Home Política Es el momento: liberalicemos España
No me pises

Es el momento: liberalicemos España

escrito por Luis I. Gómez 13 mayo, 2010

La caja vacía, los ánimos encendidos, el euro puesto en tela de juicio, la Unión Europea en estado de emergencia, el BCE arrodillado -marionetas!- ante el poder político. Es el momento de aplicar la puntilla a este sistema que nos ha llevado a la ruina económica y moral.

La democracia convertida en partidocracia, sus valores usurpados por Comisiones en Bruselas, Paneles en la ONU, lineas telefónicas secretas. Dónde está el valor de mi voto? Dónde está el valor del suyo, querido lector? Es el momento de devolver el poder -la soberanía- a sus verdaderos depositarios: los individuos. Usted y yo.

dont-tread-on-me-gadsden-flagJamás se ha alcanzado por la vía democrática una verdadera reforma de nada. Es cierto que la utilización irresponsable del oportunismo, la comodidad y del contínuo estado de dependencia de las masas generó en no pocas ocasiones el espejismo de enormes modificaciones en la situación de la humanidad (revoluciones, derechos humanos, acuerdos de Kioto, Naciones Unidas, …), pero todos esos cambios – explicados a continuación penosamente por los historiadores – se deben principalmente a la acción de unos pocos que supieron hacer uso de las sociedades fragmentadas para, inculcando primero y recogiendo los parabienes de la mayoría adoctrinada después, alcanzar sus propios objetivos –unas veces loables, otras no. No son el fruto del “gobierno de todos”, sino más bién el del gobierno de unas mayorías manipuladas y cebadas en promesas, por lo general no involucradas en el proceso más allá de lo que les permitieron los prometedores de turno. No asistimos a una democracia: se trata de una fractocracia (el poder de una parte del demos).

DEMOCRACIA, tal y como hoy se ejerce, es un farsa verbal, una patada intelectual en el cerebro de cualquiera que tenga dos dedos de frente y los utilice. Casi una ofensa.

La verdadera democracia presupone una entidad social pequeña, agrupada generalmente en torno a unos objetivos comunes y que protege tanto el derecho de cada uno de sus miembros a someterse a la voluntad de la mayoría como el derecho a la disidencia, sin ver por ello amenazada su existencia dentro del grupo. La verdadera democracia protege y alienta la individualidad, pues sólo desde ella es posible generar pluralidad y sólo desde la pluralidad es posible dar solución al mayor número imaginable de cuestiones. De forma cualificada y no cuantificada.

Olvidamos frecuentemente, cuando de democracia se trata, que cada uno es dueño de sí mismo, que no pertenecemos (no somos propiedad) a un estado o una nación. Si la ley ha de venir determinada por la voluntad de la mayoría, no es difícil comprender cuatro principios básicos:

– cuanto mayor es el grupo social en el que se aplican los principios democráticos de ley y orden, mayor será el número de individuos que no se encuentre representado por la voluntad de esa mayoría.

– para aplicar a la vida real las decisiones tomadas en una sociedad grande, ésta debe proveerse de un aparato proporcionalmente grande de poder que asegure el cumplimiento de la voluntad de la mayoría. El estado crece.

– el individuo y sus intereses quedan más diluídos cuanto mayor es el número de individuos que conforman un núcleo social de decisión.

– el aparato de ejecución de la voluntad democrática de un grupo ha de estar sometido al control de ese grupo y no al revés. Cuanto más pequeños sean los aparatos de poder, más fácil será ejercer un control democrático del mismo.

Un verdadero demócrata es consciente de estos problemas y es por ello que tenderá a la democracia directa, abominará de la partidocracia, propondrá mecanismos de control del ciudadano sobre los administradores de poder y querrá proveerse de los mecanismos adecuados para ser partícipe del mayor número posible (todas) de decisiones que le puedan afectar como individuo.

Propongo:

1. Inmediata disolución de la Cortes y el Senado, eliminación de todas las estructuras del estado, de todas las estructuras autonómicas, de todas las estructuras provinciales.  Convocatoria de nuevas elecciones MUNICIPALES. A estas elecciones concurre quien quiera, en listas abiertas, sin proporcionalidades, los más votados son elegidos y firman un contrato con sus votantes. Su calidad de representante no es remunerada. Pierden su calidad de representantes en el momento en que incumplen el contrato. Incumplen el contrato en el momento en que el 25% de quienes les votaron presentan un documento que lo acredite. Toda decisión de los representantes que suponga pérdida de soberanía del municipio o una inversión superior a los 200.000 € ha de ser sometida a referendum entre todos los habitantes del municipio.

Los municipios así creados deciden cómo administrarse; si los sistemas sanitario, educacional, de seguridad, infraestructuras  y social son municipales o privados; si se asocian a otros municipios, si se integran en estructuras mayores, ….

Permitamos que los ciudadanos decidan de nuevo qué tipo de estado quieren, cómo quieren que se emplee su dinero, si quieren que alguien lo haga por ellos.

