Home Ciencia Nace un ser humano y con él renace la esperanza de otros tres

Nace un ser humano y con él renace la esperanza de otros tres

escrito por Luis I. Gómez 9 febrero, 2011

El nacimiento se produjo el 26 de enero en un hospital de la localidad de Clamart y el bebé pesó 3,650 kilogramos y se encuentra bien, anunciaron dos especialistas de ese centro en declaraciones al diario “Le Figaro”.

fuente: AFP

El niño ha sido llamado Umut-Talha (“nuestra esperanza”, en turco) y fue concebido mediante la fecundación in vitro tras un  diagnóstico que garantizó que el bebé estaba indemne de la grave enfermedad genética (beta-talasemia) que sufren los primeros niños de la familia, pero también que podía ser un donante compatible con sus hermanos mayores enfermos.

La beta-talasemia es una enfermedad genética grave, causante de anemia, que hace necesarias repetidas transfusiones de sangre.    La compatibilidad de los tejidos del recién nacido permite considerar ulteriormente un tratamiento con  sangre del cordón umbilical, conservado después del nacimiento.

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es el estudio del ADN de embriones humanos para seleccionar los que cumplen determinadas características y/o eliminar los que portan algún tipo de defecto congénito.

En Francia esta práctica se permite desde 2004, pero el primer caso de aplicación del diagnóstico preimplantacional con fines terapéuticos para terceros del que se tiene constancia se produjo el año 2000 en EE.UU.

Por su parte, en España, el primero de estos bebés de la esperanza nació en 2008.

Considero que la felicidad de los padres y la salud de sus hermanos son el mejor pan que Umut podía haber traído bajo el brazo. Cualquier otra consideración me resulta mojigata. Del mismo modo que considero profundamente desacertado hablar -con un tono ciertamente despectivo- de “bebé medicamento” como hace contínuamente la prensa. No es un supositorio, es un ser humano que nace para ser feliz él y hacer felices a otros tres.

  • Miguel A.

    Jeje, me viene a la cabeza una expresión poética sobre el tema que se me ocurrió hace un tiempo, lo dejo ahí para que cale un poco:
    “En el fondo lo importante no es cuándo empieza a ser humano un embrión, sino cuándo empezamos el resto a dejar de ser humanos por destruirlo”
    Y sí, mi respuesta es la misma, la concepción.

  • Luis I. Gómez

    Si me conceden 40 minutos, termino lo que estoy escribiendo y les invito a continuar allí la discusión. Sí les ruego aparquen los insultos, aporten argumentos en lugar de monosílabos y tengan siempre presente que mi nombre es Gómez, no Mengele.

    Gracias.

  • Miguel A.

    ¡Grande!

  • Miguel A.

    En nuestro caso la llamamos Carmen…

  • Mis uñas son un paquete de células y no tengo ningún escrúpulo en mordérmelas, cortarlas, pintarlas, limarlas…
    Lo que no acabo de entender es por qué la gente que piensa que un embrión es un paquete de células tiene reparos éticos en seleccionarlos por el sexo, el color de ojos o el olor corporal.

  • Geralt

    Luis, disiento contigo en la opinión que muestras en este asunto, mi postura coincide con la de Daoiz y Bastiat, maravillosamente bien expresada, así que prefiero no decir nada para no cagarla.

  • Bastiat

    Umut-Talha, gracias. Tus padres te agradecen haber nacido. Tus hermanos, te agradecen que puedas mejorar su vida. Gracias por todas esas personas a las que has cambiado la vida… simplemente… por haber sido… EL ELEGIDO.
     
    Pero gracias también porque gracias a ti se ha demostrado que hay técnicas de selección artificial viables. Que la ciencia puede dar a quien quiera y pueda pagarlo, o a quien quiera y pueda imponerlo realizar la selección natural para mejorar esta absurda raza humana que tiene sentimientos tan dispares y tan contradictorios. Para mejorar indiscutiblemente las capacidades físicas tan mediocres que nos hacen no poder competir con bestias inmundas tales que ni tan siquiera son capaces de pensar que son sólo eso. Bestias.
     
