Home Política Smolensk y la memoria

Smolensk y la memoria

escrito por Germanico 14 abril, 2010

katyn_wood_massacreTraud Junge, la que fue secretaria de Adolf Hitler en el período final del nacional socialismo, escribió y reescribió las memorias en las que más tarde se basaría la polémica película El Hundimiento. Los historiadores han encontrado en sus escritos numerosos errores. Uno de sus recuerdos se refiere a las noticias recibidas sobre un atentado fallido al Führer. Visitaba éste al ejército del centro del frente ruso en la ciudad de Smolensk. Un par de hombres pusieron una bomba en su avión, pero el mecanismo de la misma falló y Hitler volvió sano y salvo a la Guarida del Lobo. Con independencia del buen o mal funcionamiento de los mecanismos de la citada bomba o de la memoria de Junge, en Smolensk la vida de Hitler pudo haber estado pendiente de un hilo, y con ella la Historia (con mayúsculas) en juego.

La pasada semana la Historia pasó de nuevo por Smolensk, para quedarse. Volvía el presidente de Polonia de un homenaje a los miles de soldados polacos desarmados asesinados por Stalin en Katyn y su avión se estrelló, con él y cien personas más dentro.

En Libertad Digital

  • Si, amigos Pablo y Kulak, ZP es un iluminati y, para él, no existe otra verdad que la de su particular catecismo republicano-populista-socialista.

    Una pena. Es la mejor prueba viviente de que el hombre cae dos veces en la misma piedra, esa de la que se hacen los Muros socialistas.

  • kulak

    Zapatero no puede ir a Katyn, es heredero del Frente Popular, es un republicano soviético convencido. Si la gente conoce los crimenes del comunismo esto sería una vacuna contra el socialismo, sabe bien que hay que silenciarlos.

  • Pablo el herrero

    Amigo Germánico, jamás encontrarás a nuestro iluminado zp en riesgo de morir en recuerdo de las víctimas asesinadas por los de su ideología.

    El tal zp nació con memoria selectiva, es una característica de una de las últimas y más evolucionadas especies humanas… la llamada progresista.

    Un saludo por tu excelente artículo al respecto de hacernos tomar conciencia de tal especie humana. Cuídate mucho como la tratas, es una especie muy protegida ésta. No se la puede provocar el aborto, ni la eugenesia, menos aún la eutanasia o el suicidio asistido… y por supuesto, para nada hay que mentalizarlas para que legitimen las anteriores posibilidades a través de la firma de un “testamento vital”. Con esta especie no se puede usar la ética de la “muerte digna”, pues sus existencias se rigen solamente por los principios de una “vida digna”.

    … y los polacos de Katyn…eran de la otra especie…

    Pablo el herrero

  • Y que la memoria que se guarde de ellos no sea histórica, en el sentido que lo es la que se promueve desde nuestras corrompidas y radicales instituciones. Pues si lo fuera Lech Kaczynski sería recordado como un perverso ultramontano-neocon y euroescéptico, y la vida de todas las víctimas de Katyn juntas tendría la mitad de valor que la de un solo encarcelado por el franquismo, por ejemplo.

  • DEP, ellos y quienes les precedieron en Katyn