Home Economía Dinero contraproducente para la lucha contra el desempleo

Dinero contraproducente para la lucha contra el desempleo

escrito por Burrhus el elefante neocon 25 febrero, 2009

Se han publicado en el BOE de ayer todas las ayudas al desempleo que el Estado va a repartir entre las Comunidades Autónomas. Los datos son tan escandalosos que cuesta incluso escribirlos. Es mejor copiar y pegar.

A continuación detallo las cantidades que se dedican a la contratación de desempleados a través de organismos e instituciones sin fines de lucro:

Andalucía: 26.203.180 €.

Aragón: 2.161.515 €.

Asturias: 3.290.687 €.

Baleares: 1.748.985 €.

Canarias: 6.105.307 €.

Cantabria: 1.319.682 €.

Castilla La Mancha: 4.735.858 €.

Castilla y León: 6.105.427 €.

Cataluña: 13.412.222 €.

Comunidad Valenciana: 8.933.647 €.

Extremadura: 4.213.893 €.

Galicia:9.122.628 €.

Madrid: 12.563.423 €.

Murcia: 2.275.888 €.

Navarra: 1.105.523 €.

La Rioja: 476.965 €.

Total: 103.774.830€.

Comentario: 26 millones de euros en Andalucía. Cataluña, la siguiente, recibe algo más de la mitad, y eso que la diferencia es de apenas un millón de habitantes. Estos datos no citan lo que se lleva el País Vasco, seguramente porque esas competencias ya las tiene transferidas.

Veamos ahora el dineral que van a invertir para que los ayuntamientos contraten gente temporalmente.

Andalucía: 0 €.

Aragón: 9.162.867 €.

Asturias: 11.243.301 €.

Baleares: 5.751.324 €.

Canarias: 22.398.232 €.

Cantabria: 5.163.088 €.

Castilla La Mancha: 21.672.475 €.

Castilla y León: 21.746.596 €.

Cataluña: 46.176.529 €.

Comunidad Valenciana: 32.668.412 €.

Extremadura: 0 €.

Galicia: 34.172.906 €.

Madrid: 43.706.303 €.

Murcia: 9.481.022 €.

Navarra: 4.042.827 €.

La Rioja: 1.701.788 €.

Total: 269.087.670 €.

Comentario: No aparecen ni Andalucía ni Extremadura. Pero se va una pasta en esta chorrada dos veces y media por encima. Cataluña es la Comunidad que más se lleva, seguida muy de cerca por Madrid.

Analicemos ahora la pasta que se van a gastar en Escuelas Taller, Casas de Oficios y Talleres de Empleo:

Andalucía: 164.241.535 €. (No, no he tomado mal el dato, ni estoy borracho.)

Aragón: 8.486.889 €.

Asturias: 13.568.136 €.

Baleares: 6.304.287 €.

Canarias: 26.851.884 €.

Cantabria: 5.295.843 €.

Castilla La Mancha: 20.100.765 €.

Castilla y León: 24.704.581 €.

Cataluña: 62.317.433 €.

Comunidad Valenciana: 40.139.747 €.

Extremadura: 26.040.682 €.

Galicia: 37.700.216 €.

Madrid: 48.444.897 €.

Murcia: 10.478.028 €.

Navarra: 4.258.606 €.

La Rioja: 1.826.101 €.

Total: 500.759.630 €.

Comentario: 500 millones de euros. Que se teclea rápido. Y la mayor tajada se la lleva Andalucía, con diferencia. Consigue más del doble que el segundo en la lista.

El BOE es tan largo que asusta. A continuación, y sólo por simplificar, voy a coger las razones por las cuales el Estado va a coger nuestra pasta y los totales.

Para “la concesión directa de determinadas subvenciones en los ámbitos del empleo y de la formación profesional ocupacional”: 100.668.090 €.

Para “el fomento de desarrollo local e impulso de los proyectos y empresas calificadas como I + E”: 45.900.000 €.

Para la “promoción del empleo autónomo, cooperativas y sociedades laborales”: 80.297.650 €. [Nota: En realidad, asciende a 90.507.300 €, pero 10.209.650 € se destinan a la “promoción de la actividad de Sociedades de Cooperativas y Sociedades Laborales”.]

Para “capitalizantes prestaciones desempleo modalidad pago único”: 10.200.000 €. No me pregunten qué significa. Pero tiene pinta de ser para que la gente cobre algo.

En “la concesión de subvenciones para la realización de acciones de orientación profesional para el empleo y asistencia para el autoempleo”: 90.540.170 €.

En “la puesta en práctica de programas experimentales en materia de empleo”: 37.829.510 €.

En “subvenciones para fomentar el empleo indefinido de las personas con discapacidad, incluidas las correspondientes a enclaves laborales y ayudas al empleo con apoyo”: 75.488.690 €.

En “ayudas y subvenciones para la integración laboral de las personas con discapacidad en centros especiales de empleo, incluidas las correspondientes a las unidades de apoyo para el ajuste personal y social”: 192.008.970 €. [No, no me he repetido. Es que es una subvención distinta.]

Para “acciones de formación profesional dirigidas prioritariamente a los trabajadores desempleados”: 836.488.610 €. [Como nota, diré que Andalucía se lleva la cuarta parte, más de 200 millones de euros.]

A “iniciativas de formación profesional dirigidas prioritariamente a los trabajadores ocupados”: 386.261.960 €.

Para la modernización de “servicios públicos de empleo”: 89.810.070 €.

Bien. Creo que está todo. Van a disculparme, pero son tantas subvenciones que con el corta y pega uno a veces comete errores y la pifia. Con la tabla de Excel, lo he sumado todo, y me sale por… (redoble de tambores) 2.829.325.500 euros. Descuiden. Esto no es tan escandaloso. Cada habitante de este país (cogiendo los 46 millones de habitantes toda la vida) sale a 61,50€ por cabeza.

No se preocupen, nos sobra el dinero. Salvo el dinero para discapacitados, cosa que no me hace demasiada gracia pero que respetaremos para no ganarnos más enemigos, el resto de dinero podría mantenerse perfectamente en el bolsillo de los contribuyentes. En cualquier país mínimamente sensato y que tenga alguna noción de economía, claro.

El problema no es la demanda de empleo. El problema es la oferta de empleo, que en estos tiempos está realmente limitada. Esta oferta está muy reducida porque nadie compra, todos intentan gastar lo menos posible y ahorrar el máximo. ¿Qué ocurrirá si el plan tiene éxito? Pues que las empresas seguirán sin responder a la demanda de sus servicios, pero ahora tendrán que despedir a más trabajadores. Y hay otro error más grave. Fijaos en que todas las medidas están pensadas desde el que demanda empleo… no desde el que lo oferta. Es decir, el gobierno puede seguir gastando dinerales en puestos de trabajo que no se demandan, ni en el tipo de trabajo ni en la cantidad del mismo.

En mi opinión, se lo podían haber ahorrado.