    Gracias, Umut-Talha, porque por fin vamos a poder eliminar las diferencias ignominiosas entre el hombre y la mujer. Vamos a igualarnos a todos en capacidades y funcionalidades. ¿Por qué para qué van a concebir, y aún peor, parir las mujeres, con toda la miseria que conlleva, con todas las servidumbres que constriñen a las mujeres, con sus desarreglos hormonales cada veintiocho días si gracias a ti podemos generar una raza mejor? Una raza superior, una raza eternamente buena y… sobre todo… previsible e incluso…. programable.

  • rojobilbao

    Ciudadano ENORME paquete de celulas que paga sus impuestos o consigue que alguien (habitualmente su progenitor) los pague por él.
    Lo de “paqete de celulas” te ha quedado de lo más ingenioso. Klemperer te pondía en su libro LTI: EL lenguaje del tercer Reich. Judío, paquete de celulas conspiracionista.

  • ¡MOJIGATO! y te quedas tan ancho. El bebé se concibe de forma artificial para curar a los hermanos y ya de paso para traer un ser humano al mundo.Pero la pregunta clave es ¿de no tener hermanos mayores en tal situación, tendrían los padres al hijo? Duda más que razonable. No es un bebé medicamento, es un medicamento bebé. Y desde luego para que naciese el bebé ideal, han eliminado (eufemismo que sustituye a matado) unos cuantos embriones, esto es seres humanos. No es mojigateria, es empatía y conciencia en la dignidad del ser humano.

  • Daoiz

    Peliagudo asunto.  Luis, el problema estriba en el momento en que un embrión puede considerarse un ser humano. He tenido esta conversación contigo, y me consta que tú tienes claro que existe un determinado momento durante la gestación (no recuerdo en qué semana) en la que se produce un cambio, y que se puede considerar el momento de la transformación del feto en ser humano.

    Yo, sin formación médica, siempre he pensado que sólo puede haber dos momentos en que eso ocurre, a saber: el momento de la unión óvulo-espermatozoide, y el momento del parto. Para mí es obvio que un feto de 37 semanas es un ser humano, por lo que para mí el momento es el embrión inicial.

    Desde ese punto de vista, sería inaceptable experimentar con embriones igual que lo sería experimentar con niños enfermos, aunque el objeto de los experimentos fuera el de sanar a otros niños.

    No es tanto el “jugar a ser Dios”, en parte eso se hace desde que el mundo es mundo, como ha comentado t-spy, con trasplantes de órganos, cirugía, etc. Lo que para mucha gente puede ser inaceptable es destruir aquellos embriones enfermos, porque esa gente (y como pensamiento puede ser equivocado -difícil de demostrar-, pero muy respetable) piensa que esos embriones SON seres humanos

  • (*)

    Yo estoy de acuerdo con lo que dice la iglesia, con que no se prolongue artificialmente la vida de las personas. Ahora bien, utilizar logomaquias (un paquete de células, como un paquete de arroz, puede incluir millares de unidades; a buscar la definción de paquete) para colar una concepción del mundo muy determinada, eso no. Ya sabemos, porque conocemos a esa buena gente del PSOE, que después esa visión de las cosas se impondrá coactivamente y todos los profesionales sanitarios se verán obligados a colaborar en abortos por nacimiento parcial y demás delicias de progreso.
     
     

  • (*)

    Es un problema dogmático, que no es lo mismo religioso. Qué cogno es una persona y qué cogno es un serhumano. Si el ser humano es persona con independencia de sus atributos (amar, pensar, esperar), entonces la selección de embriones es un atropello. Si sólo es persona aquel ser humano `of woman born´, con sistema inmunitario, respiración autonóma ( o de tantos cromosomas, o de CI medio-alto, o ario…) pues entonces empiezan los razonamientos utilitarios.  Con esta  cuerda nos ahorcarán a todos, científicos bienitencionados y no científicos.
     

  • Luis I. Gómez

    Y cómo llamas tú a un embrión de, digamos, 6-8 células? Luis?

  • Paquete de células

    “paquete de células”, qué bonito 😀 ten cuidado, que si pesas la mitad que yo a lo mejor puedo exigir que te quiten la mitad de tus derechos 😀

  • Luis I. Gómez

    Ése, estimado Miguel, es un problema de formación, no un problema de la medicina. El mundo real cambia, avanza, mejora … si le dejan, claro 😉

  • Miguel A.