Ya sé, no hay huevos. Este es un hilo abierto. Propuestas?

  • Jorge

    Valiente idea. El tema es que, ¿y las fuerzas armadas? Serán milicias voluntarias, supongo. Fuerzas de seguridad municipales en todo caso. El sistema judicial también.

    Bakunin tenía unas ideas parecidas. La Comuna de París proponía algo parecido, una unión de municipalidades independientes y autónomas.

    Para realizar esto sería necesario la disolución de Cortes y Parlamento y una nueva Asamblea Constituyente, que organizara la distribución de las asambleas municipales en los ayuntamientos.

    ¿El problema? Las posibilidades de una especie de ¡Viva Cartagena!(¿60% de posibilidades?) y el espectro del deseo de un orden institucional que dure más de 30 años, como la Restauración. Si se dan cuenta, no han cambiado tanto las cosas. Cosas de nuestro caracter nacional (si es que existe eso).

    Gracias por leer.

  • Luis,
    es curioso como se puede llegar a una visión común de cómo debería funcionar una democracia desde puntos de vista tan distantes como el liberalismo y el anarquismo.
    Personalmente, aunque me considero simplemente, demócrata, me han situado en el anarquismo precisamente por mis propuestas muy similares a la suya.
    Una democracia cantonalista, con municipios autogestionados democráticamente que actúan conjuntamente en aquellos asuntos que consideren conveniente… lo más cercano a la democracia que hoy en día se puede imaginar. Cambiaría algunas de las normas que sugiere, como la elección de gestores temporales en lugar de representantes (innecesarios en una democracia directa), o la toma de decisiones circunscrita al entorno más adecuado (llegando a nivel de barrio), la revocación inmediata de cualquier cargo electo (si los hubiera) mediante un seguimiento en tiempo real de sus apoyos ciudadanos (algo que ya es perfectamente posible con las nuevas tecnologías)…

    Sin embargo esta concepción del Estado es ahora mismo, en España, totalmente inviable. Para que esto llegue a ser algo más que un sueño idealista es necesario, primero, que exista una sociedad civil madura, preparada, que sea capaz de llevarlo a cabo. Y no es el caso.
    Hoy en día podríamos dar gracias si se fueran dando pequeños pasitos en esa dirección, pero ni siquiera es así. El españolito medio está inmaduro para una democracia real. Ni siquiera llega a concebirla, a entenderla, mucho menos a demandarla. Desgraciadamente, la nuestra es hoy, como lo ha sido siempre, una nación de súbditos, no de ciudadanos; de ignorantes, no de sabios; de seres viscerales, no de seres racionales.
    Y mientras eso no cambie, no hay nada que hacer.

    Sin embargo, a pesar de todo, es bueno que este tipo de ideas vayan apareciendo, que vayan sonando, quién sabe si esto no será el primer paso necesario para educar al súbdito español para que se convierta, de una vez por todas, en ciudadano. Soñemos con ello…

    Un saludo,

  • spartan

    Yo creo que un buen comienzo podría ser un partido (el P-Lib?) que directamente se presentara con listas abiertas. Es decir, el partido pondría “la marca” o “la franquicia” y los candidatos irían por libre, pudiéndose dar el caso de que en un mismo distrito electoral hubiera uno o más candidatos, que deberían competir entre ellos y celebrar una suerte de primarias en el que se decidiera quién es el candidato final. Básicamente es como se hace en los EEUU.

    Con la ley en la mano, los distritos electorales tendrían que ser las provincias, pero dado que cada provincia cuenta con más de un diputado, estos podrían asignarse a diferentes zonas de cada provincia.

    Ejemplo.

    – En Albacete tenemos 4 diputados
    (datos elecciones 2008, “por provincias” s/ Wikipedia)

    – Población de la provincia (1 enero 2009): 400.891 habitantes (hb) (fuente: INE)

    Capital de la Provincia (2009): 169.716 hb(fuente: Wikipedia)

    Resto de Municipios: 400.891 – 169.716 = 231.175 hb

    Así, en la capital vivimos aproximadamente la mitad de los albaceteños (si sumamos las pedanías y “entidades locales menores” que dependen de la capial, se equilibra el asunto) con lo que nos tocarían 2 diputados. Los otros dos corresponderían al resto de la provincia.

    Ahora quedaría ver si se elige o no un presidente, y si este lo eligen los diputados (parecido a lo que hay ahora) o se vota de nuevo, con distrito uninominal (yo lo prefiero así).

    Pero me tengo que ir a comer, luego seguimos…

  • Luis, perdona si no te he puesto en negrita y luego lo he hecho con otros, es que no me acuerdo y luego no puedo editar el comentario. Lo digo porque me has devuelto la moneda y tampoco me has puesto en negrita.

