Home Economía Goldman Sachs y el colateral.

Goldman Sachs y el colateral.

escrito por Arturo Taibo 20 abril, 2010

goldman-sachs
Probablemente estos días oirán hablar del fraude de Goldman Sachs el banco USA, de bonus multimillonarios y de la necesidad de nuevas regulaciones bancarias.

Todo este ese culebrón va a ser utilizado para echar la culpa de la crisis económica mundial a Wall Street y los malvados banqueros y por supuesto al capitalismo.

Pero en qué consiste toda esta historia. Veamos, los señores de Goldman Sachs se dedicaban a vender, principalmente a otros banqueros, unos productos financieros entre los que se encontraban las famosas hipotecas basura. Al mismo tiempo la compañía que seleccionaba los activos del producto financiero apostaba a que esos mismos activos bajarían de precio.

Para simplificar es como si yo le vendo una tonelada de acero sabiendo (o por lo menos apostando) a que su precio va a bajar inmediatamente después.

Aunque el negocio es bastante sucio, decir que es una estafa implicaría que los que seleccionaban los activos tenían la certeza de que las hipotecas basura se iban a hundir y eso a principios del 2007 no lo tenía claro nadie.
Pero desde luego lo que sí hicieron los Goldman Sachs boys fue ocultar información relevante a sus clientes.
Aunque en este caso como en el de cualquier engaño quizás los banqueros europeos se pasaron de listos y pensaron que compraban un chollo y luego cuando se torció la cosa fue cuando aprovecharon la demanda del SEC.

Sin embargo ni ese ni otros negocios en el límite de la ley de los banqueros fueron los que causaron la crisis. La causa de la crisis está en el colateral.

¿Y qué es el colateral? Pues simplemente lo que garantiza el activo financiero o dicho de otra manera la casita que garantizaba la hipoteca.
LaCasita
Si las casas que garantizaban el crédito hipotecario y que a su vez garantizaban en parte o en todo los miles de productos financieros que se hicieron con ellas hubieran tenido el valor que las hipotecas reflejaban nada hubiera sucedido.

Pero el valor de las casas estaba hinchado, muy hinchado. ¿Por qué? Bueno ésta es la pregunta.

Desde al año 2002 los tipos de interés eran anormalmente bajos, incluso por debajo de la inflación (lo que se llama tipos de interés negativos). Y la culpa de eso es de los Bancos Centrales.

Por mucho que Greenspan diga que la FED sólo determina los tipos a corto plazo y no a largo plazo, lo que hacen los bancos es refinanciar continuamente sus deudas a largo plazo con préstamos a corto de la FED a través del mercado interbancario.

Y a partir de esos tipos de interés extraordinariamente bajos empieza el circulo vicioso.

Créditos más baratos aumentan la demanda, los precios suben, la expectativa de una subida de precios hace aumentar la demanda tanto de inversores como de compradores de vivienda para uso habitual, que quieren comprar antes de que los precios suban aun más.
Los bancos ante las subidas de precios deciden aceptar mayores riesgos… total el colateral está subiendo de precio.

¿Pero, cómo es que nadie se dio cuenta de que la subida del colateral (recuerden: la casita o el piso) estaba fuera de control?

Los Bancos Centrales alegan una excusa curiosa: como la inflación no subía, (las propiedades inmobiliarias no están incluidas en el IPC), pues no había problema.

Es una excusa bastante pobre. Los Bancos Centrales sabían mejor que nadie que la cantidad de dinero estaba creciendo a niveles de dos dígitos mientras que el crecimiento nominal del PIB no lo hacía ni a la mitad.
¿Dónde estaba toda la cantidad de dinero que estaban creando los bancos mediante la concesión de créditos? ¿De verdad nadie se hizo esa pregunta, teniendo en cuenta que la respuesta estaba delante de sus narices?

El caso es que al final cuando todo el mundo estaba endeudado fue imposible crear más dinero mediante nuevos créditos y la rueda se paró. Empezaron los impagos y lo mismo que antes los precios subieron artificialmente luego bajaron hasta el lugar de donde nunca debieron de haber salido. Y es entonces cuando al fallar el colateral (las casas y pisos ya no valían lo que decían las hipotecas) todo el castillo de naipes se viene abajo.

Si el colateral no hubiera estado sobrevalorado nunca se hubiese producido la crisis financiera, ni tampoco la económica al no haberse construido tanto como se construyó.

Así que, aunque, como en toda burbuja, se produjeron abusos y trampas, la culpa señoras y señores fue del colateral. O mejor dicho de su sobrevaloración. O dicho más claro: de la FED, de la FED y de sus políticas keynesianas.

¿Podrían los bancos privados haber evitado la crisis?
Pues dificilmente. ¿Qué banco iba a dejar de conceder créditos cuando el propio regulador, la FED, ponía las condiciones para ellos?
¿Por qué iban los bancos a dejar de ganar dinero cuando el propio regulador les refinanciaba la deuda?

Es enórmemente cínica la actitud del sr Krugman y de sus seguidores de pretender endosar la causa de la crisis a oscuros mercados financieros cuando fueron ellos los que pidieron que se tomaran las medidas que llevaron a la creación de la burbuja. Medidas, claro está, típicamente keynesianas.

¿Qué hubiese dicho Krugman y los suyos si los bancos se hubieran negado a conceder más créditos y en mejores condiciones?
Paul-Krugman-

Y es que estos señores fueron los mismos que apoyaron la Community Reinvestment Act.

¿Y qué me dicen de los bancos semiestatales Freddie Mac y Fannie Mae que compraron todas las hipotecas habidas y por haber a los bancos comerciales, y que al final han costado a los contribuyentes yankis la friolera de M$ 126.000?

¿Qué hubiera dicho Krugman y los suyos si USA hubiera seguido en recesión en el 2003 a pesar de las facilidades crediticias?

¿Por qué en los “buenos tiempos” ni Krugman ni los suyos avisaron de que la burbuja iba a estallar más tarde o temprano?

Todo era maravilloso mientras que sus medidas daban aparentes buenos frutos, cuando llego el crack había que buscar culpables.

Primero fue Madoff, ahora toca a los bancos de inversión, pero resulta que las pérdidas que ocasionó a los bancos europeos el “fraude” de Goldman Sachs son de M$ 1.000, el agujero de CCM una pequeña caja de ahorros española fue de 10.000 M€… 13 veces más!!!
Y encima no hay ni una puñetera comisión de investigación.

Por eso en España hasta que no se elimine la sobrevaloración del colateral no se podrá empezar a salir de la crisis. Pero ese ajuste se llevaría por delante a medio sistema financiero y dañaría gravemente a la otra mitad. Y ahí es cuando nos damos de bruces con el BdE que parece dispuesto a permitir que las Cajas de Ahorros y los bancos valoren en sus balances los activos inmobiliarios a un precio muy superior al que tendrían en el mercado.

Y por supuesto también al gobierno que con su Ley de Economía Sostenible que permite que empresas inmobiliarias zombis sigan funcionando.

Saludos.