Home Política ‘Bonn’ Voyage!

‘Bonn’ Voyage!

escrito por hurssel 10 abril, 2010

Pasados algo más de 100 días desde la XV Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático, más conocida como la Cumbre de Copenhague,  nuestros bienamados burócratas se lanzan a organizar el siguiente sarao climático, en el que poder imponer una hoja de ruta de cara a los próximos planes quinquenales. Vamos un Kioto v.2.0.

publico_climadnComo la palabra definitoria más utilizada y repetida en esa cumbre fue ‘decepcionante’, ahora pretenden dejar atado y bien atado el resultado de la siguiente. Por eso se reúnen desde hoy en Bonn algo más de 2.000 delegados de 170 países. Sobra decir que esta fauna de burócratas nunca viaja sola. Junto a ella se suelen desplazar parientes, asesores, seguridad,…

Pero eso es pecata minuta. A las cumbres de Bali o de Poznan asistieron más de 10.000 participantes, entre ellos 3.500 funcionarios y casi 1.500 periodistas, todos a gastos pagos, of course. Añádales la seguridad privada de los políticos de turno, los asesores de camarilla que pululan como moscas alrededor de la m….iel, responsables de imagen, directores, subdirectores, subsubdirectores, subsubsubdirectores, subsubsub…

Imaginen, imaginen el coste que todo eso supone para nuestros ecológicos bolsillos, e imaginen la cantidad de CO2 que ha de producirse para desplazar a toda esa legión, alimentarla, mimarla, alojarla, masajearla…

¿Y todo para qué? Para que sólo haya “más burocracia, como en Copenhague, donde tras dos semanas de palabrería los negociadores acabaron de negociar cómo negociar a poco más de un día del punto y final del cónclave.” Así define el periodista de Público  lo que acontecerá en la ciudad teutona hasta el domingo próximo. Pues nada, hombre, alegría, qué más da, si el dinero público no es de nadie, como bien explicó la ministra CCCP – Camarada Carmen Calvo Poyato.

¿Y dónde será la próxima reunión del clan en pleno? ¿Dónde se desplazarán para evaluar y decidir políticas que eviten el cambio climático? ¿A algún arenoso país que les muestre la dureza de la desertificación? Jejeje… Tras sufrir los rigores de las idílicas playas balinesas esta vez toca soportar lo mal que se pasa en Cancún en el mes de diciembre. Terrible, oiga, terrible tener que decidir entre barra libre de mojito o de caipirinha. Todo un sinvivir…

¿Y qué tratarán de concretar estos días? Pues todo aquello que no acordaron (Deo gratias!) durante los 15 días que estuvieron en Copenhague y que concretaron en su acuerdo. Acudo a la noticia de Público mencionada anteriormente, porque no tiene desperdicio:

evitar una subida de la temperatura de más de dos grados en 2100, considerada catastrófica por la comunidad científica. Sin embargo, los países más contaminantes han puesto sobre la mesa unos recortes de sus emisiones de CO2 que no impedirán el achicharramiento de algunas regiones del planeta.

¿Qué quieren evitar qué? ¿Se imagina nuestro intrépido lector que en sus objetivos laborales para este año su empresa le fijase algo parecido? Yo, al menos, me negaría a firmarlo. Podrán acordar reducir las emisiones de CO2, cosa que a golpe de Real Decreto y multazo a tutiplén puede que consigan. Pero… ¿evitar que la temperatura aumente más de dos grados?

Pongo un ejemplo de lo absurdo del tema. Mi casa tiene goteras. Para 2010 me fijo como objetivo que llueva menos en mi ciudad. Podría plantear retejar e impermeabilizar mi tejado, pero para qué, es mucho más eficaz pretender que llueva menos…

De todas formas, lo mismo da. Para 2100 todos calvos. Nadie les va a pedir responsabilidades si fallaron en sus cálculos.

Por cierto, que lo del “achicharramiento” de algunas regiones me ha llegado al alma… Ya se sabe, por Alaska caminarán beduinos sobre sus camellos en 2100.

Por supuesto, también  van a discutir cómo repartir los dineros que sacarán con este tema. En eso es especialista la ONU: 7.500 milloncejos de nada para fundirse en los dos próximos añitos. 1.247.895.000.000 de nostálgicas pesetas. Eso es ná.

Podrían plantear cómo edificar correctamente en las favelas brasileiras para evitar los rigores de las lluvias, cómo evitar la deforestación de grandes áreas, como propiciar y proteger el desarrollo de los manglares para evitar el arrase de maremotos, cómo planificar las ciudades para que no se construya en cauces de ríos o en deslizantes laderas, cómo repoblar zonas desérticas para evitar su expansión… Pero no, es más fácil meter mano a las empresas, que son las que tienen pasta.

Y nosotros aquí discutiendo sobre si el calentamiento global, el cambio climático, el calentamiento climático, el cambio global o el cambiante globalmente calentamiento climático (ya no me aclaro, después de tantas formas distintas de llamar al invento) -o como se llame ahora- tiene origen antropogénico o no, si es calentamiento o enfriamiento, si el CO2 es el gran culpable o existen otros factores que no controlamos y de los que depende la temperatura de nuestro planeta…

Mientras nuestras discusiones científicas se desarrollan otros ya lo tienen claro. No hacen falta datos, sólo necesitan propaganda. Y es que si se les desmonta el chiringuito climático… ¿cómo van a justificar sus viajes a Copenhague, Bali o Cancún?

PS-. Apréciese en la foto que encabeza esta entrada los denodados y vitales esfuerzos de los negociadores, en un sinvivir por el futuro planetario

  • Hilarion, qué más le da 75 que 7.500 mill. Total, si al final estará mintiendo, como siempre, prometerá vacíamente. ¿O no nos acordamos de lo que dijo el alcalde de L’Aquila sobre el dinero prometido por España para la reconstrucción?

  • Hilarión

    ¿7.500 millones? En el momento en que los pidan se levantará un generoso y dirá ¡¡quietos todos, que esta la pago yo!! Ni que decir tiene que el generoso atenderá al nombre de José Luís.

  • Alberto

    Excelente artículo.