Home Energía Accidente de Fukushima (Parte 0): El Tsunami

Accidente de Fukushima (Parte 0): El Tsunami

escrito por Manuel Fernández Ordoñez 25 abril, 2011

Rebuscando entre los cientos de documentos oficiales sobre el accidente de Fukushima encontré una notificación sobre el tsunami que siguió al terremoto del día 11 de Marzo. Como el tsunami fue el evento iniciador que desencadenó el accidente (al dejar la central sin ningún tipo de corriente alterna) me gustaría hacer una pequeña explicación sobre la magnitud del mismo y su impacto sobre la central nuclear. Tal vez este análisis debería haber sido anterior al artículo previo donde comenzamos con la cronología del accidente, por esa razón lo he titulado como Parte 0.

Como ya sabemos, el terremoto tuvo lugar a las 14:46 del viernes 11 de Marzo. Apenas 50 minutos después, a las 15:41, el tsunami impactó contra la central nuclear de Fukushima Dai-ichi. Existe un vídeo grabado por uno de los trabajadores de la central nuclear en el que se puede ver el momento del impacto del tsunami contra el edificio de turbinas de la central. Lo podéis ver en este enlace. A partir de ese momento, los generadores diésel de emergencia dejaron de funcionar y TEPCO presentó el primer suceso notificable a su organismo regulador. Los hechos que voy a mostrar en este artículo demuestran que el tsunami era un muro de agua con una altura aproximada de 15 metros en la zona de la central. Se ha demostrado que, en otros puntos de Japón, el tsunami alcanzó alturas de hasta 38 metros.

TEPCO hizo pública la siguiente vista esquemática de la central de Fukushima Dai-ichi (hagan click para agrandar). Lo interesante de este esquema son las cotas de las alturas (disculpen por el inglés, no he tenido tiempo para modificarla).

Comenzando por la izquierda, pueden observar una leyenda que pone “Base level O.P. Om”. En España, cuando se dan las altitudes, siempre se pone algo así como “237 metros sobre el nivel medio del Mediterráneo en Alicante”. Seguro que lo han visto escrito en muchas placas de altitud. En Japón se hace de manera análoga, sólo que en lugar de referirse al mar Mediterráneo lo hacen con respecto a “Onahama Port”, de ahí el O.P. Ése es, por tanto, el nivel cero.

Cuando el tsunami llegó, lo primero que se encontró fue un dique que levantaba 5,7 metros por encima del nivel medio del agua. Lo pueden ver en la figura denotado como “Seawell”. Es un dique que puede observarse en casi todas las fotos aéreas que se han publicado de Fukushima. ¿Por qué este muro tenía una altura de 5.7 metros? Pues porque el organismo regulador japonés (NISA) estableció que con esa altura era suficiente. Conviene dejar claro que no es el dueño de la central nuclear el que decide cuál es la altura a la que va a construir ese muro. Es el organismo regulador (es decir, un estamento del Gobierno de Japón) el que estudia y aprueba los análisis de seguridad. Sabemos que en la historia de Japón ha habido muchos tsunamis, muchos de ellos mayores de 5,7 metros, pero en los registros históricos de la zona en la que está la central probablemente no los haya. ¿Que visto con perspectiva es evidente que ese muro era pequeño? Pues sí, efectivamente. Sin embargo, todos los estudios de seguridad establecían que con esa altura era suficiente. Si dichos estudios de seguridad hubieran establecido que se necesitaba más altura el muro sería más alto porque, de lo contrario, TEPCO no hubiera obtenido el permiso de explotación de la central.

Hay otra cuestión para la que aún no tenemos respuesta: ¿Se estropearon los generadores diésel por el impacto del tsunami o se estropearon porque se inundaron? Esto es importante porque, tal vez, diera exactamente igual la altura del muro porque el agua hubiera inundado la central de todos modos. Conviene matizar un hecho, el tsunami llegó a toda la costa noreste de Japón, creo que más de 200 km de costa. Tal vez, con un muro más alto, el tsunami no lo hubiera “saltado”, pero lo hubiera “bordeado” igualmente y el resultado final hubiera sido similar. Como ven, todo son condicionales, todo son “tal vez”, todo son “hubieras”. Y es que, como les dije el otro día, hay muchas preguntas para las que no tengo respuesta. Las respuestas vendrán con los informes oficiales, pero para eso faltan todavía muchos meses.

