Home Miscelánea Lo peor que le puede pasar a un ecoactivista aventurero

Lo peor que le puede pasar a un ecoactivista aventurero

escrito por Ijon Tichy 24 mayo, 2009
Shares

Imaginemos:

– Con el fin de demostrar la viabilidad del transporte marítimo, incluso para alcanzar los más lejanos confines, sin necesidad de consumir combustibles fósiles (ni siquiera como combustible auxiliar) y por tanto, sin emitir CO2, nos embarcamos en un velero dotado de generador eólico, placas solares, etc.

– Zarpamos de Inglaterra rumbo a Groenlandia retransmitiendo vía internet nuestra aventura a 25.000 escolares (el adoctrinamiento, que no falte).

– Cuando apenas hemos comenzado la singladura, nos vemos envueltos en una tormenta que deja el barco en estado lamentable, aparte de cargarse el molinillo y las placas solares.

– La cosa se pone tan, tan, tan fea que lanzamos un SOS a la desesperada.

– El barco más cercano que puede acudir al rescate es…. ¡un petrolero! que debe desviarse 50 millas de su ruta (haceros idea del combustible consumido y el CO2 emitido).

– El petrolero nos rescata y nos lleva a su puerto de destino. Para volver a casa tenemos que ir en avión con la consiguiente emisión de más CO2.

– En resumen: Hemos hecho el papanatas, casi la palmamos y hemos obligado al gasto de grandes cantidades de combustible fósil con sus consiguientes emisiones.

¿Os resulta inverosímil? Bueno, pues ha ocurrido realmente.

(Nótese que el enlace no es de la web del IJM, ni está patrocinado por la Exxon y difícilmente puede ser calificado de “negacionista” y lindezas así)

Shares
10 comentarios
  • (*)

    Desde luego, es ilustrativo, spartan. Yo lo decía por esto (I II).

  • spartan

    (*) Yo conocía el cuento, pero en vez de ser el caballero del rey Arturo, era Arturo de joven. Además era mas largo en su desarrollo.

    Y tenía una moraleja: una mujer, sea fea o guapa, siempre es una bruja.

  • (*)

    Chaucer relata la historia de un caballero del rey Arturo que al volver de una cacería ve una doncella virginal y se pone tan verraco que intenta violarla. Le detienen en el acto, pero la reina Ginebra y sus damiselas le piden a Arturo que en vez de ejecutarlo les deje decidir su castigo. Traga Arturo, y a la cari no se les ocurre más que “perdonar” al caballero peeero sólo si en el plazo de un año vuelve con la respuesta de la pregunta a ver, tontín, ¿qué desean las mujeres?

    Pasó el año y el caballero, desmoralizado, angustiado, topa con una bruja horripilante que le propone chivarle una respuesta con la condición de que él después le haga un favorcito de nada. Entre la espada y la brujez, el caballero jura y se entera de que lo que todas las mujeres desean es mandar, fastidiar a sus maridos y salirse con la suya.

    El caballero es absuelto por la reina Ginebra, pero ahora la bruja le exige que haga honor a su juramento …y se case con ella. La noche de la boda, el justiciero de las mujeres yace con la armadura puesta y aterrorizado en el tálamo mientras la bruja, muerta de risa, le da otras dos alternativas: puede aceptarla fea como es, y tener una esposa fiel y obediente, o recibirla transformada en una joven hermosísima que le dará los días de Jesucristo. El caballero medita largo tiempo y finalmente…

    finalmente…

    …no elige ninguna de las dos. Es en ese momento cuando la bruja se transforma en una hermosa joven que también es fiel y obediente.

    Una pena que sea sólo un cuento.

