Home Economía La fotovoltaica multiplica misteriosamente su productividad… También de día

La fotovoltaica multiplica misteriosamente su productividad… También de día

escrito por Ijon Tichy 7 junio, 2010

Casi todos hemos escuchado durante las últimas semanas noticias sobre la presunta producción (y cobro) de energía solar fotovoltaica en horas nocturnas.

Aunque las asociaciones fotovoltaicas (y las compañías eléctricas) se apresuraron a desmentirlo, estas mismas asociaciones han colaborado para destapar otro posible fraude, el de las plantas que comenzaron a exportar electricidad sin haber recibido y/o instalado sus placas.

Incluso hemos podido encontrar noticias tan pintorescas como ésta acerca de centrales eólicas que se hacen pasar por solares para cobrar una prima más jugosa.

Aunque ya hemos hablado del asunto en alguna ocasión, vamos a intentar explicar estas noticias buscando las causas que han propiciado tanto despropósito.

Todo esto se origina a finales de mayo de 2.007 cuando se aprueba el RD 661 fijando una prima más que generosa para las instalaciones fotovoltaicas y garantizándola durante al menos 25 años. En ese RD se establecía un límite para la fotovoltaica de 371 MW instalados, así como los mecanismos para hacer cumplir ese límite. La prima era tan generosa y eran tantos los “ecológicos” inversores que al poco tiempo las solicitudes de nuevas plantas alcanzaron los miles de MW. El gobierno decidió entonces dar de plazo hasta finales de septiembre del 2.008 para construir las plantas y conectarlas a la red. Todo el que llegara a tiempo tendría “premio” (a cargo como es habitual de nuestros impuestos) y el que no, pues se tendría que conformar con una prima rebajada.

planta-energia-solar-fotovoltaicaLa clave del asunto es ese “…y conectarlas a la red”. Como no se podían inspeccionar las instalaciones una a una, el criterio para acreditar que la planta se había finalizado en plazo era la lectura en el contador de interconexión. Si se había exportado energía antes de la fecha límite, la planta pasaba a la lista de agraciados.

A medida que se acercaba la fecha y la instalación no se completaba, pueden suponer lo que ocurrió. Se conecta un grupo electrógeno en paralelo y se exporta a la red energía supuestamente solar pero generada a partir de gasóleo (a ser posible, también del subvencionado). Luego, cuando llegan las placas, se completa la instalación y se reza (o se hace lo que corresponda, ejem) para que entre tanto no haya una inspección. Todo esto era la comidilla del sector, pero ahora ha sido confirmado por las propias asociaciones, así que habrá que darle credibilidad.

Eso sí, lo que de momento se reconoce es que hubo quien dijo que estaba conectado cuando todavía no tenía placas, pero, y aquí empezamos a suponer, ¿y si hubo quien, visto lo bien que funcionaba el invento, cuando llegaron las placas, además de éstas, mantuvo el grupo electrógeno operativo?

Se han señalado como dijimos al principio posibles casos de exportación en horario nocturno que de confirmarse serían obviamente fraudulentos, pero habría que ser muy inocente para suponer que esa práctica se limita a la noche. En esas horas es cuando se puede detectar descaradamente, pero si uno tiene una planta solar y “suplementa” la producción de día con su grupo electrógeno, teniendo cuidado de parar el grupo al oscurecer, el fraude sería más difícil de localizar.

¿Será por tanto que esos casos nocturnos son solo la punta del iceberg? Estaremos de acuerdo en que además de chorizo hay que ser bastante torpe como para no parar el grupo de gasoil por la noche. ¿Y si hay muchos chorizos que no son tan torpes y tienen cuidado de adecuar la marcha del “suplemento” a las horas de sol?

Ojo que seguimos hablando de posibilidades e hipótesis, no afirmamos nada sin pruebas.

Eso sí, para ayudarles a despejar las incógnitas y que cada uno saque sus conclusiones, se nos ha ocurrido buscar algunos datos en el documento de la CNE relativo a la producción eléctrica durante el 2.009 que ya hemos visto con anterioridad.