    XDDD

    A ver, creo que hay un problema de protagonismo, es decir, la Sociedad Civil es un ente anónimo por definición, y la presencia de protagonismos como los que se dan en los partidos, que no nos olvidemos son estructuras de profesionales que buscan vivir de la política, es contraproducente. Un sistema democrático ha de estar basado en personas, en la mayor medida posible. Tener que esperar que venga un partido a que te solucione los problemas, es tener en si mismo otro problema: el de la organización y representación de la Sociedad Civil.

    Para que la Sociedad Civil se autorepresente ha de elegir a sus representantes y someterles a control revocatorio. Es decir, ha de establecer una especie de pre-sistema democrático. Para ello, como mínimo la Sociedad Civil en su gran mayoría ha de tener claro que es necesario un cambio y olvidarse de sus ideologías para pedir un verdadero debate y un nuevo periodo de transición en donde se decidan cuestiones de índole ideológica, pero en un entorno lo mayormente representativo y democrático posible, el cual no es objeto de ideología. Hay sistema que son representativos y otros que no, sencillamente.

    Sin embargo, el deseo de protagonismo puede ser positivo y no deja de ser justo que se les reconozca a los que más hacen por una causa su labor, aunque sea por protagonismo. En este sentido, para obligar al actual sistema partidocrático habría dejar de apoyar a los partidos que están bebiendo del propio sistema. Cambiar el panorama por completo lo que haría que las estructuras dejarían de estar controladas desde las sedes de los partidos, ya que nos nuevos no tendrían tiempo de colocarse.

    Por supuesto, en esta situación, debe haber un acuerdo mínimo pero fuerte y claro, entre la Sociedad Civil, en la necesidad de abordar el mencionado periodo de transición, de forma que las fuerzas políticas se encuentren sin opción para lograr apoyos, y no tengan que oponerse abiertamente a la voluntad de la Sociedad Civil.

  • No nos engañemos: Nosotros también tenemos lo que nos merecemos.

    Muy cierto. Pero eso que cuentas vale para lo que yo propongo, lo que propone Rallo, lo que ppropone FDV y lo que proponga el tio de los palotes. Quiero decir, hablo porque nadie me lo prohíbe, y cuento lo que creo que se podría hacer (se debería hacer), luego pasará … nada. Pero no me habré callado 😉

  • ¿Pero qué vamos a negociar? ¿Quién nos representa en esa hipotética negociación, Luis? Este sería el momento para que otro partido político, liberal, canalizara lo que los marxistas llamarían “energía revolucionaria”, moviesen el trasero, con dinero de por medio, y se hicieran notar. UPyD tenía a Rosa Díez, a la que en cierto modo se la conocía. Por nuestra parte, lo primero que hacemos es denostar a la política. Y, encima, lo argumentamos con datos y demostramos que tenemos razón. ¿Hay alguna cara famosa que apoye a ese partido que nos “representa” para negociar? ¿Se conoce un partido liberal en algún sitio que no sea el de cuatro pelagatos pedantes en la red?

    No nos engañemos: Nosotros también tenemos lo que nos merecemos.

  • Vamos a ver, sí, teneis todos razón. Hay que ser posibilista, evitar confrontaciones y todo eso. Luego algunos somos más minimalistas, otros menos. Vale. Lo que está claro es que si pretendemos aprovechar la ocasión para empezar de nuevo hemos de plantearlo como una nueva negociación. Y sentarse a la mesa de negociación con posturas demasiado próximas a los de en frente apenas nos permitirá campo de discusión. Cuanto más lejos estemos en nuestra postura inicial de lo que “es”, más fácil será llegar a un acuerdo de mínimos más alejado de las posturas de el de enfrente.
    Como bien apunta Lino (y reconoceis la mayoría), el sistema está podrido, enfermo. Y es el sistema el que debe cambiar, no sus ropajes. No defiendo a ultranza una postura pseudoanarquista, pero cuanto más cerca del anarquismo empiece a negociar, mayor serán las posibilidades de que el acuerdo final esté más alejado del estatismo partidocrático que nos abduce.
    Mi propuesta ideal ya la hice en su día en el blog: un aparato nacional muy pequeño y estructuras mínimas municipales con participación directa del ciudadano vía referenda, internet y contrato con el “representante”.
    Es el momento de proponer soluciones valientes, no medias tintas reformistas.
    Tal vez debo comenzar estos debates diciendo siempre lo mismo: no se trata -para mí- de salvar España, se trata de construir un marco social en el que sea imposible atropellar las libertades individuales. Luego lo llamaremos como nos de la gana.

  • spartan

    Con mi banderita… esa que ha puesto Luis para ilustrar el post.

    Y hacemos una tea party a la española… lo estuvimos comentando una vez en FB, ya teníamos pensado hasta salir de bandoleros o de frailes trabucaires.

  • spartan

    Esporádico… ¿pero lo de la manifestación es en serio o no? Porque llevo desde ayer viendo convocatorias a manifestaciones y al final la mitad de estas cosas acaban en nada. Si me confirmas que tiene una cierta posibilidad de celebrarse, lo comparto por FB y por Twitter… la verdad es que a esa mani me apuntaba de cabeza.