  • Currela

    Querido Ijon,
    Muy tendencioso tu hilo. Muy tendencioso. Voy pues a añadir todos los datos que de forma artera omites:
    La expedición tenía el claro objetivo de demostrar que el transporte marítimo sostenible (sin emisiones de CO2) era posible. Si esta expedición tenía éxito (y es claro que contando con dos fuentes de energía ecológica independiente acabaría teniéndolo), no podría hurtarse a la opinión pública mundial el hecho de lo irresponsable de seguir quemando combustibles fósiles como medio de propulsión en el transporte marítimo mundial. Antes esta amenaza inminente, las petroleras se pusieron inmediatamante a preparar un contraataque contundente contra la eco-expedición. Tras múltiples estrategias, decidieron que, en cualquier caso, habría que hacer las cosas para que “pareciera un accidente” y no se las pudiera implicar en modo alguno. Cuando la eco-expedición indicó que quería atravesar el Atlántico Norte, lugar de fuertes y frecuentes tormentas, las petroleras vieron su oportunidad: contrataron inmediatamente un temporal de fuerza 12 y dispusieron un super-petrolero en tránsito tras la frágil embarcación de los ecologistas y empezaron a preparar la campaña mediática posterior. Cuando el temporal hizo el trabajo sucio, el superpetrolero (que llevaba días tras la estela de la embarcación verde, siguiéndola) apareció como estaba previsto, rescató a los eco-exploradores con gran despliegue mediático (el tema ha aparecido en las portadas de todos los periódicos del planeta) y la amenaza ante el hecho de dejar de usar el petróleo para el transporte marítimo ha sido anulada, como estaba previsto. La industria pesada y petrolera, de nuevo, ha vencido la batalla y los que han osado siquiera perjudicar mínimamente sus inmensos intereses económicos han quedado vilipendiados y ridiculizados.
    Por cierto ¿qué fue de la embarcación?¿se hundió?¿se puede demandar a los eco-expedicionarios por delito ecológico por contaminación del mar?¿hacemos el inventario de los residuos tóxicos que llevaba la malograda embarcación abordo?.
    Todavía no he parado de reir; qué bueno para la mañana del lunes, joder, qué bueno.
    Saludos,

  • Espectador

    El ecologismo extremo ha reemplazado al fracasado marxismo como ideología irracional y destructiva.

    Deciden a priori cómo debería ser el Mundo, y a partir de ahí son impermeables a la realidad. Cuando alguno de sus creyentes empieza a tener dudas, lo purgan en el mejor estilo Estalinista o Maoista. De momento no lo envían a un campo de exterminio, pero hacen lo posible por que sus opiniones sean silenciadas; totalitarismo puro y duro.

    Sustituyen los argumentos por insultos, llamando Negacionistas a los que no ven las cosas tan claras como ellos, igual que los añejos progres llaman Fascistas o Nazis a cualquiera que discrepa, olvidando por cierto que los nazis se declaraban Nacional-SOCIALISTAS (no Nacional-Liberales o Nacional-Conservadores) y que el Duce procedía del Socialismo Italiano.

    El Socialismo está en la base de la mayoría de las aberraciones políticas del siglo XX, y muchos ecologistas extremos son hijos bastardos suyos. No es pues de extrañar que sean tan buenos compañeros de cama: repásense las últimas declaraciones del iluminado Zapatero sobre la Sostenibilidad, la Sostenibilidad de la Subvención y el Clientelismo Caciquil supongo, en la región con más paro de España.

  • JFM

    Y para mas inri de todos los navios existentes el que acude al rescate no es un barco cargado de café “justo” (la segunda gran estafa del siglo) sino que es un petrolero

    No dejemos tampoco de observar como el malvado capitan vendido al oro de Exon acude raudo a salvar al noble ecologista a pesar de que este quiere dejarlo sin empleo.

  • spartan

    Supongo que llevarían también instalado en la boca un reductor catalítico para el CO2 de la respiración (no se si se llama así, el catalítico es para los NOx).

    Que seguro que habrá caído en el mar, y se lo habrá tragado Nemo. Que cabrones.

  • INCREIBLE

  • Geralt

    Aaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me meo!!!!!!!!!!!!!! Buenísimo!!!!

  • Malinche

    Cómo no admirar la sostenibilidad de la empresa, una turbina eólica para poder prepararse una tacita de café ecológico y de comercio justo mientras en el exterior ruge el mar embravecido, no pudo ser esta vez pero ya vendrán nuevas singladuras HASTA LA BICTORIA SIEMPRE!!!!