Home Comprendiendo la Economía Comprendiendo la Economía. Capítulo 4. EL ORIGEN DE LA PROPIEDAD, LA ESPECIALIZACIÓN DEL TRABAJO Y EL DINERO.

Comprendiendo la Economía. Capítulo 4. EL ORIGEN DE LA PROPIEDAD, LA ESPECIALIZACIÓN DEL TRABAJO Y EL DINERO.

escrito por Arturo Taibo 27 octubre, 2010

En el primer capítulo definí la Economía como:

“La Ciencia que estudia el comportamiento humano en relación con el dinero.”

Establecí luego el hecho de que todas las personas están necesitadas de algo. Todo el mundo necesita algo.

Analicé luego el método científico en la Economía estableciendo éste como un método axiomático-deductivo.

Luego formulé los cuatro axiomas que conforman la Naturaleza Humana, el comportamiento humano, y que serán la base de la teoría económica.

Sin embargo para acabar el análisis de la definición de Economía y empezar con la construcción de la teoría económica es necesario establecer la relación entre las necesidades humanas de un lado y el comportamiento humano en relación con el dinero. Dicho de otro modo ¿Por qué la gente necesita dinero? ¿Cuál es la relación entre el dinero, el comportamiento humano respecto a él y las necesidades humanas?

La respuesta más obvia es que todo el mundo necesita bienes o servicios para satisfacer sus necesidades y que la mayoría de esas cosas sólo pueden ser obtenidas con dinero.

Pero ¿Por qué eso es así? En el primer capítulo dije que “todo el mundo tiene incentivos para conseguir dinero”, voy ahora a demostrar por qué.

___________________________________________________________

LA SOCIEDAD PREHISTÓRICA.

Ya en la época prehistórica, antes de la aparición de la agricultura, cuando el hombre vivía en pequeñas tribus, nadie podía satisfacer por sí solo sus necesidades. Los hombres y las mujeres se repartían las tareas: las mujeres cuidaban de los niños y los enfermos y los hombres cazaban. La recolección de frutos la realizaban hombres, mujeres y niños.

Pero en la sociedad prehistórica no existía el dinero. Los alimentos se repartían de una manera más o menos equitativa entre los miembros de la tribu. Los bienes que no se producían para la satisfacción de las propias necesidades (utensilios, ropa, adornos…) se intercambiaban mediante el trueque o simplemente se regalaban.

___________________________________________________________

LA AGRICULTURA Y EL NACIMIENTO DEL DERECHO DE PROPIEDAD.

Antes de la agricultura los seres humanos vivían de lo que producía la tierra en los alrededores de dónde habitaban sin que tuviesen que hacer otro esfuerzo para conseguir lo que necesitaban más que cazar, pescar o recolectar.

No tenían que realizar ningún trabajo para que la tierra les ofreciese lo que necesitaban. Sólo tenían que realizar el trabajo de coger los animales o los frutos.

Aunque una tribu considerase que una determinada zona fuera su territorio lo cierto es que esa relación nunca era algo permanente, normalmente su comportamiento era de tipo nómada. Cuando los recursos escaseaban en una zona se mudaban a otra.

Si hubiera que comparar, digamos que antes de la agricultura, la relación de los seres humanos con la tierra era como la que tenían los indios en el norte de América antes de la colonización.

Con la aparición de la agricultura los seres humanos empezaron a invertir tiempo en cultivar una tierra con unas condiciones especiales (tenía que ser previamente deforestada, tenía que ser fértil,…), todo ese esfuerzo tenía que ser protegido de alguna manera. De otro modo otras personas podrían recoger la cosecha sin previamente haber trabajado en la preparación y cultivo de la tierra y en consecuencia robar el trabajo de los agricultores. La tierra tenía que tener un uso exclusivo por parte de los que la cultivaban para proteger así su trabajo.

En la época prehistórica el esfuerzo empleado en cazar era recompensado con un animal que se podía comer inmediatamente. Pero esa inmediatez desapareció con la agricultura. Los agricultores necesitaban proteger sus tierras hasta que se pudiera recoger la cosecha.

Es más los agricultores siempre necesitaban proteger sus tierras dado que habían invertido tiempo en la deforestación y preparación de estas para el cultivo y de que ,además, las tierras siempre estaban en uso: unas veces con la siembra, otras con el crecimiento y finalmente con la recolección de la cosecha.