    En algo tan sencillo como querer la preferencia de niño o niña ya he visto repercusiones en los hijos/hijas que se sienten rechazados porque sus padres querían niña/niño. No quiero ni pensar en qué podría pasar si por “culpa” de un niño no-medicamento muriese un hermano (y sobre la mujer que no es capaz de “producir” un medicamento apropiado). Aunque seguro que vendrás a decirme que se ha dejado de culpar a las mujeres de esas cosas… pero el mundo real es, eso, real.

  • Luis I. Gómez

    Además, es que la idea de seleccionar por su código genético a alguien para hacer felices a otros “alguienes” me parece asquerosa

    De lo que se tata es de salvar la vida de otros “alguienes”. No saquemos el tema de su sitio: Es ético seleccionar de entre varios paquetes de células aquellos que pueden evolucionar en un ser humano sano, con capacidad de salvar la vida de otro ser humano mortalmente enfermo, dentro de la misma familia? Sí, desde luego.

  • Insisto, ahora esa selección se ve fácil y obvia. Como han comentado antes, pasa igual en el caso del aborto por violación o si peligra realmente la salud de la madre; algo que todos vemos obvio y fácil. Y por eso te hablé de rubios y fuertes, porque cuando empieza esto, sabes donde están los límites; pero no como va a desarrollarse ni qué límites tendrá al final. Por eso te puse casos extremos, que es a los que llegaremos, como muy bien ha recordado Miguel A. que ocurre en los casos de prácticas de aborto.
    Además, es que la idea de seleccionar por su código genético a alguien para hacer felices a otros “alguienes” me parece asquerosa. Sencillamente asquerosa. Con ese mismo razonamiento, deberíamos practicar la eutanasia a los depresivos porque ni son felices ni pueden hacer feliz a nadie. Vaya razonamiento tan vomitivo, por Dios.

  • Todos los seres humanos somos igualmente dignos y tenemos los mismos derechos fundamentales independientemente de la raza, sexo, religión, altura, grupo sanguíneo u órganos compatibles.
    La eliminación selectiva de seres humanos es un crimen sea la que sea la justificación que se use.
      Los que pensamos que un embrión es un ser humano en un estado de  su evolución no podemos aceptar que se justifique la eliminación de aquellos que no son útiles. Ese es el problema, T-spy, los que se desprecian.
      Por otro lado, a los que lo justifican les hago la siguiente reflexión, ¿sería lícito eliminar a todos los embriones hembra para conseguir la erradicación de enfermedades típicamente masculinas?

  • “Se habla de seleccionar un embrión, no de manipular su genética para modificarlo”.

    Precisamente: yo vería ético emplear terapia genética para salvar la vida de alguien. Lo antiético es seleccionarlo por su genética.

    Yo no tengo ningún problema ético en emplear medicinas,  máquinas o partes de cuerpos muertos (o vivos) donados gustosamente para prolongar la vida de nadie.
    Tengo problema en seleccionar qué hijos tienes en función de su genética. En eliminar al resto de embriones que no cumplen tus estándares de calidad genética y en estar dispuesto a tener hijos solamente si te son útiles (aunque sean útiles para un fin muy elevado).

  • Luis I. Gómez

    ????? no, por? Respuestas a mis preguntas? Objeciones? 🙂

  • Miguel A.

    Jeje, desde luego no eres psiquiatra 😀

  • Miguel A.

    Exacto, eso hacemos, vigilarlo; porque vigilar no es contemplar acríticamente, sino mirar y actuar contra lo que no es correcto.

  • Luis I. Gómez

    Miguel A.
    ¿En qué situación queda ese bebé?
    Protegido por la ley, amado por sus padres y hermanos
    ¿En qué situación quedan los padres?
    Encantados de tener, por fin, un hijo sano.
    Qué hay de moral en condenar a unos niños a la muerte segura sabiendo que existe una solución? Es moral que un Testigo de Jehova deje morir a su hijo por no querer que le hagan una transfusión de sangre? Por qué es distinto este caso? Lo es?

  • Miguel A.

