Home Política Cambio

Cambio

escrito por Germanico 6 agosto, 2009
Shares

A los progresistas les encanta presumir de que van en la vanguardia de todos los grandes cambios de la sociedad. De hecho no dudan demasiado al proclamarse ellos esa vanguardia. La idea de Progreso, tal como ellos la entienden, esto es, aplicada a la política, conlleva la de cambio dirigido y la existencia de fuerzas de progreso que promueven dicho cambio y otras que se les oponen. Desde esa óptica no es difícil incurrir en un maniqueísmo de salón que confiere categoría de “buenos” a los partidarios del Progreso y de “malos” a los que, por uno u otro motivo, no lo son, que pasarían a integrar el conceptualmente manejable grupo de los “reaccionarios”.

El hecho es que los políticos en general y los políticos progresistas en particular han ido a la zaga de los grandes cambios, más que liderándolos. El tiro de gracia del Comunismo llegó con la revolución informática de los ordenadores personales, en los 80, y ahora pretenden poner puertas al campo limitando el ingente tráfico que han generado internet y el resto de tecnologías de la información.

Sigue en Libertad Digital

Shares