Home Economía Un paseo por Polonia

Un paseo por Polonia

escrito por Burrhus el elefante neocon 13 enero, 2010

A día de hoy, los ecologistas están aún lamentándose por el fracaso que ha supuesto la Cumbre de Copenhague. Además, la Cumbre se celebró prácticamente en el inicio del invierno, con tal mala suerte que una ola de frío siberiano paralizó media Europa. Si no hubiese sido por las decenas de muertos (entre otras consecuencias) que hubo por el frío, las carcajadas podrían haber provocado un pequeño seísmo. Los políticos “únicamente” acordaron ceder una cantidad de dinero irrisoria en comparación con las altísimas expectativas que se estaban planteando, lo cual es un alivio. Sí me gustó bastante más que el acuerdo se basara en las iniciativas que emprendieran los Estados de modo individual para resolver problemas concretos, aunque aún estén por ver.

polonia2010Creo que Polonia, que reúne los requisitos como país pobre, emergente y que puede verse seriamente afectado por el cambio climático, nos sirve de ejemplo para otros muchos países que se encuentran en su misma encrucijada (todos los países del antiguo Bloque del Este).

Comenzaré por una sucinta descripción de la situación económica del país. Concretamente, la región de “Gran Polonia” (Wielkopolska en polaco, región donde está Poznan), es uno de los motores del país, junto a las ciudades de Varsovia, Cracovia y Breslavia, y está relativamente desarrollada (recalco lo de “relativamente”, no se puede comparar con Madrid o con la provincia de Málaga, por poner un par de ejemplos, tanto en salarios como en infraestructuras). El resto del país no tiene tanta suerte. Se podría decir que existen una Polonia A y una Polonia B. Escapar de las consecuencias del comunismo implica que unos lo hagan más rápido que otros.

No hace ni una semana que una borrasca entró en Polonia y dejó buena parte del país paralizado por las nieves, si bien las temperaturas no son tan escandalosas como hace tres semanas. Para que se hagan una idea, este fin de semana tuve que ir desde la ciudad de Poznan hasta el aeropuerto de Berlín Schonefeld. En Polonia, las carreteras son de dos carriles, uno en una dirección y otro para la contraria. No hay autovías (deberían estar acabadas para la Eurocopa de 2012) ni trenes de alta velocidad. Esto implica que si hay un accidente de tráfico en el que está involucrado un camión, puedes encontrarte la carretera totalmente cortada. Y, “casualmente”, todos los camiones de mercancías que vienen de Rusia a Europa occidental pasan por Polonia. ¿A que no adivinan qué pasó? Exacto: varios coches en la cuneta, y algún camión cuya carga paralizaba tres cuartas partes de una carretera que ya de por sí está saturada. Fue estar a pocos metros de la frontera del río Óder y entrar en una autovía. A partir de ahí, el viaje fue considerablemente más rápido y tranquilo.

Ésta es una de las muchas consecuencias que tiene un temporal de nieve para el país. Hay pueblos en los que, al no haber dinero por culpa de la crisis, no pueden pagar las máquinas quitanieves. La ya mencionada Poznan, ciudad de más de 500.000 habitantes, ha llegado a estar paralizada durante un día entero el primer fin de semana del año. Ningún país puede permitirse días en los que la gente no pueda trabajar.

¿Y qué ha aportado Polonia para evitar el fracaso de Copenhague? La parte que le toca por ser miembro de la Unión Europea. Pero si el cambio climático (antes conocido como calentamiento global) tiene una inquietante cualidad es que siempre afectará del peor modo posible a los humanos y al resto de especies, sea en el sentido que sea. En España habrá más sequía. Alaska, la Antártida y Groenlandia se derretirán por completo y el Sáhara sufrirá mayores temperaturas a lo largo del día. En Polonia, más nevadas y temperaturas más bajas, supongo (he buscado por todas partes y no he encontrado nada). ¿Qué debería hacer Polonia? ¿Hacer que su próspera economía se anquilose por tratar de conseguir una energía más limpia pero carísima a día de hoy (pongamos, a través de molinillos)? ¿O ser todo lo competitiva que pueda para poder afrontar mejor las consecuencias negativas del cambio climático? ¿Puede un país que vive bajo el riesgo de que les corten el suministro de gas dejar de depender del carbón? El carbón es la principal fuente de calor de las casas unifamiliares polacas (muy comunes en los pueblos), una fuente de calor que necesitan durante seis meses al año (o lo que es lo mismo, 3.000 euros al año). Si quisieran pasar a ciclos combinados de gas, tendrían que adaptar gran parte del país. A día de hoy, el problema que tiene que afrontar Polonia respecto al calentamiento global es su ausencia. A mayores temperaturas, menos consumo de carbón y gas.

Lo que quieren los polacos es desarrollarse económicamente para poder paliar las calamidades a las que su clima les somete año tras año. Su gobierno está haciendo poco al respecto. Tal vez sea por la desconfianza de sus ciudadanos a sus intervenciones. Hacen bien. En estos momentos, son la única economía de Europa que está creciendo.