  • jorge

    ¿Y si nos cargamos el capitalismo?

  • Esporádico

    Hola otra vez.

    Luis, cuando el otro día le daba vueltas al suicidio, me quería referir al suicidio político, a una refundación del estado.
    Me gustaría que los políticos, como en la transición, “de la ley a la ley”, en un alarde de humildad y, porqué no, grandeza, saliesen a decir “Señores, hasta aquí hemos llegado, esto no funciona, no da más de sí, nos ha servido para vivir más de treinta años sin matarnos, igual que la transición sirvió para no volvernos a matar, pero hemos terminando creando un monstruo, un Saturno que devora a sus hijos. Nos vamos todos e iniciamos otro proceso constituyente, vamos a poner en manos de todos y cada uno de ustedes lo que nunca han tenido en España, sus propias decisiones. Nos vamos para terminar con este neofeudalismo en que hemos derivado. Nosotros no sabemos, aunque supiésemos no podríamos, es imposible, y ninguno somos mejores que ustedes, sólo somos hombres”.

    Etc.
    No sé cuál es el proceso legal para todo esto, seguro que si se busca se encuentra.

    Por supuesto que no espero nada ni parecido de ninguno de nuestros políticos, no hay más que ver las discusiones pequeñas, mezquinas, en las que están enzarzados, el límite yonqui político que nos gobierna, el tontorrón de la oposición y los que hacen cola para, ahora sí, dar leña al monigote sonado, que sigue ciego buscando su dosis de distopía a costa de prestamistas.

    Pero por pedir, que no quede. Me ha salido un poco deslavazado, pero creo que más o menos se entiende. Yo sí me tengo por posibilista, procuro no perder el foco.

    Por cierto, un amigo me ha pasado esto, me ha parecido acertado, haré spam, hacedlo si os parece:

    “Los miércoles a las 19:30, en plazas mayores, frente a ministerios, ayuntamientos… concentraciones CONTRA LA CLASE POLÍTICA, CONTRA LOS SINDICATOS, NO NOS VALÉIS”. Pásalo.

    Saludos. E.

  • El convenio no sólo toca el tema de los salarios. Puede abordar cuestiones de seguridad en el trabajo, por poner un ejemplo… Creo que los convenios deberían ser libres. E incluso hay cláusulas de descuelgues. Soy “timorato” en los convenios porque sé que muchos están influidos por el salario mínimo. Lo importante es el SMI.

  • spartan

    Luis: Ok, no me quedaba claro si los municipios (que se pueden asociar entre sí como decidan, es decir como decidan los que viven en ellos) quedaban dentro del actual estado español, o no.

    Yo sigo apoyando el estado español, pero con dos niveles administrativos, el municipio y la nación-estado, con servicios “mínimos” (no excluyo otros, yo no llego ni a minarquista, ;)). Ahora casi que me voy a ir al bando “posibilista”, porque no veo cómo se puede hacer ésto sin tomar las armas (*). La gente en España difícilmente puede apoyar ésto cuando sigue pensando en términos de “estado niñera”.

    Sobre las CCAA. Me temo que las autonomías se votaron en el paquete llamado “Constitución del ’78”. Sobre si el proceso fue mas o menos transparente, si la gente fue consultada (antes de someter la Constitución a referendum), si era eso lo que la gente quería, etc, etc, pues yo diría que no mucho, pero ya digo que era un chiquillo por entonces. Y que no es lo mismo la situación tras salir de la dictadura que ahora. Yo, hoy en día, votaría que NO.

    Burrhus: De acuerdo, debería haber dicho “una de las propuestas de Luis es…”, de manera que no hace falta reformar la Constitución para conseguir una mayor representatividad, y una mayor responsabilidad del electo cara al elector (que creo que es por donde va Luis). Para mí, listas abiertas, cada candidato se paga la campaña, y si puede ser, mítines al aire libre y no en la comodidad del polideportivo y el teleprompter.

    Otra para Burrhus, aunque es abrir otro frente y a lo mejor nos desviamos. Fuera salario mínimo, despido libre… ¿y mantienes los convenios? Yo propongo que en cada empresa, el trabajador negocie cara a cara con su empleador, pudiéndose asociar en “uniones laborales” (por diferenciarlos del sindicalismo actual, que ya sabemos como funciona). En resumen, cada trabajador (o unión de ellos), un convenio con el empleador. No hablo de eliminar toda la legislación laboral, eso es otro tema.

    (*) Acabo. Otra pregunta para todos, por aclarar cómo se podría llevar ésta propuesta de Luis -más o menos matizada- a la práctica. Supongamos que tenemos delante un botón. Al apretarlo, cambiaría nuestro modelo político y cambiaríamos a un modelo como el que propone Luis (ya digo que matizada, pensad cada uno en vuestra sociedad actual). ¿Cuántos apretaríais el botón? (creo que A. Esplugas trató esto en un post). Yo no lo apretaría.

