Home Ciencia Nace un ser humano y con él renace la esperanza de otros tres

Nace un ser humano y con él renace la esperanza de otros tres

escrito por Luis I. Gómez 9 febrero, 2011

El nacimiento se produjo el 26 de enero en un hospital de la localidad de Clamart y el bebé pesó 3,650 kilogramos y se encuentra bien, anunciaron dos especialistas de ese centro en declaraciones al diario “Le Figaro”.

fuente: AFP

El niño ha sido llamado Umut-Talha (“nuestra esperanza”, en turco) y fue concebido mediante la fecundación in vitro tras un  diagnóstico que garantizó que el bebé estaba indemne de la grave enfermedad genética (beta-talasemia) que sufren los primeros niños de la familia, pero también que podía ser un donante compatible con sus hermanos mayores enfermos.

La beta-talasemia es una enfermedad genética grave, causante de anemia, que hace necesarias repetidas transfusiones de sangre.    La compatibilidad de los tejidos del recién nacido permite considerar ulteriormente un tratamiento con  sangre del cordón umbilical, conservado después del nacimiento.

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es el estudio del ADN de embriones humanos para seleccionar los que cumplen determinadas características y/o eliminar los que portan algún tipo de defecto congénito.

En Francia esta práctica se permite desde 2004, pero el primer caso de aplicación del diagnóstico preimplantacional con fines terapéuticos para terceros del que se tiene constancia se produjo el año 2000 en EE.UU.

Por su parte, en España, el primero de estos bebés de la esperanza nació en 2008.

Considero que la felicidad de los padres y la salud de sus hermanos son el mejor pan que Umut podía haber traído bajo el brazo. Cualquier otra consideración me resulta mojigata. Del mismo modo que considero profundamente desacertado hablar -con un tono ciertamente despectivo- de “bebé medicamento” como hace contínuamente la prensa. No es un supositorio, es un ser humano que nace para ser feliz él y hacer felices a otros tres.