Home Ciencia Reciprocidad fuerte (entrevista a Herbert Gintis)

Reciprocidad fuerte (entrevista a Herbert Gintis)

escrito por Antonio Gimeno 26 febrero, 2009

Cooperamos por el mismo motivo que copulamos … porque [cooperar] nos hace sentir bien. Lo dice Michael Shermer en su último libro, “The Mind of the Market“. Y aunque prosaico en su formulación, el razonamiento tiene el mismo eco darwinista que otras características inmediatas de nuestro comportamiento. Al fin y al cabo los humanos somos moralistas instintivos, capaces de confiar y transmitir confianza; dotados de una memoria especializada en fichar a quienes tratan de jugárnosla, nos damos a los demás siempre que el coste no sea excesivo, con la esperanza de que en el futuro el favor nos sea devuelto. Es un altruismo de medio pelo, mutualismo de corto alcance y, en el fondo, egoista. El altruismo recíproco es una manifestación débil de una generosidad social bien arraigada en nuestra compleja naturaleza humana. Algo que ya apuntara Adam Smith en “La teoría de los sentimientos morales”, cuando “subrayó la preocupación de todos los seres humanos por la suerte del prójimo, y explicó cómo ese proceso de ‘simpatía’ da lugar a principios morales y preceptos legales imprescindibles para la convivencia en paz y libertad”. Como nos recuerda el doctor Rodriguez Braun,

[el] pensamiento económico de Adam Smith, por tanto, es muy distinto del que vulgarmente se le supone, y difiere también de la ortodoxia económica ulterior, la teoría neoclásica, porque no enfatiza una asignación de recursos técnica a cargo de un homo economicus abstracto sino las condiciones concretas del crecimiento económico, condiciones históricas, institucionales, imperfectas y constreñidas por pautas morales y jurídicas.

Unas pautas que economistas conductuales, como Herbert Gintis, intentan dilucidar con un enfoque multidisciplinar que se apoya en la teoría evolutiva de juegos y en un modelo de selección multinivel con el que desarrollan el concepto de “reciprocidad fuerte”, una característica de la coevolución genética y cultural que explicaría, entre otras cosas, nuestra adhesión voluntaria a un sistema de redistribución de la riqueza como es el moderno estado del bienestar.

El profesor Gintis es doctor en Economía y licenciado en Matemáticas por la Universidad de Harvard. Profesor emérito de economía en la Universidad de Massachussets, actualmente asiste como profesor visitante en el Santa Fe Institute y es profesor en la Central European University, en Budapest. Es autor de un sinfín de publicaciones (consultar su CV) y, me atrevo a decir, reseñador compulsivo en Amazon. Las dos caras de Adam Smith están detrás del título del último libro publicado en el que el profesor Gintis participa como editor: “Moral Sentiments and Material Interests”.

Ha tenido la amabilidad de contestar brevemente a nuestras preguntas.

En inglés:

1. How we became strong reciprocicators?
Strong reciprocator behavior evolved through what is called gene-culture coevolution (genes affect culture and then culture affects genes) and multi-level selection (hunter-gatherer groups that had lots of SR types out-competed those who did not).

2. What’s wrong with homo economicus? And with homo sociologicus?
Homo economicus assumes people are self-regarding, but people are often other-regarding.
Homo sociologicus assmes people do not take costs of being altruistic into account, but in fact they do.

3. So, is strong reciprocity an example of what David Sloan Wilson calls “multilevel selection” to explain adaptive groupings?
Yes.

4. What do you think about memetics? Is it really useful to explain gene-culture coevolution?
No. Memetics is just pop sociology. I has no theory at all.

5.-Is there a darwiniam left (or right)? Not long ago leftist academia rejected Darwinism. Now they defend it against the creationists threat. I’m thinking about Richard Dawkins example. First it was an enemy, now is a hero (or just a useful companion) … Is science another victim of partisan politics?
Truth is neither left or right. It just is. Responsible political beings do not choose what scientific theories to believe according to whether it suits their ideologies. Of course, there are pathological cases in which people do (e.g., Lysenko in the USSR), but these will vacillate over time with political expediency.

6.Well, admitting that we humans are strong reciprocicators, does it mean that we are willing to pay taxes for the common good or just because we fear the coercitive State ?
The former. People pay taxes willingly when they think (a) the taxes are fair, (b) the money is put to good use, and (c) the free-riders eventually get caught with high probability.

7. Like a libertarian I don’t want to pay taxes (I do)… but, like a socially sensitive person I understand your point and, I have to say, I use to help to other people whenever I’ve the oportunity (time and/or money). So, I don’t think I were a free-rider but someone who knows how his money is wasted and want to control it as much as possible. Do strong reciprocity needs a coercitive State?
Yes. Because there will always be free riders and only the state knows who contributed and who did not. In a small group SR can handle free-riders, but not in a large, anonymous society.

