Home Política Chistorras y cantimpalos

Chistorras y cantimpalos

escrito por Germanico 14 octubre, 2009

cantimpaloFederico Jiménez Losantos, hablando hace unos días en su programa matinal de Esradio sobre los diversos chorizos que pueblan nuestra política, comparaba a los populares con las chistorras y a los socialistas con los cantimpalos.

Acierta el turolense al establecer esta analogía, puesto que el tamaño relativo de las respectivas corrupciones es lo que debería centrar nuestra atención como animales políticos que han de optar entre la lucha fraticida o la huida desesperada en unas elecciones que propone dos grandes listas cerradas y varias alternativas menores.

En Libertad Digital.

  • Fernando, nadie habla aquí de que se libren del castigo los ladrones y los corruptos.

    Es cierto Juano, tal como están las cosas en las instiuciones políticas de nuestro país en general y en el PP en particular, las alternativas son desmoralizantes (y desmoralizadas, entendiendo esto como faltas de unos referentes claros de lo que es bueno y malo de forma absoluta, y no según diga la jugada para la toma del poder).

    Genjo, mi hermana estuvo en el PP y descubrió que sus méritos eran nulos para prosperar allí (gran capacidad de trabajo, enorme formación) y que lo único que importaba era “hacer pasillo”. Son estructuras burocráticas con un déspota persa a la cabeza y varios sátrapas.

    Guillermo, la razón de que sepamos tanto de chistorras es que Rubalcaba ha hecho su trabajito sucio y los medios lo han amplificado. Los cantimpalos quedan debidamente ocultos, por ejemplo en el BOE y en los patrimonios declarados de los Menestros y el Presi.

  • Guillermo

    Chorizos hay en todas partes y en todas las épocas, quizá en política, como es muchas veces más fácil robar y mas dificil de demostrar, abunda un poco más que en otras áreas de la sociedad. A mí lo que me preocupa, y creo que sí puede llevar a la ruina a un pais, es cuando la justicia comienza a corrompirse. No se hasta que punto será cierto, pero cada vez hay más sospechas de que el gobierno controla a ciertos jueces, ciertos fiscales y a cierta parte de la policía para que investigue sin fundamentos previos o “acuse” directamente a quién le conviene. Por tanto eso es lo que me inquieta y ojalá me equivoque, ya que ladrones habrá siempre y para eso esta la policía, ahora, el día que el policía ponga las pruebas en casa de un inocente para inculparlo, se acaba la libertad.

  • Genjo

    También acertaba al decir que no hay político que vaya arriba que no se haya corrompido. Corromperse no moralmente, creo yo, sino en el sentido de realizar prácticas irregulares o directamente delictivas.
    Pero el problema de corrupción fundamental, que afecta a los dos grandes partidos, es el de la corrupción de la democracia. Responde a la realidad esa sensación de que nuestro futuro está exclusivamente en manos de dos personas, las que lideran los dos grandes partidos.

  • Juano

    El PP de Rajoy es por filosofía y aspiración un aspirante de PSOE. Salvo por Esperanza Aguirre todo el programa y mensaje del partido difiere en nimiedades del que nos ofrece el gobierno actual. Es patético cuando vemos a los populares intentando emular el agitprop socialista. No deja de ser una muestra de la senda que han decidido seguir para alcanzar el poder renunciando a toda ideología conservadora o liberal. La asimilación de formas ha acabado siendo de fondo. Sin referencia filosófica propia y con el “quítate tú para ponerme yo” como único objetivo es sólo cuestión de tiempo que los pecados y su gravedad acaben siendo exactamente los mismos.

    Tal y como está el patio, creo más positivo el derrumbe del PP que el del PSOE. Si el aspirante sucumbe en su proyecto tenemos la opción de que surja una alternativa. Sin embargo, de desmoronarse el partido en el poder tendrá un digno heredero para seguir la misma línea socialista con pequeños matices diferenciadores. Matices principalmente estéticos que pueden dar otro color, pero que no cambiarán el curso marcado por un socialismo rampante.

    No hay opción política en este país que tocando poder no recurra a la corrupción para financiarse (ni una). Sumemos el crecimiento desmedido del aparato estatal que es fuente natural de corrupción. Añadamos que la mayoría de los políticos son fracasados en el mercado laboral y con una formación académica y cultural al nivel de los concursantes de Gran Hermano… Y así podemos seguir horas enumerando factores que demuestran la podredumbre del sistema y la inviabilidad del mismo.

    El PP lucha sólo por el poder, nada más. Por lo tanto no es solución de nada. Es parte del problema y otro obstáculo para el remedio. Tal vez si deja su espacio teórico liberado pueda surgir un atisbo de alternativa real. A Rajoy sólo le falta ponerse una boina y una camisa del Che Guevara para que ZP le proponga la fusión de los dos partidos y que las fuerzas del orden dejen de darle la lata…

  • Esta vez no estoy de acuerdo con vosotros. Los chorizos son chorizos y ambos desestabilizan el sistema cuando administran España o la mas pequeña CCAA.

    Unos y otros deben rendi cuentas ante la justicia. Unos y otros deben acabar en la prision. Creo muy peligroso ser indulgente ante el delito por simpatias ideologicas.