La religión explicada por un mono

El vídeo hace relación al cristianismo, pero no es difícil extender la caricatura a cualquier otra religión, verdad?

Pues no, no se les ocurra hacer lo mismo con el islamismo. Rápidamente surgirían protestas en todo el mundo, manifestaciones, llamamientos al respeto de las creencias de millones de seres humanos (como si los cristianos no tuviesen creencias o no fuesen millones), declaraciones oficiales de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, Pepe Blanco y el arzobispo de Canterbury. El resultado sería la persecución o la censura.

Sólo hay una vía: su humor ha de ser tan inteligente que las mentes dogmatizadas y adormecidas por los cantos de los imanes no se den cuenta de que esta haciendo un chiste:

jesusandmo2009_01_16.jpg

Copyright: Jesus&Mo

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. Ser uno mismo capaz de identificar y reconocer los propios errores. Darse cuenta que mantenerse en estado contínuo de aprendizaje es un paso esencial para garantizar la propia libertad. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

Latest posts by Luis I. Gómez (see all)

3 Comentarios

  • Es posible que la visión del mundo de los demás resulte tan irreal y deforme que no se sienta válida como referente, a lo que no hay derecho es a encontrarla enfermiza y ridiculizarla desde la propia experiencia.

    La capacidad de entrar neutral y sanamente supuestos mundos ajenos y hacerse cargo de ellos y valorarlos en positivo y ver lo que podría ser una conducta sana y creativa en esos supuestos, eso es pensar.

    Pensar, se piensa sesgadamente y más bien poco, y por esos los sistemas y los discursitos caducan tan pronto, porque parecen monólogos de cliente obsesivo en la peluquería, dominado por algún prejuicio polémico o alguna fobia.

    Ni hay diálogo entre ateos, agnósticos y creyentes, hay narcisismo y agresividad larvada en suficiencia: “tolerancia”.

    Y algunos, ahora y a lo largo de toda la historia, dan muestras de poca sabiduría.