Home Ciencia El último reducto neandertal (entrevista a João Zilhão)

El último reducto neandertal (entrevista a João Zilhão)

escrito por Germanico 23 febrero, 2010
Cuando el Homo sapiens sapiens llegó a Europa se encontró con unos extraños hermanos de sangre, los neandertales. A escala continental, el solapamiento entre ambas poblaciones pudo haber sido de hasta diez mil años, más de los que llevamos consignando por escrito nuestra historia. En este tiempo es muy probable que los neandertales fueran progresivamente asimilados dentro del más amplio grupo formado por los humanos venidos de África. Durante bastante tiempo, sin embargo, algunas de las poblaciones neandertales permanecieron, al sur del Ebro, aisladas de la población de origen africano, antes de perderse definitivamente su rastro arqueológico. En el sur de la península ibérica, los neandertales dieron sus últimos pasos. Si hoy queda algo de ellos, sin duda estará en nuestro genoma.

Los hombres de neandertal han impresionado nuestra imaginación desde que por primera vez se encontraran sus restos. Durante el siglo XIX algunos llegaron a creer que eran el “eslabón perdido” entre el hombre y el mono, por entonces una especie de Santo Grial de la nueva interpretación darvinista, en algunos aspectos todavía ingenua, de nuestros orígenes.

Como tal eslabón resultó fallido, entre otras cosas porque los posteriores descubrimientos e investigaciones paleoantropológicos pusieron de manifiesto una gradualidad y una diversidad en nuestro pasado que en absoluto casaban con eslabones, recordando nuestra historia, como casi todas las historias naturales, más al crecimiento y ramificación profusa de un árbol que a una cadena de bidimensional linealidad, con eslabones debida y predeciblemente engarzados entre sí.

Sin embargo el Homo neanderthalensis u Homo sapiens neanderthalensis (según se considere especie o subespecie) sigue atrayendo nuestra atención porque se trata del pariente más cercano que hemos tenido, y también por los misterios que rodean a su extinción, de entre los que destaca la clase de relación que a lo largo de los milenios tuviéramos con ellos.

Algunos de los últimos asentamientos neandertales se dieron en la tierra hoy conocida como Murcia. Allí trabaja, sacando a la luz, recolectando e interpretando fósiles el paleoantropólogo portugués João Zilhão. Uno de sus últimos descubrimientos es un conjunto de conchas marinas agujereadas y tintadas de ocre que, con toda seguridad, sirvieron de adorno a los neandertales residentes. Este tipo de adorno apunta, junto a otros indicios, como algunos enterramientos, al pensamiento simbólico neandertal. Muchos paleoantropólogos creen, asimismo –entre ellos el propio Zilhão- que disponían de un lenguaje.

De lo que no cabe duda es de que, pese a algunas llamativas diferencias morfológicas, los neandertales se parecían mucho a nosotros, y comprender su final quizás nos ayude a comprender algo mejor quiénes somos.

El Profesor Zilhão ha tenido la amabilidad de respondernos unas preguntas, tanto en castellano como en inglés. La corrección del inglés de las preguntas la hizo José Miguel.

En ingles:

1.-You and your team have found seashells with holes and pigments in 50,000 years old Neanderthal settlements. Meanwhile, in Poland, Mikolai Urbanowski and his team have found what appear to be Neanderthal burial sites. Do these discoveries point unequivocally to Neanderthal symbolic thinking?

The find made at the Polish site of Stajnia Cave is that of three isolated teeth, of which one was studied in more detail and published. It would be stretching such evidence too far to suggest that it relates to burial, and Urbanowski’s team simply speculated with that possibility without really advancing it as an interpretation. Many different instances of Neanderthal burials have in any case been documented over the last 100 years, namely at La Ferrassie in France, Tabun in Israel, or Shanidar in Iraq, so this is one feature of Neanderthal behaviour that is hardly controversial. At La Ferrassie, there were seven individual burials, one of which, a three-to-five year old child, is particularly impressive, as it was covered by a limestone slab that, on the inner side, facing the skeleton, was decorated with cup holes, the earliest known instance of a motif that will feature prominently in prehistoric rock art until as recently as the Bronze Age. Together with the evidence for body ornaments, these burials reflect symbolic thinking; there should be no doubt about that.

2.-If we assume symbolic thinking in Neanderthals, should we presume language? What is your opinion on the controversy regarding the linguistic capabilities of this sib species?