  • Hurssel:

    ¿Por qué un estado de 40M de habitantes te parece exagerado y no uno de 10, 20 o 30mil personas?

    porque yo no hablo de un estado. Hablo de un servicio controlado por los ciudadanos. Algunas cosas se pueden hacer con el dinero de todos en un servicio publico, otras por medio de uno privado. Por ejemplo, jamás votaria por un sistema de seguros que no fuese privado y de libre competencia: sanidad, seguridad, paro, pensiones … todo eso lo hacen de forma más efectiva muchas agencias de seguros en competencia. Infinitamente mejor que un estado.
    Educación universal? la educación de mis hijos es cosa mía, y si por mi trabajo y mis conocimientos limitados no puedo encargarme directamente de ella me busco un servicio que ofrezca lo que necesito: contenidos y normas eticas que se correspondan con las mías. La educación universal es una de las armas más poderosas de todo estado que antes se deben demolir. Prefiero dedicar el 10% de mi sueldo a subvencionar la escuela privada de mi vecino a dárselos a cuatro colectivistas para que indoctrinen lo suyo.

  • Burrhus, las autonomias han sido aprobadas cómo? Dónde? en paquete?

  • spartan, a tu pregunta: ni idea. Los municipios decidirían como se articulan entre ellos. Si me preguntas por la que podria ser mi propuesta, la respuesta es m ás facil: el estado español (o como se llamase) solo tendría competencias en defensa y aquellas en rel. internacionales en las que fuese necesario más peso demográfico que el que representan los municipios por sí solos. De todos modos, sería lo que la gente quisiera si se respetan las tres normas claves: el representante no lo es por ser de un partido, lo es por haber sido votado por unos ciudadanos, puede dejar de serlo de inmediato si no cumple su cometido y las decisiones se adoptan por referenda entre los ciudadanos.

  • Yo ya esbocé un modelo de transición en mi artículo Nuestra Civilización en peligro: soluciones

    Mi modelo de Estado es el “ESTADO 10%” el lunes que viene os detallaré esta idea que es uno de los puntos de mi teoría económica.

    Saludos

    PD: No soy dado a la falsa modestia, el 23 Febrero en una de las respuestas de ese hilo escribí:

    Lo que es seguro es que si se sigue por esta via en unos meses vamos a ver un desastre económico y social, la crisis todavía no ha empezado.

    (Las negritas ya figuraban en el original)

  • Ijon, pues te tendrás que conformar con dos puntos, concretamente de subida del IVA, en una par de meses ;-P

  • Ijon Tichy

    Será que soy un tanto posibilista, pero yo, con uno de los puntos que enumera Burrhus más arriba me daba con un canto en los dientes.

    Que coño, y con medio punto.

  • Ja, para cuando acabeis de convencer los unos a los otros… la Historia habrá parido otra realidad cualquiera… de la que vuestros tataranietos estarán seguramente insatisfechos y proponiendo modelos alternativos y utópicos. O tal vez haya llegado el tiempo de la risa del que hablara Nietzsche…
    ¡Divertíos!

  • Burhus, el problema es que también hay que cambiar la independencia de poderes, además de que el tema de la representatividad es mucho más cambio de lo que parece. También hay que crear mecanismos de revocación de cargos electos. Por otro lado, también habría que preguntar a la gente si está de acuerdo con la forma de Estado actual, tanto en la división territorial por autonomías como en la de la jefatura de Estado (monarquía/república)

    Hay tantas cosas que como mínimo, deberían estar sujetas a revisión, que es mejor cuestionar la Carta al completo

  • Si la gente no nos ve como una alternativa sino como una pandilla de chalados radicales digna del anarcoprogrismo analfabeto o el comunismo delirante estaremos perdiendo la mayor oportunidad en la historia de la democracia de reivindicar nuestras ideas en voz alta.

    Para reformar el tema de la representatividad sólo hay que aprobar una Ley Orgánica, algo mucho más sencillo que modificar la Carta Magna enterita.

  • Comulgo con muchos de los principios del liberalismo, pero el anarcoliberalismo no es uno de ellos. Porque conceptualmente tu planteamiento también me presenta fallas.

    ¿Por qué un estado de 40M de habitantes te parece exagerado y no uno de 10, 20 o 30mil personas? ¿Por qué no plantearlo por barrios? O por calles, o por comunidades de vecinos, o por plantas, o por viviendas, o por habitaciones de la vivienda, o por…

    ¿Y cada cuánto tiempo repetimos la operación? ¿Todos los años? ¿Cada 4 años? ¿Cada década o siglo? ¿Cada…? Y cuando llegue un ciudadano nuevo a nuestro municipio… ¿convocamos de nuevo elecciones o le imponemos lo que decidimos el año pasado?

