Home Economía ¿Habrán hecho la cuenta de los impuestos sobre carburantes que dejarán de recaudar con los coches eléctricos?

¿Habrán hecho la cuenta de los impuestos sobre carburantes que dejarán de recaudar con los coches eléctricos?

escrito por Ijon Tichy 9 abril, 2010

coche-electricoEn todos los medios vemos noticias sobre lo de los 70.000 coches eléctricos que nuestros gobernantes han decidido (por nosotros) que nos convienen.

En alguno de estos medios se destaca que (una vez más) la sangría de subvenciones con cargo al sufrido contribuyente va a ser más que importante. Se habla de unos 8.400 euros por coche que para 70.000 unidades supondrán 590 millones de euretes de nada.

Pero es que eso no es todo. Los usuarios de esos 70.000 coches, salvo que los usen para pasear alrededor de la manzana (lo cual no es totalmente descartable), van a dejar de usar coches convencionales y por tanto a dejar de consumir combustible convencional.

La electricidad está mucho menos gravada impositivamente que el gasóleo o la gasolina (16% frente al cientoypico). Pero además (y esto apuesto caña y pincho de tortilla a que no lo sabe ni el 1% de los políticos), la eficiencia de un coche con motor eléctrico es 4 ó 5 veces superior a la de un coche con ciclo térmico alimentado con combustible fósil. Cosas de la exergía (Pepiño, Pajina, preguntad al Guerra que era experto en termodinámica).

plug-in-prius-610Con un consumo muy inferior y mucho menos porcentaje de impuestos sobre tal consumo, tenemos que lo recaudado (por gasto de combustible) para cada cochecito eléctrico será aproximadamente la quinceava (1/15) o veinteava (1/20) parte que para el convencional (que no, no insistas Pepiño, hoy no doy los cálculos, o te los crees o preguntas a Guerra o me contratas de asesor y te preparo un informe por 100.000 eurillos de nada).

Para un uso de 15.000 km/año resultan unos 650€ menos por coche y año (insisto, quiero hacerme asesor monclovitaaaaa). Multiplicando por 70.000 tenemos un déficit de recaudación de 45,5 millones de euros al año. Así que si estos coches duran 10 añitos (ésta es fácil: 455 millones), los 590 millones que dicen los medios que nos costará la broma, se habrán casi duplicado.

Y, descuiden, no pasarán sin ellos, nos los quitarán de otro lado.