Language being symbolic thinking by definition, there can be no doubt that Neanderthals had language. In fact, because the large brains that differentiate humans from our closest relatives, the chimpanzees, are extremely expensive to maintain from the point of view of body metabolism, there seems to be little reason for big brains to exist if not to perform what they are mostly used for: abstract thinking, planning and sophisticated social communication, all of which imply language. The endocasts of early Homo erectus people already show the presence of areas of the brain (e.g., Broca’s area) that relate to language and do not exist in chimpanzee brains. This evidence suggests that language is as early as the human genus, i.e., at least 1.5 million years old. If it existed among Neanderthal ancestors, there is no reason to think that it did not exist among the Neanderthals themselves.

3 .- What kind of life do you think the Neanderthal people of Murcia had 50,000 years ago?

They were nomadic hunter-gatherers, living of the resources of both land and sea. The archaeology of Neanderthal settlement sites located along the Mediterranean rim in Spain, Italy, Greece and Israel suggests that they were hunters of both large game (ibex, deer, horse, rhino) and small game (tortoise, duck, rabbit), that they collected and ate pine nuts, and that they complemented these with the harvesting of limpets, mussels and topshells and the hunting of seals. From the sources of the mineral raw-materials that they utilized to make stone stools or body paint one can infer that individual bands controlled relatively large territories within which they rotated the location of camp sites according to the season of the year and the availability of the different food sources.

4 .- In paleoanthropological excavation, how do you go about the everyday business of exposing the fragments from which the past will be rebuilt?

Con mucha paciencia! Archaeological excavation is like a crime scene investigation, in fact, modern forensic work is to a large extent modelled after field and lab protocols originally developed by archaeologists, as our questions are broadly the same: who did it, and when, why and how was it done?

5 .- In your opinion, which was the most likely path followed by human evolution? What evolutionary kinship do we have with Neanderthals?

Neanderthals were not a different species, they were a population or subspecies of Homo sapiens that developed and maintained anatomical particularities as a result of the long-term isolation of Ice Age Europe. Once that isolation came to an end some 40,000 years ago, as a result of demographic growth triggered by climatic amelioration and technological innovation, and contact between the two hitherto isolated population reservoirs of the Old World became more frequent, the core population (the Africans whom we call early modern humans) assimilated the peripheral one (the Europeans whom we call Neanderthals).

6 .- How do you picture the encounter and coexistence of Homo neanderthalensis and Homo sapiens species?

The same as any encounter between strangers: some times conflictive, some times friendly, some times leading to mutual avoidance, in any case always involving interbreeding to a significant extent.

7 .- What are you now working on? What is your greatest scientific challenge at the moment? What mystery from the human past would you wish to unravel?

I became interested in Neanderthals when, in the framework of my previous research on the cultures and the rock art of the Iberian Upper Palaeolithic, I realized that, to the south of the Ebro drainage, the Neanderthals seemed to have persisted for some five millennia after their replacement/assimilation everywhere else in Europe. For the last 15 years, my research has focused on establishing that this pattern was real and not an artefact of error in dating or excavation. The reality of the pattern is now widely accepted, but we still do not why it came into existence: Why and how did some Neanderthal groups survive for so much longer, and what was so special about the climate and the environments of southern Spain and Portugal at this time that made it possible? That’s what I most would like to find out.

En castellano:

1.-Usted y su equipo han encontrado conchas marinas con perforaciones y pigmentos en asentamientos neandertales de hace 50.000 años. En Polonia, mientras tanto, el equipo de Mikolaj Urbanowski ha encontrado lo que parecen ser enterramientos neandertales. ¿Apuntan estos descubrimientos ya inequívocamente al pensamiento simbólico de los neandertales?

El hallazgo realizado en la Cueva Stajnia de Polonia es el de tres dientes aislados, de los que uno se ha estudiado en detalle y publicado. Sería estirar la evidencia demasiado sugerir que se trata de enterramientos, y el equipo de Urbanowski no hizo más que especular con la posibilidad, sin realmente haberlo propuesto como interpretación. En los últimos cien años se han documentado, de todas formas, muchos casos diferentes de enterramientos neandertales, como La Ferrassie en Francia, Tabun en Israel, o Shanidar en Irak, así que esta es una característica del comportamiento neandertal sobre la que apenas hay polémica. En La Ferrassie había siete individuos enterrados, entre ellos un niño de tres a cinco años de edad cuyo caso es particularmente impresionante, ya que fue cubierto por una losa de piedra caliza que, en el lado interno, de cara al esqueleto, estaba decorada con “cazoletas” (agujeros con forma de taza), el primer ejemplo conocido de un motivo que ocupará un lugar destacado en el arte rupestre prehistórico hasta fechas tan recientes como la Edad del Bronce. Junto con las pruebas de adornos corporales, estos entierros reflejan un pensamiento simbólico no debería haber ninguna duda al respecto.

2.-Si presumimos pensamiento simbólico en la especie neandertal, ¿debemos presumir lenguaje? ¿Cuál es su parecer en la polémica relativa a las capacidades lingüísticas de esta especie hermana?

