Home Economía …¿y la seguridad jurídica?

…¿y la seguridad jurídica?

escrito por daoiz 22 abril, 2010

chavez-zapatero

Leo con cierta preocupación en varios medios que el Gobierno está planteándose reducir las subvenciones a las energías renovables con carácter retroactivo.

El actual marco de ayudas ha provocado noticias pintorescas como la de la semana pasada, cuando tuvimos conocimiento de la producción (en sólo dos meses) de al menos 4500 MWh de energía solar fotovoltaica…..igenerados por la noche!, y pagados por los sufridos contribuyentes a precio de oro.

Bastantes inversores (y algunos especuladores y muchos “listos”) colocaron su dinero en proyectos de instalaciones de energías renovables bajo unos supuestos económicos que incluían determinadas subvenciones que se aplicarían durante la vida útil de la instalación. Si ahora las “ayudas” se reducen con efectos retroactivos, la rentabilidad de sus inversiones se verá cuando menos seriamente amenazada. El “lado bueno” sería el gran ahorro que la medida supondría para los medio vacíos bolsillos de los españoles.

Desde este blog se ha criticado en repetidas ocasiones, con dureza y rigor numérico, el disparate económico que supone el marco actual de subvenciones para dichas energías (particularmente la fotovoltaica), y se ha puesto de manifiesto la factura milmillonaria que los contribuyentes estamos pagando a causa del falso progresismo esgrimido por gobiernos de uno y otro signo (esto empezó antes de la era Zapatero).

Creo que lo que une a los autores que escriben en este blog es, por un lado, la crítica a los excesos del poder político y al despilfarro gubernamental realizado a costa del “sujeto fiscal pasivo”, y por otro, el respeto a las libertades individuales y al Estado de Derecho.

Precisamente por esto último, deseo que este rumor se trate solamente de un globo-sonda.

Se puede (y se debe) cambiar el actual marco normativo para que el despilfarro subvencionador de las energías renovables no continúe…de ahora en adelante.

Es posible que el cambio retroactivo en las cuantías de las subvenciones sea “legal” en el sentido estricto del término (por ejemplo, existe jurisprudencia en el TC sobre la validez de cambios fiscales con carácter retroactivo, como la subida del IRPF aprobada a mediados de 1992 con efectos válidos desde el 1 de Enero de ese mismo año).

Sin embargo, la diferencia entre una república bananera y un país serio es que éste último no cambia las reglas del juego a mitad del partido. La seguridad jurídica vale más que un puñado de miles de millones de euros. Es un elemento clave del Estado de Derecho y de la economía de mercado. Cualquier decisión que la ponga en duda generará desconfianza en los inversores, dañando aún más nuestra ya maltrecha imagen exterior.

Un error no se corrige con otro aún mayor.

Si el Gobierno finalmente se decide a dar este paso, estaremos más cerca de escuchar de nuevo, esta vez sin el exotismo del acento venezolano, el infausto …”iexprópiese!”.