Home Economía Comprendiendo a Keynes (I)
Keynes

Comprendiendo a Keynes (I)

escrito por Arturo Taibo 23 marzo, 2010

Puede que nunca haya oido hablar de Keynes o del keynesianismo o puede que sí. En cualquier caso hay pocas personas o ideas que hayan influido tanto en su vida.

La práctica totalidad de los políticos e intelectuales son keynesianos, aunque muchas veces no lo sepan. Las ideas de Keynes dominan el mundo. La realidad seria incomprensible sin el ideario de Keynes. Los economistas de todo el mundo hemos aprendido Economía por una de las múltiples ediciones del manual de Paul Samuelson, el mayor difusor de las ideas de Keynes. Y como bien decía Samuelson:

“No me importa quién escriba las leyes de un país o confeccione los tratados más avanzados, siempre que me dejen a mí escribir sus manuales de Economía”.

El caso es que todo el mundo habla de Keynes y del keynesianismo, pero ¿Saben realmente de que hablan?

keynesEl caso es que parece que Keynes ha vuelto, aunque en realidad, como veremos, nunca se fue.

Pero entremos en materia. Los economistas siempre intentan vender a la gente que las teorías económicas son muy complicadas, y en realidad no lo son tanto. Es más si eliminamos toda la parafernalia de la profesión las teorías económicas son muy sencillas.

La proposición fundamental de Keynes es la siguiente:

La Teoria Neoclásica supone que los mercados estan siempre en equilibrio (o casi) y que en ese estado de equilibrio todos los mercados se vacian. ¿Qué quiere decir que un mercado se vacia? Pues simplemente que todos los productos de ese mercado encuentran comprador si se enfoca desde la oferta o vendedor si se enfoca desde la demanda.

Bueno imaginese que usted vende naranjas; pues entonces usted encontrará comprador para todas sus naranjas… siempre que las venda al precio adecuado. Y si compra naranjas, usted se podrá gastar todo su dinero en naranjas…, siempre que esté dispuesto a pagar el precio adecuado. Y al final no habrá naranjas que comprar ni que vender: el mercado estará vacío.

Keynes sostiene que esa situación de equilibrio con mercados vacios no es mas que un caso particular, y de hecho poco frecuente, de los mercados. Para Keynes el estado normal de los mercados y en especial el del trabajo es de equilibrio pero sin que lleguen a vaciarse. Es decir que los mercados pueden estar, y de hecho lo están la mayor parte del tiempo, en equilibrio pero con desempleo.

Al estar en equilibrio los mercados no se moverán, y la situación de desempleo será permanente.

Así que Keynes llama a su teoría Teoría General puesto que abarca todos los casos en que los mercados están en equilibrio, y no sólo el caso particular en que están en equilibrio pero con pleno empleo que es el caso de la Teoría Neoclásica.
La Teoría Neoclásica sería un caso particular de la Teoría General.

Bien dije que esto era sencillo, espero que no os hayais perdido.

¿Por qué Keynes llega a la conclusión de que los mercados van a estar en equilibrio pero con desempleo?
Primero vamos a ver una serie de conceptos:
Demanda: valor expresado en dinero de los bienes o servicios que la gente compra.
Oferta: valor expresado en dinero de los bienes o servicios que las empesas venden.

Como bienes o servicios se entienden los de consumo.

Obviamente en el equilibrio tenemos la  ecuación:

DEMANDA = OFERTA

Bueno la cosa es fácil, ¿no?

¿De dónde viene el dinero para que la gente pueda demandar/comprar bienes y servicios? Pues de su renta. ¿Qué es la renta?

Renta: conjunto de los ingresos que obtiene la gente ya sea por su trabajo, su capital o por transferencias del Estado.
Y quién paga la renta. Pues la renta la pagan las empresas para poder producir los bienes y servicios que venden.
Vemos pues que la renta relaciona demanda y oferta, de tal manera que el cobro de rentas permite a los demandantes tener dinero con el que comprar y el pago de rentas permite a los oferentes tener bienes y servicios que vender. Y así:

DEMANDA = RENTA = OFERTA

Pero, y es un pero importante, no todo el mundo gasta toda su renta, es decir no toda la renta se transforma en demanda, al menos de una manera inmediata. Un gran número de personas ahorran parte de su renta. Es decir no la emplean en comprar bienes o servicios de consumo.

Ahorro: parte de la renta que no se gasta en bienes y servicios de consumo

Pero que no toda la renta se gaste en bienes y servicios de consumo no implica que no se gaste. La renta que no se gasta se invierte.

Invertir es gastar el dinero en bienes o servicios de capital.
Un bien o servicio de capital es aquel que se emplea en producir bienes o servicios de consumo.
El dinero que se gasta en bienes y servicios de capital será a su vez la renta de las personas que los producen. Por tanto la inversión acaba convirtiendose en renta y a su vez  en demanda de bienes y servicios de consumo.
De todo lo anterior podemos obtener esta serie de ecuaciones:

CONSUMO + INVERSION = RENTA TOTAL = DEMANDA
CONSUMO + AHORRO = RENTA TOTAL = OFERTA

¡¡¡ AHORRO = INVERSIÓN !!!!

Esta ecuación (o más bien su negación) es clave para entender a Keynes. Recuérdenla.
La semana que viene continuamos, si tienen dudas ya saben: pregunten!!

Saludos amigos.

  • Mañana saco la última entrega sobre Keynes.

    Saludos.

  • Deivid:

    Bancos Centrales manipulando los tipos de interés, expansión del gasto público hasta niveles nunca vistos desde la II GM, regulaciones, subsidios, reglamentos, leyes, decretos , oficinas gubernamentales y funcionarios en cantidades industriales…

    ¡¡¡El liberalismo gobierna el mundo!!

    De verdad háztelo ver chaval porque debes vivir en otro planeta.

  • Ijon Tichy

    Herwin, pincha en el nombre del autor y verás artículos posteriores de la serie.

  • Hërwin

    Si, muy entendible, cuando seguis con el resto?

  • deivid

    “La práctica totalidad de los políticos e intelectuales son keynesianos”
    no estoy de acuerdo en absoluto, es el liberalismo el que gobierna el mundo y ahora más que nunca. Si lo fuera Keynes otro gallo nos cantaría. Keynes no es sólo intervención gubernamental, ni en una sola dirección, sino de acuerdo a unos criterios, si cada vez que un gobierno toma una decisión, se considera intervención y por tanto keynesianismo, aviaos estamos.

  • Cito a Keynes:

    “Las ideas de los economistas y de los filósofos políticos, tanto cuando están en lo cierto como cuando no lo están, son más poderosas de lo que se supone corrientemente. Verdaderamente, el mundo se gobierna con poco más. Los hombres prácticos, que se creen completamente libres de toda influencia intelectual, son generalmente esclavos de algún economista difunto”.

  • Ijon Tichy

    Esperamos la continuación, Mill.

    De momento se entiende bien. Creo que incluso si pasaran por aquí Pepiño o la Cospe lo entenderían.

  • daoiz

    MILL, no esperes una semana…..¿cuántos capítulos hay? (es que prefiero leerlo todo a la vez…)

    Gracias, lectura importante para no economistas que quieran entender algo…

  • GRACIAS elefante tenía miedo de que a la gente le pareciera un ladrillo, bueno la Teoría General es un auténtico coñazo pero si vas apuntando lo importante dejando a un lado la retórica pues es realmente sencilla (como todas).
    Ya verás cuando acabe como entiendes muchas cosas…

    Saludos.

  • No te puedes imaginar lo que te agradezco que expliques al teórico Keynes con tanta sencillez. Impagable.