Home Economía "Igual trabajo, igual salario", o en qué mandangas gastamos tus impuestos

"Igual trabajo, igual salario", o en qué mandangas gastamos tus impuestos

escrito por hurssel 23 febrero, 2010

igualda

Hoy se ha desarrollado en el Parlamento una jornada que llevaba por título “Igual trabajo, igual salario“.

En un primer vistazo pensé que nuestros próceres de la patria por fin iban a reflexionar sobre las vacaciones navideñas de dos meses, o las estivales de tres, o sus reducidas jornadas de ‘trabajo’, o las continuas ausencias a sus escaños; y que las iban a comparar con las maratonianas y eternas jornadas laborales de los curritos de a pie. Y que como cualquiera de nosotros trabajamos infinitamente más que ellos, pues se iban a replantear sus magnánimos salarios.

Pero no, resulta que iban a tratar la brecha salarial entre hombres y mujeres, o eso dicen los fantásticos informes que manejan nuestros ministerios y que nos cuestan un auténtico pastizal.

Al frente de la jornada estaba nuestra ínclita ex-becaria de Unicaja, junto al Ministro del Paro y nuestros sindicalistas favoritos.

De hecho, la ahijada del ministro Chaves va a proponer en el consejo de ministros del próximo viernes que nos sumemos a la resolución del Parlamento Europeo para que el 22 de febrero sea declarado “Día Internacional por la Igualdad Salarial”. ¿Por qué el 22 de febrero? Pues no tengo ni idea… Yo habría optado por el 29, y así, al menos, tirarían el dinero de los contribuyentes una vez cada cuatro años en semejantes mandangas, y no cada 364 días.

¿Que por qué digo que son mandangas? Porque ellos mismos saben que no es cierto, que su hipótesis de partida está viciada y que, por tanto, han de estrujar bien los datos para que canten la traviata, siguiendo la partitura bibiánica.

Si ellos mismos reconocen que se han inspeccionado 241 empresas y que se ha comprobado que “la mayor parte de las discriminaciones salariales son debidas a los complementos que se pactan al margen de la negociación colectiva”. ¿Se pactan sólo por los hombres? ¿Quiénes los pactan? ¿A qué tipo de complementos se refieren? Yo en mi nómina no veo uno que diga: complemento por ser varón, 600 € más.

Y como en su día Burrhus lo explicó mejor de lo que a nadie le haya leído nunca, les remito a su entrada, que no tiene desperdicio:

Sobre la diferencia salarial entre hombres y mujeres