Home Economía Después de la victoria.

Después de la victoria.

escrito por Arturo Taibo 11 julio, 2010

Hoy nuestra selección de fútbol ha ganado el campeonato del mundo. La euforia se desatará. La gente olvidará sus problemas y los de España. Todo el mundo vivirá como en un nube durante unos días. Somos los mejores del mundo.

Luego llegará el mes de agosto. Y ya sabemos que el mes de agosto es como una suspensión en el tiempo. Calor, playa, vacaciones, fiestas…

Poco a poco los signos de la depresión volverán a aparecer, aumentará el paro y el PIB volverá a disminuir.

Dentro de seis meses España tendrá un stress-test, pero de los de verdad. ¿Se conseguirá bajar el déficit público sustancialmente por debajo del 10%? Es prácticamente imposible. ¿Y entonces? Salir del euro no es una opción, es un suicidio.

Mientras no se adopte una devaluación interna que baje los precios y nos permita ser más competitivos y exportar más, lo que nos queda es una lenta agonía.

Las subidas de impuestos sólo servirán para deprimir aún más la economía. Todos los cálculos del gobierno sobre una fuerte recuperación de la economía en el 2011 no se harán realidad.

Porque la única manera de solucionar el problema del déficit es la creación de 2 millones de puestos de trabajo. Esos dos millones de puestos de trabajo perdidos han supuesto y suponen un gasto en subsidios por desempleo de 35.000 M€ al año, mientras que provocan una pérdida de recaudación en impuestos de 40.000 M€.
Dicho de otra manera el 70 % del déficit público es causado por los dos millones de puestos de trabajo perdidos en los últimos 30 meses.

Y la única manera de crear esos puestos de trabajo es aumentando la exportación, equilibrando nuestra balanza por cuenta corriente exterior.

Si no se consigue esa reducción volverán las presiones de la UE y del FMI al gobierno para que haga más recortes. Es un auténtico callejón sin salida.

Pero los políticos tienen una buena oportunidad para distraer a la gente de los problemas. Dentro de unos meses entraremos en un periodo electoral que durará hasta marzo del 2012. Se insultarán, aparecerán nuevos casos de corrupción reales o prefabricados, harán promesas imposibles.

Y la gente volverá a entrar en el trapo de votamos a los “nuestros” para que los otros no ganen. Así que en las elecciones del 2012 volverá a ganar el PSOE o el PP que en el fondo es lo mismo.

Si alguien piensa que el PP puede ser la solución se equivoca totalmente. Por varias razones:

1.- Estamos en trampa de liquidez, los tipos de interés no se pueden bajar como hicieron en el final de la década de los 90.

2.- El sector de la construcción no levantará cabeza hasta dentro de tres o cuatro años y en cualquier caso nunca va a llegar a los niveles del año 2007.

3.- El sistema financiero no puede dar más créditos porque no hay nadie con una mínima solvencia al que dárselo. Todo lo más hará serán nuevas refinanciaciones para evitar más fallidos.

4.- Cualquier intento liberalizador les va a costar huelgas y manifestaciones, incluso violentas por parte de la izquierda.

5.- Tampoco se ve nadie en el PP con ideas capaces de hacernos salir de la crisis. Yo por lo menos todavía no he oído ninguna propuesta concreta.

6.- Si la situación se enrarece excesivamente: huelgas y manifestaciones violentas, tensiones independentistas la inversión extranjera desaparecerá y la española casi lo mismo.

Puestas así las cosas este año acabaremos con una deuda pública de 650.000 M€, el próximo año es imposible que acabe por debajo de los 730.000 M€ y ya estamos en 2012 con elecciones y teniendo que pagar 20.000 M€ al año en intereses más que al inicio de la crisis.

Eso quiere decir que incluso volviendo a la situación del 2007 ( 8,9 % de paro ) no tendríamos superavit.

Incluso con un paro del 15% tendríamos un déficit por encima del 5 %. ¡ Y está tan lejos ese 15 %!!!

Esta que empieza es la última década que nos queda para poner nuestra economía a punto. A partir del año 2020 el sistema público de pensiones empezará a plantear serios problemas que no harán sino aumentar.

Tenemos que solucionar de una vez por todas nuestro problema energético después del fiasco de las “renovables”.

Somos campeones, pero si no cambiamos nuestra política económica radicalmente, al final de esta década seremos la Argentina de Europa.

Argentina también fue campeona del mundo, dos veces.

PD: El lamentable espectáculo de Xabi y Puyol celebrando con la bandera catalana y la copa del mundo, será la portada de la prensa catalana mañana. Ni ahora estamos en paz.