    Incluso aunque no hubiera selección, y por lo tanto destrucción, de embriones (mediante la selección de gametos y la concepción uno a uno de embriones implantables), incluso aunque solo se permitiera en casos de salud real o incluso de vida o muerte (y ya sabemos cómo se aplican esos pseudo-justificantes en la ley del aborto), incluso en ese caso quedan imponderables morales. La medicina no es Dios, no es perfecta, hay márgenes de error y tolerancias… ¿Qué pasa si (cuando) un bebé-medicamento nace y es sólo bebé y no medicamento? ¿En qué situación queda ese bebé? ¿En qué situación quedan los padres? Supongo que el infanticidio no está tan lejos para quien acepte el aborto… por el bien de los padres y del propio bebé.

  • Luis I. Gómez

    Que se abra un camino nuevo para luchar contra las enfermedades no debe darnos miedo si lo seguimos con paso firme y no nos desviamos. Lo que debemos hacer es vigilar el camino, no cerrarlo.

    Esa es mi postura, gracias t-spy por resumirla mejor de como lo habría hecho yo

  • t-spy

    Yo no veo el problema. ¿Jugar a ser dioses?. ¿Acaso no lo hacemos a diario cuando realizamos transplantes que sustituyen un órgano que no funciona por el de otra persona?. ¿Acaso no existen máquinas que mantienen un cuerpo con vida mucho más allá de lo que lo haría por si mismo?. ¿Acaso la ciencia médica no está decidiendo que alguien viva cuando no lo haría por si misma?. Alguno dirá que no es lo mismo, pero si lo es. En el momento en que dejamos que un elemento ajeno al cuerpo entre en él para curarlo estamos jugando a ser dioses, porque estamos decidiendo de forma consciente y voluntaria si ese individuo sufrirá o no los efectos de la enfermedad. La decisión en muchos casos incluye la vida o la muerte.
    ¿Que diferencia hay entre curar una enfermedad ya contraída o evitar que un ser humano la padezca en el futuro?. Aquí no se habla de seleccionar al más alto o más guapo, se habla de evitar que un ser vivo padezca una enfermedad. Se habla de seleccionar un embrión, no de manipular su genética para modificarlo. ¿Que esto abre un camino peligroso?. Cualquier avance científico lo hace. ¿Acaso la ciencia no crea armas?. Pero el arma no es mala en si misma, es quien la empuña el que puede usarla para el mal. Del mismo modo, la selección de embriones no es mala según el uso que se le de.
    Que se abra un camino nuevo para luchar contra las enfermedades no debe darnos miedo si lo seguimos con paso firme y no nos desviamos. Lo que debemos hacer es vigilar el camino, no cerrarlo.

  • Miguel A.

    Efectivamente quien muere no es “ciudadano español”, ni siquiera “subdito del estado”, pero evidentemente es Alguien.

  • Lo siento, pero esto de la selección genética de embriones me parece vomitivo, una monstruosidad vestida de avance humanitario.
    Es, sencillamente, otorgar el derecho a la vida a una persona en función de si está o no sano y si es o no compatible con sus hermanos. Es crear un banco de órganos para tus hijos ya nacidos. Es traer un hijo al mundo por razones de utilidad: me sirves, te quiero, no me sirves, te aborto. Es considerar que tienes hijos de primera categoría (los ya nacidos, a los que amas) y de segunda (los potenciales, de los que solamente te interesa su genética).

  • Luis I. Gómez

    No es un juego, en absoluto. Limitar una posibilidad real de curación de unos niños para evitar los supuestos de que nos hablas no es proporcional. Estamos hablando de salud, no de rubios y fuertes. Las leyes están para lo que están. Y en este caso, para evitar que se haga un uso no ético del DGP.

  • No puedo estar más en desacuerdo. Se trata de seleccionar un embrión por sus características genéticas. Para mi, sencillamente, es jugar a ser “dioses” y el principio de una selección que ahora parece muy fácil y obvia; pero no deja de ser el inicio de algo que puede transformarse en un monstruo en nuestras manos. ¿Porqué no seleccionar a los posibles embriones más inteligentes y desechar a los más torpes? ¿Porqué no seleccionar a los más fuertes físicamente y desechar a los débiles? No me gusta, lo siento.

  • Luis I. Gómez

    No ha muerto “nadie”, Miguel.

  • Miguel A.

    …y mueren una decena más de hermanos (previa una larga congelación). Esta matemática no suma.