Home Miscelánea Efecto imitación

Efecto imitación

escrito por Germanico 9 junio, 2010

Picture3

No tiene mucho sentido pedir cuentas a la ministra de Igualdad, como ha hecho el PP, por el número de muertes achacables a la incorrectamente denominada violencia de género o violencia machista. Del mismo modo que Bibiana no tiene culpa de nada, tampoco se podría atribuir ningún mérito en caso de que hubiera descendido la mortandad asociada a esta clase de violencia. Sencillamente, la perfectamente inútil labor desarrollada por su Ministerio no afecta ni en un sentido positivo ni en un sentido negativo al número de asesinatos perpetrados por hombres contra mujeres. Son otros los factores causales. Ayer escuchaba a una psicóloga hablando por la televisión de ciertas correlaciones verosímiles entre crisis económica o clima y violencia. Aunque la correlación no implique causalidad, es bien sabido que la violencia, sea machista o no, aumenta con el aumento de las temperaturas y también que la precariedad económica puede impulsar a las personas a comportarse de forma, digamos, más agresiva. Otro factor supuestamente influyente es el de los mensajes y valores transmitidos por los medios. Se dice que la televisión muestra demasiada violencia. No obstante el mensaje arrojado por los medios, resulta ser más perjudicial en sus valores implícitos que en la violencia que explicita. En nuestra televisión patria se transmiten a diario neovalores, que algunos llamarían sin alejarse demasiado de la verdad contravalores, por eso de que, en su pretendida novedad, atentan contra los valores más tradicionales (esos cuya longevidad se debe por lo general al mérito, pues han superado la prueba del tiempo). Dichos neovalores, al carecer de cimientos, y partir solamente de una crítica a la tradición, se argumentan y defienden desde el relativismo, en particular el moral. Sea como fuere las causas profundas que originan y subyacen esas lamentables explosiones de violencia están más en la naturaleza masculina que en las nefandas influencias del medio social.

Pero ¿cómo afectan los medios, a juicio de la ministra de Igualdad, a la violencia machista? A través del “Efecto Imitación”. Los maltratadores en potencia se activarían, como autómatas, tras pulsarse un interruptor en su cerebro determinista; al contemplar noticias sobre otros maltratos imitarían ciegamente al perpetrador.

Sigue en Libertad Digital…