitalista que consiga un nuevo bien o mejorar uno, que sea demandado por los consumidores, se encontrará sin competencia y podrá imponer un precio mayor que si tuviera competencia. Si el nuevo bien o el bien mejorado es mucho mejor que los que hay en el mercado podrá expulsar a la competencia del mercado.

Si el nuevo bien o el bien mejorado satisface una nueva necesidad convertirá al capitalista que lo produzca en monopolista del mercado de esa nueva necesidad, por lo menos hasta que no tenga competencia, y por tanto podrá conseguir unos precios muy altos y unos grandes beneficios.
.

DEMANDA SOBREVENIDA

En este caso el capitalista no ha hecho nada para aumentar la productividad ni ha creado un nuevo bien o mejorado uno existente. Simplemente se puede decir que el capitalista se ha encontrado en el lugar adecuado y en el momento adecuado del sistema productivo.

Lo que sucede es que, debido a circunstancias ajenas al capitalista, la demanda del bien que produce se dispara y el capitalista puede aprovecharse de ello subiendo los precios y aumentando los beneficios.

Puede parecer que este tercer método de aumentar los beneficios no debiera aparecer en esta lista ya que el capitalista no ha hecho nada para merecer el aumento de beneficios, sin embargo el aumento del precio que provoca estos beneficios es esencial en el sistema de libre mercado.

La gente cambia de gustos y de necesidades, unas veces por capricho y otras para adaptarse a las nuevas situaciones. Estos cambios se reflejan en la demanda sobrevenida y en el aumento de precios que conlleva. Este aumento de precios y de beneficios hará mas atractiva la inversión en los medios de producción que producen los bienes que son objeto de la demanda sobrevenida. La consecuencia es que los demás capitalistas invertirán y producirán más cantidad del bien que ve aumentada su demanda.

Además la subida de precios hará que los consumidores sean conscientes de la escasez del bien que ahora demandan más y lo utilicen de una manera más eficiente.

Los capitalistas que ven aumentar sus beneficios a consecuencia de una demanda sobrevenida tienen mala prensa y son tachados de especuladores. Sin embargo lo único que están haciendo es responder de una manera racional y eficiente a la demanda sobrevenida. El aumento de beneficios aumentará el capital de estos capitalistas y les permitirá invertir en producir más cantidad del bien. Y como he dicho los demás capitalistas también invertirán en producir más cantidad de ese bien.

Los consumidores creen que todas las situaciones de demanda sobrevenida son producto de alguna conspiración de los capitalistas para producir escasez y eso realmente sucede a veces, pero también es cierto que las reglamentaciones y la burocracia del Estado impide a veces a los capitalistas adaptarse a las nuevas demandas con rapidez.

En un mercado libre las escaseces provocadas no se producen y la escasez de algún bien solo debería ser consecuencia de la escasez en la naturaleza de algún factor de producción necesario para producirlo o de algún cambio repentino en la demanda.

Sin embargo las subidas de precios pronto harán que el bien deje de ser escaso para la gente que tiene dinero para pagarlo y que al mismo tiempo los capitalistas busquen todas las maneras posibles para producir más cantidad de ese bien dado su nuevo precio. El que a dicho bien sólo pueda estar al alcance de los que tengan dinero para pagar los nuevos y altos precios no es ninguna injusticia. Si un bien es escaso sólo aquellos que tengan mayor necesidad de él y por tanto estén dispuestos a pagar por él un elevado precio deberían acceder a ese bien. Si el bien escaso no aumenta su precio eso no va a variar en absoluto el hecho de su escasez. Simplemente existirán otras formas para gestionar la escasez.

Las formas para gestionar la escasez de un bien pueden ir desde repartirlos arbitrariamente entre la gente más próxima al poder político hasta racionar el consumo para todo el mundo. Pero estas formas plantean dos problemas. Por un lado fomentan la corrupción y los mercados negros para conseguir esos bienes. Lo que la gente que pueda pagar más no consiga por medio de un mercado libre intentará conseguirlo de cualquier otra manera.

El otro problema, aún mayor, es que dado que el consumo del bien está ahora regulado para evitar su aumento de precio, por lo menos en el mercado legal, los capitalistas no van a tener ningún incentivo en encontrar maneras más eficientes y por tanto costes más baratos de producirlo, con lo cual la escasez del bien va a ser permanente.

Intentar engañar al sistema de libre mercado acerca de la escasez sólo puede conducir a la corrupción, los mercados negros y lo que es más grave, a la escasez permanente.

  • Ceratonia

    El otro día preguntaban a un líder sindical lo siguiente: Un autónomo, ¿es un pequeño capitalista, o un gran proletario? Con la lección de hoy, está claro. Gracias.

  • JFM

    Hace un ańo tuve que hacerme hacer una zanja: llegó un hombre con una excavadora y me hizo en una hora el trabajo que le hubiese hecho falta una semana a un hombre con pico y pala.   Puesto que esa zanja tenia para mi un cierto valor y n moas lo cierto es que le del pico y pala hubiera tenido o que conformarse con a lo sumo 200 euros (pagué 100 a la empresa de la excavadora) lo cual le haria  800 euros mensuales (menos IVA, menos Seguridad Social) ..    O sea apenas de quer no morirse de hambre.    Y si le parceia poco se hubiese a tenido conformar con nada porque sencillamente no queria ni podia pagar mas.
    La introduccion de la excavadora permite por un lado que yo pague menos y sufra menos molestias y por  otro que el empleado esté mejor pagado que el del pico y la pala (aunque sea un autonomo) porque genera unos ingresos muy superiores  y es que hay que recordar que sea cual sea el sistema economico no se puede distribuir mas de lo que se genera.  Ademas que el capitalista no solo puede sino que debe pagar mas a su empleado que lo que ingresarioa como autonomo de pico y pala ya que sino el empleado preferiria ser su propio jefe.  Y en fin me parec e que ni siquiera el mas socialista (siempre que esté cuerdo)  exigiraa menos que alguien proponga que el capitalista que en vez de gastarse el dinero en mujeres y juergas ha comprado la excavadora, deba proporcionarsela gratis al empleado.
    Lo cual por cierto echa por tierra esas teorias de explotacion del hombre por el hopmbre elaboradas por gente que no habia trabajado en su vida aparte (Marx) de escribir chorradas para que un imbeci (Engels) le pagase las facturas.
     
     
     

  • Ijon Tichy

    “A LOS CAPITALISTAS NO LES GUSTA EL SISTEMA DE LIBRE MERCADO.”

    Está en mayúsculas y negrita, pero merecería un tamaño de letra más gordo.

    Ésa es la madre del cordero. Como hacérselo ver (y que lo entiendan) a los altermundistas y asimilados, ya es otro cantar.