8. Do you know Michael Taylor anarchocomunitarism?
Yes. It only works with small groups.

9. Obviously US Constitution is not a spontaneous institution, actually it was designed by people who really belived in spontaneus order … I think most of them were the heirs of the Scottish Enlighment. What do they know about human nature to be so confident about the evolution of his intelectual creature?
NegritaI think they learned a lot from experience and their knowledge of history. The US constitution is pretty

10.What are you working on now? What is your highest intellectual challenge? What is the mystery you would dream to uncover?
I am working on the unification of the various behavioral sciences.
My framework for unification includes five conceptual units: (a) gene-culture coevolution; (b) the socio-psychological theory of norms; (c) game theory, (d) the rational actor model; and (e) complexity theory. Gene-culture coevolution comes from the biological theory of social organization (sociobiology), and is foundational because Homo sapiens is an evolved, biological, highly social, species. The socio-psychological theory of norms includes fundamental insights from sociology that apply to all forms of human social organization, from hunter-gatherer to advanced technological societies. These societies are the product of gene-culture coevolution, but have emergent properties, including social norms and their psychological correlates, that cannot be derived analytically from lower-level constructs.

En castellano:

1. ¿Cómo nos convertimos en “strong reciprocicators” (SR, en adelante … no le veo traducción, fráncamente)?
El comportamiento SR evolucionó a través de los que se ha llamado coevolución genetico-cultural (los genes afectan a la cultura y la cultura afecta a los genes) y de la selección multinivel (los grupos de cazadores-recolectores que contaban con muchos SR superaron a aquellos que no los tenían).

2. ¿Por qué no es correcto el concepto de homo economicus? ¿Y el de homo sociologicus?
El [concepto de] homo economicus asume que la gente sólo actua por propio interés, sin embargo en muchas ocasiones lo hace por el interés de otros.
El [concepto de] homo sociologicus asume que la gente no tiene en cuenta los costes de su altruismo cuando en realidad si lo hace.

3. Por lo tanto, la “reciprocidad fuerte” ¿es un ejemplo de lo que David Sloan Wilson llama “selección multilevel” para explicar la adaptación de agrupaciones?.
Sí.

4. ¿Qué piensa sobre la memética? ¿Es útil para explicar la evolución genético-cultural?
No. La memética es sociología pop. No tengo una teoría al respecto.

5.- ¿Hay una izquierda darwinista (o una derecha) Hasta hace no mucho la academia izquierdista rechazaba el Darwinismo. Ahoro lo defienden frente a la amenaza creacionista. Pienso en Richard Dawkins. Primero era un enemigo, ahora es un héroe (o un compañero útil) …. ¿Es la ciencia un víctima de la política?
La verdad no es de izquierdas ni de derechas. Los seres políticos responsables no eligen que teorías científicas creer según encajen en sus ideologías. Por supuesto hay casos patológicos en los que la gente lo hace (por ejemplo Lysenko en la URSS), pero éstos vacilarán con el tiempo según su conveniencia política.

6.Bien, admitiendo que los humanos somos SR, ¿significa que estamos deseando pagar impuestos por el bien común o porque tememos al Estado coercitivo?
Lo primero. La gente paga impuestos con gusto cuando creen que (a) son justos (b) el dinero se emplea en buenos usos (c) se atrapa a los aprovechados con mucha probabilidad.

7. Como liberal yo no quiero pagar impuestos (lo hago) … pero, como persona sensible entiendo lo que planteas y, debo decir, suelo ayudar a otras personas cuando tengo la oportunidad (tiempo y/o dinero). Así que no creo ser un aprovechado si no alquien que sabe de qué manera se está derrochando su dinero y que quisiera controlarlo lo más posible. ¿Necesita la “reciprocidad fuerte” un estado coercitivo?
Si. Porque siempre habrá aprovechados y sólo el estado sabe quien contribuye y quien no. En pequeños grupos se pueden manejar los aprovechados , pero no en grandes, anónimas sociedades.

8. ¿Conoces el anarco-comunitarismo de Michael Taylor?
Sí. Sólo funciona con pequeños grupos.

9. Obviamente la Constitución de los Estados Unidos no es un institución espontánea, de hecho, la diseñaron personas que creian en el orden espontáneo. Creo que la mayoría de ellos eran herederos de la Ilustración Escocesa. ¿Qué sabían sobre la naturaleza humana que les hizo confiar en la evolución de su criatura intelectual?
Creo que aprendieron mucho de la experiencia y de su conocimiento de la historia. La Constitución de los Estados Unidos es bella.