    Creo que vivir en sociedad requiere de pactos, que no necesariamente se han de estructurar como contratos. Requiere de límites. ¿Criticamos que los ecolojetas nos quieran devolver a la tribu y la cueva y tú planteas regresar a las veguerías? Lo siento, pero no puedo estar de acuerdo en el regreso a la taifa.

    El problema no es de estructuras generales. El problema es de todo el tejido adiposo que se va pegando a éstas con el paso del tiempo. El problema es el sedentarismo de nuestros politicastros, que han descubierto lo cómoda que es la poltrona y ahora no hay quien los levante de ella. Se agarran con uñas y dientes.

    El problema es que ya no hay políticos de casta, sino chupópteros que viven de la política, que desde los 15 años se incorporaron a las juventudes de tal o cual partido y han crecido y vivido a la sombra del carguito y de la manutención subvencionada. Y que cuando llegan a los 40 se encuentran que no han trabajado en su p. vida más que para el partido, y que éste les tiene que garantizar los garbanzos (y la langosta) hasta que crien malvas.

    EL problema es que para acabar con este sedentarismo y con este sobrepeso estructural hay que poner a nuestro estado a correr, para que pierda toda esa grasa inútil que se le ha ido acumulando con el paso de los años.

    Hay que depurar nuestra casta política, sin duda. Y hay que desprenderse de tanta rémora institucional que nada tiene que ver con la función pública.

    En este país sobra mucho, pero mucho mucho. Lo sé, soy consciente. Pero no abogo por una enmienda a la totalidad. No creo que sea bueno matar al cuerpo y desmembrarlo.

    Creo que tiene que haber separación de poderes. Creo que ha de haber ejércitos y cuerpos y fuerzas de seguridad. Creo que han de existir jueces idependientes. Creo en una sanidad y una educación universal. Y poco más que tenga que asumir y centralizar el estado.

  • spartan

    Burrhus, las cortes eran ordinarias, no constituyentes (esto según Neira, aclaro). Mientras nadie me diga lo contrario…

    Por otra parte no veo el porqué no se puede volver a votar. Además, yo no voté la Constitución porque tenía unos 5 años. Sé que lo ésto no es un argumento, no me queda otra que acatar la ley, pero eso no quiere decir que no me plantee cambiarla.

    El problema que plantea Luis es la no-representatividad de los ciudadanos. Posiblemente abriendo las listas se solucionaría en gran medida éste asunto, pero si de paso nos cargamos unos cuantos paniaguados, pues fenómeno. Es tiempo de crisis y hay que sanear.

  • Hola a todos. Ya que Luis ha tocado este tema, deseo haceros saber que un grupo de ciudadanos desea reunir a la Sociedad Civil en un nº suficiente para lograr un nuevo proceso de transición.

    Este proceso es posible, los problemas los conoce todo el mundo, las soluciones también y la Constitución actual posee los mecanismos para ello. Luis nos presenta su visión particular con la que estoy de acuerdo en gran parte, pero en este proceso de transición ha de ser participe toda la sociedad civil.

    En el blog La Sociedad Civil se está preparando un manifiesto en la que se recogerán todas estas reformas así como un calendario de transición que permitirá discutir, debatir y aprobar tanto por los representantes como en referéndum, la forma final de una nueva constitución. Este manifiesto se hará publico para su discusión y aprobación. Permanezcan atentos a sus pantallas.

    De esta forma Luis podrá ver, si los ciudadanos por fin se deciden, como democráticamente si se pueden hacer reformas. Pero si seguimos votando una y otra vez a partidos clásicos que están completamente embebidos en todas las estructuras del estado, no nos quejemos luego.

    Saludos

  • Vale. Hagamos todo el ruido posible y pidamos cosas imposibles. A ver qué pasa. Si queremos cargarnos las autonomías, la llevamos clara. Han sido aprobadas por Referéndum, no son una imposición. No hablo de Cataluña o el País Vasco. Hablo de Asturias, Castilla o Madrid y de todas las demás.

    Yo no tengo ningún problema en proponer burradas, pero dentro de lo posible legalmente. Si fuese sólo eso, me daba con un canto en los dientes.

  • spartan

    Burrhus, yo creo que ahora es el momento exacto (La caja vacía, los ánimos encendidos, el euro puesto en tela de juicio…) para plantear estas cosas. La izquierda, si le dejaran, nos impondría la dictadura del proletariado sin pensárselo dos veces. Y creo que nadie está proponiendo tomar la Moncloa por las armas. Que es muy difícil… pues sí.

    Sobre la propuesta que hace Luis. Me gusta lo de acabar con todos los niveles administrativos por encima de los municipios, pero como Esporádico, yo mantendría un estado nacional mínimo. Me gusta lo de que los municipios se asocien entre sí como quieran (me siento manchego, pero castellano-manchego… pues no, y mejor nos iría a los de Albacete seguir asociados con Murcia, mucho más pujante que la taifa actual).

    Preguntas a Luis: ¿en tu propuesta habría estado nacional español? (En caso afirmativo)¿cómo se “conectarían” municipios y el estado central?

