Home Ciencia Castilla y León tampoco se ha calentado mucho desde 1.930

Castilla y León tampoco se ha calentado mucho desde 1.930

escrito por Ijon Tichy 13 enero, 2010

Al parecer ha llamado la atención lo que exponíamos sobre el “calentamiento” (ejem) en la Comunidad de Madrid a partir de los datos de AEMET.

Extender el estudio a toda España es un poco complicado, pues como señalábamos, respecto a los datos de la publicación del 82 referida al periodo 1.930-60, hay observatorios que han desaparecido de la Red Principal, otros se han trasladado y de otros tenemos dudas sobre posibles cambios de ubicación (y no nos dedicamos a esto profesionalmente, así que el tiempo que le podemos dedicar es limitado).

En general, por lo que he visto, comparando los datos del 30-60 con los del 70-00 hay más observatorios que suben de los que bajan, pero como en el caso de Retiro, la mayoría son observatorios urbanos y la diferencia es de décimas.

catedral_leon_nevadaSi hacemos el mismo ejercicio de comparación entre periodos de 30 años para los observatorios del Reino de León (nada más apropiado en este blog), vemos que en el informe 30-60 había cinco observatorios (León, Ponferrada, Zamora, Salamanca y Salamanca-Matacán). En el 70-00 quedan cuatro pues desaparece Salamanca ciudad. De éstos cuatro solo sube Zamora, mientras que la media de los otros tres observatorios desciende (aunque en el informe del 30-60 no se precisa, basándome en el dato de la altitud estoy considerando que la ubicación del observatorio de León no se modifica, situándose en la base aérea, hoy aeropuerto, de la Virgen del Camino que empezó a operar antes de 1.930).

Para que la información no parezca sesgada, extendamos la comparación al actual territorio de Castilla y León y veamos como la cosa se equilibra un poco más.

En las provincias de la actual Comunidad Autónoma, en el informe 1.930-60 aparecen datos de 13 observatorios en la Red Principal. En el informe actual de la web de AEMET solo quedan 10 (en fin, es lo que nos pasa a las regiones no-históricas, no contamos ni para albergar termómetros), pues desaparecen Salamanca-ciudad, Burgos-ciudad y Palencia (esta provincia se queda sin ningún observatorio principal, para que luego se quejen, por inexistentes, los de Teruel).

De estos 10 observatorios con datos para ambos periodos, seis son urbanos, así que (como comentábamos para Retiro) es más probable que se vean afectados por el efecto de “isla de calor”. De estos seis, son cuatro los que ven ascender su media (Zamora, cuatro décimas, de 12,3 a 12,7; Valladolid, dos décimas, de 12,1 a 12,3; Soria, una décima, de 10,5 a 10,6 y Segovia, cuatro décimas, de 11,5 11,9), uno se queda igual (Ávila, 10,4) y otro (Ponferrada) desciende (¡cinco! décimas, de 13,1 a 12,6).

Los otros cuatro observatorios se ubican en bases aéreas, por tanto fuera de zona urbana y libres de calentamientos por “isla de calor”. De esos cuatro, uno sube (Burgos-Villafría, dos décimas, de 9,9 a 10,1), uno se queda igual (Valladolid-Villanubla, 11,1) y dos bajan (León, una décima, de 11,0 a 10,9 y Salamanca-Matacán, cinco décimas, de 12,2 a 11,7).

Así, de los diez observatorios considerados, suben cinco, tres bajan y dos se quedan igual (¡eso es afinar!). Curiosamente, la máxima subida es de cuatro décimas y la máxima bajada de cinco décimas. El total de subidas sería de 4+2+1+4+2=13 décimas y el de bajadas de 5+1+5=11 décimas. Eso sí, vaya usted a saber la precisión y calibración (o no) de los instrumentos de medida, y las distorsiones (o no) por efectos de “isla de calor”.

Estimados lectores ¿ustedes ven (en estos datos oficiales) un “calentamiento global” que justifique el gasto de miles de millones que nos espera a los contribuyentes de todo el mundo civilizado? Yo lo único que veo es un sacacuartos global.

Es una opinión personal, claro, para quien quiera formarse la suya propia, aquí tienen los datos del informe del 82 para los observatorios de Castilla y León. Los del periodo 1.970-2.000 ya saben que los tienen en la web de AEMET.