10.¿En qué está trabajando? ¿Cuál es su mayor reto intelectual? ¿Qué misterio es el que sueña desvelar?
Trabajo en la unificación de las diversas ciencias del comportamiento. Mi marco para la unificación incluye cinco unidades conceptuales: (a) coevolución genético-cultural; (b) la teoría socio-psicológica de las normas (c) teoría de juegos, (d) el modelo del actor racional; y (e) teoría de la complejidad. La coevolución genetico-cultural viene de la teoría biológica de la organización social (sociobiología), y es fundamental porque el Homo sapiens es una especie evolucionada biológica y altamente social. La teoría socio-psicológica de las normas incluye observaciones fundamentales de la sociología que se aplican todas las formas de organización social humana, desde los cazadores recolectores hasta sociedades avanzadas técnicamente. Estas sociedades son el producto de la evolución genético-cultural, pero tienen propiedades emergentes , incluyendo normas sociales y sus correlatos psicológicos que no pueden derivarse analíticamente a partir de construcciones de más bajo nivel.

  • Coincido con lo de “poder y miedo”, pero también con el hecho de que todas esas tendencias intrínsecas como la “cooperación” y sin duda heredadas por “evolución” se manifiestan dentro de los límites del GRUPO: es el propio grupo al que se considera el “verdadero” represntante de “toda la humanidad”, los otros son “aliens” que en todo caso molestan o deben servir al grupo una vez que domine (poder) e instaure “el miedo”. Claro que nos satisface “cooperar” como “copular”, pero con los “pares” (en general del sexo opuesto): hay muchos miembros de grupos que rechazan copular con miembros de otro (pijos vs vagabundos; nazis vs judíos; intelectuales con analfabetos; racionallistas vs adoradores de Alá; etc., aunque sin duda haya exepciones porcentalmente bajas: obvio, ¡a veces se encuentra uno con cada “belleza irresistible”…!)

    Saludos.

  • Antonio, que estés aquí nos hace mejores, nos hace más fuertes

  • Germánico: como ya he consumido varios megas de mi cuenta de gmail agradeciéndote la oportunidad de participar en la entrevistas sólo añadiré que espero corresponder con la constancia que esta casa y LNIE merecen. Muchas gracias (no me he resistido).

    Luis: me siento un pequeño grumete en uno de los buques insignia de la cosa blogosférica. Muchas gracias por la oportunidad y por DE, que es un lujo que cada día me puedo permitir !

  • Rojirigo

    Somos seres sociales, dependientes unos de otros y aunque a veces no queramos admitirlo el mal de otros es mal para mi, una persona egoista niega lo que es, niega la influencia de otros sobre él y nuestra dependencia social. Somos un sistema que genera constantemente necesidades mas y mas especificas. Empezando como familia obtenemos beneficios y bienestar, de la misma forma con nuestros semejantes, y aun mas cuando compartimos recursos, objetivos, y nuevas necesidades dentro de una sociedad. Actualmente estamos en una aldea global, nos comunicamos todos con todos (En cierta medida) nuestras necesidades, recursos y definicion de bienestar es muy parecida, compartimos mucho y reconocemos facilmente que el bien de mis semejantes me da placer y bienestar por que es mi bien y las nuevas necesidades que me otorgan, los otros y la sociedad se ve en cierta manera satisfecha con altruismo.
    En el caso que el calentamiento global sea demostrado satisfactoriamente y ademas alternativas para combatirlo nos da placer y felicidad poder hacer algo por los demas combatiendolo, no necesariamente pensando en uno mismo pero en una forma (a mi manera de ver) mas primitiva e instintiva buscando mi propia satisfacción. Pero claro que tenemos ideas que han evolucionado con respecto a esta necesidad-beneficio, generando principios y pautas morales que situan el altruismo en ambitos menos materialistas y mas trasendentales, pero el aspecto simple me parece lógico.
    La aparición de agentes reguladores como el estado me parece lo mas natural teniendo en cuenta que todo sistema cibernetico debe tener mecanismos optimos de toma de decisiones, los cuales requieren centralización y no hablo de dictaduras, ni totalitarismo, hablo de entes de control democraticos, identificando la dependencia de todos con todos, satisfacciendo nuestras necesidades comunes como un sistema llamado sociedad que busca bienestar y autosatisfacerse. El error muchas veces es la limitacion autoimpuesta a la hora de definir nuestras responsabilidades como parte del sistema, y el no reconocer a otras sociedades como partes de una misma macrosociedad, o tambien negar la realidad del individuo, (por que la sociedad no puede existir si no existen individuos, o por lo menos no una optima que genere bienestar, y satisfaga nuestras crecientes necesidades) pero siento que poco a poco estamos dirijiendonos en ese camino en el cual, los actuales limites geograficos, religiosos, culturales e ideiologicos no signifiquen las trabas que son actualmente para un altruismo global.
    Poder y miedo son pasos en falso de la experimentación de ente de control que resultan adictivos, pero dañan al sistema y por lo mismo deterioran su funcionamiento pues se pierden los dos unicos principios
    bienestar individuo – bienestar sociedad, no siempre son compatibles aunque esten intrinsicamente ligados, pero la educación responsable, la democracia, el no miedo, si no la libertad de expresión y voz, van mejorando esta compatibilidad poco a poco. es complicado mantener esta relacion equilibrada pero tengo fe en que la humanidad lo lograra.
    Repito como muchas veces e dicho, puedo cambiar de opinion pues no se casi nada de la vida y he dicho muchas babosadas en mi vida, simplemente expongo parte de mi pensamiento que me parece simple y logico.

