Home Política Angela Merkel: por un puñado de votos

Angela Merkel: por un puñado de votos

escrito por Luis I. Gómez 22 marzo, 2011

La presión mediática y política a la que se ha visto sometida la canciller Angela Merkel en los últimos 15 días no es fácilmente mensurable. En cualquier caso, ha debido de ser grande, muy grande. De otro modo es incomprensible que una mujer cuya integridad política jamás ha podido ser puesta en duda se esté comportando como los mercenarios de la legendaria película de Sergio Leone, capaces de todo “por un puñado de dólares”. Merkel se ha vendido por un puñado de votos. Dos veces en apenas siete días.

Las informaciones que llegaban el pasado miércoles sobre el estado de la planta nuclear de Fukushima eran tan confusas que nadie se atrevió a hacer una valoración. La mayoría de los medios, ávidos de lectores escandalizados pero requetedispuestos a alimentar su mórbido voyeurismo, se lanzaron de lleno al titular fácil y sensacionalista, haciéndole el juego –muy probablemente de forma inconsciente – al lobby verde y antinuclear. Son dos generaciones de alemanes educadas en el miedo y la ignorancia sobre todo lo que tenga que ver con las centrales nucleares. Son cerca de 30 millones de votos (casi la mitad del total) con un claro signo que ningún político alemán puede ignorar. La incertidumbre en los resultados de las elecciones en Sajonia-Anhalt (se celebraron ayer mismo) y las de Baden-Württemberg, Renania-Palatinado, Bremen, Mecklenburg-Vorpommern y Berlín, todas ellas este año, ha pesado más en la voluntad de Angela Merkel que sus propias convicciones: ella y su equipo quieren (querían) dar una nueva oportunidad a la energía nuclear. Más que nada, porque Alemania la necesita. Presionada por el leve descenso de su propio partido en las encuestas, pero sobre todo por la caída en barrena de sus socios liberales, decidió unirse al coro mediático, acomodarse a la voluntad de esos millones de votantes y suspender los acuerdos (que ella misma había introducido hace apenas cuatro meses) por los que se daba una segunda oportunidad a la industria nuclear local…

Sigan leyendo mi columna para el suplemento “Exteriores” de Libertad Digital: Angela Merkel: por un puñado de votos

Nota: y ya que va allí, no dejen de leer el magnífico artículo de Mario Noya: Hombres libres e Israel

  • A mi también me desengañó la actitud de Merkel ante el accidente de la central de Fukushima, sobre todo sabiendo que es doctora en Físicas y que fue Ministra Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear entre 1994 y 1998. Así que se le supone sensatez y conocimiento técnico… pero claro como política se le supone también sentido de la oportunidad y electoralismo crónico. Espero que se lo piense cuando llegue la hora de la verdad.

  • Hiel

    Estrategia acertada o no, lo que está haciendo la canciller es otra muestra más de que la clase política generalmente toma acciones exclusivamente para seguir teniendo cianocrilato bajo su trasero.
    Ya no es que se dediquen a lo que sería lo idóneo, sino que no les importa mantener el mal general con tal de satisfacer a los cuatro que tienen en sus votos prolongar sus mandatos.
    Que sea Angela Merkel da algo de pena; como cuando se tiene la sensación de que Esperanza Aguirre se queda corta.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^ (pero lo haré desde el consulado en 2012; es tan bonito ver un F-18 con la enseña nacional fuera del espacio aéreo español…)

  • Tal vez la red sea más importante de lo que crees Spartan. Hace apenas un mes que empecé a publicar mi blog. En la segunda entrada que puse esribí : <i>”También en 1942 recibió la condecoración Nicolás Horthy Nagybánya, regente de Hungría, un hombre injustamente denostado atrapado entre Stalin y Hitler,  que compartía con El Caudillo un anticomunismo feroz y tal vez, en el caso de Horthy seguro, el convencimiento de que los aliados ganarían la guerra”.</i>
    Es lo único que he escrito relacionado con Hungría y he recibido 16 visitas desde allí.

  • ¿Y eso es todo lo que te sugiere una catástrofe con decenas de miles de muertos y con parte de Japón arrasado por uno de los terremotos más grandes de la historia reciente seguido de un tsunami de tres pares? Vaya un comentario progre, en fin prefiero leer a Stalin, era menos falso.

  • arangurten

    Vaya blog de liberales.

    Resulta que todo el daño a terceros (por ejemplo a esos campesinos a quiens hoy el director dela central promete compensaciones) que salga del lio este de las centrales nucleares está sin cubrir por los seguros, habida cuenta de que los codiciosos propietarios de las centrales nucelares consiguieron desde 1960 limitar sus responsabilidades hasta los 700 millones de euros, y aqui los “liberales” aplaudien con las orejas la gran jugada que han hecho en Jpon y la que piensan hacer en Alemania

    Unas centrales son incapaces de gestionar sus residuos, hasta el punto que las almecenan en los propios reactores durante 40 años y al final los tiran a la atmosfera porque explota el edificio de contencion que los mantenía “seguros”, y los “liberales” se congratulan de que las explosiones solo han destruido la parte superior del edificio de contencion, lo que se interpreta como una gran hazaña tecnologica.

    En fin. Prefiero leer a los falangistas, eran menos cinicos.