Algún fiel lector recordará un reciente artículo de Luis acerca de la productividad de los molinillos en Alemania. Si tenemos la producción anual de cada tecnología y la potencia nominal instalada, dividiendo una por otra y ajustando unidades, tenemos las horas equivalentes de funcionamiento anual y podemos ver su evolución año a año.

Es verdad (como acertadamente señaló un comentarista) que este dato no es nunca exacto y suele tender a la baja respecto a la realidad, pues el dato de potencia instalada se toma a fin de año y la producción de las plantas arrancadas durante el año considerado se contabiliza solo durante algunos meses. También hay que tener en cuenta que habrá plantas con problemas externos (líneas, transformadores, etc.) que se contabilicen como potencia instalada y no estén produciendo. Pero a falta de información más detallada es una buena indicación de tendencias sobre todo si comparamos año a año.

Veamos según los datos de la CNE la productividad (horas anuales equivalentes de funcionamiento) de las instalaciones fotovoltaicas en España durante los últimos años (click para ampliar):


2004 2005 2006 2007 2008 2009
Producción anual (GWh) 18 40 103 466 2.439 5.698
Potencia instalada (MW) 23 48 141 669 3.256 3.222
Horas equiv. anuales 780 843 727 697 749 1.768

¿Cómo lo ven? Es verdad que la gran cantidad de plantas puestas en marcha durante el 2.008 y que han podido funcionar un número limitado de meses penaliza la productividad de ese año, pero ¿esta justificado el brutal incremento de productividad del 2.009 si comparamos con años anteriores?

No queremos ocultarles nada. Como pueden ver al salir al campo, bastantes de las nuevas instalaciones no son de placas fijas, sino que cuentan con mecanismos (seguidores) que incrementan la producción quizá hasta un 25% ó un 30%. Pero no todas las instalaciones nuevas tienen seguidor. También ha mejorado la eficiencia en la transformación fotovoltaica utilizándose a veces placas de silicio monocristalino de mejor rendimiento que las policristalinas. Pero esta mejora es de unos pocos puntos y (al igual que con los seguidores) tampoco la tienen todas las instalaciones.

No todo es a favor de la productividad en las nuevas plantas. Antes (2.004 ó 2.005) las escasas centrales solares se localizaban en zonas de alta radiación solar y durante la avalancha del 2.008 florecieron en regiones mucho menos soleadas como Castilla, León, Navarra, Aragón, etc.

Repetimos, no acusamos sin pruebas, pero a la vista de la tabla de productividades anuales y lo que les hemos contado ¿creen ustedes que la multiplicación de horas equivalentes de funcionamiento (sacada de datos de la CNE) es “natural” o habrá tenido el gasoil, por ejemplo, algo que ver?

¿Puede haber sido la productividad durante el 2.009 de 1.768 horas cuando anteriormente el año con mejores resultados fue el 2.005 con 843 horas, menos de la mitad, o hay algún “misterio” escondido en las casetas auxiliares de las plantas fotovoltaicas?

Cada uno que saque las conclusiones oportunas. Y que vigile su cartera. Las primas a la fotovoltaica nos supusieron a todos 2.572 M€ solo en el 2.009. Si esta sospecha de fraude se confirmara y la productividad real fuera similar o algo superior a la de años anteriores, estaríamos hablando de un timo de más de mil millones de euros.

Nota: Si alguien no nos dice lo contrario, creo que es la primera vez que se hace visible la significativa tabla arriba presentada. Una vez más, recuerden, no digan que en DEE no se lo avisamos. No queremos decir que esto no lo sepa nadie. Seguro que los técnicos de la CNE son conscientes de este (presunto) pufo y lo han comunicado a “sus mayores”, pero en tanto negocia Sebas con los (presuntos) choricetes, parece que no es correcto sacar los datos a la luz. No importa. Aquí nos tienen. Por mucho que amenacen, no pensamos callar. Nos mueve el interés. El interés por que a nosotros y a todos ustedes no sigan desplumándonos impunemente a cuenta de una supuesta sostenibilidad que (por lo que parece) no solo no es tal sino que además cae más bien en el campo de la estafa.