Siguiendo con la discusión de los hechos, el suelo de la central nuclear (los reactores 1, 2 3 y 4) se sitúa 10 metros por encima del nivel medio del mar, tal y como pueden observar en la figura (en rojo pone “Height in Site O.P. +10m (Unit 1~4)”). La realidad es que el tsunami inundó todo con una altura de 5 metros por encima del suelo de la central. Es decir, que el tsunami tuvo una altura media de 15 metros sobre el nivel del mar. La siguiente serie de fotos, publicada por TEPCO, muestra cómo quedó la zona después de que el nivel del agua volvió a retirarse hacia el mar:

Estas fotos son realmente impresionantes, especialmente la segunda de ellas, donde se ve cómo los coches estuvieron flotando por la central nuclear como si fueran corchos. Las dos fotos que pueden ver a continuación establecen el nivel que alcanzó el agua en la zona de la central. El agua dejó marcas en las paredes de los edificios 4-5 metros por encima del nivel del suelo. Es decir, 14-15 metros sobre el nivel medio del mar. Es de suponer que si el agua inundó toda la zona con una altura de 15 metros, el frente de la ola tendría bastante más altura.

El tsunami fue el que inundó los sótanos de los edificios de turbinas. Los miles de litros de agua que hay bajo las turbinas fueron metidos allí por el tsunami. Posteriormente, alguna fuga en los reactores (especialmente) en el número 2, hizo que esa agua se contaminará radiactivamente. Es decir, el agua que hay en los edificios de turbinas no es (en su mayoría) agua que se ha fugado de los reactores, sino agua que entró allí merced a la inundación producida por el tsunami y que, posteriormente, se contaminó con agua de los reactores. El resultado es que, ahora, toda esa agua está contaminada y está siendo bombeada a una instalación temporal donde podrá ser tratada y filtrada.

En la central nuclear de Fukushima Dai-ni el efecto del tsunami fue similar, pero las consecuencias no fueran ni remotamente parecidas por una sencilla razón: no perdieron la electricidad exterior. Si bien el nivel del agua no fue tan elevado como en Fukushima Dai-ichi, alcanzó 12 metros sobre el nivel medio del mar. En la siguiente foto pueden ustedes observar cómo estaba la zona antes de la llegada del tsunami y cómo estaba entrando el agua cuando el tsunami llegó. Para mí, esta foto es un documento gráfico impresionante, ver cómo el agua estaba rodeando el edificio de la central e inundándolo todo. Tengan en cuenta que esta foto corresponde a la parte trasera de la central, no la que está situada frente al mar. Desconozco a ciencia cierta si los generadores diésel de emergencia quedaron también dañados a consecuencia del tsunami porque no he seguido de cerca la evolución de la central de Fukushima Dai-ni, por razones obvias. Será también, sin duda, objeto de futuros artículos al respecto.

Como pueden ustedes comprender, las cosas no son tan simples como decir que el tsunami fue superior a la base de diseño de la central o que el terremoto fue muy superior al diseño de las centrales. No es tan simple como decir que se perdió la electricidad exterior o si arrancaron o no los generadores diésel de emergencia. ¿Que el tsunami era más alto que la base de diseño? Sí, pero en Fukushima Dai-ni también y no pasó nada. ¿Que el agua inundó todo el perímetro de la central nuclear? Sí, pero en Fukushima Dai-ni también y no pasó nada. ¿Por qué en Fukushima Dai-ichi se perdió la electricidad exterior y en Fukushima Dai-ni no? Esta es una buena pregunta. El tsunami fue similar en las dos centrales, ambas se inundaron por completo, en una no pasó absolutamente nada mientras que en la otra llevamos unas cuantas semanas de accidente. Las cosas no son simples y necesitan ser analizadas con calma.