    Pregunta a todos: ¿Alguno ha leído o piensa leer el libro de Jesús Neira “España sin democracia”? Yo estoy en ello. Habla mucho de la democracia directa, como nació en la Grecia clasica: los ciudadanos se reúnen en el foro y votan directamente las propuestas. Y de cómo hoy se podría aplicar gracias a Internet. También de separación de poderes, de la representatividad y de lo que Luis llama “fractocracia”.

    Me interesa el debate, luego vuelvo por aquí, saludos.

  • Seamos serios: Si se hace lo que pide Luis, entramos en Guerra Civil.

  • Currela

    Vamos a soñar. Total, ¡es gratis!.
    En mi ponión, querido Luis, tu idea no funcionaría. Básicamente, porque sería complejísimo coordinar todas las distintas administraciones locales para defenderse, obtener recursos públicos de todos (agua, carreteras, etc). ¡Si somos incapaces de ponernos de acuerdo en una reunión de vecinos!. Mi propuesta:
    Eliminar todo lo que conocemos como Estado, salvo Justicia, Defensa y las FCSE, que se pagarían a escote y sus responsables se eligirían por sufragio universal (una persona, un voto) por X años. Adicionalmente, un gobierno mínimo cuyas únicas funciones fueran la gestión de la cosa de todos (agua, costas, relaciones internacionales, temas supramunicipales y tal) con controles claros y transparentes y elegidos por sufragio universal por X años. Y punto.
    Claro que no tengo ni medio claro cómo podríamos pasar desde la situación actual a esa (funcionarios, pensionistas, usuarios de sanidad, educación, etc). Tendré que sacar otro rato para pensarlo mejor.

  • Eso se puede hacer desde la Constitución. De hecho, el artículo 40.1 afirma expresamente que “De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo.”

    Se puede hacer.

  • Esos grupitos que deciden sobre otros grupitos (o grupazos) son los grupos organizados, que deciden sobre los grupos no organizados en este sistema políticos de castas y clanes laborales, regionales y hasta sexuales.

  • Es uno de los gravisimos problemas de nuestro sistema, Germánico. Como apunta Esporádico, aquí deciden grupetes sobre grupitos, y no se trata de eso. Se trata de que grupetes y grupitos, de acuerdo en un 5%, sean capaces de respetar el 95% restante. Eso no lo hace nuestra democracia actual. Ley de Ediucación …. y si un greupo decide ir a la escuela con Niqab? no veo el problema. Y si deciden hacerlo con un crucifijo enorme al pecho? tampoco veo el problema. Quién decide lo que es “bueno para todos”?
    El 5%:
    Defensa denodada e incondicional de la vida, los contratos y la propiedad privada. Lo demás, es accesorio y no regulable de forma general.

  • Me gusta el término fractocracia.

  • Esporádico, si te das cuenta, una vez constituidos los municipios según las reglas que apunto, estos pueden hacer lo que les parezca. Los habrá que decidan(por referendum) unirse a otros y compartir infraestructuras, o defensa. Otros decidirán no hacerlo. Deja la evolución completamenter abierta. A mi siempre me tendrás a tu lado en ese 95%.

  • Esporádico

    Qué jévi, Luis, y uno se tenía por minarquista… 😉

    Sigo prefiriendo un estado minimísimo, nacional, municipal… y que el 95% de los asuntos estén en mis manos, ya me relacionaré yo con quien quiera, de donde sea, para lo que sea, voluntariamente, sin pertenecer a grupo, grupito, grupete o grupazo y sin que nadie de ningún grupo, grupete, grupillo o grupazo, ni siquiera mi vecino, pueda codecidir conmigo salvo ese 5%.

    Pero creo que esta conversación, o parecida, ya la hemos tenido… y no nos hemos puesto de acuerdo. Por eso hace tiempo que llegué a la conclusión de que para que no haya tensiones ni desacuerdos, ni sucesivas mayorías opresoras, ni sucesivas minorías tocapelotas, ni siquiera incumplimiento de tus contratos es que no haya casi nada que acordar, o en tu caso, contratar. Pues eso.

    Saludos. E.

  • Eso es cierto.

  • El mercado solo es negro cuando existe una ley que lo regula.
    Deja de ser negro en cuanto la relación empleador-empleado se basa en un contrato voluntario y no existe un “estado” que obliga al empleador a emplear un 50% de monos y un 50% de monas o al empleado a asociarse en un sindicato mafioso y pagar de su dinero a cuatro vagos que le van a representar.

  • Por un mercado negro justo y equitativo. ¿No?

  • Me inclino por el posibilismo de Burrhus, pero -imagino que él igual- con el Norte del deber ser liberal.