Aunque el derecho de propiedad ya estaba presente sobre los objetos de uso cotidiano la propiedad sobre la tierra supuso un cambio radical. Ya no se trataba de establecer un derecho sobre algo que por su propia naturaleza tenía poco valor y casi únicamente podía ser útil a su propietario sino que ahora se establecía la propiedad sobre algo que podía ser útil a todo el mundo y cuya utilidad era (casi) ilimitada en el tiempo.

El derecho de propiedad es el derecho que tiene una persona o personas de utilizar un bien, sobre el que se tiene posesión, de la manera que consideren mejor para sus intereses.

Aunque los seres humanos siempre han tenido sentido de la propiedad y ese sentimiento ya estaba presente, con toda probabilidad, en la prehistoria es a partir de la revolución agrícola cuando aparece el derecho de propiedad como algo propio e imprescindible de cualquier sociedad.

___________________________________________________________

LA ESPECIALIZACIÓN DEL TRABAJO.

Pero este estado de propiedad de la tierra por parte de las personas que la cultivaban no duró mucho tiempo en la mayoría de los sitios. A medida que la revolución agrícola triunfaba sucedían muchas cosas:

La agricultura permitía un excedente de alimentos. Había alimentos suficientes para mantener a todos los agricultores y además sobraban para alimentar a más trabajadores.

Los seres humanos estamos dotados de diferentes habilidades, la mayor disponibilidad de alimentos y las diferencias de habilidades entre los seres humanos tuvieron como consecuencia que algunos pudieran especializarse en la producción de algunos bienes o servicios.

La revolución agrícola convirtió a algunas tierras que antes no tenían valor en propiedades extremadamente valiosas, esas propiedades necesitaban ser defendidas, así nacieron los ejércitos, personas que se especializaron en la lucha. Y los ejércitos no sólo tuvieron fines defensivos sino también fines ofensivos: conquistar nuevas tierras.

La jerarquía militar pronto produjo la aparición de reyes, faraones, caudillos, jefes de tribus o cualquier otra categoría de líderes de una fuerza militar y que pronto reclamaron las tierras como de su propiedad

Pero la especialización del trabajo no sólo generó una casta de guerreros, como dije antes los más hábiles en una actividad podían dedicarse a ella y obtener productos agrícolas intercambiándolos por su producción.

Los reyes o jefes de una tribu podían usar el excedente agrícola en contratar trabajadores para producir artículos de lujo o suntuosos edificios.

Esta especialización benefició a todos, dado que el reparto de tareas provocó un aumento de la producción.

Con el tiempo, la mayor experiencia en la realización de una tarea, aumentó la productividad de los trabajadores especializados. Estos trabajadores se dedicaron a infinidad de profesiones: alfareros, tejedores, herreros, joyeros, albañiles…

Al poder mantener a una gran cantidad de población con una relativamente pequeña cantidad de territorio la agricultura posibilitó la creación de pequeñas ciudades.

Ciudades que necesitaban murallas, castillos, torres para almacenar cereales, agua … Se necesitaban arquitectos e ingenieros.

La necesidad de un ejército llevó a la aparición de los primeros Estados, a la necesidad de leyes. La necesidad de contar la producción de cereales o cualquier otro bien llevó a la aparición de la escritura y de las matemáticas. La agricultura también necesitaba tener conocimientos de astronomía para determinar el mejor momento para cultivar.

Todas estas nuevas necesidades generaban a su vez trabajadores especializados para su realización. No podía haber personas que fuesen a al vez agricultores, ganaderos, herreros, tejedores, soldados, escribas… y que realizasen todas las tareas bien.

Alguien puede decir que los agricultores bien podían haber dedicado el tiempo sobrante que les proporcionaba su nueva actividad a descansar pero parece que la gente prefirió utilizar ese tiempo sobrante a satisfacer nuevas necesidades o que al disminuir el hambre la población aumentó y los agricultores necesitaban más alimentos porque la mortalidad infantil disminuyó.

Además ninguna sociedad no especializada hubiera podido sobrevivir. La especialización hacía que una sociedad fuese mucho más efectiva a la hora de producir bienes y servicios y esa mayor riqueza les proporcionaba una ventaja decisiva a la hora de poder vencer militarmente a otra no especializada.

Las sociedades agrícolas y con especialización en la producción también aumentaban su población necesitando más tierras que quitaban a las tribus que no habían entrado en la revolución agrícola.

La revolución agrícola llevó al nacimiento de culturas donde la especialización en la producción de bienes y servicios era algo imprescindible.