  • JFM

    Como liberal, no ancap, soy consciente de que hay ciertos servicios que no pueden ser asumidos por la incitaiva privada. Est se dá cuando el beneficio por el servicio es obtenido automoticamente se hay pagado o n&oacute. Un ejemplo sería un embalse para canalizar un río que inunda periodicamente una comarca. Puesto, que en caso de que sea realizado el beneficio es automoatico se pague o nó y en ese caso la decision racional es no pagar. Si un empresario privado, aun suponiendo que posea las parcelas donde se van a realizar las obras, decidiese acometer la tarea por propia iniciativa se encontraria con que pese a que todo el mundo admite que la obra es necesaria, nadie accepta pagar por ese servicio, y menos tras ver que el vecino (y posiblemente competidor) no ha pagado lo cual incrementa el costo para los tontos que pagan. Este es pués un caso de manual para que la decision de emprender las obras esté a cargo de una entidad con el poder de obligar a los vecinos a pagar por su financiacion. Notemos que este caso es diferente del de la comunidad de vecinos de un inmueble ya que estos son coposeedores de las partes comunes del inmueble y como tales tienen una responabilidad en su mantenimiento y estan automaticamente ligados por las decisiones de la asamblea. En el caso del embalse son propiedades independientes y la formula asociativa de la comunidad de vecinos no funciona ya que los habitantes de la comarca inundable simplemente se darian de baja de la asociacion para beneficiar del embalse sin pagar.
    La unica formula que funciona es la del organismo publico o semi-publico. Esto no quiere decir necesariamente el Estado. Si seguimos la logica de Adam Smith no deberia pagar la Nacion entera sino solo los beneficiados por la obra, lo que de paso evitaria realizar un embalse de X millones si el beneficio obtenido es solo de X/10 millones. Hé aqui sin embargo un caso de algo beneficioso que es imposible o practicamente imposible relaizar sin recurrir a los impuestos y en la que digan lo que digan los del Juan de Mariana, en el caso de que el beneficio a la comarca de la construccion del embalse sea superior a su coste, un organismo publico ha generado riqueza.

    Y en ese caso prefiero pagar el embalse mediante mis impuestos que ver mis tierras inundadas ańo trás año porque nadie quiereser el tonto que ha pagado por si solo o casi (asumiendo que alguien pueda pagar por si solo) algo que beneficia a todos.

  • No seré yo quien te diga que tiene la misma fuerza el pegamento que nos une a la humanidad que el que nos une a un hijo, pongamos por caso. En eso el citado Adam Smith fue muy perspicaz, hablando de círculos concéntricos que parten del ego y van hacia afuera. Es un tema tratado por muchos filósofos morales, entre otros el progre feliz Singer. El caso es que en esto me siento más cerca de lo que una vez le oí a Memetic Warrior, complementario con lo dicho por Smith: en la medida en que tengamos las necesidades cubiertas se amplía el círculo de altruismo, nos sentimos más benévolos con extraños y amamos con mayor fuerza a la humanidad, esa tantas veces solemne abstracción del gusto de colectivistas de toda laya.

  • Antonio, no he querido ser el primero en darte la bienvenida porque el mérito de que estés aquí compartiendo con nosotros el blog es de Germánico.
    Bienvenido a esta tu casa!

    Germánico, no soy tan optimista. Creo que ese pegamento del que hablas se reduce a dos palabras: poder y miedo.

  • El altruismo fuerte es el más difícil de explicar desde una óptica evolucionista, pero es algo a lo que tendemos muchos de nosotros bajo determinadas circunstancias (en este rasgo conductual hay variación, como es natural). Si hemos sido capaces de construir civilizaciones y, mal que bien, mantenerlas (con altibajos bastante notables, guerras, genocidios etc etc), algún tipo de pegamento natural que nos una siquiera levemente a los extraños, a aquellos que no son familia ni parte de un grupo reducido de fraternidad y/o intereses, tiene que haber habido.

    Me alegro que te hayas estrenado en LNIE y en DE, Antonio. Los lectores lo agradecerán.