  • Sí spartan, Internet es cada vez más influyente y eso no va a variar. Un efecto muy importante es la retroalimentación entre Internet y los medios tradicionales, la red es la fuente principal que usan los creadores de opinión y por ello cada vez es más fácil el acceso a esas fuentes y la verificación de las informaciones mediante su comparación con otras fuentes. El otro efecto es el de la opinión generada por la propia blogosfera, que aunque es difícil de calibrar me da que es creciente. Al ser estos fenómenos relativamente nuevos es difícil analizar todavía los efectos en el público más borrego. Pero yo particularmente quiero ser optimista que en el siglo de la información debería prosperar eso, la información, incluido entre la población más bovina.
    PD.- En mis fases pesimistas pienso exactamente igual que tu. Pero me pillas en la fase optimista. 😉

  • spartan

    Yo no lo tengo tan claro, Eclectikus. De acuerdo en que internet es cada vez más influyente, pero creo que la sobrevaloramos. Mucha gente sigue teniendo la TV como principal fuente de información, y mucha gente que usa internet la usa para el MSN, mandarse ovejas en facebook (o lo que esté de moda ahora) y majaderías así. No digo que internet sea cosa de cuatro frikis, pero no se si como creador de opinión es tan potente como nos la imaginamos. En el asunto de la e. nuclear, no creo que vaya a cambiar gran cosa. El otro día leía (no se si fue aquí en DEE) que para mucha gente, la energía nuclear es como brujería. O dicho de otra manera, les puedes dar explicaciones convincentes, que seguirás pinchando en hueso, porque esa gente no quiere razonamientos porque ya viene con las respuestas de casa.
     
    Sobre el artículo de Luis, pues decir que se me cae por lo menos parcialmente un mito (con respecto a Merkel y los alemanes). Aunque no sé si es cosa sólo de los alemanes, creo que es Europa en general. Sobre Libia, no estoy tan de acuerdo en que Alemania haya hecho mal. Otra cosa es que lo haga por razones electorales, pero tampoco nos deberíamos extrañar de que los políticos tomen decisiones por razones electorales. Lo digo porque Obama parece que va a hacer mutis por el foro, Italia se lo está pensando, y empiezo a barruntarme que han engañado otra vez a Zapatero (o le han forzado a hacerlo, porque el papelón es de escándalo).

  • Aunque efectivamente hay mucha gente impermeable a la razón, seguiremos en la lucha, Internet es una herramienta fundamental, cada vez es más difícil vender humo. O debiera ser.

  • Luis I. Gómez

    Ojalá aciertes!

  • Estoy de acuerdo con el análisis de Currela, y tengo la esperanza puesta en el pragmatismo alemán. Habría que añadir también que los principales recursos en Alemania son el Carbón/Lignito y los hidrocarburos, ambos con el efecto secundario de provocar  grandes vertidos del “venenoso” CO2 a la atmósfera y por tanto las cuentas nunca van a cuadrar si no metes en la ecuación la energía nuclear.
    Y quiero suponer que las conclusiones del accidente de Fukushima van a ser más un revulsivo de la energía nuclear que una bandera antinuclear como lo fue Chernobyl. Vamos que soy optimista con el desenlace del debate nuclear y a los progres, ecolojetas, periodistas nucleares y demás subespecies les va a salir el tiro por la culata.

  • Esporádico

    a) …/… . A ver quién es capaz de decir que las nucleares no son seguras.

    Me temo que al menos el 50% de la población es inasequible a la realidad. Espero que te conste, uno es pesimista, ya lo sabéis.

    Respecto a Libia y Merkel, me da la impresión de que está desconcertada, de que ha preguntado ¿a qué vamos, cómo, cuánto, quién manda, quién va a mandar, nos quedamos o nos vamos? , no ha obtenido respuestas y ha pasado.

    Saludos. E.

  • Luis I. Gómez

    Tu pajarito no va desencaminado, Currela. En absoluto. Ocurre que dentro de la coalición CDU-CSU sigue habiendo muchos ecoconvertidos, sobre todo en las bases jóvenes. El problema de Merkel no es sólo el cúumulo de lecciones de este año, también tiene un problema de sucesión que no debemos olvidar. La idea era desactivar a los antinucleares… conseguido. Otra cosa es que dentro de unos meses su intento (que sí, que lo hará) por reactivar el plan energético nuclear sea planteable… dentro de su partido!

    Por otro lado, no me reduzcas el post a lo de la bajada de pantalones en lo de la nuclear, que también hablo de la falta total de pericia con lo de Libia. Espero que le salga bien, pero no ha sido elegante y se ha ganado un par de consecuencias negativas.

  • Currela

    Luis, a mí me dijo un pajarito el día después de la “meada fuera del tiesto” de la Merkel que su actos son perfectamente comprensibles, no populistas y muy calculados, para seguir apostando por la energía nuclear en Alemania. Sí, a mí también me pareció que el pajarito estaba mal de la cabeza.
    Pero me dijo que Merkel ahora estaba liderando la reacción antinuclear alemana y con sus actos había desactivado a los ecolojetas de todos los colores. Las centrales tendrán que someterse a unos estudios rigurosos sobre su seguridad, que demostrarán … dentro de unos meses… que son seguras. Para entonces, Fukushima habrá desaparecido de los medios y el raciocinio habrá vuelto al Bundestag; para entonces, no habrá las presiones electorales, mediáticas y ecolojetas que hay ahora y entonces, el escenario será:
    a) Fukushima resuelto, habiendo soportado un terremoto y un tsunami para el que NO estaba diseñada. A ver quién es capaz de decir que las nucleares no son seguras.
    b) Informe favorable sobre seguridad de las centrales nucleares alemanas.
    c) Atmósfera apocalíptica disuelta. Nadie aguanta meses de agitprop
    d) CDU en el poder, habiendo perdido poco poder político en los diversos lander.
    Reconducir por cauces más racionales en esas condiciones a la opinión pública alemana no será tan difícil ¿no crees?. Y ahora compara esto con el haberse puesto en plan racional, mesurado y comedido con el tema de Fukushima la semana pasada en Alemania. ¿Recuerdas el 12-M y el 13-M en España?. Pues eso.