Home Miscelánea Feminist Myths and Magic Medicine

Feminist Myths and Magic Medicine

escrito por Luis I. Gómez 21 febrero, 2011

Es el título de un magnífico ensayo escrito por Catherine Hakim, socióloga en la London School of Economics, y que he tenido el placer de leer este fin de semana.

Podríamos traducirlo como “Mitos feministas y las recetas mágicas” y he de decirles que es uno de los trabajos mejor documentados que he leído últimamente.

Contínuamente sufrimos un bombardeo mediático y político mediante el que se nos aclara que hay un gran número de investigaciones y estudios que muestran cómo la dirección de las empresas funciona muchísimo mejor si cuenta cuenta con mujeres en su seno.  Catherine Hakim se puso en su día a buscar esos estudios e informes y no consiguió encontrar ni uno solo. Se trata, dice Hakim, de una de esas mentiras que quiere convertirse en realidad a base de ser repetida una y otra vez. Una fantasía que se ha convertido en hecho. Parece como si los humanos quisiéramos creer que lo que nos cuentan es cierto.

Un campo en el que la autora sí encuentra numerosos estudios científicos es el del “escalón en el cuadro directivo”: las mujeres han alcanzado a los hombres en todos los aspectos del mundo laboral, de forma que la poca presencia de directivos femeninos sólo podría deberse a la discriminación. Pero resulta que todos estos estudios científicos muestran cómo el grado de implicación  laboral en puestos igual remunerados es en las mujeres menor que en los hombres, y además las mujeres trabajadoras tienen objetivos diferentes a los hombres. No es una prueba de cobardía femenina al estilo de la descrita por Bascha Mika en su libro “Die Feigheit der Frauen” (la cobardía de las mujeres) nos cuenta Hakim. Simplemente los estudios muestran cómo  las mujeres tienen  prioridades y metas diferentes a las de los hombres.

En su breve trabajo nos  cuenta cómo las medidas de discriminación positiva de las mujeres en los países escandinavos no han dado los resultados esperados: ni la cuota de mujeres-directivos es la que promociona la ley, ni las empresas escandinavas han mejorado sus resultados desde la incorporación de mujeres en los cuadros directivos más altos. Es más, nos muestra cómo en las sociedades meritocráticas como la norteamericana o la británica, la situación de las mujeres en altos cargos directivos es claramente mejor que en ninguna otra parte.

No dejen de leer su informe, merece la pena: Feminist Myths and Magic Medicine