  • Sí, son medidas que yo firmaría ya, Burrhus, pero si no cambias el sistema, la norma fundamental, mañana llegaran otros que impondrán un salario mínimo, prohibirán el despido libre y obligarán a todo el mundo a firmar un convenio … yo quiero vivir en un grupo social en el que esa posibilidad no exista, lo que no excluye que los del grupo social de al lado sí lo permitan. Allá ellos, la gente podrá elegir dónde vivir y hacerse rico con su trabajo. Por qué han de ser las normas de Cadiz las mismas que en Guadalajara?

  • Ahí hay cuatro cosas que revisaría:

    1.- Salario mínimo, eliminado.
    2.- Despido, libre.
    3.- Revisión de los convenios.
    4.- En la medida de lo posible, salarios ajustados a productividad, salvo cuestiones de voluntariedad.

    No creo que nada de esto se toque. O muy poco. Pero es donde hay que meter la motosierra. Y el momento es este. Lo mejor es que para eso no te cargas la norma fundamental.

  • Burrhus, las opciones realistas ya las hemos jugado todas …. el mercado de trabajo? Reforma? que pinta el estado en el mercado de trabajo? Abolición inmediata de todas las leyes que regulan la contratación ya!

    No se si me explico … 😉

  • Vale. Vamos a derogar la Constitución. ¿Quién plantea la moción en el Parlamento? Nadie. Siguiente posibilidad. ¿Damos un golpe de Estado? No nos respalda ni el Tato. ¿Defraudar a Hacienda? :|.

    En lo que creo es en la inexorabilidad de los hechos. Pueden subir lo que quieran los impuestos, que la burra no da más de sí. Cuanta más impuestos haya, más evasión fiscal se producirá. ZP se ha comido el mayor palo de su vida de progre anunciando esto, VOLUNTARIAMENTE. Mi fe son las matemáticas… y confío en que este gobierno siga pensando en subir los impuestos. Cuantos más suban, menos podrán mantener. Aunque todo depende de la reforma del mercado de trabajo que hagan. Si se hace bien, podremos empezar a crear empleo. Si lo hacen mal, van a ser capaces de sostener menos cosas.

  • ¿Se puede saber qué te hace soñar a estas alturas de ese modo?

    Carlos, los contratos. La posibilidad de elegir un representante sin renunciar a la soberania. Las ideas no son buenas o malas, su aplicación puede ser correcta o incorrecta. No veo nada de comunista o jacobino en mi propuesta. Democracia directa en estructuras pequeñas, vuelta a empezar. Y si los ciudadanos deciden cometer de nuevo los mismos errores, alla ellos. PEro ya nadie podrá decir “a mi no me preguntaron”.

  • Jo, Luis, no puedo creer que no hayas leído esto en todas las proclamas mesiánicas que se sucedieron desde las más primitivas revueltas… por no mencionar a jacobinos, comuneros y bolcheviques. El poder corrompe, y nada y menos los “contenidos” te hacen santo y miembro de una organización de santos y líder de un movimiento de masas de santos… ¿Se puede saber qué te hace soñar a estas alturas de ese modo?
    Con sincero dolor y afecto, te lo juro.

  • Sí, es romper la baraja y empezar de nuevo. Es el momento. Las estructuras actuales no valen, la Constitución tampoco. Happy, nada de lo que hay vale para mañana. Pero bueno, si queremos seguir en las medias tintas, lo unico que hacemos es ganar tiempo …. para morir más tarde. Desde estas estructuras sólo cabe más colectivismo, más prohibicionismo, más intervencionismo, más socialismo. No eres tu el que lee Publico y Escolar? ve tomando nota: esas son las soluciones que realmente se barajarán. De las tuyas o las mias, ninguna-

  • No creo que nada de eso sea una solución. Más bien se parece a tirarse al monte. Siendo realistas, y sin ánimo de cambiar mucho, no creo ni que se puedan eliminar las diputaciones provinciales, primera estructura que duplica otras funciones. La pregunta es qué instituciones públicas podemos chapar. El Instituto Social de la Marina, RTVE o el resto de las empresas públicas, para empezar. Para ello, por supuesto, hay que irse a las leyes y funciones estatales.

    Ya sé que esta Constitución no es precisamente la que los liberales firmaríamos, pero lo que tenemos es lo que hay. Y va a ser la norma máxima bajo la que vamos a seguir viviendo. E incluso con eso, hay mucho que recortar. Desde luego, mucho más de lo que ha hecho Zapatero.

  • Te explicas, nakas. Eso lo decidirán los municipios o los organismos que estos crean que pueden/deben representarlos. Date cuenta que esta “solución” no es tal, simplemente se trata de devolver a manos de los ciudadanos el derrecho a ser ellos los que cometan los mismos errores … o no.

  • nakas

    la idea me parece buena para organizar el estado español de puertas para adentro, pero me imagino que habrá que hacer algo de puertas para afuera, no sé si me explico.

    saludos

  • Acabo de escribir en Gluly (aun no se han apuntado a la red de cotilleos de internet?):

    Juas! si de dar soluciones dentro del aparato se trata, todos se apuntan. Si de montar un aparato nuevo se trata, no se mueve ni el tato … 🙁