Home Economía El coche eléctrico es un carísimo espejismo
Carísimo y nada práctico: el coche eléctrico

El coche eléctrico es un carísimo espejismo

escrito por Luis I. Gómez 1 octubre, 2010

Es un espejismo ahora, y lo seguirá siendo durante muchos, muchos años. Razones?

Carísimo y nada práctico: el coche eléctricoAlemania (su gobierno) se ha propuesto como meta tener un millón de coches eléctricos rodando por el país en 2020. Un millón. Motivada por la declaración de intenciones del gabinete germano, la industria automovilística del país se puso manos a la obra … y empezó a analizar seriamente el mercado. Sí, analizar el mercado, no a producir coches eléctricos a 5.000 €

Las conclusiones a que llegan los expertos y fabricantes son bastante desilusionantes:

El Profesor Willi Diez, director del Instituto para la Industria Automovilística de Nürtingen, calcula que en 2015 los fabricantes podrían llegar a producir unos 1,6 millones de coches eléctricos al año. El problema: los mismos cálculos anuncian una demanda mundial de apenas medio millón de vehículos de ese tipo … en total para ese período. Él apuesta por vehículos híbridos, de consumo sólo eléctrico durante 60-80 kilómetros. El resto, si necesario, lo asumiría el motor de combustión. El Instituto calcula que en 2030 el 90% de los vehículos seguirán teniendo una motorización tradicional.

La Jefe del Departamento de I+D del fabricante Opel, Rita Forst, también ha hecho los deberes. Ahora ya saben en Opel cuál será el precio medio de un coche eléctrico en los próximos 15 años: 40.000 € Sí, han leído bien, cuarentamil euros por un coche compacto, una especie de Seat 600 ó  Smart-for-Two para moverse de la oficina a casa. Si quiere ir de compras, llevar a los niños a la escuela o los abuelos al pueblo deberá pagar más (las limusinas eléctricas rondarán los 60-80 mil euros) o se compra un coche “normal”. Su receta? Sin subvenciones (ella dice que la industria no las necesitará, pero los compradores sí) será imposible alcanzar la mágica cifra del millón de coches eléctricos circulando por Alemania.

Lo grave del caso es que desde el Instituto del Profesor Diez se dice exactamente lo mismo (pdf original en alemán): sin ayudas estatales los concesionarios de automóviles estarán llenos de coches eléctricos invendibles a partir de finales de 2011.

Está claro que terminaremos pagando todos -una vez más- el capricho de unos pocos.