___________________________________________________________

EL ORIGEN DEL DINERO.

La especialización y la posibilidad de satisfacer más necesidades hicieron necesario el comercio. Aunque el comercio se iniciase mediante el intercambio de bienes (pagando por ejemplo un campesino con trigo a un alfarero por unas jarras) muy pronto la gente tuvo que darse cuenta de que este sistema era incomodo y a veces hacía imposible el intercambio aunque las dos partes deseasen hacerlo.

Es la clásica historia del agricultor que quiere vender su trigo a cambio de un arado mientras que el herrero quiere un cerdo por su arado, a su vez el ganadero quiere un collar para regalárselo a su mujer y a cambio del collar está dispuesto a dar un cerdo y el joyero quiere trigo por su collar.

Puede darse el caso de que todos coincidan en el tiempo y en el espacio y todos los intercambios puedan celebrarse quedando todas las necesidades satisfechas. Pero es obvio que la feliz coincidencia puede no darse y todos se quedarían con las ganas de realizar un intercambio y por tanto insatisfechos. El trueque presentaba insalvables problemas a la hora de satisfacer las necesidades de las personas.

¿ Existiría una manera de que las necesidades de unos y de otros se satisficieran sin que para ello tuviese que darse tal coincidencia de intereses?

La necesidad del dinero no era algo obvio para la gente de aquel entonces.

El dinero en realidad surgió del propio comercio. Al realizar trueques la gente pronto se tuvo que dar cuenta que existía una mercancía, un bien, que todo el mundo quería tener siempre.

Ese bien no tenía por qué ser el oro. Como dinero se usó desde conchas hasta plumas de pájaro, desde colmillos de animales hasta cacao. El caso es que el bien prácticamente nunca fuese rechazado por nadie a la hora de hacer un intercambio.

Un bien con esas características se dice que es un bien líquido.

___________________________________________________________

LOS CONCEPTOS DE LIQUIDEZ Y DE DINERO.

Liquidez es la facilidad de intercambiar un bien por cualquier otro, obteniendo en el intercambio la mayor satisfacción de necesidades posible en un momento dado.

Voy a analizar esta definición.

Intercambiar un bien por cualquier otro.

Un bien líquido tiene que poder intercambiarse por cualquier otro.

Obteniendo en el intercambio la mayor satisfacción de necesidades.

Un bien líquido obtendrá, cuando se intercambie, mayor satisfacción de necesidades que cualquier otro bien que se pudiese intercambiar.

Posible, en un momento dado.

Un bien líquido no implica necesariamente que satisfará todas sus necesidades. Es posible incluso que un bien líquido no satisfaga ninguna necesidad posible en un momento dado. Basta con que en ese momento dado todos los bienes intercambiables por el bien líquido no satisfagan ninguna necesidad.

Pues bien la definición de dinero es esta:

El dinero es el bien más líquido que existe.

De hecho puede que usted haya oído que tener liquidez significa lo mismo que tener dinero. O que alguien necesitado de liquidez es alguien que necesita dinero. Pues bien ahora sabe de donde procede el término “liquidez”.

Comprar es intercambiar dinero por otro bien.

El dinero es un bien que se puede intercambiar por cualquier otro, nadie le va a rechazar el dinero si quiere comprar algo.

El dinero le va a satisfacer más necesidades que ningún otro bien cuando quiera comprar algo.

Por ejemplo usted puede tener 100 € en dinero u otro bien que le haya valido 100 €. Si quiere comprar algo siempre le será más fácil pagarlo con dinero que con cualquier cosa que le haya valido 100 €.

___________________________________________________________

EL DINERO Y EL MAL.

El dinero es un invento auténticamente revolucionario. Hay personas que adjudican al dinero un carácter negativo, o le acusan de causar males. Pero eso no tiene ninguna base. El dinero es simplemente el instrumento más eficaz a la hora de satisfacer las necesidades.

Otra cosa muy distinta es que las personas puedan hacer cosas malas (en el sentido que se le quiera dar al término maldad) para conseguir dinero. Pero si las personas quieren hacer cosas malas para satisfacer sus necesidades las van a hacer igual en el caso de que el dinero no existiese.

La maldad humana ya existía antes de que se crease el dinero. Puede que con el dinero, al ser un instrumento tan eficaz para satisfacer necesidades, esa maldad se haya visto más recompensada que si no existiese, pero la mayoría de los inventos del ser humano pueden ser usados para el bien y para el mal.