Siendo el lenguaje pensamiento simbólico por definición, no puede haber duda de que los neandertales tenían lenguaje. De hecho, debido al extremadamente elevado coste de mantenimiento que, desde el punto de vista del metabolismo corporal, tienen los grandes cerebros que nos diferencian a los seres humanos de nuestros parientes más cercanos, los chimpancés, parece haber pocas razones para que existan grandes cerebros, salvo para llevar a cabo aquello para lo que son principalmente usados: el pensamiento abstracto, la planificación y la comunicación social sofisticada, todo ello implicando lenguaje. Los moldes endocraneales de los primeros Homo erectus ya muestran la presencia de áreas del cerebro (por ejemplo, el área de Broca) que se relacionan con el lenguaje y que no existen en los cerebros de los chimpancés. Esta evidencia sugiere que el lenguaje es tan antiguo como el género humano, es decir, de hace al menos 1,5 millones de años. Si existía entre los antepasados de los neandertales no hay ninguna razón para pensar que no existía entre los neandertales mismos.

3.-¿Qué tipo de vida cree que llevaban los habitantes neandertales de Murcia de hace 50.000 años?

Eran nómadas cazadores-recolectores, que vivían de recursos tanto terrestres como marinos. La arqueología de los lugares de asentamiento neandertal situados a lo largo de la costa mediterránea española, italiana, griega e israelí, sugiere que eran cazadores tanto de caza mayor (cabras montesas, ciervos, caballos, rinocerontes) como de caza menor (tortugas, patos, conejos), que recolectaban y comían piñones, y que complementan esto con la recolección de lapas, mejillones y peonzas, así como con la caza de focas. De las fuentes de materias primas minerales que utilizaban para hacer herramientas de piedra o pintura corporal se puede deducir que bandas individuales controlaban territorios relativamente grandes dentro de los que alternaban la ubicación de los campamentos según la estación del año y la disponibilidad de los diferentes recursos alimenticios.

4.-¿Cómo trabajan a diario en la excavación paleoantropológica para sacar a la luz los fragmentos a partir de los cuales se reconstruirá el pasado?

¡Con mucha paciencia! La excavación arqueológica es como la investigación de la escena de un crimen, de hecho, el trabajo forense moderno fue en gran medida modelado después de que los protocolos de campo y de laboratorio se desarrollaran originalmente por los arqueólogos, ya que nuestras preguntas son básicamente las mismas: ¿quiénes fueron, cuándo, por qué y cómo lo hicieron?

5.-¿Cuál ha sido a su juicio el sendero más probable seguido por la evolución humana? ¿Qué relaciones de parentesco evolutivo tenemos con los neandertales?

Los neandertales no fueron una especie diferente, sino una población o subespecie del Homo sapiens que se desarrolló y mantuvo sus particularidades anatómicas como resultado del largo período de aislamiento de Europa en la Edad de Hielo. Una vez que dicho aislamiento llegó a su fin hará unos 40.000 años, como resultado del crecimiento demográfico desencadenado por la mejoría del clima y la innovación tecnológica, y los contactos entre los dos reservorios poblacionales del Viejo Mundo hasta entonces aislados se hicieron más frecuentes, la población nuclear (los africanos a los que llamamos los primeros humanos modernos) asimiló a la periférica (los europeos a los que llamamos neandertales).

6.-¿Cómo cree que fue el encuentro y la convivencia de las especies Homo neanderthalensis y Homo sapiens?

Lo mismo que cualquier encuentro entre desconocidos: a veces conflictivo, a veces amable, a veces conducente a la mutua exclusión, en cualquier caso, siempre involucrando el cruce reproductivo de manera significativa.

7.-¿En qué trabaja ahora? ¿Cuál es su mayor reto científico en estos momentos? ¿Qué misterio del pasado humano desearía desvelar?

Me interesé por los neandertales cuando, en el marco de mis investigaciones anteriores sobre las culturas y el arte rupestre del Paleolítico Superior ibérico, me di cuenta de que, al sur de la cuenca del Ebro, los neandertales parecían haber persistido al menos durante cinco milenios después de su sustitución o asimilación en el resto de Europa. Durante los últimos 15 años, mi investigación se ha centrado en establecer si este patrón era real o artificialmente producido por errores en las dataciones o en las excavaciones. La realidad de este patrón es ahora ampliamente aceptada, pero aún no se sabe por qué llegó a existir: ¿Por qué y cómo lograron sobrevivir algunos grupos neandertales durante mucho más tiempo, y qué era tan especial en el clima y el ambiente del sur de España y Portugal en aquel tiempo que lo hizo posible? Eso es lo que más me gustaría saber.