Volveré al tema del dinero con mucho mayor detalle en otro capítulo. Por ahora lo que nos interesa saber es que el dinero se constituyó en una herramienta imprescindible a la hora de comerciar y por tanto para que una sociedad en la que existiese especialización del trabajo pudiese sobrevivir.

___________________________________________________________

LA IMPORTANCIA DEL DINERO EN LA SOCIEDAD.

No todas las civilizaciones desarrollaron el dinero. Ni en América las civilizaciones Inca y Maya ni en África la civilización egipcia desarrollaron algo parecido al dinero y siguieron con el trueque. Es evidente que la falta de dinero tuvo que limitar la especialización del trabajo y por tanto su capacidad de producción. El caso es que todas ellas desaparecieron, algunas sin intervención exterior y otras cuando chocaron con civilizaciones que sí usaban dinero.

Pero la especialización o división del trabajo, a medida que las tecnologías fueron avanzando, fue aumentando. Y este crecimiento en la especialización del trabajo ha llegado hasta nuestros días, en el que es imposible para nadie realizar ni siquiera una pequeña fracción de los trabajos especializados para realizar un solo bien.

Este punto es muy importante:

La especialización del trabajo al hacer imposible para nadie la creación de ni un sólo producto hace al comercio no algo opcional sino que el comercio es algo imprescindible para nuestra sociedad. Si no se pudiese comerciar la sociedad tal y como la conocemos desaparecería y el mundo se sumiría en un caos.

El dinero a su vez se ha convertido en algo imprescindible para comerciar. La inmensa complejidad comercio y de la creación de cualquier bien hace del trueque algo inútil para comerciar. Si en el ejemplo que vimos más arriba se trataba de cuatro productores y cuatro bienes y ya en ese caso el trueque resultaba absolutamente ineficiente, en un mercado con miles de millones de productores, consumidores y bienes el trueque, literalmente, no sirve para nada.

La conclusión de todo esto es muy importante.
Dado que para satisfacer nuestras necesidades es imprescindible una altísima especialización del trabajo.
Dado que para que esa especialización del trabajo pueda resultar en la producción de bienes que satisfagan nuestras necesidades es imprescindible el comercio.
Dado que para que podamos comerciar el dinero es imprescindible.
Entonces para satisfacer nuestras necesidades todo el mundo necesita dinero. Y más aún:

El dinero es la única manera de que tenemos para poder satisfacer las necesidades de bienes que hayan sido realizados mediante un proceso que implique una alta división o especialización del trabajo.

___________________________________________________________

DE VUELTA A LA DEFINICIÓN DE LA ECONOMÍA.

Ahora que sabemos que la única manera de satisfacer nuestras necesidades, en la actual sociedad, es a través del comercio y que para comerciar, para obtener los bienes que satisfarán nuestras necesidades, es imprescindible el dinero, podemos entender mucho mejor la definición de Economía.

En el primer capítulo vimos que todo el mundo tenía necesidades. Ahora sabemos que para satisfacer la mayoría de esas necesidades necesitamos imprescindiblemente dinero, quedan unidas de una manera indisoluble las necesidades y el dinero. Por tanto como todo el mundo tiene necesidades:

Todo el mundo necesita dinero.

La Ciencia Económica estudia el comportamiento de las personas en relación con el dinero, que no es un mero trozo de papel o una moneda de oro, el dinero es algo imprescindible en la supervivencia de cualquier persona.

___________________________________________________________

En este capítulo hemos visto que:

La revolución agrícola, que comenzó hace 10.000 años, acabó con la vida nómada y que basaba su supervivencia en la caza, la pesca y la recolección de frutos, que llevaban los seres humanos hasta entonces.

Con la revolución agrícola surgió el derecho de propiedad sobre la tierra, la especialización del trabajo y el comercio.

A medida que aumentó la especialización del trabajo el trueque desapareció y el comercio es en la actualidad la única manera satisfacer nuestras necesidades.

Liquidez es la facilidad de intercambiar un bien por cualquier otro, obteniendo en el intercambio la mayor satisfacción de necesidades posible en un momento dado.

El dinero es el bien más líquido que existe.

Comprar es intercambiar dinero por otro bien.

Por sus características el dinero es imprescindible para comerciar.

El dinero es imprescindible para satisfacer nuestras necesidades.

AQUÍ puede ver el resto de capítulos de “Comprendiendo la economía”.